SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.21 issue1Advances in psychopharmacology: mechanism of action of psychoactive drugs todayO desafio da esquizofrenia author indexsubject indexarticles search
Home Pagealphabetic serial listing  

Services on Demand

Journal

Article

Indicators

Related links

Share


Brazilian Journal of Psychiatry

Print version ISSN 1516-4446On-line version ISSN 1809-452X

Rev. Bras. Psiquiatr. vol.21 n.1 São Paulo Jan./Mar. 1999

http://dx.doi.org/10.1590/S1516-44461999000100013 

relato do caso


Comprensión psicoanalítica del contenido de un delirio

Psicoanalytical comprehension of the contents of a mental derangement

 

Juan D. Quintano Mendoza1, Noemí Pérez Valdez2, Salvador González Pal3, Caridad G. González Rodríguez4


 

 

RESUMO
Nos propusimos el estudio de un síndrome delirante alucinatorio. Con este objetivo utilizamos el Psicodiagnóstico de Rorschach, el Inventario Multifasético de la Personalidad de Minnessota, el Test de Apercepción Temática (T.A.T.), la Prueba de las Asociaciones Determinadas y la Prueba de las Asociaciones Libres. Al profundizar en su psicodinámica descubrimos la presencia del Complejo de Edipo como elemento central de su estructura psicólogica. Este hecho contribuye al esclarecimiento del cuadro clínico de una paciente y a su adecuada acción terapéutica.

DESCRITORES
Psicoanálisis; Complejo de Edipo; delirio

 

ABSTRACT
We decided to study a delirant and allucinatory syndrome. With this object in mind, we used the Rorschach Psychodiagnostics, the Multiphacetic Stock of Personality from Minnessota, the Apperception Tematic Test (A. T. T.), the Determined Associations Test and the Free Association Test. On exploring the psychodinamics we found out the presence of Oedipus complex as a central element of its psychological structure. This fact contributes to the enlightening of the clinical vivid description of a patient and his adequate therapeutic action.

KEYWORDS
Psychoanalysis; Oedipus complex; delirium

 

 

Introducción

Tomado de sus obras completas en su introducción al psicoanálisis, Freud1 nos expone: "En qué consiste ese terrible Complejo de Edipo. Su propio nombre nos permite ya sospecharlo, pues todos conocemos la leyenda griega del rey Edipo que habiendo sido condenado por el destino a matar a su padre y desposar a su madre, hace todo lo que es posible por escapar a la predicción del oráculo, pero no lo consigue y se castiga arrancándose los ojos, cuando averigua que sin saberlo ha cometido los dos crímenes que le fueron predichos".

La génesis de la interpretación psicoanalítica de muchos fenómenos relacionados con la vida sexual del hombre y con perturbaciones del desarrollo psicológico del individuo está relacionado con las primeras vivencias sexuales del niño hacia sus progenitores. Freud2 al respecto argumenta: "En un periodo determinado de la infancia el niño proyecta su afecto sexual al exterior, fijándolo primeramente en la persona de su progenitor de sexo contrario. Así, pues, el padre para las niñas y la madre para los niños constituye el primer objeto sexual externo. Durante una serie de años los hijos se encuentran ligados a los padres por una doble relación erótica: amor y odio. El niño que goza con las caricias de la madre empieza a ver en el padre un rival que le disputa la posesión de este goce: consiguientemente se engendra un odio hacia su progenitor, odio que será pronto reprimido, así como dicho amor materno, y ambos pasarán al inconsciente para constituir el Complejo de Edipo. Viceversa, en las niñas la doble relación erótica se establece en el sentido del amor hacia la madre, dando lugar -cuando es rechazado al inconsciente- al Complejo de Electra".

Aunque no nos consideramos psicoanalistas, en nuestra formación ecléctica sí aceptamos cuantos conceptos y concepciones creamos válidos o acertados dentro del gran campo científico que abarca la Psicología. Es por ello que en esta ocasión quisimos exponer un estudio de un caso devenido en nuestro quehacer diario en la práctica clínica, el cual consideramos de sumo interés no sólo por lo controversial del cuadro clínico psicopatológico presentado por el sujeto, que ha conllevado a una gran diversidad de criterios diagnósticos a lo largo de su evolución, sino por la evidente y necesaria interpretación psicoanalítica para la comprensión de la estructura delirante de su pensamiento.

En esta ocasión no constituye nuestro propósito el llegar a un diagnóstico del caso, sino que tenemos la intención de dar explicación al centro delirante que ha mantenido una coherencia con los elementos psicóticos que han configurado la estructura dinámica del pensamiento delirante de esta paciente, en la cual consideramos que el Complejo de Edipo ha jugado un papel sustancial en la aparición de la psicosis y en sus manifestaciones clínico psicopatológicas.

Tenemos que aclarar que aunque nos referimos al concepto de Complejo de Edipo en el desarrollo de toda nuestra investigación, lo hacemos como entidad genérica, ya que por ser nuestro sujeto una mujer, específicamente estaríamos hablando del Complejo de Electra, que es la variante nominativa del Complejo de Edipo en la mujer, una vez que el fenómeno, como lo expresábamos anteriormente, se produce con los mismos mecanismos psicológicos, pero en lugar de ser la madre el objeto de atención libidinosa, lo es el padre.

Consideramos necesario en esta introducción definir el concepto de delirio al cual nos hemos adherido para el desarrollo de este trabajo. "Delirio es una perturbación del contenido del pensamiento, producto de un juicio desviado y tendencioso que elabora una trama más o menos compleja y más o menos verosímil o absurda, pero siempre patológicamente errónea, y de cuya realidad el enfermo tiene completa certeza y se mantiene irreductible en sus convicciones".3 Y consideramos como síndrome o cuadro delirante alucinatorio la relación directa de las alucinaciones del sujeto con la conformación de su pensamiento delirante.

 

Objetivo

Conocer e interpretar la dinámica del centro delirante alucinatorio por medio del cual se expresa o manifiesta la psicosis que padece la paciente.

 

Material y Método

Sujeto: Paciente de 38 años de edad, sexo femenino, grado de escolaridad hasta el octavo grado, diagnóstico presuntivo: Trastornos de ideas delirantes (esquizofreniforme) orgánicos. Se trata de un trastorno en cuyo cuadro clínico predominan ideas delirantes persistentes o recurrentes. Las ideas delirantes pueden acompañarse de alucinaciones, pero éstas no se limitan a su contenido. Pueden presentarse rasgos sugerentes de una esquizofrenia, tales como alucinaciones bizarras o trastornos del pensamiento.4

Cuando la paciente tenía 16 años de edad y se encontraba en el octavo mes de embarazo fue necesario provocarle el parto. En el transcurso de éste se le produce una crisis de eclampsia (o hipertensión arterial). La paciente refiere que en esta situación se le presenta ante su vista la Virgen de la Caridad del Cobre*, y le dice que "se va a salvar, que todo va a salir bien, que no tendrá problemas". Desde ese momento es que se hace evidente el cuadro psicopatológico a nivel psicótico con su centro fundamental en un cuadro delirante alucinatorio que describe ella, consistente en cuatro voces dentro de su cabeza, las cuales pertenecen a cuatro personas diferentes a las que nombra como: Martha, Caridad, Mario y Lázaro y a quienes no conoce en la vida real. La paciente además comienza a padecer de crisis epiléptica de tipo parcial compleja.

Consideramos que nuestra paciente presentaba desde niña, como personalidad premórbida, elementos histriónicos relacionados con sus gustos, intereses e inclinaciones hacia determinadas actividades artísticas. Al mismo tiempo, mostraba retraimiento, como refiere la madre, y poca comunicación con los demás, así como temor hacia todo.

Nos llamó poderosamente la atención la forma como el cuadro delirante alucinatorio de la paciente se mantenía inalterable a lo largo del tiempo (años), no obstante los diferentes tratamientos psicofarmacológicos, estimulación cerebral y psicoterapia a que se sometía. Por ello, como parte integral de la acción terapéutica, tanto psicofarmacológica como psicológica con la cual ya se venía tratando a la paciente, quisimos introducirnos en el centro delirante alucinatorio con el propósito de lograr una mejor comprensión del mismo. Y fue nuestra opción utilizar los recursos del psicoanálisis por ser una psicología profunda capaz de adentrarnos en la psicodinámica interna del delirio, en este caso el alucinatorio.

Nuestra inclinación a pensar en la existencia del Complejo de Edipo, que estaría por detrás del sistema delirante alucinatorio como promotor de sus manifestaciones, nos lo proporcionó la insistencia traumática de la paciente en la necesidad de su padre, el cual la abandonó antes de ella nacer y al que solamente conoció a los nueve años de edad, en una breve visita a su casa donde se llevó a cabo una corta entrevista con él, no recordando nada de ésta. En todas nuestras conversaciones sale a la luz el reclamo de la paciente de su padre en su niñez y del amor que ella hubiera sentido por él si éste no la hubiera abandonado por aquel entonces. Esta insistencia, que podría ser natural y perfectamente comprensible, nos alertó sobre la posible existencia de alguna conexión inconsciente con la voz preponderante de sus delirios, la voz de Lázaro, que se mostraba tanto indulgente como intransigente, al igual que las relaciones sentimentales que puede tener un padre con sus hijos, agregando a esto que en ocasiones la voz de Lázaro le hacía insinuaciones de tener relaciones sexuales con ella. En este caso es de interés acentuar que la paciente no mantuvo relaciones afectivas ni roce emocional ni carnal alguno con su padre, ya que como expresamos anteriormente la abandonó antes de ella nacer.

No obstante, consideramos la existencia latente del Complejo de Edipo aún habiendo carecido del contacto directo con el padre y por sus declaraciones que demuestran el gran cariño que profesa hacia su madre. Sin embargo, para nuestro entender, la no solución del Complejo de Edipo quedó fijada en etapas tempranas de la infancia y se reedita en sus alucinaciones, específicamente en la voz de Lázaro que asume el rol de padre incestuoso idealizado en su inconsciente delirante. Somos de la opinión que los conflictos edípicos son de gran trascendencia para la historia vital.5

 

Instrumentos

Para la exploración y estudio de este complejo, decidimos utilizar cinco técnicas: El Psicodiagnóstico del Rorschach y el Inventario Multifasético de la Personalidad para objetivar el estado psicótico de la paciente, así como elementos psicodinámicos y proyectivos que nos podrá brindar el Rorschach.

El Test de Apercepción Temática (T.A.T.) lo utilizamos con el objetivo de descubrir alguna conexión entre sus proyecciones y los delirios. La Prueba de las Asociaciones Determinadas y la Prueba de las Asociaciones Libres, para adentrarnos en el conocimiento del complejo, por la posible afloración del mismo durante la aplicación de estas técnicas.

 

Psicodiagnóstico de Rorschach

Es una técnica proyectiva. Consiste en 10 láminas en cada una de las cuales hay impresas una mancha de tinta simétrica. A medida que se le muestra cada mancha de tinta al sujeto, se le pide que diga lo que ve, lo que la mancha podría representar. Presenta diferentes categorías de puntuación que incluye la localización, los determinantes y el contenido. La localización se refiere a la parte de la mancha con la que el sujeto asocia cada respuesta. Los determinantes de las respuestas incluyen forma, color, sombreado y movimiento (percepción que el sujeto tiene de ella como representación de un objeto en movimiento). En el contenido suelen emplearse ciertas categorías principales, entre las que se destacan las figuras humanas, figuras de animales, objetos inanimados, plantas, mapas, nubes, objetos sexuales etc. Se utilizan otras categorías. Tiene una interpretación cualitativa y otra cuantitativa donde se utilizan fórmulas. Esta prueba explora tanto personalidad como inteligencia, así como determina organicidad.6, 7

 

Inventario Multifasético de la Personalidad de Minnessota (M.M.P.I.)

El M.M.P.I es un instrumento psicométrico ideado esencialmente para proporcionar en una sola prueba, una evaluación de los aspectos más importantes de la personalidad. El inventario -el más largo de su clase- comprende 550 proposiciones que investigan diferentes categorías psiquiátricas, como son: la hipocondría, la depresión, la histeria, las desviaciones psicopáticas, la paranoia, la psicastenia, la esquizofrenia y la hipomenía. El procedimiento para responder es muy sencillo, se pide al sujeto que diga si cada una de las proposiciones es verdadera o falsa con respecto a sí mismo, o si no puede responder. Luego sus respuestas se cuentan para obtener la calificación en cada una de las escalas del inventario. El tiempo requerido para la aplicación varía, pero comúnmente es de 90 minutos y nunca menos de 30.8

 

El Test de Apercepción Temática (T.A.T.) de H. Murray

Es un método básico para diagnosticar y obtener una evaluación de la experiencia del sujeto en su propio ambiente y de su personalidad como parte de ese ambiente. En este test se requiere que el sujeto invente argumentos basados en cuadros que se le presentan, que harían de ilustración. Se le pide un relato verbal, que el examinador debe anotar textualmente. Los relatos producidos por este medio a menudo revelan significativos componentes de la personalidad y este hecho le produce la prevalencia de las tendencias psicológicas: 1) la tendencia de la gente a interpretar una ambigua situación humana de acuerdo con sus experiencias pasadas y de sus presentes deseos y 2) la tendencia de aquellos que escriben historias para referir sus experiencias y expresar sus sentimientos y necesidades, ya sea consciente o inconscientemente. Se compone de 30 láminas designadas por números o letras.9

 

Prueba de las Asociaciones Determinadas

Pertenece a Jung y a su escuela psicoanalítica de Zurich el mérito de haber puesto de manifiesto el inmenso valor que esta antigua prueba psicológica tiene para la exploración de los complejos. La base de esta experiencia reposa sobre el siguiente hecho: cuando se presenta a cualquier sujeto - por vía auditiva o visual- una palabra (denominada palabra inductora o palabra estímulo), provocamos en su cerebro un reflejo asociativo que supone - entre otras cosas - la evocación más o menos compleja de todos los hechos psíquicos que se encuentran relacionados con dicha palabra en el sujeto experimentado. En virtud de las clásicas leyes de las asociaciones, todos los elementos psíquicos se encuentran constituyendo series, integradas de tal manera que la evocación de cualquiera de sus elementos tiende a provocar la evocación de todos los restantes. Existen, sin embargo, grados en la intensidad de estas asociaciones, de manera que la evocación de los elementos relacionados con una palabra-estímulo no tiene lugar en virtud de una preferencia cronológica o espacial, sino en razón de la cantidad afectiva común que los liga a ella. En esencia la prueba consiste en presentarle al sujeto una lista de palabras-estímulos, el examinador debe anotar las respuestas y las observaciones que haga y marcar el tiempo de reacción a las palabras.2

 

Prueba de las Asociaciones Libres

Así como la prueba de las Asociaciones Determinadas representa una especie de interrogatorio condensado, mediante el cual explorábamos la actitud de reacción que la persona analizada tiene para los diversos estímulos intelectuales y afectivos corrientes, la Prueba de las Asociaciones Libres trata de producir la confesión espontánea e involuntaria de las ideas y los deseos del sujeto que han sido reprimidos por una censura consciente, es decir, de sus complejos. Con la Prueba de las Asociaciones Determinadas íbamos a buscar el complejo; con la prueba en cuestión dejamos que él se manifieste, es decir, esperamos que él venga a nosotros, llevado por el libre curso de las asociaciones.2

 

Resultados

Psicodiagnóstico de Rorschach

Se evidencia que la paciente se encuentra funcionando a nivel psicótico. Para ello nos basamos en las siguientes respuestas: Un detalle raro (dr), tiempo de reacción muy corto (aproximadamente 3"), gran cantidad de respuestas mal vistas (F- = 26%), una respuesta de contenido bizarro, predominio de respuestas de espacio en blanco (S = 6), lo que denota fuerte tendencia a la desorganización de su pensamiento. Perseveraciones anatómica y sexuales. Las perseveraciones sexuales se observan en casi todas las láminas (I, II, V, VI, VII, IX y X), dando respuestas de "clítoris de mujer" y "pene de hombre".

 

Inventario Multifasético de la Personalidad de Minnessota (M.M.P.I.)

Se observan calificaciones altas en las escalas de Esquizofrenia (Sc = 86), Consistencia (F = 80) y Paranoia (Pa = 77), este perfil sugiere la presencia de esquizofrenia. Y, no obstante, si estas puntas las analizamos por separado, se evidencia psicosis, dado por pensamientos y conductas extrañas así como disfunción del ego.

 

Test de Apercepción
Temática (T.A.T.) de H. Murray

En general sus historias son descriptivas, sí llama la atención que en las láminas donde aparecen una figura masculina y otra femenina (láminas 4, 6NM, 10 y 13HM), responde que la figura masculina puede ser el padre o el esposo de la mujer, identificando por lo tanto al padre con el esposo o viceversa.

 

Prueba de las Asociaciones Determinadas

Se utilizó la lista original de 100 palabras de Jung, más la adición del nombre "Lázaro" (voz predominante en su delirio alucinatorio). Al analizar los signos reveladores de complejos como son el tiempo prolongado de reacción a la palabra estímulo, el titubeo y la repetición de la palabra estímulo, podemos significar los siguientes hechos:

En las palabras secreto y pecado demora más de 10" en reaccionar a la respuesta y repite varias veces las palabras. Y como elemento revelador del complejo, en las palabras matrimonio, pérdida y Lázaro su respuesta a cada una de ellas es Padre. Sacamos en conclusión la relación de Lázaro (voz) con el padre, adicionando sus sentimientos de pérdida con relación al padre y el acercamiento sexual de éste, una vez que relaciona al padre con el matrimonio, así como el secreto en el cual se encuentran estos sentimientos y el carácter de pecado que los constituyen.

 

Prueba de las Asociaciones Libres

Para despertar el complejo (mezcla indisoluble de sentimientos o actitudes afectivas contradictorias casi siempre inconscientes), la paciente comienza a decir todo lo que se le ocurre. Cuando comienza a ser expresado algo que se encuentra intensamente reprimido, observamos una detención en el curso asociativo y acto seguido tuvo lugar un cambio bien marcado en su dirección. Aquí se rompe por tanto la relación que normalmente existe entre los diversos términos de la serie verbal. Entonces la paciente empezó otra serie completamente diferente a la anterior y continuó con ella hasta que, llevada por el libre juego de las asociaciones, volvió a despertar o referir cualquier elemento del complejo y en este caso se observó nuevamente una detención seguida de otro cambio de dirección de las asociaciones. Cuando esto ocurrió, dio señales de nerviosismo. Estudiando con detenimiento estas interrupciones fue fácil ver que existía entre ellas una relación, es decir, que se pudo construir una serie asociativa conexa al unir todos los términos que han precedido inmediatamente las interrupciones.

En este estudio, como vamos a ver, las interrupciones asociativas se encuentran entre el término inferior de cada columna y el superior de la columna siguiente (palabra precedente a las interrupciones).

A continuación presentamos las series de palabras que expresan el complejo:

Casa Barco comida Caballo callado corazón
terreno Mar alimento Animal silencioso riñones
tienda Olas azado Comer calmado órgano
comida Nubes viento Lázaro tranquilo

....

apetito Agua padre bueno
amor Lluvia sexual
Deseo

Se ve claramente que si tomamos las palabras precedentes a las interrupciones asociativas podremos construir con ellas una serie: Deseo- Amor - Sexual - Lázaro - Padre, que es por ella misma capaz de orientarnos respecto a la naturaleza del complejo reprimido: "Deseo amor sexual con Lázaro padre".

 

Discusión y conclusiones

Luego de este estudio podemos aseverar que el síndrome delirante alucinatorio de la paciente presenta como centro neurálgico de sus manifestaciones el Complejo de Edipo. La manifestación del Complejo de Edipo por medio del síndrome delirante alucinatorio, la expresión de éste desde lo recóndito del inconsciente, mostrándose aquí por la voz de Lázaro, cuyas características y modo de presentarse simbolizan al padre incestuoso de la imagen inconsciente que la paciente guarda de modo íntimo y no revelado, lo cual se hace evidente. Mediante las pruebas administradas hemos podido desentrañar poco a poco el complejo tan celosamente guardado desde su infancia. El Minnessota y el Rorschach nos mostraron el funcionamiento psicótico de la psiquis de la paciente, así como los marcados instintos sexuales que sustentan el cuadro clínico psicopatológico. El T.A.T. dio la posibilidad de que la paciente comenzara a proyectar la identificación padre-esposo, esposo-padre, en una misma unidad sexual-sentimental. La prueba de las asociaciones determinadas contribuyó a buscar el complejo con la identificación de Lázaro (voz) con la figura del padre. Y la prueba de las asociaciones libres permitió que el complejo se manifestara llevado por el libre curso de las asociaciones.

Es el Psicoanálisis una psicología profunda, difícil y compleja, que llevada a sus últimas consecuencias en la clínica tiende a disponer de un prolongado tiempo y un sin fin de manejos subjetivos, lo cual hace, en muchas ocasiones, que sean hipotéticas las conclusiones a la cual llegamos. No obstante, lo consideramos un método con instrumentos válidos que nos ayudan en el esclarecimiento de profundas huellas en la psicología individual. Apoyados en los recursos del psicoanálisis se pudo revelar en el contenido de la estructura del síndrome delirante alucinatorio de la paciente la presencia de un fenómeno tan verdadero desarrollado por Freud, el Complejo de Edipo.

Como un elemento que recalca nuestros resultados en este estudio, la paciente de 38 años conoce a un hombre de 55 años, con el cual mantiene relaciones íntimas; ella manifiesta que "es muy cariñoso y paternal". Durante el transcurso de estas relaciones se apaga el cuadro delirante alucinatorio y la voz de Lázaro casi no la escucha. Al cierre de esta investigación nos encontramos siguiendo este desenlace que nos acerca aún más a nuestras convicciones.

En este estudio, el conocimiento de la estructura psicodinámica de un delirio presenta gran valor a la hora de integrar los datos clínicos que poseemos de la paciente en ese complejo sistema bio-psico-social que es el hombre.

 

Referencias bibliográficas

1. Freud S. Obras completas: versión castellana de Luis López Ballesteros sobre la tercera edición alemana. Buenos Aires: Editorial América;1943.Tomo V, p.124-5.         [ Links ]

2. Mira y López E. Manual de psiquiatría. Buenos Aires: Aniceto Lopes Editor; 1942. p. 118; 251-83.         [ Links ]

3. Betta J C. Manual de psiquiatría. Buenos Aires: Editorial Universitaria; 1962. p. 454.         [ Links ]

4. CIE 10. Décima Revisión de la Clasificación Internacional de las Enfermedades. Madrid: Hospital Ramón y Cajal, Instituto Nacional de la Salud; 1994. p. 35.         [ Links ]

5. Kachele H , Thomã H. Teoría y práctica del psicoanálisis. Barcelona: Editorial Herder; 1990. p. 523.         [ Links ]

6. Pascual del Roncal F. Teoría y práctica del psicodiagnóstico de Rorschach. Mexico: University Society Mexicana; 1949. p. 7-13.         [ Links ]

7. Bohm E. Manual de psicodiagnóstico de Rorschach. Madrid: Ediciones Morata; 1968. p.1-3.         [ Links ]

8. Cronbach L J. Fundamentos de la evaluación psicológica. La Habana: Ediciones Revolucionaria; 1968.p. 485-92.         [ Links ]

9. Anastasi A. Test psicológicos. La Habana: Edición Revolucionaria; 1970. p. 556-60.         [ Links ]

 

Nombre y dirección del autor principal:
Juan D. Quintana Mendoza. Lic. en Psicología.
Calle 5 N° 19623 entre 10 y 12 Santiago de las Vegas
Ciudad Habana. Código Postal: 17200
Cuba.

 

 

* La imagen de la Virgen de la Caridad del Cobre es pequeña y su rostro es redondo. En el brazo izquierdo sostiene al Niño Jesús quien en una mano tiene un globo terráqueo. El 10 de mayo de 1916, el Papa Benedicto XV, la proclamó Patrona de la isla. Fue encontrada en el mar en el siglo XVII
1. Psicólogo - Hospital Psiquiátrico de La Habana.
2. Vice-directora docente - Hospital Psiquiátrico de La Habana.
3. Jefe de Servicio de Epilepsia - Hospital Psiquiátrico de La Habana.
4. Psicometrista - Hospital Psiquiátrico de La Habana.

Creative Commons License All the contents of this journal, except where otherwise noted, is licensed under a Creative Commons Attribution License