Equivalencia cultural de la versión Chilena del Evaluation of Ability to Sing Easily: EASE

Soledad Correa Jean Pierre Contreras Leiva Daniela Olivares Ramírez Nicolás Cano Farías Acerca de los autores

RESUMEN

Objetivo:

Adaptar lingüística y culturalmente el protocolo australiano de voz cantada Evaluation of Ability to Sing Easily (EASE) al español chileno.

Método:

Fue realizada la traducción al español chileno del EASE y posteriormente la retrotraducción; ambas fueron revisadas por un comité compuesto por 4 fonoaudiólogos quienes crearon la primera versión en español chileno (EASE-CL). El EASE-CL está compuesto, al igual que el original, por 22 ítems que se contestan de acuerdo con una escala de Likert de frecuencia, a la que, durante la adaptación, se le sumó la alternativa “no aplicable” para poder identificar las consignas no comprendidas o inapropiadas para el vocabulario de los cantantes chilenos. Esta versión se aplicó a 21 cantantes profesionales de la región de Valparaíso. Durante esta aplicación no existieron sugerencias para el cambio de alguna consigna.

Resultado:

El EASE-CL refleja la versión original del inglés, tanto en la cantidad de ítems como en dominios.

Conclusión:

Queda demostrada la equivalencia cultural y lingüística del protocolo EASE al español chileno, originándose la versión EASE-CL.

Descriptores:
Voz; Canto; Protocolos; Calidad de vida; Evaluación

ABSTRACT

Purpose:

To adapt the Australian singing voice protocol, Evaluation of Ability to Sing Easily (EASE) to Chilean Spanish.

Methods:

A translation of the EASE to Chilean Spanish was performed and later back translated; these were reviewed by a committee made up of 4 Speech-Language pathologists who created the first version in Chilean Spanish (EASE-CL). The EASE-CL is made up of 22 items, the same as the original, which are answered according to a Likert frequency scale, to which, during its adaptation, the option ‘not applicable’ was added in order to identify the instructions that were not understood or inappropriate for the vocabulary of Chilean singers. This version was applied to 21 professional singers in the Valparaiso Region. During this application there were no suggestions to change any of the instructions.

Results:

The EASE-CL reflects the original English both in the number of items and in the domains.

Conclusion:

The cultural and linguistic equivalence of the EASE protocol in Chilean Spanish was demonstrated and the EASE-CL version came to be.

Keywords:
Voice; Singing; Protocols; Quality of Life; Evaluation

INTRODUCCIÓN

La salud se define clásicamente como “un estado de completo bienestar físico mental y social, y no solo la ausencia de enfermedad”(11 World Health Organization (1946) Preamble to the Constitution of the World Health Organization, adopted by the International Health Conference); el concepto va a depender del entorno, el tiempo que vive la persona y cómo es su autopercepción en relación a su calidad de vida(22 GavidiaV, Talavera M. (2012). La construcción del concepto de salud. Didáctica de las Ciencias Experimentales y Sociales. 26:161-175.). La calidad de vida, por su parte, es un concepto que se ha relacionado constantemente con la salud, debido a que otorga una mirada personal de los usuarios sobre su propio bienestar, integrando dominios de evaluación desde las aristas de su rehabilitación hasta el impacto en su ocupación(33 Urzúa A, Caqueo-Urízar A. (2012). Quality of life: a theoretical review. Ter Psicol. 30(1): 61-71.).

Al inicio de la década de los noventa, con la creciente preocupación por la calidad de vida de los pacientes, se comienzan a crear los primeros protocolos de autovaloración, entre esos destacando instrumentos para la medición del impacto de patologías vocales(44 Shaheen, N. (2014). Exploring the Relationship Between Spectral and Cepstral Measures of Voice and the Voice Handicap Index (VHI). J Voice; (4):430-9. PMid: 24698884. DOI: 10.1016/j.jvoice.2013.12.008.
https://doi.org/10.1016/j.jvoice.2013.12...
). En el ámbito vocal, para considerar una voz saludable es necesario que ésta sea aceptable para las diferentes demandas personales, sociales y profesionales de la persona; de esta forma, si alguno de estos parámetros se encuentra alterado se estaría frente a un problema vocal(55 Behlau M, Madazio G, Feijo D, Azevedo R, Gielow I, Rehder MI. (2004-2005). Aperfeiçoamento vocal e tratamento fonoaudiológico das disfonias. In: Behlau M, organizadora. Voz: o livro do especialista. Vol II. Rio de Janeiro: Revinter.), por lo cual es necesario considerar la utilidad que le da cada persona a su voz. Para esto es posible diferenciar entre dos grupos: las personas que ocupan su voz no profesionalmente y los que usan su voz como parte fundamental para el desempeño su oficio o profesión, es decir, voz profesional, siendo en este grupo donde se encuentran los cantantes(66 Cobeta I, Núñez F, Fernández S. (2013). Patología de la voz. Sociedad Española de Otorrinolaringología y Patología cérvico-facial. 1ª Edición. Barcelona: Marge Médica Books.). Estos son considerados dentro de la elite vocal(77 Koufman J, Isaacson G. (1991). The Spectrum of vocal dysfunction. The Otolaryngol Clin North Am. 24(5): 985-8. PMid: 1754226.) debido a que el uso de la voz es intenso, con una alta demanda, por lo cual los cambios vocales mínimos podrían generar consecuencias negativas en su desempeño laboral. Es por esto, que requieren de instrumentos específicos y sensibles que midan la calidad de vida asociada a la voz(77 Koufman J, Isaacson G. (1991). The Spectrum of vocal dysfunction. The Otolaryngol Clin North Am. 24(5): 985-8. PMid: 1754226.). Además, los instrumentos de autovaloración enfocados a esta población que está sometida a mayor carga vocal deberían ser más sensibles cuando otorgan una respuesta inmediata después de una presentación, evitando de esta forma cualquier sesgo que genere la memoria, tanto imprecisiones espaciales como temporales(88 Phyland D, Pallant J, Benninger M, Thibeault S, Greenwood K, Smith J, Vallance N. (2013). Development and Preliminary Validation of the EASE: A Tool to Measure Perceived Singing Voice Function. J Voice. 27(4):454-62. https://doi.org/10.1016/j.jvoice.2013.01.019.
https://doi.org/10.1016/j.jvoice.2013.01...
).

El protocolo Evaluatión of Ability to Sing Easily (EASE)8, fue creado en Australia el año 2013, para cubrir la necesidad de evaluación inmediata de voces sanas, específicamente para voz cantada. En su estructura general posee 22 ítems enfocados a evaluar la técnica vocal, siendo dos de estos subdividido en tres dominios: fatiga vocal, que está asociado a síntomas físicos; riesgo de patología, relacionado con los cambios en la mucosa; y preocupación vocal, enfocada al ámbito emocional. Dos de estos ítems (12 y 21) son evaluados de forma inversa debido a que el enunciado está formulado positivamente. Para el registro de respuestas, cuenta con una escala likert de frecuencia con cuatro opciones: no sucede, sucede poco, sucede moderadamente y sucede mucho(88 Phyland D, Pallant J, Benninger M, Thibeault S, Greenwood K, Smith J, Vallance N. (2013). Development and Preliminary Validation of the EASE: A Tool to Measure Perceived Singing Voice Function. J Voice. 27(4):454-62. https://doi.org/10.1016/j.jvoice.2013.01.019.
https://doi.org/10.1016/j.jvoice.2013.01...
).

El protocolo EASE permite determinar carga vocal, tiempos de recuperación, predecir el desarrollo de problemas vocales, evaluar la efectividad de la terapia en torno a las necesidades del cantante, detectar posibles futuros desvíos vocales y proporcionar datos de apoyo en torno al desempeño profesional(88 Phyland D, Pallant J, Benninger M, Thibeault S, Greenwood K, Smith J, Vallance N. (2013). Development and Preliminary Validation of the EASE: A Tool to Measure Perceived Singing Voice Function. J Voice. 27(4):454-62. https://doi.org/10.1016/j.jvoice.2013.01.019.
https://doi.org/10.1016/j.jvoice.2013.01...
). Investigaciones relacionadas a la voz cantada han utilizado el EASE como herramienta; una de estas, utilizó la información de los resultados de la aplicación del protocolo para generar programas de calentamiento vocal en cantantes de coro, demostrando que se pueden elaborar programas de calentamiento vocal en base a la información recabada desde el EASE para trabajar específicamente las características afectadas del cantante(99 Phyland DJ, Thibeault SL, Benninger MS, Vallance N, Greenwood KM, Smith JA. (2013). Perspectives on the Impact on Vocal Function of Heavy Vocal Load Among Working Professional Music Theater Performers. J Voice. 27(3): 390.e31-9. PMid: 23415149. DOI: 10.1016/j.jvoice.2012.12.003.
https://doi.org/10.1016/j.jvoice.2012.12...
). En otra investigación, fue medida la demanda vocal de cantantes de musical a través del EASE-BR(1010 Rocha B, Moreti, F, Amin E, Madazio G, Behlau M. (2014). Cross-cultural adaptation of the Brazilian version of the protocol Evaluation of the Ability to Sing Easily. CoDAS. 26(6):535-9. DOI: 10.1590/2317-1782/20142014175.
https://doi.org/10.1590/2317-1782/201420...
), protocolo adaptado culturalmente al portugués brasileño, en la que los resultados demostraron que los cantantes con mayor tiempo de estudio tienen un menor puntaje cuando se comparan con cantantes con menos tiempo de estudio, y además determinaron que el EASE-BR(1010 Rocha B, Moreti, F, Amin E, Madazio G, Behlau M. (2014). Cross-cultural adaptation of the Brazilian version of the protocol Evaluation of the Ability to Sing Easily. CoDAS. 26(6):535-9. DOI: 10.1590/2317-1782/20142014175.
https://doi.org/10.1590/2317-1782/201420...
) es una herramienta sensible para los cambios vocales(1111 Picanço DL, Salles F, Cassol M. (2019).The Effectiveness of the EASE Scale in the Development of a Vocal Warm-up Program for an Amateur Choir. J Voice.33(3): 310-316. DOI: 10.1016/j.jvoice.2017.11.003.
https://doi.org/10.1016/j.jvoice.2017.11...
).

Para poder utilizar el protocolo EASE en Chile es necesario que pase por un proceso de adaptación cultural y lingüística y, posteriormente, realizar su validación. Este procedimiento se puede realizar de acuerdo a las normas internacionales planteadas por el Scientific Advisory Committee of the Medical Outcomes Trust el 200212. Por lo tanto, el objetivo de esta investigación fue adaptar lingüística y culturalmente el protocolo de voz cantada EASE al español chileno; esto es relevante dado que en Chile aún se suelen utilizar protocolos de autovaloración vocal que no se encuentran adaptados ni validados a la realidad chilena(1313 Aaronson N, Alonso J, Burnam A, Lohr K, Patrick DL, Perrin E, Stein RE. (2002). Assessing Health Status and Quality-of-life Instruments: Attributes and Review Criteria. Qual Life Res.11(3):193-205. PMid: 12074258. DOI: 10.1023/a:1015291021312.
https://doi.org/10.1023/a:1015291021312...
), pudiendo generar que algunas de las consignas tengan un impacto diferente en la población estudiada14. De esta manera, utilizar protocolos no adaptados cultural y lingüísticamente para la población a estudiar, podría generar resultados poco fidedignos debido a la posible dificultad en la comprensión de los enunciados, sobre todo frente a un lenguaje más técnico.

MÉTODO

Esta investigación fue aprobada por el comité de bioética para la investigación de la Facultad de Medicina de la Universidad de Valparaíso por medio del acta número 35/2018. Todos los participantes firmaron el consentimiento informado de la investigación.

El proceso de adaptación cultural y lingüística del protocolo (cuadro 1) se realizó bajo el marco del proceso descrito por el Scientific Advisory Committee of the Medical Outcomes Trust, 2002(1313 Aaronson N, Alonso J, Burnam A, Lohr K, Patrick DL, Perrin E, Stein RE. (2002). Assessing Health Status and Quality-of-life Instruments: Attributes and Review Criteria. Qual Life Res.11(3):193-205. PMid: 12074258. DOI: 10.1023/a:1015291021312.
https://doi.org/10.1023/a:1015291021312...
). De esta forma y, siguiendo los pasos descritos para el proceso de adaptación cultural y lingüística del protocolo, el estudio comenzó con la traducción del protocolo original EASE al español chileno. Este proceso de traducción fue realizado por dos fonoaudiólogos expertos en el área de voz y bilingües inglés-español, de forma independiente obteniendo dos protocolos traducidos. A ellos se les solicitó que el vocabulario fuese acorde a la población de estudio, que, para el caso, fuese directamente en español chileno con vocabulario acorde a cantantes profesionales. Luego de esto, ambas traducciones fueron comparadas por un comité de expertos conformado por cuatro fonoaudiólogos especialistas en el área de voz, también bilingües inglés-español; ninguno de ellos participó en el proceso anterior de traducción. El comité consensuó, de esta forma, una traducción final (TF), la que, siguiendo el proceso establecido, fue retrotraducida. La retrotraducción fue realizada por otro fonoaudiólogo especialista en el área de voz, bilingüe inglés-español que no participó de las etapas anteriores ni conocía el protocolo original. Este paso de retrotraducción consistió en traducir la TF al idioma original inglés. Posterior a esto, la versión original del protocolo EASE con la de la retrotraducción fueron consideradas semánticamente equivalentes, al momento de realizar la comparación por parte del comité de expertos anteriormente mencionado.

Cuadro 1
Resumen proceso de traducción para la adaptación cultural y lingüística

A través del proceso anteriormente descrito, se obtuvo la adaptación cultural y lingüística del protocolo EASE al español chileno. Como la palabra EASE fonéticamente se asemeja a la palabra en inglés easy, cuyo significado en español es “fácil”, se mantuvo el nombre del protocolo ya que explica por sí misma la finalidad de la herramienta, que es evaluar la habilidad de cantar fácil. De esta forma, se llegó a la primera versión del protocolo en español chileno, EASE Chile (EASE-CL) (Anexo 1).

Anexo 1
Versión adaptada cultural y lingüísticamente del protocolo Evaluation of the Ability to Sing Easily – EASE para el español chileno – EASE CL

La primera versión fue respondida por 21 cantantes profesionales chilenos que cumplían con los siguientes criterios de inclusión: ser cantante profesional chileno, contar con mínimo un año de ejercicio del canto, vivir en la región Metropolitana o Quinta Región de Chile, ser mayor de 18 años, tener voz saludable verificada por poseer un puntaje final menor a 35.5 puntos en la Escala de Síntomas Vocales (ESV)(16). Ellos fueron quienes determinaron si el vocabulario era adecuado al español chileno, en específico para cantantes.

RESULTADOS

El proceso de aplicación y evaluación de la traducción final se realizó en un muestreo total de 21 cantantes. Ninguno de ellos realizó alguna observación sobre la comprensión de las preguntas del protocolo EASE-CL preliminar. Esto finaliza el proceso de adaptación lingüística y cultural del instrumento quedando la versión final del protocolo EASE-CL (Anexo 1).

El protocolo EASE-Cl tiene 22 ítems, la misma cantidad del protocolo original y las mismas opciones de respuesta: no sucede, sucede poco, sucede moderadamente y sucede mucho.

En la tabla nº1 se presentan el proceso de traducción 1 (T1), traducción 2 (T2) y la traducción final (TF).

DISCUSIÓN

El proceso de adaptación lingüística y cultural debe ser preciso, prolijo y según los procedimientos estandarizados para que estén acordes a la realidad que se quiere implementar(1313 Aaronson N, Alonso J, Burnam A, Lohr K, Patrick DL, Perrin E, Stein RE. (2002). Assessing Health Status and Quality-of-life Instruments: Attributes and Review Criteria. Qual Life Res.11(3):193-205. PMid: 12074258. DOI: 10.1023/a:1015291021312.
https://doi.org/10.1023/a:1015291021312...
). Para el caso de Chile existen muy pocos protocolos adaptados cultural y lingüísticamente al español chileno, contando con la Escala de Síntomas Vocales(1414 Contreras Ruston F, Moreti F, Vivero M, Malebran C, Behlau M. (2016). Equivalencia cultural de la versión Chilena del Voice Symptom Scale - VoiSS. CoDAS. 28(5): 625-633. DOI: 10.1590/2317-1782/20162015249.
https://doi.org/10.1590/2317-1782/201620...
) y el Índice de Desventaja Vocal para el Canto Popular(1515 Correa S, Contreras F, Castillo A, Moreti F, Behlau M. (2018). Equivalencia cultural de la versión Chilena del Modern Singing Handicap Index: MSHI. CoDAS. 30(3): e20170156. DOI: 10.1590/2317-1782/20182017065.
https://doi.org/10.1590/2317-1782/201820...
), siendo este último ocupado para voz cantada. Sin embargo, contar con el protocolo EASE-Cl adaptado, otorga una herramienta que evita el sesgo de recurrir a la memoria de la sintomatología vocal asociada al canto, ya que su aplicación es inmediatamente posterior a una presentación. Para la adaptación cultural del EASE-Cl se utilizaron las normas internacionales indicadas anteriormente donde se demostró que éste queda adaptado cultural y lingüísticamente para Chile.

La versión adaptada para Chile ya puede ser utilizada como instrumento de prevención y de detección temprana de patologías vocales de forma cualitativa. Su utilización será importante porque en su mayoría los protocolos de autoevaluación de voz están destinados a voces patológicas y no son lo suficientemente sensibles para detección temprana de inadecuaciones en voces sanas(1010 Rocha B, Moreti, F, Amin E, Madazio G, Behlau M. (2014). Cross-cultural adaptation of the Brazilian version of the protocol Evaluation of the Ability to Sing Easily. CoDAS. 26(6):535-9. DOI: 10.1590/2317-1782/20142014175.
https://doi.org/10.1590/2317-1782/201420...
), siendo esto necesario sobre todo cuando se hace referencia a las voces profesionales de alto rendimiento. Por todo lo anterior, se vuelve necesario plantear la posibilidad de validar el protocolo para obtener los estándares de norma chilena para su uso tanto en clínica como en investigación para voces de cantantes sanos y de esta forma poder realizar de forma cuantitativa la valoración de los puntajes obtenidos.

CONCLUSIÓN

El EASE-Cl demostró ser una herramienta apta para su uso en la realidad de los cantantes chilenos, debido a que su vocabulario fue correctamente adaptado. Finalizando, en su primera aplicación el protocolo EASE-Cl fue aceptado en su totalidad por la población objetivo, quedando adaptado lingüística y culturalmente acorde al vocabulario chileno.

  • Trabajo realizado en la Universidad de Valparaíso, Ciudad de Valparaíso, Región de Valparaíso, Chile
  • Fuentes de Fomento: nada que declarar.

REFERENCIAS

  • 1
    World Health Organization (1946) Preamble to the Constitution of the World Health Organization, adopted by the International Health Conference
  • 2
    GavidiaV, Talavera M. (2012). La construcción del concepto de salud. Didáctica de las Ciencias Experimentales y Sociales. 26:161-175.
  • 3
    Urzúa A, Caqueo-Urízar A. (2012). Quality of life: a theoretical review. Ter Psicol. 30(1): 61-71.
  • 4
    Shaheen, N. (2014). Exploring the Relationship Between Spectral and Cepstral Measures of Voice and the Voice Handicap Index (VHI). J Voice; (4):430-9. PMid: 24698884. DOI: 10.1016/j.jvoice.2013.12.008.
    » https://doi.org/10.1016/j.jvoice.2013.12.008
  • 5
    Behlau M, Madazio G, Feijo D, Azevedo R, Gielow I, Rehder MI. (2004-2005). Aperfeiçoamento vocal e tratamento fonoaudiológico das disfonias. In: Behlau M, organizadora. Voz: o livro do especialista. Vol II. Rio de Janeiro: Revinter.
  • 6
    Cobeta I, Núñez F, Fernández S. (2013). Patología de la voz. Sociedad Española de Otorrinolaringología y Patología cérvico-facial. 1ª Edición. Barcelona: Marge Médica Books.
  • 7
    Koufman J, Isaacson G. (1991). The Spectrum of vocal dysfunction. The Otolaryngol Clin North Am. 24(5): 985-8. PMid: 1754226.
  • 8
    Phyland D, Pallant J, Benninger M, Thibeault S, Greenwood K, Smith J, Vallance N. (2013). Development and Preliminary Validation of the EASE: A Tool to Measure Perceived Singing Voice Function. J Voice. 27(4):454-62. https://doi.org/10.1016/j.jvoice.2013.01.019
    » https://doi.org/10.1016/j.jvoice.2013.01.019
  • 9
    Phyland DJ, Thibeault SL, Benninger MS, Vallance N, Greenwood KM, Smith JA. (2013). Perspectives on the Impact on Vocal Function of Heavy Vocal Load Among Working Professional Music Theater Performers. J Voice. 27(3): 390.e31-9. PMid: 23415149. DOI: 10.1016/j.jvoice.2012.12.003.
    » https://doi.org/10.1016/j.jvoice.2012.12.003
  • 10
    Rocha B, Moreti, F, Amin E, Madazio G, Behlau M. (2014). Cross-cultural adaptation of the Brazilian version of the protocol Evaluation of the Ability to Sing Easily. CoDAS. 26(6):535-9. DOI: 10.1590/2317-1782/20142014175.
    » https://doi.org/10.1590/2317-1782/20142014175
  • 11
    Picanço DL, Salles F, Cassol M. (2019).The Effectiveness of the EASE Scale in the Development of a Vocal Warm-up Program for an Amateur Choir. J Voice.33(3): 310-316. DOI: 10.1016/j.jvoice.2017.11.003.
    » https://doi.org/10.1016/j.jvoice.2017.11.003
  • 12
    Pacheco C, Behlau, M. Immediate Impact of Vocal Demand on Musical Theater Singers in Brazil. J Voice. Available online 30 May 2018. In Press. DOI: 10.1016/j.jvoice.2018.04.013.
    » https://doi.org/10.1016/j.jvoice.2018.04.013
  • 13
    Aaronson N, Alonso J, Burnam A, Lohr K, Patrick DL, Perrin E, Stein RE. (2002). Assessing Health Status and Quality-of-life Instruments: Attributes and Review Criteria. Qual Life Res.11(3):193-205. PMid: 12074258. DOI: 10.1023/a:1015291021312.
    » https://doi.org/10.1023/a:1015291021312
  • 14
    Contreras Ruston F, Moreti F, Vivero M, Malebran C, Behlau M. (2016). Equivalencia cultural de la versión Chilena del Voice Symptom Scale - VoiSS. CoDAS. 28(5): 625-633. DOI: 10.1590/2317-1782/20162015249.
    » https://doi.org/10.1590/2317-1782/20162015249.
  • 15
    Correa S, Contreras F, Castillo A, Moreti F, Behlau M. (2018). Equivalencia cultural de la versión Chilena del Modern Singing Handicap Index: MSHI. CoDAS. 30(3): e20170156. DOI: 10.1590/2317-1782/20182017065.
    » https://doi.org/10.1590/2317-1782/20182017065

Fechas de Publicación

  • Publicación en esta colección
    09 Nov 2020
  • Fecha del número
    2020

Histórico

  • Recibido
    05 Set 2019
  • Acepto
    06 Dic 2019
Sociedade Brasileira de Fonoaudiologia Al. Jaú, 684, 7º andar, 01420-002 São Paulo - SP Brasil, Tel./Fax 55 11 - 3873-4211 - São Paulo - SP - Brazil
E-mail: revista@codas.org.br