SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.16 special issueConsumption of benzodiazepines without prescription among first-year nursing students at the University of Guayaquil, school of nursing, Ecuador author indexsubject indexarticles search
Home Pagealphabetic serial listing  

Services on Demand

Journal

Article

Indicators

Related links

Share


Revista Latino-Americana de Enfermagem

On-line version ISSN 1518-8345

Rev. Latino-Am. Enfermagem vol.16 no.spe Ribeirão Preto July/Aug. 2008

http://dx.doi.org/10.1590/S0104-11692008000700022 

ARTIGO DE REVISÃO

 

En búsqueda de la igualdad: representaciones del acto de fumar en mujeres adolescentes

 

 

J. Adriana Sánchez MartínezI; Cléa Regina de Oliveira RibeiroII

IPsicóloga, Profesora de la Facultad de Enfermería de la Universidad Autónoma de Querétaro, México, e-mail: adrianauaq@yahoo.com.mx
IIFilósofa, Doctora en Salud Pública, Profesora Doctora de la Escuela de Enfermería de Ribeirão Preto de la Universidad de São Paulo, Centro Colaborador de la OMS para el Desarrollo de la Investigación en Enfermería, Brasil, e-mail: clearib@eerp.usp.br

 

 


RESUMEN

El objetivo de este estudio fue conocer las representaciones del acto de fumar en mujeres adolescentes fumadoras y no fumadoras de una institución de educación media superior en el estado de Querétaro, México. Es una investigación cualitativa realizada en el 2005 con 14 mujeres adolescentes. Como instrumento de recogida de información se utilizó una entrevista semi-estructurada y un cuestionario de datos sociodemográficos. Los resultados señalan que las adolescentes conocen el discurso biomédico que plantea que fumar trae graves consecuencias en el organismo, pero hay otras razones simbólicas que inciden en el consumo, tales como la búsqueda de la igualdad con los hombres y la imagen, ya que consideran que para los hombres una mujer que fuma es atractiva y tiene un grado más alto de madurez. El grupo social ejerce una influencia muy importante para que las mujeres fumen al validar la práctica y minimizar los daños en el organismo.

Descriptores: tabaquismo; mujeres; adolescente


 

 

INTRODUCCIÓN

Numerosas investigaciones se han desarrollado para conocer el consumo de tabaco, la mayoría de ellas enfocadas a describir la magnitud y el impacto de esta práctica en la salud de la población(1-3).

Algunos estudios plantean que en los países en desarrollo aún no se presentan índices tan altos en el consumo como en los países desarrollados en los que ésta práctica se ha convertido en una epidemia que trae como consecuencias diversas enfermedades y altos índices de muerte relacionados con el consumo(2,4). No obstante, la conducta de los fumadores es la de ignorar estos efectos debido a que, el consumo ha crecido de manera desmedida en todo el mundo, siendo la población adolescente una de las más afectadas, pues los niveles en esta población cada vez son mayores.

Los resultados del impacto de fumar en la salud no han sido suficientes para disminuir o evitar el consumo, sin embargo, no es sólo por falta de información por lo que las personas siguen consumiendo, sino por el conjunto de significados y representaciones que el fumar les representa; significados que cambian de acuerdo con el contexto, la época y las condiciones socio-políticas y culturales donde está inserto el fumador. Para los indígenas americanos desde tiempos prehistóricos, la figura del chamán era el principal actor y único privilegiado para consumir grandes cantidades de tabaco, usado principalmente con fines religiosos y prácticas curativas(5). Las representaciones han cambiado en el transcurso del tiempo y del contexto y son estas las que guían las acciones y las actitudes que una persona tendrá ante otra persona, suceso o acontecimiento, por lo que en los diversos espacios existen diferentes representaciones que se convierten en razones suficientes para la práctica de fumar.

Existen varias corrientes que se han dedicado a estudiar las representaciones sociales. La Escuela Francesa define la representación social como "un sistema de valores, ideas y prácticas con una doble función: primero establecer un orden que posibilitará a las personas orientarse en su mundo material, social y controlarlo; y en segundo lugar, posibilitar que la comunicación sea posible entre los miembros de una comunidad, proporcionándoles un código para normar y clasificar, sin ambigüedad, los aspectos de su mundo y de su historia individual y social"(6).

Las representaciones no son universales, más bien son regionales y varían de un lugar a otro; son compartidas por la comunidad y aceptadas como verdades, por lo que orientan las acciones de las personas que comparten esa comunidad. En el momento en que nos insertamos dentro de una sociedad, ésta ya tiene en su estructura una intrincada red de representaciones que identifican y categorizan las acciones, los objetos y las personas. Estas son adquiridas por los sujetos y constituyen la manera en la que ven el mundo; son como lentes que permiten a los individuos tener una visión de las cosas, que para ellos es su realidad.

Estas representaciones son retenidas en la memoria de las personas haciéndolas parte de sus esquemas de pensamiento a manera de categorías que expresan la realidad. Son factores productores de realidades al determinar las maneras en que los sujetos interpretan la misma y cómo responden a ella al ser formas de conocimiento práctico, orientan las acciones de lo cotidiano.

Resumiendo, las representaciones sociales se conceptualizan como saberes funcionales o teorías sociales prácticas que designan una forma de conocimiento específico, el saber de sentido común, cuyos contenidos manifiestan la operación de procesos generativos y funcionales socialmente caracterizados. En sentido más amplio designan una forma de pensamiento social(7), aun cuando vengan permeadas por conocimientos científicos, muestran la lógica y las ideas que guían a las personas a comprender las diferentes acciones que realizan.

En el área de la salud es de suma importancia realizar estudios sobre las representaciones que de los diferentes fenómenos tienen los actores que son quienes los viven de manera cotidiana. Como resultado de este estudio, buscamos profundizar en las representaciones de las mujeres adolescentes respecto al acto de fumar, pero, sobre todo, analizar si algunas de estas concepciones refuerzan el consumo en las adolescentes y si existe diferencia entre mujeres que fuman y las que no lo hacen.

Bajo esta perspectiva el objetivo general de esta investigación fue conocer las concepciones de las mujeres adolescentes de una institución de Educación Media Superior sobre el acto de fumar. Con la finalidad de identificar si estas representaciones refuerzan la práctica de fumar y si existen discrepancias en las representaciones de las mujeres que fuman y las que no lo hacen.

 

METODOLOGÍA

Esta investigación es un estudio cualitativo que se llevó a cabo en una institución de Educación Media Superior del Estado de Querétaro, México. Las participantes fueron 14 mujeres que tenían entre 16 y 17 años de edad , 7 fumadoras y 7 no fumadoras. Como técnica de recogida de información se utilizó un cuestionario para obtener los datos socio-demográficos y una entrevista semi-estructurada(8-10).

Un elemento fundamental en el diseño del estudio fue el género. En este estudio sólo se tomó la perspectiva de las mujeres respecto a sus concepciones del acto de fumar. El segundo elemento fundamental en la elección de las informantes fue el ser o no fumadora activa. Es así que la diferencia en las representaciones de las adolescentes que fuman y las que no constituye el objeto central de este estudio. El último elemento a considerar fue el horario, ya que sólo se invitó a participar a mujeres que pertenecían al turno vespertino, debido a que es en este horario cuando se presenta un mayor número de fumadoras.

Procedimiento

Posterior a la autorización de la institución se tuvo una primera entrevista grupal con 20 mujeres adolescentes para invitarlas a participar en el estudio. En esta reunión se expuso el objetivo central del mismo, así como la importancia de su participación. De esta reunión se obtuvieron las 14 participantes a quienes se les proporcionó un consentimiento libre y esclarecido para ser firmado por ellas y por sus tutores. Se establecieron las fechas de las entrevistas de acuerdo al tiempo disponible por las participantes y se buscó un espacio silencioso que permitiera el diálogo e invitara a hablar dentro de las instalaciones de la institución educativa. Las entrevistas se realizaron en el periodo del 23 de noviembre al 10 de diciembre de 2005, por las tardes. Estas fueron grabadas y transcritas; a efectos de identificar los discursos de las informantes se numeraron las entrevistas con los números del 1 al 14.

El análisis de la información se realizó siguiendo las directrices del Análisis de Contenido(11) que nos permitió obtener (por medio de procedimientos sistemáticos y objetivos de la descripción de los contenidos) los mensajes e indicadores de los cuales se infirieron las categorías. Se llevaron a cabo los siguientes procedimientos: fase de pre-análisis; exploración del material; tratamiento de los resultados obtenidos e interpretación; elaboración del informe técnico.

Las mujeres que participaron en el estudio lo hicieron de manera voluntaria asegurándose la confidencialidad sobre su identidad.

 

RESULTADOS

Representaciones de fumar

La manera cómo representan el acto de fumar los dos grupos de estudio se muestra con opiniones ambivalentes. Las mujeres fumadoras consideran que fumar es una actividad considerada "normal" disminuyendo sus efectos al equiparar esta práctica con otras de la vida cotidiana. [Qué piensas de fumar] en realidad nada, así como que normal, se me hace muy... como tomar agua (Entrevista nº 7).

Fumar les proporciona beneficios inmediatos como provocar relajación pero también consideran que está mal, que no es bueno y que la práctica constante se puede volver una costumbre difícil de dejar. Manifiestan además un cambio en sus representaciones antes y después de iniciarse en el consumo; antes pensaban que esta práctica estaba mal y que era exclusiva de cierto tipo de población, entre ellos los "vagos" y los hombres; esta representación cambió a partir de que ellas fuman y de que cada vez más personas lo hacen; al ser tantos los que fuman la práctica es validada por el grupo minimizándose o eliminándose los efectos que provoca en la salud.

Antes era raro ver a una señora, pero ahora ya no. Yo antes pensaba que se veía muy mal traer un cigarro en la boca, pero ahora ya no, como que ya te acostumbraste a ver cada que pasas, ver a cualquiera fumando... Ya no se te hace raro, entonces, dices, si ellos fuman, por qué yo no. (Entrevista nº 14)

Las adolescentes son conscientes de que los patrones de consumo han cambiado extendiéndose a otras capas de la población; esto refuerza su decisión de iniciarse o mantenerse en el consumo representando el fumar como una práctica cotidiana.

Las mujeres que no fuman también se muestran ambivalentes; por un lado expresan que no les molesta cuando los demás fuman, argumentando que no es una actividad muy grave; por otro, consideran que las personas que fuman dañan su salud y la de las personas que están a su alrededor. Yo lo veo como un arma de dos filos, ¿no? en el sentido de que tanto se afecta a la persona que lo consume como afecta a las personas que lo rodean... aparte es malo para la salud. (Entrevista nº 13).

Aun con esta ambivalencia, las adolescentes que no fuman son más concientes de los daños que provoca el fumar y, al preocuparse por su salud, evitan iniciarse en esta práctica.

Razones por las que una persona fuma

Las entrevistadas mencionan como razón principal para que una persona fume la influencia que tiene el grupo de amigos al que se pertenece. Las adolescentes que no fuman argumentan que las personas inician o mantienen esta práctica con el fin de buscar pertenencia en un grupo y no exponerse al rechazo del mismo. Luego muchas veces tus amigos te dicen que si no quieres y si les dices que no como que te hacen a un lado, y por pertenecer a un grupo pues le entras y fumas. (Entrevista nº 11).

Pero también consideran que lo hacen como una expresión que simboliza la entrada en la adolescencia y como una forma de estar en contra de las normas sociales. Las mujeres que fuman expresan que el grupo de amigos valida la práctica; es algo que todos hacen, lo que convierte al fumar en lo común y cotidiano, a pesar de sus efectos. Por lo mismo que estás rodeada de la misma gente, te digo, igual y si te influencian porque de mis amigas todas fuman, todas e igual y tú ya lo ves como algo normal y dices "Pues qué tiene de malo" (Entrevista nº 1).

Otra diferencia importante entre las mujeres fumadoras y las no fumadoras fue que las no fumadoras manifiestan un discurso social que expresa que las personas que consumen drogas (entre ellas el tabaco) lo hacen por problemas familiares, falta de comprensión de los padres o mala comunicación con los mismos, considerando esta expresión como una salida falsa a los problemas de la vida cotidiana.

En las mujeres fumadoras esta representación cambia a partir de que ellas se inician en el consumo, manifiestan que no es sólo por problemas en casa por lo que un adolescente fuma, sino que, entre otras cosas, fuma por los beneficios que a nivel psicológico obtiene, (relajación, disminución de ansiedad, etc) por costumbre o por gusto. Y no por que esté experimentando problemas en casa. Cuando antes cuando no fumaba pensaba que éste, a lo mejor era por, mucho por los problemas que hay en casa o porque se querían desahogar, pero ya después dije, pues fumas porque quieres. (Entrevista nº 14).

Representación de una mujer que fuma

Las mujeres que fuman reconocen el discurso social que argumenta que las mujeres no se ven bien fumando, y que el fumar es una práctica "exclusiva" de los hombres; ellas no coinciden con este discurso y consideran que no hay diferencia cuando fuma una mujer y un hombre porque son iguales. En este discurso aparece una igualdad de derechos entre hombres y mujeres y el fumar es una expresión de esos derechos. Bueno, esta sociedad ya se hizo un poco discriminativa de que de plano, lo hombres ya de plano son viciosos, y cuidado de las mujeres que porque se deben de ver mejor; que una dama como va a fumar, que se ve súper mal. Pero yo creo que no, bueno, no le veo alguna diferencia. (Entrevista No. 6).

La diferencia que expresan con respecto a los hombres es que la mujer se embaraza; en el embarazo no se puede fumar porque puede ser dañino para el bebé, por lo que se deben preocupar de no caer en adicción para poder dejar de fumar en el momento del embarazo. Consideran que cuando una mujer es mamá le está permitido que fume siempre que lo haga a escondidas de los hijos.

Así como que una mujer no debe de andar haciendo eso [fumar] y bueno, si lo hace, pues que se vaya esconder. (entrevista nº 14). Para las mujeres que no fuman la imagen es muy importante; consideran que una mujer que fuma se ve muy mal y que esta práctica quita feminidad; la mayoría coincide con el discurso social que plantea que el fumar es una práctica de los hombres; éstos tienen más permiso a nivel social de fumar que las mujeres. De igual manera que las mujeres que fuman, las que no lo hacen expresan que el fumar es una expresión de igualdad entre hombres y mujeres, sin embargo, éstas últimas consideran que en esta búsqueda de la igualdad, la mujer está arriesgando su salud, y la de quienes la rodean.

Para las mujeres que no fuman el cuidado de la imagen y de la salud son las dos razones más importantes por las cuales no realizan esta práctica más allá de buscar la igualdad con los hombres. Critico mucho a las mujeres que fuman, yo digo "si, se ve mal"... siento como que la mujer ha perdido mucho, ¿no?, como que en su ambición por ser igual que el hombre ha denigrado una parte de ella misma, ¿no?, que a final de cuentas no le afecta sólo a ella misma, sino que, por ejemplo, [afecta] si quiere procrear, y a las personas que la rodean y todo eso. (Entrevista nº 11).

Razones por las que una mujer fuma

Las mujeres que fuman manifestaron (entre otras razones) que lo hacen por los beneficios que a nivel psicológico les proporciona esta práctica, como quitarle los nervios y la tensión.

Otra razón importante es la imagen, ya que consideran que una mujer que fuma es más atractiva para los hombres, que se ve más interesante; así, el fumar es una estrategia para llamar la atención de los mismos. Por otro lado, consideran que fumar es una expresión de igualdad, pues al realizar esta práctica demuestran tener los mismos derechos, razón importante que, además es reforzada incluso por los hombres: A veces yo pienso que las mujeres como que queremos ser como iguales [a los hombres] y los hombres dicen que porqué nosotras no, o sea, que nosotras también y entonces, órale, ahí vamos de mensas. (Entrevista nº 5).

En las no fumadoras también aparece esta representación de considerar que las mujeres fuman porque quieren sentir igualdad ante un hombre y tener los mismos derechos, aunque consideran que la razón más importante por la que las mujeres fuman es la imagen. Manifiestan que una mujer que fuma se ve mal, pero mencionan que para los hombres es atractivo que una mujer fume porque se ve más madura, y por esto las mujeres fuman, para llamar su atención. Aparece además con mucha insistencia la necesidad de pertenencia, para no ser rechazadas por el grupo de amigos que fuma y entrar en su círculo social.

Lugar

El lugar de consumo es una categoría que fue elaborada solo con el discurso de las mujeres fumadoras y expresa el contexto donde realizan esta práctica. Las mujeres que fuman lo hacen en la escuela, o bien, en la calle. En casa no lo hacen, entre otras razones, porque sus papás no saben que fuman, porque en su casa nadie fuma, porque no les está permitido fumar y porque la casa es un lugar que se "respeta". En casa no, no acostumbro fumar, no, no sé si se me permita, porque en mi casa nadie fuma, pero más que nada es aquí en la escuela... en la escuela o en la calle. (Entrevista nº 1).

De manera cotidiana, su primer cigarrillo lo fuman a partir de las 2 de la tarde, horario de ingreso en la escuela preparatoria. Esta situación permite analizar, además, que el fumar no es una actividad individual y que se realiza con el grupo de pertenencia que valida la práctica.

Efectos

Las mujeres que fuman mencionan el cáncer y el enfisema pulmonar como principales consecuencias del consumo de tabaco y, además, algunos síntomas como dificultades en la respiración, dolor de pecho y una extrema relajación.

Las mujeres que no fuman presentaron una gama mucho más amplia de consecuencias donde el cáncer y el enfisema pulmonar están acompañados de asma, enfermedades en las vías respiratorias, daño en los bronquios, en los dientes y la posibilidad de morir de asfixia. Y una serie de síntomas relacionados como tos, voz ronca, dolor de cabeza y mal aliento. Consideran que fumar produce diversos síntomas psicológicos como ansiedad, nerviosismo, pensamientos negativos e histeria.

 

DISCUSIÓN

En los conocimientos de las adolescentes aparece el discurso médico que plantea que fumar tiene graves consecuencias en la salud. Sin embargo, las representaciones que aparecen a nivel simbólico son más importantes que la propia salud.

De igual manera que en otros estudios(12), encontramos que a la población estudiada fumar les representa un rol de autonomía, de adultez, de búsqueda de aceptación y de pertenencia a un grupo, características propias de la edad adolescente. Sin embargo, existen algunas representaciones exclusivas de las mujeres por las condiciones de género que se presentan en nuestro país.

Como en otras investigaciones(13), las mujeres manifiestan que a nivel social existe una doble moral que considera fumar como una práctica exclusiva de los hombres, y que las mujeres que fuman son mal vistas. El fumar en las mujeres de esta investigación aparece como una manifestación de lo que ellas consideran igualdad de derechos, por lo que fumar les permite demostrar su valor. Además, existe la representación de que una mujer que fuma se ve más interesante, madura y que esas cualidades son atractivas para los hombres. Manifiestan que fumar es una estrategia de seducción para llamar la atención de los mismos.

En las dos representaciones existe una condición de valor. Por una lado el fumar es una expresión de igualdad entre los derechos de los hombres y las mujeres; por otro, fumar se expresa como un valor agregado al presentarse más atractivas para los hombres.

 

CONSIDERACIONES FINALES

Es importante destacar que la mayoría de las campañas publicitarias de prevención y disminución del consumo de tabaco, que aparecen en los medios masivos de comunicación, maneja en su discurso, como principal causa del consumo, los problemas familiares. Como en otras investigaciones(14), este estudio demuestra que este fenómeno no es uni-causal y que no tiene una sola manifestación, sino que depende del valor, la forma y la representación que le da el contexto en el cual aparece. En esta investigación las mujeres que no fuman comparten este discurso social de considerar los problemas familiares como causa fundamental, mientras que las mujeres que fuman lo compartían hasta antes de iniciarse en el consumo, pero una vez iniciado, manifiestan muchas otras causas, razones y simbolizaciones, algunas concientes y otras no.

Los programas dirigidos a fumadores para que dejen esta práctica deben tomar en cuenta estos significados, ya que no es suficiente suplir el tabaco con un sustituto de nicotina; el fumar es solamente un síntoma, y es preciso actuar en la causa del mismo si queremos que nuestras acciones tengan el resultado esperado.

 

AGRADECIMIENTOS

Agradecemos a la Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas/CICAD de la Subsecretaría de Seguridad Multidimensional de la Organización De los Estados Americanos/OEA, la Secretaría Nacional Antidrogas/SENAD, a los docentes de la Escuela de Enfermería de Ribeirão Preto de la Universidad de São Paulo, Centro Colaborador de la OMS para el desarrollo de la investigación en enfermería, a la población que sirvió como muestra en los estudios y a los representantes de los ocho países Latinoamericanos que participaron del I y II Programa de Especialización On-line de Capacitación en Investigación sobre el Fenómeno de las Drogas-PREINVEST, ofrecido en 2005/2006 por la Escuela de Enfermería de Ribeirão Preto, de la Universidad de São Paulo, en la modalidad de educación a distancia.

 

REFERENCIAS

1. Costa SVL, Koifman S. Smoking in Latin America: a major public health problem. Cad Saúde Pública 1998; 14(Suppl 3):99-108.         [ Links ]

2. Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente Muñiz (INPRFM) y la Secretaría de Educación Pública (SEP, MX): Encuesta Nacional de Adicciones (ENA); 2003.         [ Links ]

3. Zamboni M. Lung cancer epidemiology. J Pneumol [serial online]. 2002 January-February [cited 2006 Jun 27]; 28 (1). Available from: http//www.scielo.br/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0102-3586200 2000100008&lng=es&nrm=iso>         [ Links ]

4. Krause M, Guerra P, Cornejo M, Soto A, Calderón R. Significados asociados a las drogas y al consumo de drogas en jóvenes. [investigación institucional]. Santiago (Chile): Escuela de Psicología de la Pontificia Universidad Católica de Chile; 1995.         [ Links ]

5. Wilbert J. El significado cultural del uso de tabaco en Sudamérica. In: Garay S, Jane S editores. Ancient Tradicions: Shamanism in central Asia an the America. Denver (EUA): University Press of Colorado & Denver Museum of Natural History; 1994. p. 47-76.         [ Links ]

6. Moscovici S. Representaçoes Sociais - Investigaçoes em psicología social. Petrópolis (RJ): Vozes; 2003. p. 35.         [ Links ]

7. Jodelet TD. La representación social: fenómeno, concepto y teoría. In: Moscovici S, editor. Psicología social II. Pensamiento y vida social. Psicología social y problemas sociales. Barcelona (ES): Paidós; 1984.         [ Links ]

8. Bernard HR. Research Methods in cultural anthropology. Newbury Park (EUA)U): Sage Publications; 1998.         [ Links ]

9. Rodríguez G, Gil J, García E. Metodología de la Investigación Cualitativa. Málaga (ES): Ediciones Aljibe; 1996.         [ Links ]

10. Taylor SJ, Bogdam R. Introducción a los métodos cualitativos de Investigación. Barcelona (ES): Paidós; 1996.         [ Links ]

11. Bardin L. Análise de Conteúdo. Lisboa (PT): Editorial 70; 1977.         [ Links ]

12. Arjonilla S, Palcastre B, Orozco E. Representaciones Sociales del consumo de tabaco en una institución de salud. México: Instituto de Salud Pública; 2000.         [ Links ]

13. González RVC, Zago MMF. Crenças entre fumantes em um programa de saúde cardiovascular. Rev Latino-am enfermagem [periodico internet] 2004 abr [citado 2007 Janeiro 26]; 12(spe): 412-419. Disponível em: http://www.scielo.br/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0104 -11692004000700017&lng=pt&nrm=iso. doi: 10.1590/S0104-11692004000700017.         [ Links ]

 

 

Recebido em: 28.3.2007
Aprovado em: 10.1.2008

Creative Commons License All the contents of this journal, except where otherwise noted, is licensed under a Creative Commons Attribution License