SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.28 issue3Education of people with autism spectrum disorders: state of knowledge in dissertations and theses in the Southern and Southeastern regions of Brazil (2008-2016)Body, health, and consumer society: the social construction of a healthy body author indexsubject indexarticles search
Home Pagealphabetic serial listing  

Services on Demand

Journal

Article

Indicators

Related links

Share


Saúde e Sociedade

Print version ISSN 0104-1290On-line version ISSN 1984-0470

Saude soc. vol.28 no.3 São Paulo July/Sept. 2019  Epub Oct 07, 2019

http://dx.doi.org/10.1590/s0104-12902019181111 

Artículos

Los contenidos de la formación parental y sus implicaciones en el comportamiento de los adolescentes: elementos desde una revisión

Contents of parental training and its implications for adolescent behavior: elements from a review

Miguel Morales-Castilloa 
http://orcid.org/0000-0001-6626-6694

Eduardo Aguirre-Dávilaa 
http://orcid.org/0000-0003-3292-5414

Laura Durán-Urreaa 
http://orcid.org/0000-0002-3300-9621

aUniversidad Nacional de Colombia. Bogotá, DC, Colombia. E-mail: jmmoralesc@unal.edu.co E-mail: eaguirred@unal.edu.co E-mail: lmduranu@unal.edu.co


Resumen

Los padres buscan apoyo para enfrentar los desafíos que sus hijos tienen en la adolescencia. El objetivo de este trabajo es analizar los tópicos abordados en la formación de padres con hijos adolescentes y su relación con las tendencias comportamentales de estos. Para ello, se llevó a cabo una revisión cualitativa de intervenciones y programas centrados en fortalecer el proceso de crianza, estableciéndose una concentración en los aspectos regulatorios, comunicativos y emocionales de la relación padre-hijo. Por medio de un análisis cuantitativo, también se pudo establecer que los tópicos abordados tienen efectos significativos sobre los adolescentes, como la reducción en problemas de comportamiento, manejo adecuado de la sexualidad y disminución en la tendencia al consumo de sustancias. Teniendo en cuenta la información registrada, es posible plantear que la formación parental puede abordarse en diferentes formatos de acuerdo con los objetivos y condiciones disponibles, lo que puede representar beneficios importantes para el desarrollo saludable de los adolescentes.

Palabras clave: Prácticas de Crianza; Formación Parental; Problemas de Comportamiento; Adolescencia

Abstract

Parents seek support to cope with the challenges their adolescents face. The objective of this paper is to analyze the topics addressed in the training of parents and their relation with adolescent behavioral tendencies. A qualitative review of interventions and programs focused on strengthening the parenting process was carried out, establishing a concentration on the regulatory, communicative and emotional aspects of the parent-child relationship. Through a quantitative analysis, it was also identified that the topics addressed have significant effects on adolescents, such as the reduction of behavioral problems, adequate management of sexuality and a decrease in the tendency to use substances. With this considered, it is possible to state that parental training can be addressed in different formats according to the objectives and conditions available, which can represent important benefits for the healthy development of adolescents.

Keywords: Parenting Practices; Parental Training; Behavior Problems; Adolescence

Introducción

La crianza como orientación de recursos de los padres para influir en el bienestar y desarrollo de los hijos ha sido objeto de investigaciones dirigidas a profundizarse en el conocimiento de las relaciones padre-hijo y sus implicaciones. Cuando los padres interactúan con sus hijos, se ponen en juego aspectos regulatorios orientados a lograr que el comportamiento de los hijos corresponda con determinadas expectativas sociales, con aspectos comunicativos orientados hacia la interacción y el razonamiento, y con aspectos emocionales enfocados en la expresión y la regulación de las emociones (Aguirre-Dávila, 2015; Rodrigo et al., 2004). Dichos aspectos pueden resultar fundamentales a la hora de plantear mecanismos de intervención que repercutan en la salud y el bienestar adolescente, lo que resalta su importancia en el contexto de la investigación y de la intervención.

Los padres enfrentan una serie de desafíos relacionados con los cambios que experimentan sus hijos en la adolescencia, al igual que con los riesgos psicosociales propios del contexto en el que se desenvuelven padres e hijos (Lozano; Valero, 2017). En este ámbito, los problemas de comportamiento son actuaciones indeseadas por las convenciones sociales que convocan a una intervención encaminada a controlarlos (Childs; Sullivan, 2011) y obedecen tanto a atributos personales de los adolescentes como a factores contextuales que sostienen dichas circunstancias (Carr, 2014). En la categoría de problemas de comportamiento se incluyen: la agresión, la ruptura de reglas (legales y escolares), el comportamiento externalizante, los comportamientos antisociales, los comportamientos de alto riesgo, la participación en conflictos y las dificultades conductuales.

Otra fuente de preocupación tiene que ver con el ejercicio de la sexualidad entre los adolescentes, teniendo en cuenta el riesgo que puede manifestar el embarazo y la maternidad en estas edades, así como la transmisión sexual de infecciones y la violencia sexual (Browning; Malave, 2015; Dillon; Cherry, 2014). Lo mismo sucede con el consumo de sustancias, definido como el uso o abuso de alcohol, cigarrillo, drogas legales o ilegales que pueden acarrear problemas a la salud y al bienestar (Clark; Washington, 2011), lo que, en la adolescencia, suele asociarse con comportamientos desadaptativos, como delincuencia, abandono escolar, conductas sexuales de riesgo, desarrollo de dependencia a largo plazo y problemas psiquiátricos (Jessor, 2016).

A pesar de lo anterior, las relaciones de los adolescentes con sus padres pueden representar un factor protector relevante (Rodrigo et al., 2004), lo que es importante teniendo en cuenta, además, que los padres de los adolescentes representan un grupo social altamente interesado en recibir apoyo para orientar a sus hijos (Thorslund; Johansson; Axberg, 2017). La formación parental es entendida como el conjunto de acciones que generan un cambio en el comportamiento de los padres, lo que incide en la relación padre-hijo y sus factores asociados (Martín et al., 2009), a la vez que puede resultar en beneficios para el comportamiento de sus hijos en la adolescencia (Ruprah; Sierra; Sutton, 2017).

Trabajos previos han confirmado la importancia y los beneficios de la formación parental (Van Ryzin et al., 2016), a pesar de que hay aspectos de ella los cuales no se han profundizado de manera suficiente, como es el caso de los contenidos abordados en el entrenamiento con padres de adolescentes y sus implicaciones. En este sentido, en este trabajo se propone una aproximación a los aspectos de la relación con los hijos adolescentes que se abordan en la formación parental, así como un análisis de los efectos que se registran sobre el comportamiento adolescente.

Método

Se realizó una búsqueda de artículos en las bases de datos de EBSCO Academic, ScienceDirect, Sage y Redalyc, con publicaciones entre 2012 y el primer semestre de 2018. Las palabras clave fueron “parent training”, “parent program”, “parent intervention”, “parent-based”, y cada una asociada con “adolescent”. Los criterios de inclusión de los artículos fueron los siguientes: (1) Publicaciones en revistas indexadas; (2) Estudios orientados a trabajar con familias de hijos entre 10 y 18 años; (3) Reportes completos en idioma inglés, portugués o español; y (4) Artículos sobre intervenciones o programas enfocados a educar los padres en temas relacionados con el proceso de crianza. Los criterios de exclusión fueron: (1) Capítulos de libros, revisiones, metaanálisis, editoriales o reseñas; y (2) Intervenciones orientadas al tratamiento de diagnósticos clínicos.

El análisis de los artículos fue desarrollado en dos etapas: la primera cualitativa y la segunda cuantitativa. En la etapa cualitativa, se categorizaron los tópicos de crianza que se proponían trabajar con los padres.

En la etapa cuantitativa, se analizaron los efectos de la formación parental sobre el comportamiento adolescente teniendo en cuenta la d de Cohen, de manera que se convirtieron los datos reportados cuando eran expresados con indicadores diferentes. Así, para convertir los valores de odd ratio a d se utilizó la siguiente fórmula: d=LogOddsRation(3/π) (Borenstein et al., 2009). Para convertir los valores de correlación (r) a d se utilizó: d=2r/1-r2 (Borenstein et al., 2009), y para convertir los valores de eta cuadrado parcial (η2) a d se utilizaron las siguientes fórmulas (Cohen, 1988): f=η2/1-η2; y d=2f .

Cuando se reportaron coeficientes de regresión estandarizados, se acudió a los datos de la fuente primaria para calcular el valor de d con las medias y las desviaciones estándar (control vs tratamiento) (Cohen, 1988). Los valores de g de Hedges se tomaron como equivalente de d. En el caso de los valores reportados con t, se utilizó la fórmula: d=2tdf , donde df son los grados de libertad (Cohen, 1988).

Los valores obtenidos de d se aproximaron a dos dígitos para su publicación, pero no para el análisis. La interpretación de los efectos para d de Cohen se tomó como: pequeño (0,2-0,5), medio (0,5-0,8), y grande (0,8 o más) (Chen; Cohen; Chen, 2010). Cuando los valores fueron más pequeños que 0,2; se consideraron insignificantes. La estimación de los intervalos de confianza para la d Cohen al 95% se hizo con: CI=d-1,96×σdyd+1,96×σd, donde , σd=N1+N2/N1*N2+d2/2N1+N2 , siendo N el tamaño de cada grupo (Lee, 2016). Para hacer comparables las diferentes medidas reportadas, se tomó el efecto significativo más pequeño, con la intención de comparar el efecto mínimo de una intervención sobre las variables objetivo.

Resultados

Se obtuvieron un total de 3.563 publicaciones, siendo inicialmente filtradas por duplicación y por los criterios de inclusión y exclusión en títulos y resúmenes, estableciéndose una muestra de 434 artículos. En la revisión final de textos completos, la muestra se redujo a 52, como se detalla en la Figura 1.

Figura 1 Diagrama de flujo sobre el manejo de la información recolectada 

En los artículos incluidos en la fase cualitativa (n = 52), se recopilaron trabajos con información sobre implementaciones en América (50%), Europa (25,1%), África (15,4%), Asia (3,8%) y Oceanía (3,8%), además de un estudio que incluía información de varios continentes. Del total, un 34,6% de los estudios provienen de Estados Unidos, y un 15,4% de países latinoamericanos.

Los artículos revisados presentan programas e intervenciones que abordan tópicos generales de las interacciones entre padres e hijos y aspectos específicos que se manifiestan en ellas (Gráfico 1). De acuerdo con los autores de los estudios, entre los aspectos generales citados se encuentran el fortalecimiento de relaciones positivas entre padres e hijos (Forgatch; Patterson; Gewirtz, 2013), el desarrollo de una crianza positiva (Cluver et al., 2017), el reconocimiento y transformación de los estilos de crianza (Cotter et al., 2013; Irvine et al., 2015; Valente et al., 2018) y el entrenamiento en habilidades para el desempeño cuando los padres están separados (coparenting) (Basson, 2013; Keating et al., 2016).

En gris: resultados de la fase cualitativa; En negro: resultados de la fase cuantitativa.

Gráfico 1 Frecuencias de las intervenciones de acuerdo con el tipo de tópico abordado 

Siguiendo el Gráfico 1, entre los aspectos específicos registrados, se destacan tres grandes grupos, en su orden: regulación, comunicación y emociones.

Dentro de los aspectos regulatorios abordados, se encuentran el establecimiento de normas (Turini; Moreira, 2012), límites (Bröning et al., 2014; Orpinas et al., 2014) y rutinas (Cluver et al., 2016), que se abordan desde el entrenamiento en estrategias para el control parental (Jacobs et al., 2016; Ladapo et al., 2013) y la regulación del comportamiento de los hijos (Estrada et al., 2017); el despliegue de parámetros de disciplina (Kumpfer; Fenollar; Jubani, 2013) con un carácter inductivo (Mason et al., 2016; Rodríguez; Martín; Cruz, 2016) y positivo (Gómez; Cifuentes; Ortún, 2012; Shapiro; Prinz; Sanders, 2012); el establecimiento de una estructura en el hogar (Amaya et al., 2016; Rickard et al., 2015); la supervisión (Doubt et al., 2017); y el monitoreo (Hadley et al., 2016; Schwandt; Underwood, 2013; Smolkowski et al., 2017). En este punto, el monitoreo fue la práctica más abordada dentro de los aspectos regulatorios, con la presencia en 15 de los trabajos revisados, seguida del establecimiento de normas con 11 menciones.

Entre los aspectos comunicativos abordados, están la resolución conjunta de problemas (Irvine et al., 2015; Romero et al., 2017; Sieving et al., 2016), la resolución interactiva de conflictos (Amaya et al., 2016; Hidalgo et al., 2014; Hidalgo et al., 2016; Rodríguez; Martín; Cruz, 2016; Tsang; Low, 2016), y el diálogo (Destin; Svoboda, 2017; Mejía; Ulph; Calam, 2016; Ramirez et al., 2012; Tarantino et al., 2014; Thomas; Parthasarathy; Bhugra, 2013), una práctica abordada por 32 de los 52 estudios, siendo la más incluida al desagregar los tópicos de crianza.

Entre los aspectos emocionales se incluyen la calidez en la relación padre-hijo (Bogart et al., 2013; Santisteban et al., 2017; Schwandt; Underwood, 2013), la aceptación de los hijos por parte de los padres (Burke; Brennan; Cann, 2012), el apoyo parental (Jacobs et al., 2016; Schwandt; Underwood, 2013; Suárez; Rodríguez; Rodrigo, 2016), la expresión de afecto (Bröning et al., 2014; Giannotta; Ortega; Statti, 2013; Orpinas et al., 2014) y de emociones (Ferreira; Turini; Setsuo, 2017; Vargas; Lemos; Richaud, 2017), la regulación emocional de los hijos (Amaya et al., 2016), la sensibilidad parental (Giannotta; Ortega; Statti, 2013) y el manejo de la ira y la tensión por parte de los padres (Cluver et al., 2016).

Otros aspectos abordados en menor medida se refieren a las creencias parentales, incluyendo las metas de crianza (Durrant et al., 2017), las actitudes (Adolfsen et al., 2017), el locus de control parental (Piehler et al., 2018) y la autoeficacia parental (Bogart et al., 2013). En la categoría varios, se abordaron aspectos como el involucramiento parental (Russell; Lincoln, 2017; Smolkowski et al., 2017; Thornton et al., 2018), el apoyo a la autonomía de los hijos (Burke; Brennan; Cann, 2012) y la guía parental por medio del modelamiento (Schwandt; Underwood, 2013).

Por otro lado, en los estudios revisados se plantearon objetivos primarios dirigidos a influenciar los padres, con una proyección de resultados secundarios hacia tendencias comportamentales de los hijos en la adolescencia. En este contexto, se destaca un interés por influir en la tendencia de los adolescentes a presentar problemas de comportamiento, al manejo de la sexualidad y al consumo de sustancias.

Al seleccionar solamente los estudios con reportes de efecto sobre las tendencias comportamentales de los hijos en la adolescencia, se encontraron 22 estudios. La Tabla 1 resume los aspectos más relevantes de los estudios con los reportes de efecto sobre el comportamiento de los adolescentes.

Tabla 1 Resumen de los efectos reportados en los estudios 

Estudio Aspecto de crianza Objetivo Edad hijos Sesiones (Duración) Grupo Pts nI nC Efecto d p Interpretación
1. ABCD Parenting Young Adolescent Program (ABCD) (Burke; Brennan; Cann, 2012) Aceptación, calidez, monitoreo, apoyo a la autonomía, establecimiento de normas Problemas de conducta 10-14 6 (2) NR Pd 54 59 η2=0.03 (ANCOVA, F (1, 112) = 3.99) 0.35 0.048 Pequeño a medio
2. Let’s Talk! (LT) (Bogart et al., 2013) Comunicación parental, calidez, involucramiento, apoyo a la autonomía, autoeficacia parental Comunicación sobre temas de sexualidad 11-15 5 (2) 5 Pd 34 32 Odds ratio=3.1 (1.1, 9.0) a 4.7 (1.3, 17.6) 0.62 .005 Medio a grande
3. Parenting Wisely (PW) (Cotter et al., 2013) Involucramiento parental, Autoeficacia Parental, Estilos de crianza Problemas de comportamiento 11-15 Autoadministrado Familia Pd, Hj 38 52 d=0.199 0.20 <.05 Pequeño
4. Sinovuyo (Cluver et al., 2017) Crianza Positiva, Supervisión, Involucramiento Comportamiento agresivo, ruptura de reglas 10-17 10 (NR) 30 Pd, Hj 30 30 d=-0.41; -0.35 0.35 0.05 y 0.03 Pequeño a medio
5. Sinovuyo (Cluver et al., 2016) Manejo de la ira y la tensión, resolución de problemas, disciplina, normas y rutinas Delincuencia, agresión 11-17 12 (2 - 2,5) NR Pd, Hj 115 115 t=4.37 0.50 < 0.001 Medio
6. Brief randomized controlled intervention (BRCI) (Destin; Svoboda, 2017) Comunicación Calificaciones NR 1 (0,75) 45 Pd 26 19 d=0.74 0.74 0.045 Medio a grande
7. Familias Unidas (FU) (Estrada et al., 2017) Monitoreo, regulación del comportamiento de los hijos, comunicación Consumo de alcohol y sustancias, sexo sin condón 12-16 8 (2) 10 - 15 Pd, Hj 376 370 Sustancias d=0.27; Condón d=0.98 0.27 <.01 Pequeño para sustancias
8. Connect Program (Giannotta; Ortega; Statti, 2013) Apoyo, Sensibilidad Parental, Expresión de afecto Consumo de cerveza y vino 11-14 10 (1) 20-44 Pd 44 66 d=- 0.55; -0.44 0.44 ≤ .05 Pequeño a medio
9. Work It Out Together (WIOT) (Hadley et al., 2016) Comunicación, Monitoreo Autoeficacia para prevenir el VIH M = 15.46 2 (3) Diadas P/H Pd, Hj 83 87 d=0.37 0.37 < .05 Pequeño a medio
10. Parenting Toolkit Intervention (PTI) (Irvine et al., 2015) Autoeficacia parental, disciplina, monitoreo, comunicación establecimiento de normas, resolución de problemas, estilos de crianza. Problemas de conducta M = 13.1 Autoadministrado Familia Pd 155 152 η2=0.017 (ANCOVA F (NR) =3.95) 0.26 0.048 Pequeño
11.Brief parenting psychoeducation intervention (BPPI) (Jordans et al., 2013) Disciplina y comunicación Agresión 10-14 2 (2 - 3) 20 Pd 58 62 d=0.60 0.60 0.001 Moderado
12. Parents Plus - Parenting When Separated (PP/PWS) (Keating et al., 2016) Co-crianza, Comunicación Problemas de comportamiento y emocionales 2-16 6 (2) o 12 (1) 6 - 12 Pd 82 79 d=-0.48 0.48 <.01 Pequeño a medio
13. Share the Keys (STK) (Knezek et al., 2018) Involucramiento parental, comunicación, estilos parentales Normas de conducción M= 13.6 1 (1,5) NR Pd 115 569 t=-1.88 y t=-2.08 0.35 < .05 Pequeño a medio
14. Common Sense Parenting Plus (CSPP) (Mason et al., 2016) Supervisión, Disciplina Inductiva Problemas de comportamiento M = 13.41 8 (2) 8 - 10 Pd 95 108 β=0.26; -0.42 0.02 < .05 Insignificante
15. Salud y Éxito (SyE) (O’Donnell; Fuxman, 2017) Apoyo, monitoreo, establecimiento de normas, comunicación Iniciación sexual, intenciones de tener sexo M = 13.9 Autoadministrado Familia Pd 3283 2621 Adjusted Odds Ratio= 0,69 (0.56, 0.84); 0,74 (0.61, 0.90); 0,78 (0.63, 0.96) 0.14 <.01; <.001; < .05 Insignificante a pequeño
16. Parents Plus / Working Things Out Program (PP/WTOP) (Rickard et al., 2015) Comunicación, estructura, manejo del conflicto. Dificultades conductuales M = 13.81 8 (NR) 47 Pd, Hj 32 46 η2=0.36 (ANOVA, F (2, 30) = 8.381) 1.50 0.001 Grande
17. EmPeCemos (Romero et al., 2017) Resolución de problemas, Comunicación, Establecimiento de normas. Problemas de conducta M = 15.25 12 (1,5) 5 - 10 Pd, Hj, Pf 37 21 η2=0.16 (ANOVA, F (1,47) = 8.91 0.87 <.01 Grande
18. Culturally Informed and Flexible Family-Based Treatment for Adolescents (CIFFTA) (Santisteban et al., 2017) Apoyo, calidez, disciplina, involucramiento Desordenes conductuales 12-15 4 - 10 (presenciales y virtuales) Familia Pd, Hj 40 40 d=0.58 0.58 <.01 Medio
19. Family Check-up (FCU) (Van Ryzin; Stormshak; Dishion, 2012) Apoyo, establecimiento de normas, comunicación, monitoreo, supervisión Comportamiento antisocial M = 11.88 2 - 3 (1) Familia Pd 287 172 d=0.86 0.86 0.52 Grande
20. Örebro Prevention program (OPP) Control parental, monitoreo. Consumo de alcohol M = 12.7 1 (NR) NR Pd, Hj 588 699 Odds ratio=0.30 0.66 0.01 Medio a grande
Positive Family Support (PFS) (Verdurmen et al., 2014)' Monitoreo, involucramiento Problemas de comportamiento 10-14 NR NR Pd, Hj, Pf 2602 2401 g = 0.10 0.10 Reporte no significativo No significativo
Encuentro (Sieving et al., 2016) Comunicación, apoyo, valores culturales Comunicación sobre temas de sexualidad 11-14 16 (2) 9-12 Pd, Hj 33 16 NR 2.79 0.06 No significativo

La duración en horas (hs); Pts: participantes; Pd: padres; Hj: hijos; Pf: profesores; nI: muestra del grupo intervención; nC: muestra del grupo control; Efecto: según reporte del estudio original.

De acuerdo con lo obtenido, una intervención puede ser efectiva independientemente de su duración, tamaño y composición de los grupos de participantes, o la forma en que sea administrada. Así, una intervención efectiva puede estar entre 1 y 16 sesiones, con duraciones de 45 minutos a 3 horas y se puede observar un efecto medio tanto si la intervención es corta (Destin; Svoboda, 2017) como si es extensa (Cluver et al., 2016). Del mismo modo, se puede observar un efecto grande al trabajar con grupos pequeños (Romero et al., 2017) o de mayor tamaño (Rickard et al., 2015), sólo con los padres (Van Ryzin; Stormshak; Dishion, 2012) o con los padres y los hijos (Rickard et al., 2015). Finalmente, también se encontró efectos significativos tanto en intervenciones presenciales facilitadas por personal entrenado (Bogart et al., 2013), o por padres que actúan como pares (Destin; Svoboda, 2017), como en intervenciones autoadministradas con el apoyo de contenidos digitales (Santisteban et al., 2017), grabaciones de audio (O’Donnell; Fuxman, 2017) o libros y videos (Cotter et al., 2013). De las anteriores opciones, el mejor efecto fue observado en una combinación de sesiones de trabajo presenciales y virtuales (Santisteban et al., 2017).

En las intervenciones incluidas se reportan ensayos clínicos aleatorizados con medidas pre y post, así como comparaciones entre condiciones de control versus intervención, cuyos resultados pueden resultar significativos o no. Al excluir los resultados no significativos, se obtiene una representación de los efectos que pueden lograrse en las intervenciones con padres sobre las tendencias comportamentales de los hijos, como ilustra el Gráfico 2.

Gráfico 2 Efectos significativos reportados en un modelo de efectos aleatorios.  

Como mínimo, 15 intervenciones mostraron un efecto significativo en la reducción de los comportamientos objetivos, aunque, en general, el efecto de las intervenciones puede interpretarse entre pequeño y medio teniendo en cuenta el efecto combinado (ver intervalo de predicción identificado con el número 21 en el Gráfico 2).

Los intervalos de confianza representados en el Gráfico 2 sugieren, en general, un análisis cauto puesto que los resultados de dichos estudios pueden no ser replicables. En este punto, es relevante contemplar los estudios con muestras grandes (Estrada et al., 2017; O’Donnell; Fuxman, 2017; Verdurmen et al., 2014), que tuvieron efectos óptimos e intervalos de confianza pequeños, lo que insinúa a una mejor replicabilidad. Sobre el particular, en el análisis se obtuvo un valor de z = 6,24 (p < 0,000) que sugiere que, a pesar de la heterogeneidad (I2 = 0,87; Q(df = 20)=148,85, p < 0,001), de manera agrupada todas las intervenciones incluidas en el análisis final mostraron un efecto significativo en las tendencias comportamentales de los adolescentes.

Al analizar los contenidos de las intervenciones y los programas con efectos sobre el comportamiento de los hijos, se confirma la prevalencia de un interés por los aspectos regulatorios, de forma agrupada (Gráfico 1), y la comunicación, de forma individual. Aunque aparecen menciones a temas generales como los estilos de crianza, la crianza positiva y la cocrianza, estos son acompañados de prácticas específicas. Dentro de los aspectos regulatorios sobresale el monitoreo - un 31,8% del total de los estudios con efectos le incluyeron - como una práctica de crianza que se articula con efectos de pequeño a medio, como sintetiza la Tabla 1. Hay que tener en cuenta que un mismo programa puede incluir más de un aspecto regulatorio, a pesar de que sigue siendo un conjunto de prácticas muy común; en este análisis, estuvieron presentes en 15 de los 22 estudios con reportes de efectos.

Al desagrupar las prácticas de crianza abordadas en los estudios analizados, sobresale la comunicación como una práctica que aparece en 54,5% de los estudios con efectos de la formación parental sobre el comportamiento de los hijos adolescentes. En la categoría que agrupa aspectos emocionales, predomina el apoyo (18,2%), en la de tópicos varios se destaca el involucramiento (27,3%) y, en la categoría creencias, lo hace la autoeficacia parental (13,6%).

Prácticas como la comunicación o el involucramiento pueden incidir sobre la tendencia de los hijos para adherirse a las normas (Knezek et al., 2018), de manera que este efecto no es exclusivo de las prácticas regulatorias (ver Tabla 1 y Gráfico 2). Además, la comunicación se complementa de manera efectiva y grande con el manejo del conflicto y la resolución de problemas cuando las sesiones son presenciales (Rickard et al., 2015; Romero et al., 2017). Así mismo, combinar los aspectos regulatorios con la comunicación coincide con efectos grandes sobre los problemas de comportamiento (Tabla 1), a menos que la estrategia de trabajo con los padres sea autoadministrada virtualmente (Irvine et al., 2015). Finalmente, el apoyo puede combinarse efectivamente con otros aspectos emocionales (Giannotta; Ortega; Statti, 2013) o regulatorios (Van Ryzin; Stormshak; Dishion, 2012), obteniéndose efectos significativos en ambas posibilidades.

Discusión

El análisis de la relación entre la formación parental y las tendencias comportamentales de los hijos adolescentes no solo permite confirmar que las intervenciones y los programas que implican a los padres pueden tener efecto sobre los problemas de comportamiento de sus hijos, sino que permite establecer algunos elementos que les caracterizan. Por ejemplo, de acuerdo con los datos analizados, la efectividad de la intervención frente al número de sesiones puede estar entre una y dieciséis sesiones, con duraciones de 45 minutos a tres horas (Cluver et al., 2016; Destin; Svoboda, 2017).

Dentro de los tópicos comunes analizados que caracterizan el entrenamiento, se encuentran las prácticas de crianza como la comunicación, el monitoreo y el apoyo. A pesar de que la comunicación entre padres e hijos durante la adolescencia constituye un desafío, pues el desarrollo de la autonomía se relaciona con cambios en las percepciones de privacidad y responsabilidad y en los patrones de apertura al diálogo con los padres (Laursen; Collins, 2004), constituyendo un factor protector único frente a los riesgos que amenazan el bienestar psicosocial durante la adolescencia (Bogart et al., 2013).

La comunicación entre padres e hijos puede resultar un complemento apropiado para el monitoreo parental pues otorga un rol activo a los hijos en la orientación de sus actividades, ayudando, además, a aclarar las expectativas parentales sobre el comportamiento de los adolescentes (Anderson; Branstetter, 2012). Cuando los padres conocen la ubicación, las compañías y las actividades que desarrollan sus hijos tienen la oportunidad de incidir de manera más apropiada en las decisiones de estos (Grolnick; Pomerantz, 2009). Así se ha encontrado que el manejo del monitoreo, entendido como una forma de control parental, reduce la posibilidad de que los adolescentes consuman sustancias y manifiesten conductas de riesgo (Branstetter; Furman, 2013; Kerr; Stattin; Burk, 2010; Kiesner; Poulin; Dishion, 2010).

De manera similar, el apoyo parental ha sido asociado con un óptimo ajuste psicosocial de los adolescentes (Giannotta; Ortega; Statti, 2013), pues vitaliza el vínculo afectivo entre padres e hijos, moderando positivamente la expresión de otras prácticas de crianza en relación con las tendencias comportamentales en la adolescencia (Keijsers et al., 2009). Así mismo, el involucramiento, como despliegue de esfuerzos parentales por implicarse en las experiencias de sus hijos, aglutina posibilidades de expresión comportamentales, emocionales y cognitivas que benefician el desarrollo durante la adolescencia (Morales; Aguirre, 2018).

Dado que la crianza es un proceso relacionado con diferentes aspectos sociales y personales de los padres, las intervenciones y los programas deben atender a las posibles dificultades que se experimentan para participar de ellas. Frente a esto, aparecen alternativas como la virtualidad, la telesalud, los diseños híbridos (presencial/virtual), o plantear sesiones presenciales cortas y contundentes, que en el presente estudio han revelado ser efectivas. Adicionalmente, es posible señalar que una misma intervención o programa puede manifestar múltiples efectos positivos, lo que subraya la importancia de reflexionar con detalle sobre las estrategias y los recursos a utilizar.

Frente a la heterogeneidad estadística reportada, es necesario tener en cuenta la diversidad clínica de los estudios incluidos en términos de las características de las intervenciones (número de sesiones, duración, modo de administración, recursos y metodología), así como de los objetivos de crianza y de comportamiento de los hijos. Esto no disminuye la importancia de las intervenciones parentales como oportunidad, pero sí plantea la necesidad de ser cautelosos en la comparación de resultados. Los reportes no significativos se deben analizar a la luz de los tamaños muestrales y las dificultades reportadas para la implementación; al respecto, el diseño y ejecución de estrategias de formación parental deben contemplar posibles contingencias comunes en estos casos, como la deserción y los cambios en la cooperación de otros actores institucionales relevantes, incluyendo la disminución de recursos operativos.

Entre los aspectos que plantean oportunidades para mejorar el efecto del entrenamiento parental está el sistema de creencias de los padres en el proceso de crianza. Así, por ejemplo, contribuir al desarrollo de las expectativas parentales positivas puede resultar beneficioso para los hijos, puesto que manifiestan sus efectos longitudinalmente (Froiland; Peterson; Davison, 2012), influyendo sobre las aspiraciones de estos (Hou; Leung, 2011). De igual forma, cultivar en los padres la flexibilidad en la evaluación de los atributos humanos puede influenciar positivamente en la apreciación que los hijos hacen de sus experiencias (Yeager; Dweck, 2012). De hecho, el sistema de creencias parentales puede resultar en un factor crítico para la participación y la adherencia de los padres en las intervenciones (Spoth; Redmond, 1995), lo que supone consecuencias para la orientación de los adolescentes (Brock; Beazley, 1995).

Referencias

ADOLFSEN, F. et al. Parent participation in alcohol prevention: evaluation of an alcohol prevention programme. Nordic Studies on Alcohol and Drugs, Thousand Oaks, v. 34, n. 6, p. 456-470, 2017. [ Links ]

AGUIRRE-DÁVILA, E. Prácticas de crianza, temperamento y comportamiento prosocial de estudiantes de educación básica. Revista Latinoamericana de Ciencias Sociales, Niñez y Juventud, Manizales, v. 13 n. 1, p. 223-243, 2015. [ Links ]

AMAYA, R. et al. Evidence in promoting positive parenting through the Program-Guide to Develop Emotional Competences. Psychosocial Intervention, Amsterdam, v. 25, n. 2, p. 111-117, 2016. [ Links ]

ANDERSON, R.; BRANSTETTER, S. Adolescents, parents, and monitoring: a review of constructs with attention to process and theory. Journal of Family Theory and Review, Hoboken, v. 4, n. 1, p. 1-19, 2012. [ Links ]

BASSON, W. Helping divorced parents to benefit adolescent children: a prospective enrichment programme. Journal of Psychology in Africa, Abingdon, v. 23, n. 4, p. 675-678, 2013. [ Links ]

BOGART, L. et al. Let’s talk! A South African worksite-based HIV prevention parenting program. Journal of Adolescent Health, New York, v. 53, n. 5, p. 602-608, 2013. [ Links ]

BORENSTEIN, M. et al. Converting among effect sizes. In: BORENSTEIN, M. et al. Introduction to meta-analysis. Hoboken: Wiley, 2009. p. 45-49. [ Links ]

BRANSTETTER, S. A.; FURMAN, W. Buffering effect of parental monitoring knowledge and parent-adolescent relationships on consequences of adolescent substance use. Journal of Child and Family Studies, New York, v. 22, n. 2, p. 192-198, 2013. [ Links ]

BROCK, G. C.; BEAZLEY, R. P. Using the health belief model to explain parents’ participation in adolescents’ at-home sexuality education activities. Journal of School Health, Hoboken, v. 65, n. 4, p. 124-128, 1995. [ Links ]

BRÖNING, S. et al. Implementing and evaluating the German adaptation of the “Strengthening Families Program 10-14”: a randomized-controlled multicentre study. BMC Public Health, London, v. 14, artigo 83, 2014. [ Links ]

BROWNING, C.; MALAVE, J. Adolescent sexual risk. In: WRIGHT, J. D. (Ed.). International encyclopedia of the social & behavioral sciences. 2. ed. Amsterdam: Elsevier, 2015. p. 128-135. [ Links ]

BURKE, K.; BRENNAN, L.; CANN, W. Promoting protective factors for young adolescents: ABCD Parenting Young Adolescents Program randomized controlled trial. Journal of Adolescence, Amsterdam, v. 35, n. 5, p. 1315-1328, 2012. [ Links ]

CARR, A. The evidence base for family therapy and systemic interventions for child-focused problems. Journal of Family Therapy, Hoboken, v. 36, n. 2, p. 107-157, 2014. [ Links ]

CHEN, H.; COHEN, P.; CHEN, S. How big is a big odds ratio? Interpreting the magnitudes of odds ratios in epidemiological studies. Communications in statistics: simulation and computation, Abingdon, v. 39, n. 4, p. 860-864, 2010. [ Links ]

CHILDS, K.; SULLIVAN, C. Problem behavior syndrome. In: LEVESQUE, R. (Ed.). Encyclopedia of adolescence. New York: Springer, 2011. p. 2880-2891. [ Links ]

CLARK, T.; WASHINGTON, T. Substance use risk and protective factors. In: LEVESQUE, R. (Ed.). Encyclopedia of adolescence. New York: Springer, 2011. p. 3863-3878. [ Links ]

CLUVER, L. et al. Reducing child abuse amongst adolescents in low- and middle-income countries: a pre-post trial in South Africa. BMC Public Health, London, v. 16, n. 1, p. 567-578, 2016. [ Links ]

CLUVER, L. et al. Development of a parenting support program to prevent abuse of adolescents in South Africa: findings from a pilot pre-post study. Research on Social Work Practice, Newbury Park, v. 27, n. 7, p. 758-766, 2017. [ Links ]

COHEN, J. The analysis of variance. In: COHEN, J. Statistical power analysis for the behavioral sciences. Hillsdale: Erlbaum, 1988. p. 273-406. [ Links ]

COTTER, K. et al. Parenting interventions implementation science: how delivery format impacts the Parenting Wisely Program. Research on Social Work Practice, Thousand Oaks, v. 23, n. 6, p. 639-650, 2013. [ Links ]

DESTIN, M.; SVOBODA, R. A brief randomized controlled intervention targeting parents improves grades during middle school. Journal of Adolescence, Amsterdam, v. 56, p. 157-161, 2017. [ Links ]

DILLON, M.; CHERRY, A. An international perspective on adolescent pregnancy. In: CHERRY, A.; DILLON, M. (Ed.). International handbook of adolescent pregnancy. New York: Springer, 2014. p. 1-38. [ Links ]

DOUBT, J. et al. “It has changed”: understanding change in a parenting program in South Africa. Annals of Global Health, Philadelphia, v. 83, n. 5-6, p. 767-776, 2017. [ Links ]

DURRANT, J. et al. Parents’ views of the relevance of a violence prevention program in high, medium, and low human development contexts. International Journal of Behavioral Development, Thousand Oaks, v. 41, n. 4, p. 523-531, 2017. [ Links ]

ESTRADA, Y. et al. Parent-centered prevention of risky behaviors among Hispanic youths in Florida. American Journal of Public Health, Washington, DC, v. 107, n. 4, p. 607-613, 2017. [ Links ]

FERREIRA, P.; TURINI, A.; SETSUO, J. Efeitos do programa promove-pais, uma terapia comportamental aplicada a cuidadoras de adolescentes com problemas de comportamento. Acta Comportamentalia, Xalapa, v. 25, n. 2, p. 197-214, 2017. [ Links ]

FORGATCH, M. S.; PATTERSON, G. R.; GEWIRTZ, A. H. Looking forward: the promise of widespread implementation of parent training programs. Perspectives on Psychological Science, Thousand Oaks, v. 8, n. 6, p. 682-694, 2013. [ Links ]

FROILAND, J.; PETERSON, A.; DAVISON, M. The long-term effects of early parent involvement and parent expectation in the USA. School Psychology International, Thousand Oaks, v. 34, n. 1, p. 33-50, 2012. [ Links ]

GIANNOTTA, F.; ORTEGA, E.; STATTI, H. An attachment parenting intervention to prevent adolescents’ problem behaviors: a pilot study in Italy. Child & Youth Care Forum, New York, v. 42, n. 1, p. 71-85, 2013. [ Links ]

GÓMEZ, E.; CIFUENTES, B.; ORTÚN, C. Padres competentes, hijos protegidos: evaluación de resultados del programa “Viviendo en Familia”. Psychosocial Intervention, Amsterdam, v. 21, n. 3, p. 259-271, 2012. [ Links ]

GROLNICK, W.; POMERANTZ, E. Issues and challenges in studying parental control: toward a new conceptualization. Child Development Perspectives, Hoboken, v. 3, n. 3, p. 165-170, 2009. [ Links ]

HADLEY, W. et al. Work it out together: preliminary efficacy of a parent and adolescent DVD and workbook intervention on adolescent sexual and substance use attitudes and parenting behaviors. Aids and Behavior, New York, v. 20, n. 9, p. 1961-1972, 2016. [ Links ]

HIDALGO, M. V. et al. Evaluación de la implementación del Programa Formación y Apoyo Familiar en Servicios Sociales. Escritos de Psicología, Málaga, v. 7, n. 3, p. 33-41, 2014. [ Links ]

HIDALGO, M. V. et al. “Family Education and Support” program for families at psychosocial risk: the role of implementation process. Psychosocial Intervention, Amsterdam, v. 25, n. 2, p. 79-85, 2016. [ Links ]

HOU, Z.; LEUNG, A. Vocational aspirations of Chinese high school students and their parents’ expectations. Journal of Vocational Behavior, New York, v. 79, n. 2, p. 349-360, 2011. [ Links ]

IRVINE, A. B. et al. A randomized study of internet parent training accessed from community technology centers. Prevention Science, New York, v. 16, n. 4, p. 597-608, 2015. [ Links ]

JACOBS, P. et al. Familias Unidas for high risk adolescents: study design of a cultural adaptation and randomized controlled trial of a U.S. drug and sexual risk behavior intervention in Ecuador. Contemporary Clinical Trials, New York, v. 47, p. 244-253, 2016. [ Links ]

JESSOR, R. Problem behavior theory over the years. In: JESSOR, R. The origins and development of problem behavior theory. New York: Springer, 2016. p. 15-42. [ Links ]

JORDANS, M. et al. A controlled evaluation of a brief parenting psychoeducation intervention in Burundi. Social Psychiatry and Psychiatric Epidemiology, Berlin, v. 48, n. 11, p. 1851-1859, 2013. [ Links ]

KEATING, A. et al. An evaluation of the Parents Plus - Parenting When Separated programme. Clinical Child Psychology and Psychiatry, Thousand Oaks, v. 21, n. 2, p. 240-254, 2016. [ Links ]

KEIJSERS, L. et al. Developmental links of adolescent disclosure, parental solicitation, and control with delinquency: moderation by parental support. Developmental Psychology, Washington, DC, v. 45, n. 5, p. 1314-1327, 2009. [ Links ]

KERR, M.; STATTIN, H.; BURK, W. J. A reinterpretation of parental monitoring in longitudinal perspective. Journal of Research on Adolescence, Hoboken, v. 20, n. 1, p. 39-64, 2010. [ Links ]

KIESNER, J.; POULIN, F.; DISHION, T. J. Adolescent substance use with friends: moderating and mediating effects of parental monitoring and peer activity contexts. Merrill-Palmer Quarterly, Detroit, v. 56, n. 4, p. 529-556, 2010. [ Links ]

KNEZEK, C. et al. Effects of Share the Keys (STK), a comprehensive, behavioral-based training program for parents and new teen drivers in New Jersey. Transportation Research Part F: Traffic Psychology and Behaviour, Amsterdam, v. 56, p. 156-166, 2018. [ Links ]

KUMPFER, K. L.; FENOLLAR, J.; JUBANI, C. Una intervención eficaz de mejora de las habilidades familiares para la prevención de problemas de salud en hijos de personas con adicción al alcohol y las drogas. Pedagogía Social: Revista Interuniversitaria, Sevilla, n. 21, p. 85-108, 2013. [ Links ]

LADAPO, J. et al. Cost of talking parents, healthy teens: a worksite-based intervention to promote parent-adolescent sexual health communication. Journal of Adolescent Health, New York, v. 53, n. 5, p. 595-601, 2013. [ Links ]

LAURSEN, B.; COLLINS, W. A. Parent-child communication during adolescence. In: VANGELISTI, A. L. (Ed.). The Routledge handbook of family communication. Abingdon: Routledge, 2004. p. 333-348. [ Links ]

LEE, D. K. Alternatives to P value: confidence interval and effect size. Korean Journal of Anesthesiology, Seoul, v. 69, n. 6, p. 555-562, 2016. [ Links ]

LOZANO, I.; VALERO, L. Una revisión sistemática de la eficacia de los programas de entrenamiento a padres. Revista de Psicología Clínica con Niños y Adolescentes, Elche, v. 4, n. 2, p. 85-101, 2017. [ Links ]

MARTÍN, J. et al. Programas de educación parental. Psychosocial Intervention, Amsterdam, v. 18, n. 2, p. 121-133, 2009. [ Links ]

MASON, W. A. et al. Parent training to reduce problem behaviors over the transition to high school: Tests of indirect effects through improved emotion regulation skills. Children and Youth Services Review, Elmsford, v. 61, p. 176-183, 2016. [ Links ]

MEJÍA, A.; ULPH, F.; CALAM, R. The Strengthening Families Program 10-14 in Panama: parents’ perceptions of cultural fit. Professional Psychology: Research and Practice, Washington, DC, v. 47, n. 1, p. 56-65, 2016. [ Links ]

MORALES, M.; AGUIRRE, E. Involucramiento parental basado en el hogar y logro académico en la adolescencia. Revista Colombiana de Psicología, Bogotá, v. 27, n. 2, p. 137-160, 2018. [ Links ]

O’DONNELL, L.; FUXMAN, S. Effectiveness of a brief home parenting intervention for reducing early sexual risks among Latino adolescents: salud y éxito. Journal of School Health, Hoboken, v. 87, n. 11, p. 858-864, 2017. [ Links ]

ORPINAS, P. et al. Lessons learned in evaluating the Familias Fuertes program in three countries in Latin America. Pan American Journal of Public Health, Washington, DC, v. 36, n. 6, p. 383-390, 2014. [ Links ]

PIEHLER, T. et al. Improving child peer adjustment in military families through parent training: the mediational role of parental locus of control. Journal of Early Adolescence, Thousand Oaks, v. 38, n. 9, p. 1322-1343, 2018. [ Links ]

RAMIREZ, M. et al. Implementation evaluation of Steering Teens Safe: engaging parents to deliver a new parent-based teen driving intervention to their teens. Health Education & Behavior, Thousand Oaks, v. 40, n. 4, p. 426-434, 2012. [ Links ]

RICKARD, E. et al. A first-level evaluation of a school-based family programme for adolescent social, emotional and behavioural difficulties. Clinical Child Psychology and Psychiatry, Thousand Oaks, v. 21, n. 4, p. 603-617, 2015. [ Links ]

RODRIGO, M. J. et al. Relaciones padres-hijos y estilos de vida en la adolescencia. Psicothema, Oviedo, v. 16, n. 2, p. 203-210, 2004. [ Links ]

RODRÍGUEZ, E.; MARTÍN, J.; CRUZ, M. “Living Adolescence in Family” parenting program: adaptation and implementation in social and school contexts. Psychosocial Intervention, Amsterdam, v. 25, n. 2, p. 103-110, 2016. [ Links ]

ROMERO, E. et al. Intervención sobre problemas de conducta tempranos como prevención indicada del consumo de drogas: siete años de seguimiento. Adicciones, Palma de Mallorca, v. 29, n. 3, p. 150-162, 2017. [ Links ]

RUPRAH, I.; SIERRA, R.; SUTTON, H. Sex, violence, and drugs among Latin American and Caribbean adolescents: do engaged parents make a difference? Children and Youth Services Review, Elmsford, v. 73, p. 47-56, 2017. [ Links ]

RUSSELL, B.; LINCOLN, C. Reducing hostile parenting through computer-mediated parenting education. Children and Youth Services Review, Elmsford, v. 73, p. 66-73, 2017. [ Links ]

SANTISTEBAN, D. et al. Computer informed and flexible family-based treatment for adolescents: a randomized clinical trial for at-risk racial/ethnic minority adolescents. Behavior Therapy, Amsterdam, v. 48, n. 4, p. 474-489, 2017. [ Links ]

SCHWANDT, H.; UNDERWOOD, C. Making a difference in adult-child relationships: evidence from an adult-child communication intervention in Botswana, Malawi, and Mozambique. Journal of Adolescence, Amsterdam, v. 36, n. 6, p. 1177-1186, 2013. [ Links ]

SHAPIRO, C. J.; PRINZ, R. J.; SANDERS, M. R. Facilitators and barriers to implementation of an evidence-based parenting intervention to prevent child maltreatment: the Triple P-Positive Parenting Program. Child Maltreatment, Thousand Oaks, v. 17, n. 1, p. 86-95, 2012. [ Links ]

SIEVING, R. et al. Encuentro: feasibility, acceptability, and outcomes of a culturally tailored teen-parent health promotion program. Health Promotion Practice, Thousand Oaks, v. 18, n. 5, p. 751-762, 2016. [ Links ]

SMOLKOWSKI, K. et al. Effectiveness evaluation of the Positive Family Support intervention: a three-tiered public health delivery model for middle schools. Journal of School Psychology, Elmsford, v. 62, p. 103-125, 2017. [ Links ]

SPOTH, R.; REDMOND, C. Parent motivation to enroll in parenting skills programs: a model of family context and health belief predictors. Journal of Family Psychology, Washington, DC, v. 9, n. 3, p. 294-310, 1995. [ Links ]

SUÁREZ, A.; RODRÍGUEZ, J. A.; RODRIGO, M. J. The Spanish online program “Educar en Positivo” (“The Positive Parent”): whom does it benefit the most? Psychosocial Intervention, Amsterdam, v. 25, n. 2, p. 119-126, 2016. [ Links ]

TARANTINO, N. et al. Safety-related moderators of a parent-based HIV prevention intervention in South Africa. Journal of Family Psychology, Washington, DC, v. 28, n. 6, p. 790-799, 2014. [ Links ]

THOMAS, B.; PARTHASARATHY, R.; BHUGRA, D. Integrated skills for parenting the adolescents (ISPA): an intervention to strengthen parent adolescent relationship. Revista de Neuro-Psiquiatría, Lima, v. 76, n. 4, p. 236-245, 2013. [ Links ]

THORNTON, L. et al. Climate schools plus: an online, combined student and parent, universal drug prevention program. Internet Interventions, Amsterdam, v. 12, p. 36-45, 2018. [ Links ]

THORSLUND, K.; JOHANSSON, J.; AXBERG, U. Do parents of adolescents request the same universal parental support as parents of younger children? A random sample of Swedish parents. Scandinavian Journal of Public Health, Stockholm, v. 45, n. 5, p. 492-502, 2017. [ Links ]

TSANG, Y.; LOW, A. Can Hong Kong Chinese parents and their adolescent children benefit from an adapted UK parenting programme. Journal of Social Work, Thousand Oaks, v. 16, n. 1, p. 104-121, 2016. [ Links ]

TURINI, A.; MOREIRA, L. Treinamento de habilidades sociais educativas parentais: comparação de procedimentos a partir do tempo de intervenção. Estudos e Pesquisas em Psicologia, Rio de Janeiro, v. 12, n. 1, p. 36-58, 2012. [ Links ]

VALENTE, J. et al. Randomized clinical trial to change parental practices for drug use in a telehealth prevention program: a pilot study. Jornal de Pediatria, Rio de Janeiro, v. 95, n. 3, p. 334-341, 2018. Disponível em: <Disponível em: http://bit.ly/2VDVVGL >. Acesso em: 3 maio 2019. [ Links ]

VAN RYZIN, E. A.; STORMSHAK, T. J.; DISHION, M. J. Engaging parents in the family check-up in middle school: longitudinal effects on family conflict and problem behavior through the high school transition. Journal of Adolescent Health, New York, v. 50, n. 6, p. 627-633, 2012. [ Links ]

VAN RYZIN, M. et al. A component-centered meta-analysis of family-based prevention programs for adolescent substance use. Clinical Psychology Review, New York, v. 45, p. 72-80, 2016. [ Links ]

VARGAS, J.; LEMOS, V.; RICHAUD, M. C. Programa de fortalecimiento parental en contextos de vulnerabilidad social: una propuesta desde el ámbito escolar. Interdisciplinaria, Buenos Aires, v. 34, n. 1, p. 157-172, 2017. [ Links ]

VERDURMEN, J. et al. Risk moderation of a parent and student preventive alcohol intervention by adolescent and family factors: a cluster randomized trial. Preventive Medicine, New York, v. 60, p. 88-94, 2014. [ Links ]

YEAGER, D. S.; DWECK, C. S. Mindsets that promote resilience: when students believe that personal characteristics can be developed. Educational Psychologist, Abingdon, v. 47, n. 4, p. 302-314, 2012. [ Links ]

Received: February 07, 2019; Accepted: April 02, 2019

Correspondencia Miguel Morales-Castillo Carrera 30, 45-03, edificio 212, oficina 213, Ciudad Universitaria. Bogotá, DC, Colombia. CP 11001.

Contribución de los autores Morales-Castillo trabajó en la recopilación de datos, redacción, diseño y edición final, Aguirre-Dávila en la recopilación de datos, redacción y revisión y Durán-Urrea en la recopilación de datos y redacción.

Creative Commons License Este es un artículo publicado en acceso abierto bajo una licencia Creative Commons