Estrategias de evaluación en la narración como tarea metacognitiva en personas con esquizofrenia

Alicia Figueroa Barra Ana Paula Machado Goyano Mac-Kay Eduardo Durán Lara Acerca de los autores

RESUMEN

Objetivo

Este estudio procura explorar las diferencias en el componente evaluativo de la estructura narrativa en personas con diagnóstico de esquizofrenia, en comparación con personas con diagnóstico de psicosis afectiva.

Método

El presente estudio es descriptivo, no experimental, y comprende el análisis de los componentes evaluativos de la narrativa, en entrevistas realizadas a 25 individuos con diagnostico psiquiátrico de esquizofrenia crónica y a 25 individuos diagnosticados de psicosis afectiva crónica, pareados por edad, género y características sociodemográficas.

Resultados

La relación entre diagnóstico y tipo de evaluación arrojó resultados estadísticamente significativos con un valor de chi cuadrado de 39,880a (p< 0.00). Fue posible observar que en la esquizofrenia existe una mayor inhibición en la elaboración de expresiones que impliquen opiniones, que los relatos tendieron a identificar los hechos independientemente de cómo les afectaron, sugiriendo una limitación de la función intersubjetiva.

Conclusión

La variable diagnóstico confirma que en la esquizofrenia existe un deterioro funcional en la elaboración de estructuras narrativas y en la articulación del componente evaluativo. En el caso de la psicosis afectiva se manifiestan disfunciones superficiales, sin comprometer su desempeño en la evaluación de las narraciones.

Descriptor
es Evaluación; Esquizofrenia; Trastornos Psicóticos Afectivos; Narración; Metacognición

ABSTRACT

Purpose

This study aims to explore the differences in the evaluative component of the narrative structure in subjects diagnosed with schizophrenia compared to subjects diagnosed with affective psychosis.

Methods

The present investigation was descriptive, not experimental and it included the analysis of the narration evaluative components of interviews of 25 individuals with psychiatric diagnosis of chronic schizophrenia and 25 of chronic affective psychosis, matched by age, gender and sociodemographic characteristics.

Results

The relationship between diagnosis and type of evaluation showed statistically significant results with a chi square value of 39.880a (p <0.00). It was possible to observe that in the schizophrenia there is a greater inhibition in the elaboration of expressions that imply opinions and that narratives tended to identify facts regardless of how they affected subjects, suggesting a limitation of intersubjective function.

Conclusion

The diagnostic variable confirms that in schizophrenia there is a functional deterioration in the process of elaborating narrative structures especially in the articulation of the evaluative component. In the case of the affective psychosis group, superficial dysfunctions were manifested, without compromising their performance in the evaluation of narratives.

Keywords
Evaluation; Schizophrenia; Affective Psychotic Disorders; Narration; Metacognition

INTRODUCCIÓN

En la esquizofrenia y en las psicosis afectivas, el diagnóstico se basa, fundamentalmente, en la historia del desarrollo de los síntomas, la entrevista clínica y la observación de las conductas de la persona afectada, a causa de la ausencia de biomarcadores. En ambas patologías, la reducción del período entre el inicio de los síntomas psicóticos y el comienzo del tratamiento evitaría mayores daños neurobiológicos y neurocognitivos, favoreciendo una evolución más benigna(11 McGorry PD, Yung AR, Phillips LJ. The <close–in> or ultra high–risk model: a safe and effective strategy for research and clinical intervention in prepsychotic mental disorder. Schizophr Bull. 2003;29(4):771-90. http://dx.doi.org/10.1093/oxfordjournals.schbul.a007046. PMid:14989414.
http://dx.doi.org/10.1093/oxfordjournal...
). Otros factores que influyen en la evolución de los cuadros psicóticos son el género y la edad de inicio de la enfermedad. En estudios se ha verificado que los hombres tienen un inicio más temprano y un curso de la enfermedad con mayor deterioro (22 Usall J. Diferencias de género en la esquizofrenia. Rev Psiquiatr Fac Med Barc. 2003;30(5):276-87. ,33 Sánchez R, Téllez G, Jaramillo L. Edad de inicio de los síntomas y sexo en pacientes con trastorno del espectro esquizofrénico. Biomedica. 2012;32(2):206-13. http://dx.doi.org/10.7705/biomedica.v32i2.423. PMid:23242294.
http://dx.doi.org/10.7705/biomedica.v32...
).

En contraste con la psicosis afectiva, la esquizofrenia presenta una alta morbi-mortalidad, multidimensionalidad etiológica y curso deteriorante de suma consideración, al punto que es una de las enfermedades mentales más desafiantes tanto para la psiquiatría como para la salud pública(44 Crow T. Is schizophrenia the price homo sapiens pay for language? Schizophr Res. 1997;28(2-3):127-41. http://dx.doi.org/10.1016/S0920-9964(97)00110-2. PMid:9468348.
http://dx.doi.org/10.1016/S0920-9964(97...

5 Andreasen NC, Grove W. Thought, language, and communication in schizophrenia: diagnosis and prognosis. Schizophr Bull. 1986;12(3):348-59. http://dx.doi.org/10.1093/schbul/12.3.348. PMid:3764356.
http://dx.doi.org/10.1093/schbul/12.3.3...
-66 McKenna PJ, Oh T. Schizophrenic speech: making sense of bath roots and ponds that fall in doorway. Londres: Cambridge University Press; 2005. ) Asimismo, al situarse en etapas precoces del ciclo vital, se asocia no solo a un deterioro neurocognitivo y psicosocial significativo, sino que, además, de no contar con un tratamiento oportuno y eficaz, tenderá a la cronicidad.

El afrontamiento del proceso mórbido en la psicosis presupone, también, la integración de diversas habilidades neurocognitivas; la metacognición, entendida como la capacidad para pensar en el pensamiento, se encuentra disminuida en patologías mentales severas como la esquizofrenia, en comparación con otras como la psicosis afectiva (66 McKenna PJ, Oh T. Schizophrenic speech: making sense of bath roots and ponds that fall in doorway. Londres: Cambridge University Press; 2005. ). La interacción médico-paciente, en sí misma, representa un imbricado procesamiento comunicativo que constituye un marco ideal para las pesquisas de algunas dificultades funcionales, además de la identificación de posibles alteraciones de la cognición presentes en la esquizofrenia y en otras enfermedades mentales(77 Chaika E, Lambe R. The locus of dysfunction in schizophrenic speech. Schizophr Bull. 1985;11(1):8-15. http://dx.doi.org/10.1093/schbul/11.1.8.
http://dx.doi.org/10.1093/schbul/11.1.8...

8 Elvevag B, Wynn R, Covington MA. Meaningful confusions and confusing meanings in communication in schizophrenia. Psychiatry Res. 2011;186(2-3):461-4. http://dx.doi.org/10.1016/j.psychres.2010.08.015. PMid:20843559.
http://dx.doi.org/10.1016/j.psychres.20...

9 Fernández Pérez M. Síntesis Lingüística y déficit comunicativos. Lingüística clínica y Logopedia. In: Fernández Pérez M, coordenador. Lingüística y déficit comunicativos. Madrid: Madrid Editorial; 2014. p. 19-45.

10 Salavera C, Puyuelo M. Aspectos semánticos y pragmáticos en personas con esquizofrenia. (2010). Rev Logop Fon Audiol. 2010;30(Apr-June):84-93.
-1111 Figueroa A. Análisis pragmalingüístico de los marcadores de coherencia en el discurso de sujetos con esquizofrenia crónica y de primer episodio [tesis]. España: Universidad de Valladolid; 2015. 512 p. [cited 2013 Sep 25]. Available from: https://uvadoc. uva.es/bitstream/10324/16539/1/Tesis910-160314.pdf
https://uvadoc. ...
). La entrevista clínica en salud mental está basada en el vínculo con el paciente y en la exploración de su conducta a través de la semiología psiquiátrica. Este tipo de interacciones presenta una gran ventaja informativa y, en este sentido, son conocidos los aportes sobre discurso terapéutico, que incluye tres pasos esenciales como el análisis del contexto comunicativo global, la identificación de reglas del discurso y el análisis de las interacciones, condiciones indispensables para una comprensión estratégica del funcionamiento cognitivo-comunicativo del afectado(1212 Labov W, Fanshel D. Therapeutic discourse: psychotherapy as conversation. New York: Academic Press; 1977. ).

Sumado a lo anterior, los autores proponen que la narración es la actividad principal que se realiza en la clínica psiquiátrica(1313 Bruner JS. Search of pedagogy. The selected works. USA: Routledge; 2006. 2v. ,1414 - Brown G, Yule G. (2005). Análisis del discurso. Madrid: Visor; 2005. ). La narrativa se sitúa como un mecanismo racional que proporciona marcos y esquemas de conocimientos necesarios para la elaboración de explicaciones del mundo, de la realidad y de la experiencia personal, lo que constituye el entramado de la propia identidad, sometido permanentemente a la negociación del significado(1313 Bruner JS. Search of pedagogy. The selected works. USA: Routledge; 2006. 2v. ).

La evaluación en la narración constituye un mecanismo metacognitivo por excelencia que se basa en la tarea de elaborar un juicio sobre experiencias vivenciadas(1414 - Brown G, Yule G. (2005). Análisis del discurso. Madrid: Visor; 2005.

15 Labov W, Waletzky J. Narrative analysis: oral versions of personal experience. J Narrat Life Hist. 1997;7(1-4):3-38. http://dx.doi.org/10.1075/jnlh.7.02nar.
http://dx.doi.org/10.1075/jnlh.7.02nar ...
-1616 Labov W. Some further steps in narrative analysis. J Narrat Life Hist. 1997;7(1-4):395-415. http://dx.doi.org/10.1075/jnlh.7.49som.
http://dx.doi.org/10.1075/jnlh.7.49som ...
). La comprensión inferencial de las intenciones, emociones y creencias de otros con quienes se interactúa permite conservar la conciencia de identidad. La posibilidad de distinguir y diferenciar los estados internos es fundamental para que el individuo logre controlar su experiencia afectiva(1717 Silva Corvalán C. Sociolingüística y pragmática del español. Washignton: Georgetown University Press; 2001. ). La adquisición de habilidades limitadas y la existencia de una narrativa empobrecida pueden favorecer comportamientos que evitan el enfrentamiento, dando lugar a un ciclo de disfunción continuado(1818 Lysaker PH, Buck KD. Neurocognitive deficits as barrier to psychosocial function in schizophrenia: effects on learning, coping and self-concept. J Psychosoc Nurs Ment Health Serv. 2007;45(7):24-30. PMid:17679313. ).

Uno de los modelos importantes para el estudio de las narraciones en diferentes contextos comunicativos es el de Labov y Waletzky(1515 Labov W, Waletzky J. Narrative analysis: oral versions of personal experience. J Narrat Life Hist. 1997;7(1-4):3-38. http://dx.doi.org/10.1075/jnlh.7.02nar.
http://dx.doi.org/10.1075/jnlh.7.02nar ...
), sentando bases trascendentales para el estudio empírico de la narración, en donde plantean que las historias se organizan mediante una superestructura canónica conformada por categorías jerárquicamente organizadas, aunque no forzosamente obligatorias: resumen, orientación, complicación de la acción, evaluación, resolución y desfecho final. Estos autores definieron la narración como una manera de rememorar una experiencia pasada, pareando cláusulas verbales con eventos que ocurrieron realmente(1515 Labov W, Waletzky J. Narrative analysis: oral versions of personal experience. J Narrat Life Hist. 1997;7(1-4):3-38. http://dx.doi.org/10.1075/jnlh.7.02nar.
http://dx.doi.org/10.1075/jnlh.7.02nar ...
). En el estudio sistemático de este recurso discursivo, la propuesta teórica se amplía y considera de máxima importancia el componente evaluativo (1212 Labov W, Fanshel D. Therapeutic discourse: psychotherapy as conversation. New York: Academic Press; 1977. ,1515 Labov W, Waletzky J. Narrative analysis: oral versions of personal experience. J Narrat Life Hist. 1997;7(1-4):3-38. http://dx.doi.org/10.1075/jnlh.7.02nar.
http://dx.doi.org/10.1075/jnlh.7.02nar ...
,1616 Labov W. Some further steps in narrative analysis. J Narrat Life Hist. 1997;7(1-4):395-415. http://dx.doi.org/10.1075/jnlh.7.49som.
http://dx.doi.org/10.1075/jnlh.7.49som ...
). La evaluación en el relato corresponde a la parte en que se expresa el sentido o propósito de la historia, se mantiene el interés del interlocutor o auditorio, además de ser el porqué de la narración y de servir para mostrar un punto de vista personal, junto con esto, puede presentarse en diferentes puntos de la historia(1515 Labov W, Waletzky J. Narrative analysis: oral versions of personal experience. J Narrat Life Hist. 1997;7(1-4):3-38. http://dx.doi.org/10.1075/jnlh.7.02nar.
http://dx.doi.org/10.1075/jnlh.7.02nar ...
,1919 Labov W. (1985). Speech actions and reactions in personal narrative. In: Tannen D. Analyzing discourse: text and talk. Washington: Georgetown. p. 219-47. ,2020 Labov W. Narrative pre-construction. Narrative Inq. 2006;16(1):37-45. http://dx.doi.org/10.1075/ni.16.1.07lab.
http://dx.doi.org/10.1075/ni.16.1.07lab...
). Cuatro son las formas de evaluación: externa, encadenada, narración por el hecho, y por suspensión de la acción.

La evaluación en la narración representa un complejo mecanismo discursivo desarrollado en diferentes niveles de procesamiento semántico y pragmático. Constituye una tarea central en el mantenimiento de la imagen positiva y, estratégicamente, proporciona claves sobre otros aspectos del funcionamiento cognitivo de las personas afectadas de esquizofrenia, tales como el control inhibitorio, la memoria de trabajo y la atención sostenida que se encuentran disminuidos particularmente en la esquizofrenia(1111 Figueroa A. Análisis pragmalingüístico de los marcadores de coherencia en el discurso de sujetos con esquizofrenia crónica y de primer episodio [tesis]. España: Universidad de Valladolid; 2015. 512 p. [cited 2013 Sep 25]. Available from: https://uvadoc. uva.es/bitstream/10324/16539/1/Tesis910-160314.pdf
https://uvadoc. ...
).

A pesar de que en la interacción clínica en psiquiatría no se pueden esperar narraciones canónicas a causa del proceso psicótico general que interfiere en cualquier forma discursiva, sí es factible observar el componente evaluativo en el marco de la elaboración de interpretaciones sobre el propio proceso mórbido vivenciado. La narración, como procesos discursivos centrados en la elaboración de interpretaciones sobre la enfermedad y su impacto, es un mecanismo mediante el que el individuo accede o se da cuenta de la propia identidad(1111 Figueroa A. Análisis pragmalingüístico de los marcadores de coherencia en el discurso de sujetos con esquizofrenia crónica y de primer episodio [tesis]. España: Universidad de Valladolid; 2015. 512 p. [cited 2013 Sep 25]. Available from: https://uvadoc. uva.es/bitstream/10324/16539/1/Tesis910-160314.pdf
https://uvadoc. ...
). Para las personas afectadas de psicosis es dificultoso evaluar su proceso mórbido, pero, aún más dificultoso, asumirlo desde una experiencia analítica consciente, expresada en la evaluación de las narraciones personales. Asimismo, las evaluaciones en el relato suponen una plena coincidencia con la perspectiva histórico-biográfica, razón por la que nos interesa este aspecto de su modelo(1111 Figueroa A. Análisis pragmalingüístico de los marcadores de coherencia en el discurso de sujetos con esquizofrenia crónica y de primer episodio [tesis]. España: Universidad de Valladolid; 2015. 512 p. [cited 2013 Sep 25]. Available from: https://uvadoc. uva.es/bitstream/10324/16539/1/Tesis910-160314.pdf
https://uvadoc. ...
).

El presente trabajo está enmarcado en el paradigma de la Lingüística Clínica que aporta el análisis lingüístico al trastorno de comunicación y lenguaje(2121 Garayzábal-Heinze. La lingüística clínica: teoría y práctica. Estudios de Lingüística. 2009(3):131-68. ).

Este estudio procura explorar las diferencias en el componente evaluativo de la estructura narrativa en personas con diagnóstico de esquizofrenia, en comparación con personas con diagnóstico de psicosis afectiva, y establecer la posible relación entre el diagnóstico clínico, el género y los fenómenos discursivos estudiados. La hipótesis del estudio es que la evaluación de la historia tiende a ser más disfuncional entre personas con esquizofrenia en comparación con las que padecen psicosis afectiva.

MÉTODO

La participación para este estudio contó con un consentimiento informado presentado por escrito y firmado por los pacientes y un familiar o cuidador responsable, además de la aprobación del Comité de Ética Científica C.E.C. del Servicio de Salud Metropolitano Sur S.S.M.S. de Santiago de Chile.

El diseño de este trabajo es transversal, comparativo y no experimental. El estudio comprendió una selección aleatoria por conveniencia de 50 entrevistas clínicas - 25 entrevistas realizadas al grupo de personas con diagnóstico de esquizofrenia crónica (G1-EC), y 25 entrevistas al grupo con diagnóstico de psicosis afectiva crónica (G2-PA) - una muestra representativa de ambas patologías, del corpus Lenguaje, Psicosis e Intersubjetividad (LEPSI), pareadas por edad, género, rango de edad entre 25 y 50 años y características sociodemográficas. El corpus está formado por entrevistas realizadas a individuos chilenos con los siguientes criterios de inclusión: entrevistas realizadas al grupo de personas con diagnóstico de esquizofrenia crónica (G1-EC) y al grupo diagnosticado de psicosis afectiva crónica (G2-PA), ambos géneros, rango de edad entre 25 y 50 años, con diagnóstico realizado por un equipo de psiquiatras desde hace más de tres años, en individuos estabilizados psicopatológicamente y recibiendo dosis orales o de depósito de antipsicóticos por espacio mínimo de un mes. Los criterios de exclusión fueron: individuos con otras patologías psiquiátricas, con enfermedades neurodegenerativas, con adicción al alcohol o a drogas.

Con base en criterios de observación clínica y cualitativa, en este estudio hemos clasificado las evaluaciones en el relato en función de su contribución metacognitiva, vinculando la problemática vivenciada con la situación personal, lo que implica que el narrador debe explicitar en primera persona su estado, creencias, emociones o sentimientos, con construcciones del tipo: “y yo sentí que me observaban”, “me apenó que”, “pensaba que”, etc. Esto significa que para este estudio jerarquizamos de mayor a menor los tipos de evaluación que facilitan dicha vinculación, por sobre aquellos que distancian la relación entre situación personal y enfermedad. De este modo, asignamos puntajes a la tipología evaluativa. El Cuadro 1 resume las características discursivas y los indicadores para el análisis de los tipos de evaluación y la puntuación acreditada.

Cuadro 1
Tipos de evaluación

Se realizó una transcripción ortográfica de las entrevistas y se incluyeron las etiquetas propuestas por Gallardo Paúls en el corpus PerLA, descriptas en el Anexo 1.

En lo que se refiere a la descripción del procedimiento estadístico utilizado, se realizó un análisis discursivo de las entrevistas transcritas, a partir del cual, se generaron variables que fueron categorizadas para la valoración de la tipología de la evaluación en el relato. De esta forma, al tratarse de un estudio con variables cuantitativas múltiples, comprobamos la distribución normal de los datos conseguidos y utilizamos una prueba no paramétrica: chi cuadrado, que sirvió para correlacionar la presencia o ausencia de algunas variables con factores como el estadio de la enfermedad y el género de los participantes. En todos los casos, el grado de significación estadística se definió en p=<0.05.

RESULTADOS

Las características de todos los participantes están reseñadas en el Cuadro 2 .

Cuadro 2
Datos clínicos y demográficos de la muestra

En el Cuadro 2 se puede verificar que ambos grupos tienen edad media próxima y equilibrio entre el número de individuos del género masculino y femenino. Más de la mitad del grupo G1 tiene escolaridad media completa y del grupo G2 escolaridad media incompleta. En los dos grupos se observa un número importante de personas sin empleo.

Con el fin de diferenciar los tipos de evaluaciones empleadas en la narración entre los grupos de personas con esquizofrenia y psicosis afectiva, los datos obtenidos están organizados en diferentes niveles de observación que pueden aportar evidencia convergente: en términos descriptivos, con porcentajes de frecuencia de las variables y según el diagnóstico, y en términos cualitativos, en relación con la eficacia comunicativa lograda por los participantes en dichas variables. Los resultados en porcentaje de los tipos de evaluación según el diagnóstico están presentados en el Cuadro 3 .

Cuadro 3
Frecuencia de los tipos de evaluación según el diagnostico

La relación entre diagnóstico y tipo de evaluación arrojó resultados estadísticamente significativos con un valor de chi cuadrado de 39,880a (p< 0.00).

En relación con la variable diagnóstico clínico y tipo de evaluación, tal como se reporta en el Cuadro 3 , puede observarse que la evaluación encadenada se presenta en un 80% en las entrevistas de los informantes G2-PA, en contraste con la baja ocurrencia (10%) de este tipo de evaluación en los sujetos con diagnóstico de esquizofrenia que presentan porcentajes mayores en la evaluación externa y narración por el hecho.

En lo que sigue, se expondrán los resultados descriptivos del estudio en cuanto a la eficacia comunicativa lograda por los participantes del estudio y se presentarán ejemplos de las evaluaciones empleadas por los pacientes estudiados. El entrevistador está indicado por E y el sujeto por S.

Tipo de evaluación y diagnóstico clínico:

Ejemplo (1):

  1. 1 S: ahora/ ya que superé la parte más crítica de mi depresión/ me doy cuenta que quiero hacer hartas cosas/ quiero estudiar literatura// me encanta leer/ escribir/ aunque con este tema de la depresión dejé de lado todo eso.

  2. 2 E: ya

  3. 3 S: como que ahora me cuesta concentrarme en leer/ no escribo igual que antes y eso igual me frustra/ Me gustaría trabajar en un café literario porque no quiero algo// no quiero ser profesora porque sería muy cuadrado.

  4. 4 E: mmm

Como se puede apreciar en el Ejemplo 1, recorte de la producción de un sujeto del grupo G2-PA, una evaluación encadenada del relato presenta una elaboración completa y no se requiere de la intervención del entrevistador para solicitar ningún tipo de aclaraciones; además el paciente establece comparaciones entre su situación inicial en la enfermedad y su condición presente, con el empleo de conectores discursivos que cumplen funciones lógicas, lo que permite una comprensión de los expresado sin ningún inconveniente:

Por el contrario, en el Ejemplo 2, que pertenece al grupo G1-EC, pese a que se puede seguir en líneas generales la relación entre la enfermedad y sus efectos en la vida del afectado, su elaboración tiene elementos distractores como la respuesta ambigua del turno 5.

Ejemplo (2)

  1. 1S: cuando dicen queee <pausa or> las voces cuando dicen esquizofrenio/ esquizo/ que soy esquizofrénico se van <ríe> como que les da miedo.

  2. 2E: yaa/ pero <pausa or> a ver/ explíqueme cómo es eso/ ¿a quién le da miedo?/ ¿a las voces?

  3. 3S: a mí/ yo cuando lo pens <palabra cortada>/ porque yo cuando empecé a escuchar voces/ altiro declaré que empecé a escuchar voces.

  4. 4E: ya

  5. 5S: porqueee <pausa or> yo dije: “esto no es mío”/ “es algo/ algo me está pasando”/ “algo raro estáaa <pausa or>/” <ríe> “no está/ no está funcionando bien po [pues]” / no sé/ yo me fui/ me fui directo al médico/ el me/ me/ me/ como se llama/ meee <pausa or>/ me declaró/ me decretó// me dijo que era esquizofreniaaa <pausa or> parenoi <palabra cortada> paranoide// También me he puesto a pensar en/ a pensar/ a estudiar en el cerebro/ a estudiar el cerebro/ también lo he hechooo <pausa or> en los ratos libres/ para poder ente<palabra cortada> entenderme/ ¿en qué parte?/ ¿cómo me funciona el cerebro?/ y qué partes son las que me hacen pensar/ y qué partes no me hacen tanto pensar//eso que más le puedo contar <ríe>/ ¿le sigo contando?

  6. 6E: ya/claro que sí

El tipo de evaluación externa alcanza una alta recurrencia entre los grupos de esquizofrenia, con 36% (18 casos), en contraste con un caso en los de psicosis afectiva. El empleo de la evaluación por suspensión de la acción se observó con preferencia por los grupos de esquizofrenia (10 casos), con un 20% del total de relatos, por el contrario, se comprobó una baja ocurrencia entre los grupos de psicosis afectiva. En el caso de los grupos de esquizofrenia, vemos que hay una preferencia por el empleo de la evaluación por el hecho, que alcanza un 34% de las ocurrencias totales en contraste con la ausencia de este tipo de evaluación entre los grupos de psicosis afectiva.

Tipo de evaluación y genero

En relación con las variables tipo de evaluación y sexo, considerados el total de sujetos de los dos grupos, los datos proporcionados no probaron resultados estadísticamente significativos, pues el valor de chi cuadrado es de, 241a (p<, 971). La evaluación encadenada entre hombres alcanzó un 14,6%, en comparación con el grupo de mujeres que registró un 18,6%. Asimismo, la evaluación externa entre hombres llegó a un registro de 10,6%, en cambio entre las mujeres alcanzó un 14,6%. Sin embargo, resulta interesante el hecho de que las mujeres empleen de forma consistente y más elaborada la evaluación encadenada y externa, en contraste con los hombres de los dos grupos de participantes, como pasamos a ejemplificar.

Ejemplo (3):

  1. 1

    E: ok/ ya/ ¿me puedes contar porque llegaste acá al hospital?

  2. 2

    S: si/ llegué porqueee <pausa or> siento///que no soy yo

  3. 3

    E: ¿mm? <pausa or>

  4. 4

    S: que no soy yo/ cuando me miro al espejo/ cuando hablo/ no soy yo

  5. 5

    E: ¿cómo es eso?/ a ver/ ¿me lo puedes explicar?

  6. 6

    S: que/ por ejemplo/ mmm <pausa > / que no hablo yo/ siento que otra persona habla por mi

  7. 7

    E: yaa<pausa >

  8. 8

    S: es que otra persona<pausa > hace todo por mí

  9. 9

    E: ya/ a ver/ ¿y quién sería esa persona/ sabes?

  10. 10

    S: una extraña

  11. 11

    E: una extraña/ ya/ ¿y esa extraña desde cuándo que está presente?

  12. 12

    S: de hace 8 meses

En cambio, la mayoría de ellos elaboraron evaluaciones del tipo por el hecho que alcanzó un 12% entre los hombres y solo un 8% entre las mujeres. La evaluación por suspensión de la acción, entre las mujeres alcanzó un 9,33% y entre los hombres llegó a un 12,27%. A continuación, un ejemplo de ésta última evaluación en uno de los sujetos hombre:

Ejemplo (4):

  1. 1.S: ya/ mire esta telepatía comenzó/ a través de un libro cuando yo leí/ un libro infantil

  2. 2.E: mm<pausa or>

  3. 3.S: estaba en la cama un día/ empezaron tatatata a martillar/ hasta ahí no más po [pues] / después me confunden con loco/ que escucho voces/ cosas raras/ eso pasa en este asunto/ entonces es sufrir internamente/ sufrimiento interno/ yo soy ascendiente al sufrimiento.

  4. 4.E: ¿ascendiente al sufrimiento?/ ya

  5. 5.S: ¿le quedó claro?

  6. 6.E: mm<pausa or> si/ es que no me queda claro lo de la telepatía/ insisto/ ¿cómo se la practicaron a usted?

  7. 7.S: bueno

  8. 8.E: usted estaba acostado y ¿escuchó?///

  9. 9.S: vamos a explicar cómo es el asunto/ mire/ un día yo estaba en mi casa/y un joven llegó con una renoleta [antiguo auto de marca Renault]

  10. 10.E: ya

  11. 11.S: y me pasaron un libro que se llama/ “Tus horas mágicas”

  12. 12.E: yaaa<pausa or>

  13. 13.S: yo las considero infantil

  14. 14.E: ya/ ¿y usted tomó el libro?

  15. 15.S: tomé el libro/ lo leí y comencé/ a recibir esta influencia negativa que se llama telepatía

    1. 16

      E: ya/ comprendo

DISCUSIÓN

Este estudio procura explorar las diferencias en el componente evaluativo de la estructura narrativa en personas con diagnóstico de esquizofrenia, en comparación con personas con diagnóstico de psicosis afectiva. Actualmente, son pocos los estudios sobre el tema en la literatura. En las psicosis, el componente evaluativo está condicionado por las dificultades de los pacientes para expresar una noción tranquilizadora de su propia experiencia(2222 Hernández Monsalve M. Psicoterapia y rehabilitación de pacientes con psicosis. España: Editorial Grupo; 2014. ). Una condición irrecusable para la rehabilitación es conservar el sentido de sí mismo, de un yo que, aunque en conflicto se encuentra presente(2323 Bruner J. La fábrica de historias. Derecho, literatura, vida. Buenos Aires: FCE; 2003. ).

Es relevante el hecho de que, independientemente de la patología, las mujeres presentan una mayor eficiencia en la elaboración de las evaluaciones del relato en general. Sobre este aspecto, llama la atención el hecho de que las mujeres empleen más mecanismos discursivos con los que involucran al entrevistador, a través de las opiniones sobre las situaciones o las personas que participan en su relato, con el fin de que su imagen positiva sea reforzada, además, por la evaluación del auditorio. Este hallazgo resulta consistente con la literatura sobre narraciones y género(22 Usall J. Diferencias de género en la esquizofrenia. Rev Psiquiatr Fac Med Barc. 2003;30(5):276-87. ,33 Sánchez R, Téllez G, Jaramillo L. Edad de inicio de los síntomas y sexo en pacientes con trastorno del espectro esquizofrénico. Biomedica. 2012;32(2):206-13. http://dx.doi.org/10.7705/biomedica.v32i2.423. PMid:23242294.
http://dx.doi.org/10.7705/biomedica.v32...
,2424 Camargo L. (2003). Hacia una definición de la narración oral conversacional. In: Manuel J, Megías L, Castillo C. Decíamos ayer: estudios en honor a María Cruz García de Enterría. Madrid: Universidad de Alcalá; 2003. p. 43-59.

25 Prieto L, San Martín A. Diferencias de género en el empleo del discurso referido: aproximación sociolingüística y pragmático-discursivo. BFUCh. XXXIX(2002-2003):269-303.
-2626 Riecher-Rössler A, Häfner H. Gender aspects in schizophrenia: bridging the border between social and biological psychiatry. Acta Psychiatr Scand Suppl. 2000;2000(407):58-62. http://dx.doi.org/10.1034/j.1600-0447.2000.00011.x. PMid:11261642.
http://dx.doi.org/10.1034/j.1600-0447.2...
). Nuestros individuos femeninos utilizan más recursos como retomadas sin pasar al interlocutor el turno en la conversación.

La evaluación encadenada representa una articulación consciente entre la problemática que desencadena el proceso mórbido, mediante la manifestación de sus estados anímicos o emocionales(1111 Figueroa A. Análisis pragmalingüístico de los marcadores de coherencia en el discurso de sujetos con esquizofrenia crónica y de primer episodio [tesis]. España: Universidad de Valladolid; 2015. 512 p. [cited 2013 Sep 25]. Available from: https://uvadoc. uva.es/bitstream/10324/16539/1/Tesis910-160314.pdf
https://uvadoc. ...
,2727 Leroy F, Beaune D. Langage et schizophrénie: l’intention en question. Ann Med Psychol (Paris). 2008;166(8):612-9. http://dx.doi.org/10.1016/j.amp.2006.02.012.
http://dx.doi.org/10.1016/j.amp.2006.02...
); y este aspecto se refleja en los datos cuando indican mayor número de ocurrencias en G2-PA.

El empleo de evaluación externa se observó de forma preferente entre los individuos jóvenes del corpus del grupo G1-EC, y fue posible observar una actitud suspicaz y de automonitoreo en la entrega de información en el relato. Este tipo de evaluación es coincidente con la literatura(1212 Labov W, Fanshel D. Therapeutic discourse: psychotherapy as conversation. New York: Academic Press; 1977. ) acerca de su empleo característico en la entrevista terapéutica, que se relaciona en forma directa con el estadio de la enfermedad(1111 Figueroa A. Análisis pragmalingüístico de los marcadores de coherencia en el discurso de sujetos con esquizofrenia crónica y de primer episodio [tesis]. España: Universidad de Valladolid; 2015. 512 p. [cited 2013 Sep 25]. Available from: https://uvadoc. uva.es/bitstream/10324/16539/1/Tesis910-160314.pdf
https://uvadoc. ...
).

En la entrevista clínica, la evaluación por el hecho se presentó con un carácter informativo y desafectado, es decir, alguien hizo esto o aquello, sin incluir en ningún momento cuáles son las impresiones del narrador sobre lo que reporta en su relato, derivándose inconscientemente la evaluación al interlocutor, hecho que se relaciona más con el perfil del G1-EC(66 McKenna PJ, Oh T. Schizophrenic speech: making sense of bath roots and ponds that fall in doorway. Londres: Cambridge University Press; 2005. ,88 Elvevag B, Wynn R, Covington MA. Meaningful confusions and confusing meanings in communication in schizophrenia. Psychiatry Res. 2011;186(2-3):461-4. http://dx.doi.org/10.1016/j.psychres.2010.08.015. PMid:20843559.
http://dx.doi.org/10.1016/j.psychres.20...
). Es interesante señalar que se observó prototípicamente en forma de comentarios breves y acotados a algún episodio del relato.

Es posible sintetizar nuestros hallazgos proponiendo que existen diferencias, en el empleo de las estrategias evaluativas, en la narración en ambos grupos de pacientes. La variable diagnóstico confirma que en la esquizofrenia existe un deterioro funcional en la elaboración de estructuras narrativas y, en especial, en la articulación del componente evaluativo. En el caso del grupo de psicosis afectiva, se manifestaron disfunciones superficiales, sin comprometer su desempeño en la evaluación de las narraciones. Comprobamos que el peor desempeño en la evaluación en esquizofrenia se vincula con la dificultad para identificar el obstáculo que les ha causado el proceso mórbido. La elaboración de una autoimagen positiva pudo observarse en el grupo de psicosis afectiva y no en el de esquizofrenia. A pesar de que la variable género no reflejó estadísticamente una diferencia entre los participantes en este estudio, desde una apreciación cualitativa, observamos en los hombres un desempeño muy deficiente en la evaluación de la narración, en tanto que entre las mujeres se mantuvo un funcionamiento más adecuado, resultado corroborado por la literatura. Este hallazgo sugiere que sería necesario indagar en esta variable, desde diferentes enfoques, para comprobar si se mantiene lo planteado.

CONCLUSIÓN

Es posible que, frente a la tarea de elaborar una narración sobre el proceso mórbido vivenciado, se deba integrar, por una parte, la situación objetiva, es decir, los hechos y, por otra, la experiencia subjetiva y su correspondiente evaluación. Las dificultades en la integración pertinente de ambas situaciones son indicadores fiables del deterioro intersubjetivo de la persona que narra, conducta probada entre el grupo de esquizofrenia en contraste con los de psicosis afectiva. Fue posible observar que en esquizofrenia existe una mayor inhibición en la elaboración de expresiones que impliquen opiniones; en consecuencia, los relatos tendieron a identificar los hechos independientemente de cómo les afectaron, sugiriendo limitación de la función intersubjetiva, lo que conlleva desvinculación social, estigma, y el consecuente deterioro en el funcionamiento psicosocial. Vale señalar que el carácter limitado de este estudio debe ser complementado con la ampliación del corpus hacia pacientes de primer episodio de psicosis. La enorme vulnerabilidad de las personas que padecen enfermedades mentales debe motivar esfuerzos por alcanzar formas de intervención basadas en el vínculo, y no únicamente en los síntomas, tarea posible en parte con la generación de nuevos dispositivos de evaluación del lenguaje.

Anexo 1. Convenciones de transcripción del corpus LEPSI según etiquetas propuestas por Gallardo Paúls en el corpus PerLA

  • Trabajo realizado en Universidad de Chile - Santiago, Chile.
  • Apoyo financiero: nada que declarar.

REFERENCIAS

  • 1
    McGorry PD, Yung AR, Phillips LJ. The <close–in> or ultra high–risk model: a safe and effective strategy for research and clinical intervention in prepsychotic mental disorder. Schizophr Bull. 2003;29(4):771-90. http://dx.doi.org/10.1093/oxfordjournals.schbul.a007046. PMid:14989414.
    » http://dx.doi.org/10.1093/oxfordjournals.schbul.a007046
  • 2
    Usall J. Diferencias de género en la esquizofrenia. Rev Psiquiatr Fac Med Barc. 2003;30(5):276-87.
  • 3
    Sánchez R, Téllez G, Jaramillo L. Edad de inicio de los síntomas y sexo en pacientes con trastorno del espectro esquizofrénico. Biomedica. 2012;32(2):206-13. http://dx.doi.org/10.7705/biomedica.v32i2.423. PMid:23242294.
    » http://dx.doi.org/10.7705/biomedica.v32i2.423
  • 4
    Crow T. Is schizophrenia the price homo sapiens pay for language? Schizophr Res. 1997;28(2-3):127-41. http://dx.doi.org/10.1016/S0920-9964(97)00110-2. PMid:9468348.
    » http://dx.doi.org/10.1016/S0920-9964(97)00110-2
  • 5
    Andreasen NC, Grove W. Thought, language, and communication in schizophrenia: diagnosis and prognosis. Schizophr Bull. 1986;12(3):348-59. http://dx.doi.org/10.1093/schbul/12.3.348. PMid:3764356.
    » http://dx.doi.org/10.1093/schbul/12.3.348
  • 6
    McKenna PJ, Oh T. Schizophrenic speech: making sense of bath roots and ponds that fall in doorway. Londres: Cambridge University Press; 2005.
  • 7
    Chaika E, Lambe R. The locus of dysfunction in schizophrenic speech. Schizophr Bull. 1985;11(1):8-15. http://dx.doi.org/10.1093/schbul/11.1.8.
    » http://dx.doi.org/10.1093/schbul/11.1.8
  • 8
    Elvevag B, Wynn R, Covington MA. Meaningful confusions and confusing meanings in communication in schizophrenia. Psychiatry Res. 2011;186(2-3):461-4. http://dx.doi.org/10.1016/j.psychres.2010.08.015. PMid:20843559.
    » http://dx.doi.org/10.1016/j.psychres.2010.08.015
  • 9
    Fernández Pérez M. Síntesis Lingüística y déficit comunicativos. Lingüística clínica y Logopedia. In: Fernández Pérez M, coordenador. Lingüística y déficit comunicativos. Madrid: Madrid Editorial; 2014. p. 19-45.
  • 10
    Salavera C, Puyuelo M. Aspectos semánticos y pragmáticos en personas con esquizofrenia. (2010). Rev Logop Fon Audiol. 2010;30(Apr-June):84-93.
  • 11
    Figueroa A. Análisis pragmalingüístico de los marcadores de coherencia en el discurso de sujetos con esquizofrenia crónica y de primer episodio [tesis]. España: Universidad de Valladolid; 2015. 512 p. [cited 2013 Sep 25]. Available from: https://uvadoc. uva.es/bitstream/10324/16539/1/Tesis910-160314.pdf
    » https://uvadoc.
  • 12
    Labov W, Fanshel D. Therapeutic discourse: psychotherapy as conversation. New York: Academic Press; 1977.
  • 13
    Bruner JS. Search of pedagogy. The selected works. USA: Routledge; 2006. 2v.
  • 14
    - Brown G, Yule G. (2005). Análisis del discurso. Madrid: Visor; 2005.
  • 15
    Labov W, Waletzky J. Narrative analysis: oral versions of personal experience. J Narrat Life Hist. 1997;7(1-4):3-38. http://dx.doi.org/10.1075/jnlh.7.02nar.
    » http://dx.doi.org/10.1075/jnlh.7.02nar
  • 16
    Labov W. Some further steps in narrative analysis. J Narrat Life Hist. 1997;7(1-4):395-415. http://dx.doi.org/10.1075/jnlh.7.49som.
    » http://dx.doi.org/10.1075/jnlh.7.49som
  • 17
    Silva Corvalán C. Sociolingüística y pragmática del español. Washignton: Georgetown University Press; 2001.
  • 18
    Lysaker PH, Buck KD. Neurocognitive deficits as barrier to psychosocial function in schizophrenia: effects on learning, coping and self-concept. J Psychosoc Nurs Ment Health Serv. 2007;45(7):24-30. PMid:17679313.
  • 19
    Labov W. (1985). Speech actions and reactions in personal narrative. In: Tannen D. Analyzing discourse: text and talk. Washington: Georgetown. p. 219-47.
  • 20
    Labov W. Narrative pre-construction. Narrative Inq. 2006;16(1):37-45. http://dx.doi.org/10.1075/ni.16.1.07lab.
    » http://dx.doi.org/10.1075/ni.16.1.07lab
  • 21
    Garayzábal-Heinze. La lingüística clínica: teoría y práctica. Estudios de Lingüística. 2009(3):131-68.
  • 22
    Hernández Monsalve M. Psicoterapia y rehabilitación de pacientes con psicosis. España: Editorial Grupo; 2014.
  • 23
    Bruner J. La fábrica de historias. Derecho, literatura, vida. Buenos Aires: FCE; 2003.
  • 24
    Camargo L. (2003). Hacia una definición de la narración oral conversacional. In: Manuel J, Megías L, Castillo C. Decíamos ayer: estudios en honor a María Cruz García de Enterría. Madrid: Universidad de Alcalá; 2003. p. 43-59.
  • 25
    Prieto L, San Martín A. Diferencias de género en el empleo del discurso referido: aproximación sociolingüística y pragmático-discursivo. BFUCh. XXXIX(2002-2003):269-303.
  • 26
    Riecher-Rössler A, Häfner H. Gender aspects in schizophrenia: bridging the border between social and biological psychiatry. Acta Psychiatr Scand Suppl. 2000;2000(407):58-62. http://dx.doi.org/10.1034/j.1600-0447.2000.00011.x. PMid:11261642.
    » http://dx.doi.org/10.1034/j.1600-0447.2000.00011.x
  • 27
    Leroy F, Beaune D. Langage et schizophrénie: l’intention en question. Ann Med Psychol (Paris). 2008;166(8):612-9. http://dx.doi.org/10.1016/j.amp.2006.02.012.
    » http://dx.doi.org/10.1016/j.amp.2006.02.012

Fechas de Publicación

  • Publicación en esta colección
    02 Jul 2018
  • Fecha del número
    2018

Histórico

  • Recibido
    20 Abr 2017
  • Acepto
    03 Dic 2017
Sociedade Brasileira de Fonoaudiologia Al. Jaú, 684, 7º andar, 01420-002 São Paulo - SP Brasil, Tel./Fax 55 11 - 3873-4211 - São Paulo - SP - Brazil
E-mail: revista@codas.org.br