SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.14 issue5Data collection in clinical-qualitative research: use of non-directed interviews with open-ended questions by health professionals author indexsubject indexarticles search
Home Pagealphabetic serial listing  

Services on Demand

Journal

Article

Indicators

Related links

Share


Revista Latino-Americana de Enfermagem

On-line version ISSN 1518-8345

Rev. Latino-Am. Enfermagem vol.14 no.5 Ribeirão Preto Sept./Oct. 2006

http://dx.doi.org/10.1590/S0104-11692006000500026 

ARTÍCULO ORIGINALES

 

Los aspectos históricos y sociales de halitosis

 

 

Marina Sá EliasI; Maria das Graças Carvalho FerrianiII

ICirujano-Dentista, Estudiante de Doctorado en Enfermería y Salud Pública
IIDoctor en Enfermería, Profesora Titular. Escuela de Enfermería de Ribeirão Preto de la Universidad de São Paulo, Centro Colaborador de la OMS para el desarrollo de la investigación en enfermería

 

 


RESUMEN

Los olores bucales siempre han sido un factor de preocupación para la sociedad, y ellos todavía son ahora. El objetivo de este estudio es hacer una base histórica y social en la halitosis. Fue efectuada una investigación sistematizada en la base de datos BVS (biblioteca virtual em saúde - la biblioteca virtual en salud) y también en los libros. La ignorancia en cómo prevenir la halitosis permite su ocurrencia, que limita la calidad de vida. Siendo las relaciones sociales uno de los pilares del concepto de calidad de vida, es necesario considerar la halitosis un factor de interferencia negativa. La educación en salud se debe llevar a cabo buscando un equilibrio dinámico, involucrando los aspectos físicos y psicológicos del ser humano, así como sus interacciones sociales, para que los individuos no se vuelvan rompecabezas de partes enfermas.

Descriptores: halitosis; historia; educación en salud


 

 

INTRODUCCIÓN

El mal aliento o halitosis es el olor fétido emanado por la boca, o por las cavidades nasales o aún por los senos de la cara y faringe. La etiología en 90% de los casos está localizada en la boca, y puede ser atribuida a: caries dental, enfermedad periodontal, infecciones orales y principalmente saburra lingual(1-2). Por el hecho de la saburra no ser contagiosa, se torna común que dentro de una pareja, sea apenas uno de ellos el que presente aliento desagradable, al punto de incomodar el otro.

El olfato, así como la visión, es susceptible a gran adaptación. En la primera exposición a un olor muy fuerte, la sensación puede ser muy intensa, pero dentro de un minuto, casi no será sentido. De esta forma los individuos son incapaces de mesurar su propia halitosis(3).

El presente estudio tiene por objetivo realizar una revisión histórica y social sobre la halitosis. Para lo cual, fue organizada una búsqueda sistematizada, donde fueron seleccionados artículos nacionales e internacionales por medio de la base de datos BVS (Biblioteca Virtual en Salud) así como libros referentes al tema. La relevancia dada a este asunto se presenta, una vez que la presencia de halitosis puede afectar completamente la calidad de vida.

 

HISTÓRICO

Los olores son pistas esenciales en la creación y conservación de vínculos sociales, pues estan impregnados de valores culturales.

El problema de halitosis es relatado hace muchos años, existiendo referencias desde 1550 a.C., aún en papiros, y también de Hipócrates quien decía que todo joven debía tener un aliento agradable, teniendo cuidado de siempre lavar su boca con vino, anís y semillas de hinojo(4).

Los romanos utilizaban mecanismos para enmascarar el problema de halitosis, con pastillas perfumadas, masticando hojas y tallos de plantas. Tener un aliento con fragancia en la Antigüedad era exhalar la dulzura de la vida y prueba de pureza del alma de una persona. Ya en el cristianismo, el supremo olor maligno emitido por el diablo tenia olor de azufre, y aún presumía que los pecados emitían mal olor, en menor o mayor grado(5). Asociación compleja, pues muchas veces el olor predominante en la halitosis es el de azufre.

En las excavaciones arqueológicas realizadas en depósitos de basura provenientes del siglo XIX, fueron encontrados envases en piedra con pos-dentríficos. Anuncios de la época consideraban las propiedades de los "pos-dentríficos chinos", "elixires dentríficos", "opiáceos dentríficos", confirmando un especial interés por la eliminación del mal aliento y por el aseo de boca(6).

En el transcurso del siglo XIX, las eliminaciones resultantes de la actividad interna del cuerpo que, en momentos anteriores fueran relativamente toleradas, se volvieron insoportables. La ideología de higienización forzó para una completa domesticación de los olores y productos resultados de los procesos metabólicos. Surgió una nueva etiqueta corporal cuya palabra de orden pasó a ser la descripción(6).

Otro ejemplo viene de Talmude, de hace dos mil años atrás, al relatar que frente a algunas condiciones, como, por ejemplo, el mal olor de uno de los compañeros, existe la posibilidad de deshacer legalmente el matrimonio, el Ketuba(2).

Un tratado de la literatura islámica del año 850 trata de la odontología refiriéndose al tratamiento del aliento fétido. Mencionando como recomendación el uso de siwak*, cuando el aliento cambiase o cada vez que se levantase de la cama(7). Recomendación probablemente direccionada para minimizar el olor de la halitosis matinal o fisiológica.

Los hindus consideran a la boca como puerta de entrada del cuerpo, por tanto, se insiste en mantenerla limpia, principalmente antes de las oraciones. El ritual no se limita a cepillarse los dientes sino también a cepillarse la lengua con un instrumento especial así como enjuagues bucales. Los monjes budistas en el Japón también preconizan el cepillado de dientes y el cepillado de la lengua, antes de las primeras oraciones matinales(7). Es interesante resaltar que la higiene oral complementada por la limpieza de la lengua ya era realizada hace muchos años y, por tanto, esta práctica de limpieza además de ser eficaz, raramente es prescrita y enseñada por los dentistas.

El único tratado sobre la halitosis fue escrito en 1874 por Howe, donde afirma que el aliento desagradable es de importancia por ser una fuente de descontento para el paciente, volviéndose complicado cuando destruye el disfrutar de contactos sociales y la comunicación entre amigos(1).

En la actualidad se conoce múltiples factores etiológicos que puede producir halitosis, de esta forma es imposible la indicación de un tratamiento único; posterior al diagnóstico, la eliminación de las posibles causas seria la conducta inicial.

 

ASPECTOS SOCIALES

La halitosis puede ser considerada como un obstáculo social(1), por interferir en las relaciones personales. En varias tribus, denominan a la palabra "beso" como olor, aspiración prolongada de olores de la persona amada, de un pariente o amigo(8).

Un beso es la demostración de afecto, un gesto simbólico de afirmación y vínculo con el otro(9).

El mal olor bucal se vuelve un factor importante dentro de las relaciones sociales, lo que puede originar preocupación no sólo en la salud sino también en las alteraciones psicológicas que conducen al aislamiento social y personal(2). Personas que sufren de halitosis crean una barrera social entre ellas y sus amigos, familiares, conyugue o colegas de trabajo(4).

Calidad de vida es la percepción del individuo y su posición dentro del contexto cultural y del sistema de valores en los que se desenvuelve, así como, en relación a sus objetivos, expectativas, patrones y preocupaciones(10), por lo que, es de gran importancia evaluar la totalidad de esta calidad de vida por estar directamente influenciada, si el individuo presenta restricciones físicas y psicológicas que pueden interferir en aspectos como el habla, la convivencia social y la autoestima(11).

 

CONSIDERACIONES FINALES

La relación entre los alientos bucales y los aspectos sociales fue siempre un factor de preocupación para la sociedad que, buscando esconderlos, utilizaba diversas artimañas y sustancias. El mal olor bucal fue siempre, y aún es, un obstáculo para la total vivencia conyugal.

Por ser la halitosis un disturbio que acompaña a la sociedad por muchos años, es inaceptable que, con el avance de conocimientos, estos no sean transmitidos de forma adecuada para la población.

La falta de conocimiento sobre como prevenir la halitosis permite su presencia, limitando la calidad de vida. Tales problemas pueden ser eliminados con facilidad por medio de la educación en salud, pues la etiología de la halitosis se concentra básicamente en la boca.

Por ser las relaciones sociales uno de los dominios en la construcción de la calidad de vida, es necesario considerar a la halitosis un factor de interferencia negativa. De esta forma, la educación en salud debe ser realizada buscando el equilibrio dinámico, involucrando los aspectos físicos y psicológicos del ser humano, así como de sus interacciones sociales, para que los individuos no se vuelvan rompecabezas de partes enfermas.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Hine MK. Halitosis. J Am Dent Assoc 1957 July; 55(1): 37-46.        [ Links ]

2. Sanz M, Roldán S, Herrera D. Fundamentals of Breath Malodour. J Contemp Dent Pract 2001 November 15; 2(4): 1-17.        [ Links ]

3. Ayers KMS, Colquhoun ANK. Halitosis: causes, diagnosis, and treatment. N Z Dent J 1998 December; 94(418): 156-60.        [ Links ]

4. Bosy A. Oral malodor: philosophical and practical aspects. J Can Dent Assoc 1997 March; 63(3): 196- 201.        [ Links ]

5. Classen C, Howes D, Synnott A. Aroma: a história cultural dos odores. Rio de Janeiro (RJ): Jorge Zahar; 1996.        [ Links ]

6. Andrade Lima T. Humores e odores: ordem corporal e ordem social no Rio de Janeiro, século XIX. História, Ciências, Saúde, Manguinhos 1996 fevereiro; 2(3):44-96.        [ Links ]

7. Ring ME. História da Odontologia. São Paulo (SP): Manole; 1998.        [ Links ]

8. Ackerman D. Uma história natural dos sentidos. Rio de Janeiro (RJ): Editora Bertrand Brasil; 1992.        [ Links ]

9. Cahen G. O beijo: primeiras lições de amor - história, arte e erotismo. São Paulo (SP): Mandarim; 1998.        [ Links ]

10. Who. The World Health Organization Quality of Life assessment (WHOQOL): position paper from the World Health Organization. Soc Sci Med 1995 November; 41(10):1403-9.        [ Links ]

11. Sheiham A, Steele JG, Marcenes W, Tsakos G, Finch S, Walls AW. Prevalence of impacts of dental and oral disorders and their effects on eating among older people; a national survey in Great Britain. Community Dent Oral Epidemiol 2001 June; 29(3):195-203.        [ Links ]

 

 

Recebido em: 28.1.2005
Aprovado em: 11.5.2006

 

 

* Siwak - rama de un árbol cuya madera contiene bicarbonato de sodio e ácido tanino, además de otros astringentes, los que tienen efectos benéficos para la salud bucal.

Creative Commons License All the contents of this journal, except where otherwise noted, is licensed under a Creative Commons Attribution License