SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
 issue33On teachers training in Physical Education in Santa Catarina (1937-1945): science, control and recreation in the bodies educationThe formation of teachers for the inclusive education: legislation, political guidelines and research results author indexsubject indexarticles search
Home Pagealphabetic serial listing  

Services on Demand

Journal

Article

Indicators

Related links

Share


Educar em Revista

Print version ISSN 0104-4060On-line version ISSN 1984-0411

Educ. rev.  no.33 Curitiba  2009

http://dx.doi.org/10.1590/S0104-40602009000100009 

DOSSIÊ: FORMAS HISTÓRICAS DE EDUCAÇÃO DO CORPO EM PAÍSES IBERO-AMERICANOS

 

El espectáculo del cuerpo militarizado

 

The spectacle of the militarized body

 

O espetáculo do corpo militarizado

 

 

Raumar Rodríguez Giménez

Profesor de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación e Instituto Superior de Educación Física de la Universidad de la República/Uruguay

 

 


RESUMEN

Este trabajo forma parte de una investigación en la que se indaga sobre las particularidades de la Educación Física en la dictadura cívico-militar del Uruguay (1973-1985). En este período, la solidaridad históricamente constituida entre la Educación Física y lo militar se actualiza en el intento de dar legitimidad al régimen de gobierno: mostrar los logros y los alcances del mismo ha implicado, entre otras cosas, apelar a grandes espectáculos de gimnasia realizados en estadios deportivos y a la participación masiva de estudiantes en torneos atléticos. La retórica corporal a la que se apela muestra su cómoda relación con lo militar. Las imágenes que se muestran en este trabajo, puestas en relación con algunos aspectos de los programas de enseñanza primaria y media, ofrecen algunas pistas para estudiar la relación entre lo que se enseña en una clase de Educación Física y su utilización política.

Palabras clave: cuerpo; educación física; retórica corporal; militar.


ABSTRACT

This work is part of an investigation about the particularities of the Physical Education during the Uruguayan civic-military dictatorship (1973-1985). In this period, the historically constituted solidarity between Physical education and the military realm is updated by the attempt to legitimate the government regime: showing it's accomplishments and reaches by the appeal to great gymnastic spectacles taken place in stadiums, and the massive participation of students in athletic competitions. The rhetoric of body which is constructed is in comfortable relation with the military institution. In relation to some characteristics of primary and secondary education programs, the images shown in this work offer some clues to study the relation between what is taught in a Physical education class and its political use.

Keywords: body; physical education; rhetoric of body; military.


 

 

Presentación

En la historia de la Educación Física moderna lo militar aparece como uno de los elementos constitutivos de esta pedagogía específica destinada a la educación del cuerpo. Con mayor o menor énfasis, lo médico y lo militar son vertientes que han ocupado un lugar fundamental en la conformación de la perspectiva higienista de esta educación. Para el caso de Uruguay, una de las señales más importantes de la presencia de lo militar en la educación está en la propuesta de organización de "batallones escolares", que realizara el Inspector Nacional de Instrucción Primaria, Dr. Abel Pérez, en la última década del siglo XIX (GOITÍA; PERI; RODRÍGUEZ, 1999). Si bien dicha propuesta finalmente no formó parte de los programas escolares oficiales, ha estado como posibilidad de una educación del cuerpo en la que el cuidado anátomo-fisiológico se uniera a la disciplina militar, con miras a la construcción de una identidad nacional. Otra señal importante se encuentra en la fundación de la Comisión Nacional de Educación Física, organismo rector de las políticas en dicho campo: uno de los cuatro miembros de esta comisión, fundada en 1911, ha sido el Director de la Academia Militar (GOITÍA; PERI; RODRÍGUEZ, 1999, p. 74). En el presente trabajo se realiza una mirada a la actualización de lo militar en el campo de la Educación Física en el período de la dictadura cívico-militar (1973-1985). Para ello, se recurre a imágenes de festivales gimnásticos y deportivos en los que participan niños y jóvenes, en las que podemos observar una retórica corporal determinada que en trabajos anteriores he denominado "cuerpo militarizado".

La recurrencia a espectáculos públicos por parte de la Educación Física no representa una novedad. Sin embargo, la particularidad de este período es la acción solidaria que se despliega en una estrategia de conjunto en la que el "espíritu militarista" ganaba el espacio público, en un momento de articulación entre la etapa "comisarial" y la "fundacional" de la dictadura (CAETANO; RILLA, 1994, p. 257 y sig.). Esta militarización del espacio público, del cuerpo individual y social, procede de lo que Foucault llama la época clásica: es en esta época que nace "la minuciosa táctica militar y política por la cual se ejerce en los Estados control de los cuerpos y de las fuerzas individuales [...]". Allí se cristaliza el "sueño militar de la sociedad; su referencia fundamental se hallaba no en estado de naturaleza, sino en los engranajes cuidadosamente subordinados de una máquina, no en el contrato primitivo, sino en las coerciones permanentes, no en los derechos fundamentales, sino en la educación y formación indefinidamente progresivos, no en la voluntad general, sino en la docilidad automática" (FOUCAULT, 1989, p. 173). Lo militar impregna las pedagogías del cuerpo en función de un interés técnico: elaborar procedimientos para la coerción individual y colectiva de los cuerpos.

 

La Educación Física y el Deporte: signo del progreso

Una de las estrategias que desplegó el gobierno militar para construir una imagen positiva de la dictadura, incluso para enunciarlo como régimen necesario, estuvo basada en la exhibición de los denominados "logros". La Educación Física que para el caso de Uruguay se constituyó fundamentalmente a partir de dos vertientes: lo médico y lo militar1 es un campo en el que la exhibición ha ocupado un lugar destacado, sobre todo si se tienen en cuenta los antecedentes vinculados a la Gimnasia en la historia de dicho campo2. Por esta razón, apelar a la Educación Física, para mostrar los beneficios del régimen, ha sido una práctica que engarzó perfectamente con cierta perspectiva de la educación corporal, solidaria con la militarización del cuerpo.

En innumerables oportunidades se apeló al despliegue de muestras gimnásticas y deportivas para públicos masivos. En ocasión de dichas muestras gimnásticas, con un peso muy importante en la historia de la Educación Física del Uruguay, se recurría incluso a planteles de exhibición conformados por docentes y estudiantes del Instituto Superior de Educación Física3.

 

 

Este tipo de evento, a su vez, fue acompañado por la organización de campeonatos deportivos de participación estudiantil masiva, a nivel de enseñanza primaria y media. Uno de los más relevantes han sido los juegos denominados "JADE": Juegos Atléticos y Deportivos Estudiantiles. En una publicación de 1976, el Directorio de la Comisión Nacional de Educación Física (integrado por militares, como se señaló antes) resaltaba sus logros en materia de plan de obras, iniciado en 1975, coincidiendo con el "Año de la Orientalidad"4. En esa misma publicación, se destacaba el resurgimiento de la "educación física nacional", donde una serie de actividades masivas ocuparon un lugar privilegiado. Allí aparecen los "JADE": "Más de 200.000 jóvenes de toda la República participaron de los Juegos Atléticos Deportivos Estudiantiles que organizaron, UTU, Consejo Nacional de Enseñanza Secundaria Básica y Superior y la Comisión Nacional de Educación Física, Guía y Custodia de la Juventud Deportiva Oriental" (MEC/CNEF, 1976, p. 101, negrilla del autor).

Es importante destacar que el blanco de esta intervención está en los jóvenes5. Ellos han sido una de las principales preocupaciones del gobierno militar y a ellos se ha abocado la Comisión Nacional de Educación Física, quien, como dice su lema, será la institución que se encargue de guiar y custodiar a los jóvenes, una especie de tutor oficial, el lugar por excelencia de despliegue de los "medios de buen encauzamiento" (FOUCAULT, 1989).

 

 

En un trabajo anterior, en el que indagábamos sobre el papel que cumplió la educación física en el período de la dictadura cívico-militar (RODRÍGUEZ GIMÉNEZ, 2003b), encontrábamos que se desfasaba lo que sucedía cotidianamente en las clases de educación física de escuelas y liceos respecto de lo que se mostraba públicamente. Mientras en lo cotidiano, en la clase de la escuela o en el liceo tenían lugar varias formas de oposición y resistencia al modelo militar de prácticas corporales, las actividades masivas y los espectáculos de la educación física estaban destinados a mostrar el modelo legítimo y la legitimidad del modelo. Podríamos afirmar que ha sido un tipo de prácticas destinadas a la propaganda. Aún así, esa propaganda tenía un asiento ideológico bastante evidente: la actividad física masiva, especialmente la actividad deportiva, suponía una continuidad con ciertos fines que había establecido la CNEF:

Durante todo el año los niños y jóvenes Orientales están en actividad permanente bajo el control de la Comisión Nacional de Educación Física, ello asegura que todas las actividades se desarrollen sin otro fin que satisfacer uno de los superiores intereses de la República: que su juventud sea físicamente apta, libre y dueña de su destino para vivir en una comunidad mejor (MEC/CNEF, 1976, p. 69).

El ejercicio continuo, el control permanente. El organismo oficial encargado de la Educación Física funcionaría como una gran máquina pedagógica signada por imperativos de salud, políticos y morales (FOUCAULT, 1989, p. 177). Siguiendo la lógica del discurso, a partir del cual se conforman las pedagogías del cuerpo en este período militarista, encontramos que lo biomédico se engarza con lo militar para dar lugar a un movimiento neohigienista (TABORDA DE OLIVEIRA, 2003, p. 183 y sig.).

 

El cuerpo como espectáculo

Las imágenes que aparecen en las páginas siguientes muestran cómo este resurgimiento de la Educación Física recupera para sí aquello que ha sido muy caro a la tradición militar: grandes formaciones, marchas, despliegues, etc.6. Bailón (2007) ha señalado que en el período de la dictadura cívico-militar (1973-1985) y especialmente a partir de 1975 ("Año de la Orientalidad") se despliegan una serie de acciones con el fin de recomponer el espacio público, de resignificar su uso. En nuestro caso, estamos observando como ciertos espacios (gimnasios, plazas públicas y estadios) se convierten en el escenario donde se muestran los progresos de la Educación Física y el Deporte, o mejor sería decir el prometido progreso de la Patria a partir de una apuesta/intervención político-moral en y sobre la juventud.

En esta imagen (Figura 3) pueden verse estudiantes de educación secundaria en una "marcha de precisión", realizada en el Palacio Peñarol (gimnasio de uno de los clubes deportivos más importantes del Uruguay), en el año 1975.

 

 

Esta imagen (Figura 4) muestra jóvenes liceales participando de un festival gimnástico masivo en el Estadio Centenario, en ocasión de la Semana de la Educación Física de 1975. En relación con estos festivales realizados en 1975 y 1976, se afirma que han participado

10.000 jóvenes, integrados Interior y Capital, en la demostración gigante de lo que pueden hacer los educandos cuando se los motiva y estimula para alcanzar culminaciones felices [...] Asistencia masiva de padres y público en general, que pudieron apreciar los adelantos técnicos y la alegría espontánea de nuestros alumnos [...] Escenario de tantas hazañas del fútbol celeste, revivió en el accionar de los gimnastas, en las evoluciones de las marchas, en el sentir de las danzas; la fe y esperanza de ver que en nuestros jóvenes vive hoy más que nunca el anhelo de superación, que nos hace alentar por un futuro venturoso en la integración por la búsqueda de la felicidad para todos (MEC/CNEF, 1976, p. 58).

 

 

De acuerdo con Bailón (2007, p. 291),

esta mirada resulta relevante en la medida que se analizan discursos en los que la interpelación del cuerpo desde el deporte quedaría directamente vinculada con la construcción de una moralidad nacional o patriótica dentro de un proyecto de construcción nacional. Lo corporal se constituiría como materialidad de inscripción de sentido moral en el marco de este proyecto de producción simbólica nacional impulsado fundamentalmente por las Fuerzas Armadas.

En la imagen que muestra la Figura 5 vemos estudiantes de enseñanza media en el Festival de Gimnasia realizado en el Estadio Centenario el 20 de noviembre de 1976.

 

 

Esta es otra imagen (Figura 6) de jóvenes liceales que participaron del festival gimnástico realizado en el Estadio Centenario de 1976.

 

 

* * *

Hablar del cuerpo militarizado, del cuerpo de los escolares y liceales puestos a formar y marchar, implica hablar de un requerimiento específico: una disposición corporal. Esa disposición no se genera espontáneamente sino a través del trabajo pedagógico. Ante esta necesidad pedagógica es comprensible que cierto tipo de prácticas corporales en escuelas y liceos se reinstalaran, después de haber estado en desuso, o bien, escasamente usadas. El caso de lo que se conoció como "bolilla 5" es uno de los ejemplos más notorios. La "bolilla 5" es una unidad dentro del programa de educación física obligatoria en la enseñanza media curricular, destinada a la instrucción en "formación", dentro de la cual se encuentran las posiciones, formaciones, numeración de clases, giros a pie firme, marchas y despliegues. Las clases de educación física en las que se trabajaba esta bolilla estaban destinadas a producir una retórica corporal específica: podemos sugerir la idea de "cuerpo militarizado" toda vez que se enseñaba a formar como un cuadro militar, a marcar el paso, a caminar a paso redoblado, a marchar marcando el paso, a marchar a paso redoblado, etc. Todo esto unido a las voces de mando que el profesor de educación física debía dominar a fin de que a partir de esta voz se despliegue el "cuadro vivo" (FOUCAULT, 1989). Este trabajo corporal no es novedad en el campo de la Educación Física: la bolilla 5, tal como se la recupera en la dictadura a través del Consejo Nacional de Educación (CONAE), procede de la publicación denominada "voces de mando", realizada por la CNEF en el año 19477. Recuperar la bolilla 5, educar el cuerpo o producir un tipo específico de corporalidad vinculado con la estética militar, tendrá este plus específico: el puente que se establece entre la clase de educación física y la espectacularización del cuerpo. De alguna manera, el ámbito pedagógico de la clase se vincula con una especie de pedagogía gubernamental. Si la dictadura cívico-militar vino a restaurar el orden en una sociedad amenazada por la subversión, la educación física de las juventudes esperanza prometida para el futuro del país servirá para mostrar al conjunto de la población las virtudes del orden corporal, del control del cuerpo, de la precisión a la que se pueden someter las prácticas corporales; en fin, servirá como una forma de establecer solidaridades éticas y estéticas en relación con el cuerpo y el movimiento.

 

Consideraciones finales

La dictadura no inventó el dispositivo de la militarización del cuerpo o el "cuerpo militarizado", sino que se vale de una tradición y la usa a su favor. Cuando la lógica militar, cuando su impronta, su discurso, sus estrategias y tácticas, ocupan espacios institucionales (los ocupa de facto) y gana terreno en términos de visibilidad, utiliza las técnicas corporales como uno de sus insumos típicos. En pleno debate sobre la historia reciente del Uruguay, dentro del cual los hechos relacionados con la dictadura cívico-militar ocupan un lugar importante, este trabajo no pretende sino contribuir con una mirada crítica. No son pocos los profesores de Educación Física que miran con cierta simpatía el impulso que se le dio a la Educación Física y el deporte en la dictadura. Sin embargo, entiendo que se trata de una lectura ingenua del fenómeno, cuando no corporativa. Pareciera que la historia del campo de la educación física no fuera apenas una instancia de la historia económica, social, cultural y política. Como la historia de cualquier campo tiene sus particularidades, pero su autonomía es relativa y a condición de una dependencia, también relativa, del conjunto de sucesos en los que se ve implicado. Como afirman Bourdieu y Passeron (1989, p. 229):

conceder al sistema la independencia absoluta a que aspira o, por el contrario, ver en él solamente el reflejo de un estado del sistema económico o la expresión directa del sistema de valores de la 'sociedad global', hace imposible percibir que su 'autonomía relativa' le permita servir a las demandas externas o la apariencia de la independencia y de la neutralidad, es decir, disimular las funciones sociales que lleva a cabo y, por lo tanto, realizarlas más eficazmente.

Finalmente, es preciso señalar que la historiografía en el campo de la Educación Física se torna imprescindible para comprender su presente, su estado actual. ¿Cuánto de una educación del cuerpo orientado por lo militar es constitutivo de nuestras prácticas? ¿Cuánto de la actual deportivización de la Educación Física procede de aquella lógica? ¿Cuánto de lo que Foucault llamó el "sueño militar" de la sociedad está latente en las pedagogías del cuerpo de la actualidad?

 

Referencias

BAILÓN, Martina. 1975: Año de la Orientalidad. El cuerpo/moral en el proceso de Reorganización Nacional. In: Educação Temática Digital, Campinas, v. 8, n. esp., p. 290-313, jun. 2007. Disponible en: http://143.106.58.55/revista/index.php. Acceso en: 10 nov. 2007.         [ Links ]

BOURDIEU, Pierre; PASSERON, Jean Claude. La Reproducción. Elementos para una teoría del sistema de enseñanza. Barcelona: Laia, 1989.         [ Links ]

CAETANO, Gerardo; RILLA, José. Historia contemporánea del Uruguay. De la Colonia al MERCOSUR. Montevideo: Fin de Siglo, 1994.         [ Links ]

FOUCAULT, Michel. Vigilar y castigar. Nacimiento de la prisión. Buenos Aires: Siglo XXI, 1989.         [ Links ]

GOITIA, Nelly; PERI, Silvia; RODRÍGUEZ, Raumar. La cultura física en el proyecto moderno uruguayo. In: Actas del 5.º Encuentro de Investigadores en E.F. Montevideo: Dpto. de Investigación del ISEF, 1999, p. 65-80.         [ Links ]

RODRÍGUEZ GIMÉNEZ, Raumar. Cuerpo y educación en la última dictadura militar del Uruguay del siglo XX. In: Memoria del VI Congreso Iberoamericano de Historia de la Educación Latinoamericana, San Luis Potosí, mayo 2003b (Edición en CD).         [ Links ]

______. Educación Física y dictadura: el cuerpo militarizado. In: Revista Brasileira de Ciências do Esporte. Revista Brasilera de Ciencias del Deporte, Campinas, v. 25, n.1, p. 101-113, set. 2003a.         [ Links ]

______. Escenas del cuerpo militarizado en el Uruguay de la dictadura (1973-1985). In: ROZENGARDT, Rodolfo (Coord.). Apuntes de Historia para profesores de Educación Física. Buenos Aires: Miño y Dávila, 2006. p. 145-158.         [ Links ]

SOARES, Carmen. Imagens da educação no corpo: estudo a partir da ginástica francesa no século XIX. Campinas: Autores Associados, 2002.         [ Links ]

TABORDA DE OLIVEIRA, Marcus. Educação física escolar e ditadura militar no Brasil (1968-1984): entre a adesão e a resistência. Bragança Paulista: EDUSF, 2003.         [ Links ]

 

Fuentes

MEC/CNEF (Ministerio de Educación y Cultura/Comisión Nacional de Educación Física). Montevideo: Polo Ltda., 1976.         [ Links ]8

 

 

1. Sobre este aspecto, ver: Goitía; Peri; Rodríguez (1999).
2. Cf. Soares (2002). En este trabajo de Soares podemos ver continuidades y rupturas, incluso solidaridades epistémicas, entre el discurso científico y militar respecto de la educación corporal.
3. El cuadro que constituye la jerarquía de mayor rango en la Comisión Nacional de Educación Física (CNEF) en 1976 está ocupado por militares: el presidente del organismo es Coronel; el vicepresidente, Teniente Coronel; el ayudante del presidente es Mayor; el Coordinador General Ejecutivo, también es Mayor. En los años siguientes varios militares fueron jerarcas de la CNEF, sucediéndose en los puestos con matices en la intensificación de uno u otro aspecto de la educación física. La CNEF ha sido un organismo estatal dependiente del Poder Ejecutivo a través del Ministerio de Educación y Cultura. Este organismo ha tenido a cargo, desde su creación en 1911, el control, regulación y desarrollo de políticas estatales vinculadas a la Educación Física, el Deporte y la Recreación, incluida la formación de personal especializado (GOITÍA; PERI; RODRÍGUEZ, 1999).
4. Sobre algunos aspectos que vinculan cuerpo y moral en la dictadura, especialmente acerca del papel de la Educación Física en relación con el "Año de la Orientalidad", ver Bailón (2007).
5. En el trabajo de Taborda de Oliveira (2003, p. 191 y sig.) encontramos que la juventud ha sido el blanco de la Educación Física en épocas de dictadura militar en Portugal y Brasil.
6. Taborda de Oliveira (2003, p. 183 y sig.) señala que las evoluciones, las marchas, los desfiles, elementos todos de origen militar, también formaron parte de las sugerencias para el trabajo en la Educación Física escolar en los años de la dictadura militar en Brasil, en el marco de una práctica utilitarista, a la vez que autoritaria y orientada por la idea de control social.
7. He realizado un análisis más detallado del tema de la bolilla 5 en el trabajo denominado "Escenas del cuerpo militarizado en el Uruguay de la dictadura (1973-1985)". Cf. Rodríguez Giménez (2006).
8. Nota: Esta publicación carece de título específico, su contenido está dedicado fundamentalmente a reseñar y evaluar las actividades desarrolladas por la CNEF en los años 1975-76.

Creative Commons License All the contents of this journal, except where otherwise noted, is licensed under a Creative Commons Attribution License