Los libros escolares impresos en Tipografía de Serva (Bahía, 1811-1846): bibliografía e historia

Os livros escolares impressos na Tipografia de Serva (Bahia, 1811-1846):bibliografia e história

Schoolbooks printed in Typography of Serva (Bahia 1811-1846): bibliography and history

Pablo Iglesias Magalhães Alex Andrade Costa Acerca de los autores

Resumen:

Este estudio tiene como objetivo identificar los primeros libros escolares impresos en la Bahía, Brasil, desde la instalación de la prensa (1811), destacando la Tipografía de Serva como la responsable por la impresión y circulación de parte significativa de esos libros escolares, evidenciando una creciente demanda. En el artículo también se ve en los libros sobre la forma, el contenido y los propósitos, comprobando en este caso que muchos de los libros fueron concebidos y producidos como herramientas políticas, que se utilizan para legitimar el mantenimiento de la lengua, la religión, la cultura y las costumbres de los portugueses en Brasil en el contexto después de 1822.

Palabras clave:
libros escolares; historia de la educación brasileña; impresión de libros.

Resumo:

Este estudo tem como objetivo identificar os primeiros livros escolares impressos na Bahia, a partir da instalação da imprensa (1811), destacando a Tipografia de Serva como a responsável pela impressão e circulação de parte significativa desses manuais didáticos, evidenciando crescente demanda. O artigo ainda analisa os livros quanto à forma, conteúdo e finalidades, verificando, nesse caso, que muitos dos manuais foram pensados e produzidos como instrumentos políticos, usados para legitimar a manutenção da língua, da religião, da cultura e dos costumes portugueses no Brasil no contexto pós-1822.

Palavras-chave:
livros escolares; história da educação brasileira; impressão de livros.

Abstract:

The present study aimed to identify the first schoolbooks printed in Bahia, since the installation of the press (1811), highlighting the Typography of Serva as responsible for printing and circulation of a significant part of these books, evidencing a growing demand. The article also analyzed the books as to form, content and purposes, verifying that, in this case, many of the manuals were conceived and produced as political tools, used to justify the maintenance of language, religion, culture and Portuguese customs in Brazil in the context after 1822e.

Keywords:
schoolbooks; history of brazilian education; book printing.

Introducción

El empresario Manoel Antonio da Silva Serva ya es reconocido como fundador de la prensa en la Capitanía de Bahia y administrador de su primer periódico, la Idade d'Ouro do Brazil (1811-1823) (Serva, 2014Serva, L. (2014). Um tipógrafo na Colônia. São Paulo, SP: Publifolha.). Lo que no se conoce, hasta la actualidad, es que Silva Serva también fue pionero en impresión de los libros didácticos en aquella Capitanía. Entre 1811, año en que fue creada la Typographia de Manoel Antonio da Silva Serva, y 1822, cuando erupcionó la Guerra de la Independencia, fue la única imprenta existente en Bahia (Moraes, 1979Moraes, R. (1979). Livros e bibliotecas no Brasil Colonial. São Paulo, SP: Secretaria da Cultura.). Con la muerte del empresario portugués en 1819, su viuda, doña Maria Rosa da Conceição Serva, continuó el negocio con su yerno, José Teixeira de Carvalho, cambiando el nombre de la empresa para Typographia de la Viuda Serva, y Carvalho (Castro, 1969Castro, R. B. (1969). A primeira imprensa da Bahia e suas publicações: Tipografia de Manoel Antonio da Silva Serva (1811-1819). Salvador, BA: Departamento da Educação Superior e da Cultura.). La tipografía cambió de manos, pasando a los hijos de Serva hasta 1846, año que terminó sus actividades (Apéndice).

No es casualidad que la historia ha desconocido el protagonismo de Serva en la producción de libros didáctico en Brasil. Son muy raros los ejemplares de los primeros libros didácticos impresos en Bahia y existe una gran dificultad para encontrarlos en las bibliotecas y colecciones. Los bibliófilos y los intelectuales brasileños nunca se molestaron en recoger los libros didácticos, “[…] considerando-se o livro escolar como uma obra ‘menor’, um trabalho secundário no currículo académico” (Bittencourt, 2004Bittencourt, C. M. F. (2004). Autores e editores de compêndios e livros de leitura (1810-1910). Revista Educação e Pesquisa, 30(3), 475-491. , p. 479, grifo do autor). Ellos son generalmente libros de pequeño tamaño, en papel de baja calidad y se imprimen sin más cuidado. Libros hechos para no durar muchos años. Debe tenerse en cuenta que fueron manejados por niños de hasta seis o diez años, lo cual no era muy saludable para la supervivencia de los libros de ninguna naturaleza. Por lo tanto, muy pocos ejemplares de libros escolares del siglo XIX han sobrevivido.

Alain Choppin observó que “[…] após ter sido negligenciado, tanto pelos historiadores quanto pelos bibliógrafos, os livros didáticos vêm suscitando um vivo interesse entre os pesquisadores de uns trinta anos para cá” (Choppin, 2004Choppin, A. (2004). História dos livros e das edições didáticas: sobre o estado da arte. Educação e Pesquisa, 30(3), 549-566., p. 549). También según Choppin el libro o manual escolar “[…] sob suas diversas denominações, é progressivamente um objeto planetário: ele se impôs no mundo, pelo viés da evangelização e da colonização, adotado pela maior parte dos países de sistemas educativas e de métodos de ensino inspirados no modelo ocidental” (Choppin, 2009Choppin, A. (2009). O manual escolar: uma falsa evidência histórica. História da Educação, 13(27), 9-75. Recuperado de: https://dialnet.unirioja.es/descarga/articulo/4891665.pdf.
https://dialnet.unirioja.es/descarga/art...
, p. 25). Los primeros libros escolares de la Tipografía de Serva son consecuencia directa de los procesos de colonización portuguesa y de la evangelización católica en Brasil. Su producción y las transformaciones de contenido y metodologías son fundamentales para comprender los procesos educativos de la sociedad que los produjeron (Bittencourt, 2008Bittencourt, C. M. F. (2008). Livro didático e saber escolar:1810-1910. Belo Horizonte, MG: Autêntica.).

Este artículo se fundamenta en el concepto de Historia Cultural, propuesto por Roger Chartier. Dicho concepto está orientado por la comprensión de las representaciones, prácticas y apropiaciones culturales en las formas simbólicas diferenciadas de la interpretación que los diversos grupos sociales elaboran de sí y de otros. La representación, como eje de abordaje de la Historia Cultural, se construye a partir de prácticas sociales concretas y diferenciadas y pone en relieve la posibilidad de la pluralidad de lecturas del mundo (Chartier, 1990Chartier, R. (1990). História cultural: entre práticas e representações. Lisboa, PT: Difel.). Las imágenes, los manuscritos, impresos y comportamientos se constituyen en fuentes valiosas en este tipo de abordaje historiográfico.

La observación del aspecto material de los impresos, condición para el desarrollo del presente artículo, mueve, además de los bibliotecarios que se ocupan directamente de este asunto, también a los historiadores que buscan comprender la historia de los libros y de la lectura, comprendiéndolos en su contexto cultural. La Historia del Libro configura de este modo uno de los dominios de la Historia Cultural, dirigiendo sus investigaciones a las coyunturas de la producción impresa, a las técnicas editoriales, así como a la desigual circulación de un libro en una determinada sociedad. Considerar y aplicar la perspectiva de la Historia del Libro también a partir de la aprehensión de sus lecturas “[…] implica reconhecer o vínculo essencial entre o texto em sua materialidade, que suporta os textos, e as práticas de apropriação, que são as leituras” (Chartier, 2001Chartier, R. (2001). Cultura escrita, literatura e história: conversas de Roger Chartier com Carlos Aguirre Anaya, Jesús Anaya Rosique, Daniel Goldin e A. Saborit. Porto Alegre, RS: ArtMed., p. 29).

De este modo, la perspectiva del historiador Roger Chartier se vuelve a la materialidad de los objetos culturales y de su participación en los procesos sociales, analizando así “[…] aspectos materiais do livro e práticas de leitura” (Rockwell, 2001Rockwell, E. (2001). La lectura como práctica cultural: conceptos para el estudio de los libros escolares. Educação e Pesquisa, 27(1)., p. 11). De acuerdo con Elise Rockwell, el análisis de la materialidad del texto requiere el examen de los aspectos físicos del libro, englobando la disposición del texto en las páginas, la impresión y la encuadernación, el tamaño y la extensión del libro. De acuerdo con la autora, “[…] os ilustradores e impressores agregam outros elementos - a proporção e relação entre texto e ilustração, o uso de símbolos e gráficos, tipo e tamanho da fonte, e disposição dos exercícios - que orientam a leitura” (Rockwell, 2001Rockwell, E. (2001). La lectura como práctica cultural: conceptos para el estudio de los libros escolares. Educação e Pesquisa, 27(1)., p. 15-16). Esto se alinea con la afirmación de Chartier que

Nessa circunstância, os textos […] não existem fora de uma materialidade que lhes dá existência. Esta materialidade geralmente é um objeto, um manuscrito ou um impresso, mas também pode ser uma forma de representação do texto sobre o palco, uma forma de transmissão vinculada às práticas da oralidade: recitar um texto, lê-lo em voz alta etc. Todos estes elementos materiais, corporais ou físicos, pertencem ao processo de produção de sentido (Chartier, 2001Chartier, R. (2001). Cultura escrita, literatura e história: conversas de Roger Chartier com Carlos Aguirre Anaya, Jesús Anaya Rosique, Daniel Goldin e A. Saborit. Porto Alegre, RS: ArtMed., p. 30).

Así, se define un modelo de investigación que, necesariamente, “[...] associa as técnicas de análise das disciplinas pouco afeitas a semelhante proximidade: a crítica textual, a história do livro, em todas as suas dimensões, a história sociocultural” (Chartier, 1991Chartier, R. (1991). O mundo como representação. Estudos Avançados, 5(11), 173-191. , p. 179). Por eso, esas cuestiones y compresiones acerca del sentido de las formas materiales presta “[...] um lugar central no campo da história cultural aos saberes mais classicamente eruditos: por exemplo, os da bibliography, da paleografia ou da codicologia” (Chartier, 1991Chartier, R. (1991). O mundo como representação. Estudos Avançados, 5(11), 173-191. , p. 179). Ellos posibilitan delinear rigurosamente los dispositivos materiales y formales por los cuales los impresos alcanzan a los lectores, que se constituyen en un recurso fundamental para una historia de las apropiaciones culturales. En este sentido, identificar y catalogar los libros didácticos producidos en la principal tipografía de Bahia, en la primera mitad del siglo XIX, permite comprender de manera significativa los procedimientos educativos en la transición del Imperio portugués para el Brasil imperial.

De la Tipografía a la escuela

Para empeorar las cosas, hay pocas noticias sobre la educación pública o privada en Bahia en la primera mitad del siglo XIX, aunque es posible identificar a los profesores que trabajaron en la capitanía, tanto en las escuelas regias como en las escuelas privadas. En la ciudad de Salvador, en 1811, solo había una escuela privada, llamada ‘Boa Sorte’, en el ‘Passeio Público’, con 39 alumnos y dirigida por José Antonio Lopes, quien también enseñó clases de francés, historia, y geografía. Antonio da Veiga fue el maestro de latín y mitología, Antonio Gordon Aberdeen instruyó aritmética e inglés, y, por último, Genuino Betamio enseñaba las primeras letras (Almanach…, 1811Almanach para a Cidade da Bahia Anno 1812. (1811). Bahia: Na Typ. de Manoel Antonio da Silva Serva.). La escasez de noticias y registros de las escuelas durante todo el período colonial hasta el período de la Regencia (1831-1840) no permite apuntar los libros que los profesores utilizaban. Localizar e identificar los ejemplares impresos por la Tipografía Serva es, por lo tanto, esencial para establecer una historia de los libros didácticos y de las prácticas de enseñanza en Bahia.

Según Alain Choppin, son cuatro las funciones del libro didáctico en la escuela: la primera, de referencial, “[…] que contiene el plan de estudios o interpretación del mismo […]”; instrumental, “[…] la presentación de la metodología de enseñanza , ejercicios y actividades relacionadas con ese tema […]”; documental “[…] que contienen texto y documentos icónicos, cuya observación o confrontación pueden desarrollar el espíritu crítico del estudiante […]” ; por último, ideológico y cultural, vector “[…] de la lengua, la cultura y los valores de las clases dominantes” (Choppin, 2004Choppin, A. (2004). História dos livros e das edições didáticas: sobre o estado da arte. Educação e Pesquisa, 30(3), 549-566., p. 553; Munakata, 2012Munakata, K. (2012). O livro didático: alguns temas de pesquisa. Revista Brasileira de História da Educação,12(3), 178-197., p. 186). El libro didáctico se convierte en un instrumento político, que sirve para legitimar el dominio de Portugal en sus colonias.

El tiempo entre la expulsión de la congregación de los jesuitas de Portugal (1759) y de la Independencia de Brasil (1822), la legislación de educación y el uso de libros didácticos fueron determinados por la política educativa del Marqués de Pombal, que se impuso de inmediato en la América Portuguesa. Fueron enviados para Salvador, Rio de Janeiro y Recife, en 1760, tres cajas con libros que se debería utilizar en las clases regias, creadas en Portugal y sus colonias por Decreto del 28 de junio 1759. Las cajas fueron enviadas a Bahia por el Director General de Estudios D. Thomaz de Miranda, a los cuidados del juez Thomaz Roby de Barros Barreto (Arquivo Histórico Ultramarino de Lisboa, 1760aArquivo Histórico Ultramarino de Lisboa. (1760a, 28 de março). Castro Almeida, Carta do desembargador Thomaz Roby de Barros de 28 de julho de 1759. Bahia.(Cx. 25, Doc.4824). ) . En la segunda carta, escrita por Barreto, al día siguiente, hay una descripción más exacta de los libros que llegaron al puerto de Salvador, en las tres cajas grandes “As Artes do Padre Antonio Pereira e de Antonio Felix Mendes, vierão remettidas estas a hum livreiro e aquellas aos Padres da Congregação do Oratorio” (Arquivo Histórico Ultramarino de Lisboa, 1760bArquivo Histórico Ultramarino de Lisboa. (1760b, 29 de março). Castro Almeida, Carta do desembargador Thomaz Roby de Barros para D. Thomaz de Miranda. Bahia. (Cx. 25, Doc.4887).).

Los libros del Padre Antonio Pereira y de Antonio Felix Mendes tomarían el lugar de las gramáticas jesuitas. Diez años después del primer envío de las cajas de libros para Brasil, el gobierno portugués emitió el Decreto de 30 de septiembre 1770, que mostró las primeras disposiciones sobre el uso de libros en las Clases Regias en Portugal y sus territorios de ultramar, incluyendo, por supuesto, Bahia. El decreto introduce nuevos procedimientos de enseñanza para garantizar el control por parte de la monarquía portuguesa en sus colonias, en un momento en que el Imperio portugués fue arrastrado por las dificultades políticas y económicas.

Estos procedimientos pedagógicos se basaron en dos publicaciones: la Grammatica portugueza deAntonio José dos Reis Lobato y el Catecismo de Montpellier. Lagrammatica de Lobato fue impresa en 1770, y la segunda edición en 1771. De acuerdo con Leite Vasconcelos (1929Vaconcelos, J. L. (1929). Opusculos IV. Coimbra, PT: Imprensa da Universidade., p. 867), “Reis Lobato foi em Gramática um instrumento do Marquês de Pombal”. Lobato defendió públicamente la creación de escuelas en las que hablan y aprenden la lengua portuguesa. Pombal extendió esta idea a las prácticas de enseñanza en los territorios ultramarinos de Portugal, lo que llevó a la extinción del programa de educación de los jesuitas, caracterizado por la primacía de la enseñanza del latín y las lenguas de los pueblos indígenas.

Pombal también actuó con fuerza en el campo de la educación religiosa en Portugal y sus territorios. Su herramienta principal fue el Catecismo de Montpellier, hecho por diligencia del Obispo Carlos Joaquim Colbert, traducido del francés al portugués por el Arzobispo de Évora. El Catecismo de Montpellier fue impreso en Lisboa por Miguel Menescal en 1765, con otra edición de 1768. Hay también una edición didáctica, para uso de los niños, hecha en la ‘Impressão Régia de Lisboa’ en 1770.

No fue casualidad que en la Tipografía de Serva se haya mantenido, con pequeñas variaciones, el programa educativo hecho al tiempo del gobierno de Pombal. Cuarenta años después del Decreto de 1770, Serva comenzó a producir libros didácticos para satisfacer la demanda de las escuelas existentes en Salvador y en el ‘Recôncavo’ de Bahia, pero los dos libros didácticos que publicó continuamente fueron una gramática portuguesa (1811, 1812, 1814, 1817 y 1844) y una versión reducida del Catecismo de Montepellier (1817, 1822 y 1844), en un pequeño volumen, para su uso en clase.

Hay, sin embargo, un libro didáctico impreso en Salvador que fue una excepción al proyecto pedagógico iniciado por el Decreto de 30 de septiembre 1770. En 1811, en Bahia, el Colegio ‘Boa Sorte’ ofreció clases de francés, que creó la demanda para la impresión del primer manual de enseñanza hecho por la Tipografía de Manoel Antonio da Silva Serva, los Principios geraes ou verdadeiro methodo de aprender a ler e pronunciar correctamente a lingua franceza, folleto anónimo con 22 páginas (Figura 1). A pesar del anonimato, su autor fue Diogo Soares da Silva e Bivar entonces acusado de inconfidencia en Portugal y encarcelado desde 1810 en el Fuerte de San Pedro, en Salvador (Arquivo Histórico Ultramarino de Lisboa, [1816]Arquivo Histórico Ultramarino de Lisboa. ([1816]). Requerimento de Diogo Soares da Silva Bívar.Bahia. (Avulsos, Cx. 259, Doc. 18072).).

Diogo Soares da Silva e Bivar (Vila de Abrantes, 6 de febrero, 1785 - Rio de Janeiro, 10 de octubre, 1865) fue uno de los intelectuales más activos en los primeros días de la prensa bahiense, colaborando con Ignacio José de Macedo en la redacción de la Idade d'Ouro do Brazil. Bivar participó en la revista Variedades, considerada la primera en Brasil (1812) y se atrevió, en un momento en que francés y jacobinismo eran sinónimos en Bahia, publicar su pequeño compendio de gramática francesa, tan bien recibido que el librero francés Rolland, en Lisboa, imprime la segunda edición en 1820, también bajo anonimato. Esta fue, sin embargo, la única gramática en lengua extranjera impresa por Serva (Magalhães, 2016Magalhães, P. I. (2016). A literatura nas sombras: as edições em português e os tradutores da Atalá de Chateaubriand na crise do Antigo Regime luso-brasílico (1810-1820). Literatura e Sociedade (USP), 23, 104-138. Recuperado de: http://dx.doi.org/10.11606/issn.2237-1184.v0i23p104-138.
http://dx.doi.org/10.11606/issn.2237-118...
).

Figura 1
Principios geraes ou verdadeiro methodo de aprender a ler e pronunciar correctamente a lingua franceza.

Fuente: The Oliveira Lima Library. The Catholic University of America.

Todavía, en su primer año de funcionamiento, la Tipografía de Serva publicó una Arte da grammatica portugueza ordenada em methodo breve, fácil e claro; la primera gramática portuguesa que fue impresa en Brasil. Renato Berbert de Castro, que publicó el inventario de obras impresas en la Tipografía de Serva entre 1811 y 1819, sabía de la impresión de un Arte da grammatica portugueza, a través de un anuncio en la Idade d'Ouro do Brazil de 22 de abril de 1814. Por lo tanto, se consideró que había sido impreso en aquel año, porque así lo indique “[...] não encontramos nenhum exemplar do livro em registro para exame” (Castro, 1969Castro, R. B. (1969). A primeira imprensa da Bahia e suas publicações: Tipografia de Manoel Antonio da Silva Serva (1811-1819). Salvador, BA: Departamento da Educação Superior e da Cultura., p. 113). En 2008 fue posible encontrar un ejemplar de la gramática, pero con fecha de 1811 (Magalhães, 2009Magalhães, P. I. (2009). A palavra e o Império: a propósito de uma Arte da Grammatica impressa na Bahia em 1811. In Anais de História de Além-Mar (Vol. X, p. 231-250). Lisboa, PT. Recuperado de: http://run.unl.pt/bitstream/10362/15891/1/AHAM%20X%20(2009).pdf
http://run.unl.pt/bitstream/10362/15891/...
). Este libro era cierto objeto de lucro para Serva, debido a la constante demanda de los niños a leer y escribir, en portugués.

El Arte da grammatica portugueza ordenada em methodo breve, facil e clarofue escrita por Pedro José de Figueiredo y publicada pela primera vez en Lisboa en 1799 por la Regia Officina Typographica, con segunda (1804) y tercera edición (1811), hechas igualmente en la capital de Portugal. La edición bahiense también se publicó en 1811 y se indica, en su frontispicio, como la tercera impresión, ‘Mais correta, e acrescentada. Para uso do Real Collegio dos Nobres’. Por lo tanto, se puede decir que el editor del Arte da grammatica en Bahia no tenía conocimiento de la tercera edición de Lisboa, ya que se imprimieron de forma simultánea en el mismo año. Ese libro, por sus dimensiones, puede ser considerado como un logro significativo para las máquinas de impresión de una tipografía colonial naciente. La edición bahiense fue publicada en el formato in-8, con 140 páginas, más siete sin ser enumeradas, que contienen el resumen analítico de la obra. Al final de la portada hay una declaración de que el libro fue impreso ‘Com as licenças necessárias’, mientras que la edición de 1811 de Lisboa solo trae ‘Com licença’.

Esto, sin embargo, no es la principal diferencia entre la tercera edición de Lisboa y la ‘terceira impressão’de Bahia. El editor de la gramática bahiense incluyó en su edición un capítulo del Arte da grammatica de Antonio José dos Reis Lobato (1770), que comprende las páginas 135-140, en referencia a las figuras de dicción “[...] cujo conhecimento não é menos interessante, que necessário, a mocidade que se aplica ao estudo da Arte da grammatica da língua materna” (Figueiredo, 1811Figueiredo, P. J. (1811). Aarte da grammatica portugueza ordenada em methodo breve, fácil e claro. Bahia: Typographia de Manoel Antonio da Silva Serva., p.135). Por esta razón el título de la gramática de Figueiredo declara tener extras, que no fueron hechas por el autor, pero por el editor, extraído del Arte da grammatica de Reis Lobato. De este modo, el editor ha cumplido, al menos en parte, las disposiciones del decreto pombalino de 30 de septiembre de 1770, ordenando que la gramática utilizada en la educación de la juventud portuguesa en el extranjero deba ser la de Antonio dos Reis Lobato, también publicado por la ‘Imprensa Regia’ de Rio de Janeiro en 1812.

En 1828 el sacerdote Luiz Villela Duarte da Silva, un amigo de Pedro José de Figueiredo, declaró que la Tipografía de Serva imprimió el Arte da grammatica sin el permiso del autor (Silva, 1828Silva, L. D. V. (1828). Observações críticas sobre alguns artigos do ensaio estatístico do reino de Portugal e Algarves. Lisboa, PT: Impressão Régia.). Esto caracteriza la edición bahiense como clandestina, igual a otros tantos libros hechos por Silva Serva, que no respeta los privilegios editoriales de las publicaciones de la ‘Imprensa Regia’, de Lisboa y de Rio de Janeiro.

Inocêncio Francisco da Silva era un admirador de la obra de Figueiredo y del autor, “[...] cuja probidade e inteireza passaram como proverbiais a todos os contemporâneos que o viram e conheceram” (Silva, 1860Silva, I. F. (1860). Diccionario bibliographico portuguez. Lisboa, PT: Imprensa Nacional. , VI, p. 415 y 416). Figueiredo nació en Lisboa el 29 de junio de 1762, hijo de Caetano José de Figueiredo, cirujano de la cámara de la reina, y Gertrudes Margarida Figueiredo. En Lisboa asistió a los estudios de humanidades, aprendió la gramática latina en el Colegio Irlandés de St. Patrick y la lengua griega con el profesor José Januario Lombardi (Silva, 1860Silva, I. F. (1860). Diccionario bibliographico portuguez. Lisboa, PT: Imprensa Nacional. , VI).

El Arte da grammatica impresa en Bahia en 1811 fue durante años una edición fantasma. Sus ejemplares son tan raros que Inocencio da Silva, en 1862, confesó que había una edición hecha en Bahia, “[...] a qual não pude ver” (Silva, 1860Silva, I. F. (1860). Diccionario bibliographico portuguez. Lisboa, PT: Imprensa Nacional. , VI, p. 417). No hay ninguna copia en las bibliotecas de Portugal o Brasil con la fecha de 1811. El único registro fue hecho por el Barón Charles de Martens, que publicó en su Guide diplomatique: “Pedro José de Figueiredo, Arte da Grammatica Portugueza. Bahia, 1811Figueiredo, P. J. (1811). Aarte da grammatica portugueza ordenada em methodo breve, fácil e claro. Bahia: Typographia de Manoel Antonio da Silva Serva.. In-8” (Martens, 1832Martens, C. (1832). Guide diplomatique, contenant un précis des droits et des devoirs, des ministres publics, agens diplomatiques et consulaires. Leipzig, GER: F.A.Brockhaus., 1, p. 453). Descripción idéntica a la única copia conocida. El lexicógrafo alemán Severin Vater se refiere a un Arte da grammatica publicada en Bahia y fechada en 1812, (Vater, 1847Vater, J. S. (1847). Litteratur Der Grammatiken, Lexika Und Wörtersammlungen Aller Sprachen Der Erde.Berlin, GER: Nicolaischen Buchhandlung.). No hemos encontrado ejemplar con esa fecha, pero eso indica que ese libro se había producido continuamente entre 1811 y 1817. En la Biblioteca Nacional de Portugal hay cuatro ejemplares con fecha de 1817. Es casi un milagro que esos ejemplares hayan sobrevivido hasta nuestros días. Los libros didácticos utilizados en la colonia son poco frecuentes en el mercado de libros raros y una de las razones es que fueron utilizados por los niños que asistieron a las primeras letras. Al final del año o de la vida escolar de los niños la mayor parte de los libros utilizados se descartó.

El Arte da grammatica de Figueiredo, en la actualidad, aparece como la primera publicación bahiense que tiene más de 100 páginas; es decir, el primer libro publicado en la Capitanía de Bahia y la primera gramática impresa en Brasil. La importancia de esta publicación es más amplia, ya que es la primera gramática en portugués impresa por un autor portugués fuera de Europa, en el Imperio de ultramar (Figura 2).

Figura 2
Arte da grammatica portugueza.

Fuente: Ejemplar en colección del autor.

Esa impresión continua de la gramática de Figueiredo es justificada en razón de que su estructura es más simple y de más fácil asimilación entre los estudiantes, en comparación con sus congéneres. En oposición de las gramáticas que le precedieron, siguiendo la tradición grecolatina en la clasificación de las ‘partes orationis’, el Arte da grammatica de Pedro José de Figueiredo identifica solo cuatro partes de la oración (artículo, sustantivo, verbo y partículas) (Figueiredo, 1811Figueiredo, P. J. (1811). Aarte da grammatica portugueza ordenada em methodo breve, fácil e claro. Bahia: Typographia de Manoel Antonio da Silva Serva.) y está más cerca de los gramáticos que, de acuerdo con una concepción racionalista de la lengua, distinguen tres partes de la oración (sustantivo, verbo y partículas), siguiendo la tradición aristotélica y la Minerva de Brocense (1587), “[...] mas apresentando uma atitude crítica e até mesmo distanciadora da tradição” (Assunção, 2001Assunção, C. (2001). As classes de palavras: dos primórdios a Cunha & Cintra. In SEHL 2001: Estudios de historiografía lingüística: actas del3 o Congreso Internacional de la sociedad española de historiografía Lingüística(Tomo I).Vigo, ES., p. 19). Los criterios utilizados por los gramáticos en las definiciones de las diferentes clases de palabras son morfológico, sintáctico y semántico.

La simplificación propuesta por Figueiredo rompió con dos siglos de enseñanza de la gramática en Bahia. El método gramatical utilizado por la Compañía de Jesús, en la ciudad de Salvador desde 1549, fue fundado en la clasificación del octo orationibus partibus y continuó hasta bien después de la fundación del Seminario de Belém de Cachoeira, por el jesuita Alexandre de Gusmão en 1687, ya que en el libro de la fundación del seminario dice existir “[…] ocho partes de la oración” (Gusmão, 1678Gusmão, A. (1678).Escola de Bethlem, Jesus Nascido no Presepio. Évora, PT: Officina da Universidade. , p. 37). Antonio Vieira, jesuita portugués, también distingue las ocho partes de la oración (Vieira, 1748Vieira, A. (1748).Voz sagrada, política, rhetorica, e metrica. Lisboa, PT: Francisco Luiz Ameno.). La gramática de Antonio dos Reis Lobato, no obstante, se expandiría hasta nueve partes de la oración (Tabla 1).

Tabla 1
Visión sinóptica de la división de clases de palabras en los gramáticos portugueses del siglo XVIII

El Arte da grammatica portuguezano fue el único manual de lenguaje impreso por Serva. En 1816 fue publicado los Rudimentos grammaticaes, portuguezes e latinos; ou lição proveitosa para as escolas, e geralmente para todos da nação, escrito por Bernardo José da Costa de Aragão. No hay ninguna copia conocida de este compendio de gramática, que solo fue identificado a través de un anuncio de venta en la Idade d'Ouro do Brazil de 19 de noviembre de 1816. El mismo caso ocurrió con un manual de caligrafía para niños, titulado de Colleção de Cartas para meninos aprenderem a ler, e escrever letra de mão. Es sabido de su existencia debido a otro anuncio en la Idade d'Ourodo Brazil de 6 de abril de 1819Idade d'Ourodo Brazil. (1819, 6 de abril).:

Sahio à Luz a Colleção de Cartas para meninos aprenderem a ler, e escrever letra de mão, por novas chapas de melhor gravura do que as que até tem vindo de Lisboa, com frontispício no seu devido lugar, e huma imagem de N. S. da Conceição em frente, para que os meninos, pela devoção que lhes devem ter, aprendão com facilidade. Vende-se na Loja da Gazeta em S. Barbara por 240 réis cada huma (p. 4).

En 1820, un año después que el fundador de la prensa en Bahia murió en Rio de Janeiro, la Tipografía de la Viuda Serva, y Carvalho publicó la Orthographia ou Arte de escrever e pronunciar com acerto a lingua portuguesa del jesuita João de Moraes Madureira Feijó (21 de marzo de 1688 - 29 de octubre de 1741). La Ortografía de Feijó, como se hizo conocida, fue impresa por primera vez en Lisboa (1734) y la segunda en Coimbra (1739). Ediciones se multiplicaron a lo largo de los siglos XVIII y XIX, consolidándose como el método de ortografía más utilizado en Portugal, a pesar de las muchas críticas recibidas, incluyendo las de Luis Antonio Verney (Gonçalves, 1992Gonçalves, M. F. (1992). Madureira Feijó, ortografista do século XVIII :para uma história da ortografia portuguesa. Lisboa, PT: Ministério da Educação.).

Siguiendo las disposiciones pombalinas del Decreto de 30 de septiembre 1770, la Tipografía de Serva imprimió en 1817 la síntesis del Catecismo de Montpellier. Esta impresión se anunció a la Idade d’Ouro do Brazil: “Na Loja da Gazeta, se vende o resumo do Cathecismo de Montpellier por 640, mais augmentado sete folhas dos de Lisboa, pela letra maior, Ingleza, e bom papel” (1817Idade d’Ouro do Brazil. (1817, 17 de junho). n. 47, p. 4., p. 4).

La demanda por el Cathecismo debe haber sido grande porque en 1822 la Tipografía de la Viuda Serva, y Carvalho hizo una nueva edición, también en su versión abreviada, pero añadió una breve ‘Instrucções de Civilidade Para se educarem os Meninos nas Aulas de Primeiras Letras. Por Joseph Joaquim Bordalo’. El único ejemplar que se conoce de este libro perteneció a Federico Edelweiss, y hoy se localiza en la Universidad Federal de Bahia. José Joaquim Bordallo (Elvas de 1773 - Lisboa, 19 de abril, 1856), de acuerdo con Inocencio (Silva, 1860Silva, I. F. (1860). Diccionario bibliographico portuguez. Lisboa, PT: Imprensa Nacional. , IV, p. 383), fue profesor de escuela primaria en Lisboa, por muchos años. En 1830 se realizó una tercera edición del Catecismo de Montpellier, por diligencia de Vicente Ribeiro Moreira, en la Typographia Imperial y Nacional, de que no pude encontrar ningún ejemplar (Tabla 2).

Tabla 2
Libros Didácticos impresos en Tipografía de Serva (1811-1822)

La lista anterior está lejos de ser completa. Otros compendios de enseñanza pueden haber sido impresos por Silva Serva o su viuda sin que ningún texto haya sobrevivido hasta el presente. Los indicios están en las cartas del gobierno de la Capitanía de Bahia a la comisión de censores, custodiadas en la Sección Colonial del Archivo Público del Estado de Bahia, donde fueron presentados los manuscritos para análisis de su contenido. Al no encontrar obstáculos, los manuscritos eran expedidos para impresión. Se sabe, por ejemplo, que la Tipografía de Serva imprimió, en 1817, dos libros de filosofía, de Eduard Job y Antonio Genovese (o Genuense, en Portugal), posiblemente debido a la diligencia de Ignacio de Macedo, que desde el año anterior ocupó el cargo de profesor sustituto de esta asignatura (Magalhães, 2013Magalhães, P. I. (2013). Ignacio José de Macedo: da Idade d’Ouro ao Velho Liberal do Douro (1774-1834). Revista do Instituto Geográfico e Histórico da Bahia, 108, 221-262.).

Figura 3
Institutiones Metaphysicae in Usum Tironum Scriptae

Fuente: Ejemplar en colección del autor.

Hay noticia de que el libro de Metafísica de Genuense (Figura 3) fue utilizado en las principales escuelas de Salvador alrededor de 1820. El profesor Antonio Joaquim das Mercês, uno de los maestros más importantes de la provincia de la Bahia (Lima Júnior, 1977Lima Junior, F. P., & Castro, D. B. (1977).Padre Mestre Con. D. or Antonio Joaquim das Mercês. (1786 - 1854) Mestre de Filosofia. Salvador, BA: Mensageiro da Fé. apud Mercês, 1932Mercês, A. J. (1932). Carta escripta na Bahia, em 12 de Agosto de 1851, pelo Dr. Antonio Joaquim das Mercês. Revista do Instituto Geográfico e Histórico da Bahia,(53), 81-92., p. 86), escribió una carta, biográfica, indicando que:

Em 1818, sendo eu já Passante ou Substituto às cadeiras em S. Bento, [...] transitei-me para o Carmo, onde fui encarregado de ensinar Philosofia no Collegio daquele Convento; e então os Compêndios porque leccionei a Philosophia forão para a Logica o Storchenau, para a Metaphysica o Genuense, para a Ethica o Heinecio [...] até o anno de 1821 em que pela invasão dos Luzitanos, que tomarão conta do Convento para seo Quartel, retirei-me para as Alagoas [...].

En Salvador, entre 1818 y 1821, hubo lectores y, por lo tanto, demanda de los libros de filosofía, porque además de los 16 estudiantes religiosos regulares en las clases de Antonio Joaquim de Mercês, tenían “[...] muitos moços externos, que ali frequentavam o Curso Philosophico com aproveitamento” (Mercês, 1932, p. 87-88). El testimonio de padre Mercês es importante ya que confirma que la Lógica y la Metafísica de Genuense eran parte de la matriz filosófica y pedagógica utilizada en casi todas las principales ciudades de Brasil.

Las cartas a los censores indican, sin embargo, que pueden haber sido impresos otros libros de filosofía en Salvador. Dos de estas cartas a los censores presenta la descripción de manuscritos titulado Theses metafísica (Arquivo Público do Estado da Bahia [APEB], 1819-1820Arquivo Público do Estado da Bahia (APEB).(1819-1820a). Secção colonial / provincial: correspondência do governo para diversas autoridades. (Livro 172-E, fls. 200 e 315v).a). También existe la propuesta de una Demonstração de proposição 146 das instituições metafísicas de Genuense y una Demonstração explicativa filosophica (APEB, 1819-1820bArquivo Público do Estado da Bahia (APEB).(1819-1820b). Secção colonial / provincial: correspondência do governo para diversas autoridades. (Livro 172-E, fl. 321v)., 1820-1821aArquivo Público do Estado da Bahia (APEB).(1820-1821a). Secção colonial / provincial: correspondência do governo para diversas autoridades. (Livro173, fl. 36).). No hay, sin embargo, registros de libros de filosofía impresos en la Tipografía de Serva entre 1819 y 1821. Genovese fue el filósofo más utilizado en la formación de los niños portugueses desde el ministerio del Marqués de Pombal (1750-1777). El manuscrito de unas Concluzões de logica fue presentado para el censor Francisco Carneiro de Campos el 13 de julio de 1819 y puede ser una reimpresión de Concluzões philosophicas de logica, e metaphysica de fr. Marcellino de Santa Mathildes Bueno, realizada por la ‘Impressão Régia’, en 1817 (APEB, 1819-1820cArquivo Público do Estado da Bahia (APEB).(1819-1820c). Secção colonial / provincial: correspondência do governo para diversas autoridades. (Livro 172-E, fl. 62).). Es conocido que Serva reprodujo folletos de la ‘Impressão Régia’ do Rio de Janeiro.

Otra novedad, introducida por medio de las cartas de censura, son dos obras de geometría desconocidas (Magalhães, 2017Magalhães, P. I. (2017). Luzes e sombras: a censura de livros na Capitania da Bahia (1811-1821). Revista Complutense de Historia de América, 43, 203-236. Recuperado de: http://dx.doi.org/10.5209/RCHA.56732
http://dx.doi.org/10.5209/RCHA.56732...
). Hasta ahora se conocen dos ediciones del Manual de engenheiros, ou elementos de geometria pratica, fortificação de campanha, de Briche, impresos en 1812 y 1815, traducidos por Lucio José de Matos, bibliotecario de la Biblioteca Pública de Bahia. Los dos manuscritos de las obras de geometría fueron presentados por el gobernador Francisco de Assis Mascarenhas, Conde de la Palma, para el comité de cesura en 2 de julio y 16 de noviembre de 1819, identificados como These de geometria y Proposições de geometria junta (APEB, 1819-1820dArquivo Público do Estado da Bahia (APEB).(1819-1820d). Secção colonial / provincial: correspondência do governo para diversas autoridades. (Livro 172-E, fls. 52 e 173).). Serían libros didácticos o de carácter militar? Solo localizar los ejemplares puede responder a estas preguntas.

Los cambios políticos una vez más incurren en el método de enseñanza en Portugal y en América portuguesa. En 1820, los métodos pedagógicos concebidos por el ministerio de Pombal ya estaban en curso durante seis décadas y no respondían más a las necesidades de una generación marcada por demandas constitucionales y fuertemente influenciadas por las ideas pedagógicas procedentes de Inglaterra. En la Bahia, fue enviado a la censura al 6 de octubre de 1820 una traducción titulada Manual do Systema da Sociedade da Escola Britanica e Estrangeira de Londres, hecha por el profesor Eusebio Vanerio (APEB, 1820-1821bArquivo Público do Estado da Bahia (APEB).(1820-1821b). Secção colonial / provincial: correspondência do governo para diversas autoridades. (Livro173, fl. 67).). El título completo del documento sería Manual do Systema da Sociedade da Escola Britanica & Estrangeira de Londres: para ensinar lêr, escrever, arithmetica e trabalhos d’agula nas Escolas Elementares segundo o Methodo do Ensino Mutuo inventado por Mr. Lancaster, cuya primera edición inglesa fue publicada por Joseph Lancaster cuatro años antes, en 1816 (Lancaster, 1816Lancaster, J. (1816). Manual of the System of the British and Foreign School Society of London, for teaching, reading, writing, arithmetic, and needle-work, in the elementary schools. London, UK: Longman and Co.). No hemos encontrado ningún ejemplar impreso en la Tipografía de Viuda Serva, pero fue posible encontrar el manuscrito en el Archivo Nacional de Rio de Janeiro, que Vanerio envió al rey D. Juan VI a mediados de 1819. Se adjunta una carta oficial emitida por la dirección de la British and Foreigh School Society, remitida a Vanerio en que se registran recomendaciones satisfactorias acerca de la introducción del Sistema Inglés en Bahia y en Brasil (Arquivo Nacional do Rio de Janeiro, (s.n.Arquivo Nacional do Rio de Janeiro (s.n.). Manuscrito del documento traducido por Eusébio Vanério. (Códice 807, Vol.12, fls. 234-332).)).

Alrededor de 1820 el sistema de enseñanza mutua de Joseph Lancaster se ha expandido en el Imperio portugués. En 1819 se introdujo la enseñanza mutua británica en la isla de Madeira por Joseph Phelps y Alexandre Luís da Cunha. Hay informes de que en Funchal, en 1821, fue escrito un Breve Esboço do Sistema Britânico de Educação (Arquivo Histórico Ultramarino de Lisboa. (s.n.Arquivo Histórico Ultramarino de Lisboa. (s.n.). Relatório Progressos da Escola Lancasteriana na Madeira. (Madeira, Cx. 21. Doc.702). aArquivo Histórico Ultramarino de Lisboa. (s.n.a). Breve Esbozo del Sistema Británico de Educación. (Madeira, Cx. 22., Doc. 7323)., bArquivo Histórico Ultramarino de Lisboa. (s.n.b). Relatório dos Progressos da Escola Lancasteriana. (Madeira, Cx. 21., Doc. 702). ). Eusebio Vanerio, el pionero en la aplicación de este sistema lancasteriano en Bahia, fue, de acuerdo con Sacramento Blake, un nativo de la isla de Madeira, pero hizo su carrera política en Bahia y Sergipe. En Salvador, fue director de la escuela Constituição, en el momento de la censura del manuscrito del Manual do Systema da Sociedade da Escola Britanica. En la sesión del 7 de agosto 1821 de las Cortes Generaes en Lisboa, se encuentra la siguiente noticia:

Deu conta o mesmo senhor Secretario do offerecimento que faz ás Cortes o cidadão Euzebio Vanerio, Director do Collegio denominado Constituição em a cidade da Bahia, de uma traducção do inglez do systema da sociedade da Escola britanica e estrangeira de Londres, para ensinar a ler, escrever, arithmetica, e trabalhos de agulha nas escolas elementares, segundo o methodo do ensino mutuo, inventado por Lencastre; o que [...] se remetteu á Commissão de Instrucção publica (Diario…, 182Diario das Cortes Geraes e Extraordinarias da Nação Portugueza: abril 5, 1821-junho 8. (1821). Lisboa, PT: Impressão Régia.1, p. 1099).

Es posible que Eusebio Vanerio entregó a la Comisión de Educación Pública una copia impresa, en la tipografía de la Viuda Serva, del Manual do Systema da Sociedade da Escola Britanica. Encontrar un ejemplar sería importante para la Historia de la Educación en Bahía y Brasil. El Manual do Systema da Sociedade da Escola Britanica es el ápice del proyecto político-pedagógico del gobierno portugués para Brasil, ya que la educación mutua se aprueba de modo gradual desde 1827. La divulgación del mutualismo por Vanerio era tan amplia que, solo tres años después de la independencia, propuso la Secretaria de Estado de los Negocios de la Guerra, en Rio de Janeiro, para imprimir sus traducciones de los libros de texto (Diario Fluminense, 1825Diario Fluminense. (1825, 18 de mayo). n. 109, p. 1., p. 1).

En cuanto a los libros didácticos de historia, podemos decir que nunca se han priorizado en las escuelas en el tiempo de la colonia. Después de imprimir el Epítome Chronologico del jesuita Antonio Maria Bonucci en 1706, escrito en la ciudad de Bahia, no hay registro de otro libro didáctico de historia hecho en la América portuguesa. Justo después de la independencia, ya en la condición de Provincia del Imperio del Brasil, en 1826, que el primer libro didáctico de historia fue impreso en Bahia: Introdução da corografia brasilica, e a parte della que trata da Bahia (Figura 4). Es el primero libro didáctico hecho fuera de la Tipografía de Serva, siendo impreso en la Tipografía Nacional, creada en la villa de Cachoeira en 1823. Esto es en realidad una adaptación didáctica de la Chorographia brazilica, de Manuel Ayres do Cazal, impreso en Rio de Janeiro, en dos volúmenes en 1817. El libro del padre Cazal está lejos de ser didáctico y sirve más bien como un guión general de territorio colonial, a menudo utilizado por los viajeros. La edición impresa en Salvador en 1826, sin embargo, contiene solo el capítulo de Bahia, con algunos ajustes y adiciones, fue enviado a imprimir “[…]para a Instrucção da Mocidade Bahiense por um professor da mesma” (Galvão, 1826Galvão, I. J. A. F. (1826). Introdução da Corografia Brasilica, e a parte della que trata da Bahia. Composta por um Presbitero Secular do Grã Priorado do Crato. E mandada imprimir para Instrucção da Mocidade Bahiense por um Professor da mesma. Bahia: Typ. Nacional.,frontispicio). Su editor fue el profesor Ignacio José Aprigio da Fonseca Galvão, que hizo “[…] imprimir como obra inteira para primeiras lições dos alumnos, que principião a exercitar-se na leitura” (Galvão, 1826Galvão, I. J. A. F. (1826). Introdução da Corografia Brasilica, e a parte della que trata da Bahia. Composta por um Presbitero Secular do Grã Priorado do Crato. E mandada imprimir para Instrucção da Mocidade Bahiense por um Professor da mesma. Bahia: Typ. Nacional., p. 2). Es, también, el primer libro didáctico de historia que ha sido impreso en Brasil. Quedan solo dos copias, una en la biblioteca de Universidade Federal do Recôncavo da Bahia y otra que integra la colección del autor. La misma Tipografía Imperial y Nacional imprimió en 1829 otro libro didáctico de historia, la Corographia, ou abreviada historia geographica do Imperio do Brasil, escrito por Domingos José Antonio Rebello.

Figura 4
Corographia, ou abreviada historia geographica do Imperio do Brasil.

Fuente: Ejemplar en colección del autor.

Libros didácticos de Historia de Brasil eran una prioridad en el primer Imperio. La primera ley nacional con determinación explícita de la naturaleza de los contenidos de los libros de texto, para su lectura en las escuelas de primeras letras, fue promulgada en 1827 y mostró claramente la prioridad dada a los elementos ideológicos asociados con la doctrina religiosa católica y directrices institucionales del Imperio. En su artículo 6, determinó

Art. 6o. Os professores ensinarão a ler, escrever, as quatro operações d’Arittmetica, prática de quebrados, decimaes, e proporções, as noções mais geraes de Geometria pratica, a Grammatica da Lingoa Nacional, e os princípios da Moral Christã, e da Doutrina da Religião Catholica, e Apostólica Romana, proporcionados à comprehensão dos meninos; preferindo para as Leituras a Constituição do Império, e a História do Brasil (Brasil, 1828Brasil. (1828). Collecção das Leis e Decretos do Império do Brasil. Rio de Janeiro, RJ: Typographia de Seignot-Plancher., p. 7).

Desde 1828, la Tipografia de Serva estaba bajo la administración de la viuda Maria Rosa de Conceição Serva y sus dos hijos, Manoel Antonio da Silva Serva y José Antonio da Silva Serva. En los negocios de administración se destacó el primero, que, en 1836, creó la Tipografía Aurora de Serva y Comp. Los Servas han seguido como los principales impresores de libros didácticos en Brasil, superando incluso las tipografías de Rio de Janeiro;

En el inicio del período Regencial (1831- 40), los jóvenes hermanos Serva, junto con su madre, restablecieron la importancia de su casa tipográfica. La tienda de la Gazeta seguía siendo el principal punto de venta de los libros didácticos en Bahia, ofreciendo tanto libros hechos en el período colonial como nuevos impresos:

Na Typographia da Viuva Serva, e Filhos, e na Loja da Gazeta á Santa Barbara, se acha á venda por preço comodo, o seguinte: Codigos Criminaes do Imperio do Brazil, Ortographias de Madureira, Escolas Nova Christã e Politica, Artes Latina do Padre Pereira, [...], Traslados, Rezistos, Compendios Arthmeticas (sic), Cartas para enterro e officio, Livros em branco de diversos tamanhos, papel pintado, e hum grande sortimento de diversos livros Historicos (Gazeta da Bahia, 1831Gazeta da Bahia. (1831, 7 de abril). n. 31., p.4).

La Ortografía de Madureira y la Escolas Nova Christã fueron impresos en Bahia y de ellos fue posible encontrar ejemplares. Hay indicios, aunque no se conozca ejemplar, de que el Arte latina del Padre Pereira también fue impresa en la Tipografía de Serva. ¿Los Compendios de aritmética arriba indicados habrían también sido impresos en Bahia? No se sabe.

En el mismo número de la Gazeta de Bahia también fue anunciado otro curioso libro sobre el cual nada fue posible descubrir y ni si fue impreso en la tipografía de Serva o en otra casa de impresión de Bahia: “Na Casa d’Educação á Barroquinha tem para vender novo Systema de cartas alfabeticas ou Introdução a leitura corrente. Preço 240 rs” (Gazeta da Bahia, 1831, p. 4).

No había una estandarización del uso de libros didácticos y su elección dependía del profesor o de la disponibilidad de los libros, manteniendo incluso algunas indicaciones de la legislación pombalina de 1770. Esto puede ser confirmado por medio de un decreto expedido por el presidente de la provincia, Francisco de Sousa Paraíso, el 21 de enero de 1837Paraíso, F. S. (1837). Regulamento.Bahia: Typ. de G. J. Bizerra e C.a., en el cual intentó orientar a los profesores, con poco éxito, acerca de los libros didácticos que debían adoptar:

Não sendo possivel ao Governo marcar desde já, como desejara, compendios de sua approvação, que dem com vantagem uma inteira uniformidade de doutrina ás Escolas Primarias, por isso que, em taes materias poucos são os Livros, no nosso Idioma, que supram os elementares de que carecemos, e esses mesmos mui raros por falta de edições; determina se aos Professores, em quanto não for de todo providenciada esta carencia, que para leitura de seos Alumnos, se sirvam de quaesquer das obras seguintes. - Escola Brasileira do Visconde de Cairú; Cartilha do mesmo Author; as traducções dos excellentes livrinhos intitulados, Simão de Nantua, e Bom Homem Ricardo; o Telemaco, tambem traduzido; o Feliz Independente do Padre Almeida; as Cartas do Padre Vieira; Proverbios de Salomão em vulgar, por Otoni; o Cathecismo de Montpellier, tanto o grande como o abreviado, e outro pequeno Cathecismo dado á luz no Rio de Janeiro, e ultimamente reimpresso nesta Cidade. E para melhor satisfazerem as outras matrias de seo ensino, se lhes recommenda que tenham, para consultarem, a Grammatica de Soares Barbosa, e mesmo a de Lobato, o Diccionario da Lingoa Portugueza de Moraes, onde acharão mais outra Grammatica, a Escola Popular, e os Principios do Desenho Linear extrahido de Francaeur por Hollanda Cavalcante (Paraíso, 1837Paraíso, F. S. (1837). Regulamento.Bahia: Typ. de G. J. Bizerra e C.a., p. 4).

Es curiosa la indicación hecha por el presidente para la adopción de los Proverbios de Salomão en vulgar hecha por José Eloi Ottoni e impresa por Serva en 1815. No se trata de un libro didáctico, siendo un poema de naturaleza masónica con un lenguaje señaladamente simbólico.

Había, sin embargo, una creciente demanda de libros didácticos. La Tipografía Aurora de Serva y Comp. Publicó O Recopilador ou Livraria dos Meninos (Figura 5), uno de los primeros, si no el primer periódico pedagógico impreso en Brasil, aunque de vida efímera. Su primer número fue impreso en la ciudad de Salvador en 11 de julio de 1837, pero el nº 13, de 02 de Octubre de 1837, ya fue editado en Rio de Janeiro. El primer número expresa su propósito: ‘Este Jornal é inteiramente alheio a matérias políticas, só admite correspondências que digam respeito à instrução da Mocidade’. En su no 9, de 19 de Agosto de 1837, incluye la siguiente divisa: ‘O maior benefício que pode um Pai de família fazer aos seus filhos, a mais preciosa herança que deixar-lhes pode, é sem dúvida alguma, uma boa educação’.

Figura 5
O Recopilador ou Livraria dos Meninos.

Fuente: Ejemplar en Biblioteca Nacional de Rio de Janeiro.

El último libro didáctico de filosofía impreso en la Tipografía de la Viuda Serva fue la obra de Sigismund von Stornechau, Instituiçoens lógicas, Traduzidas do latim para o vulgar pelo Dr. Antonio Joaquim das Mercês, en 1837Mercês, A. J. (1837). Instituiçoens Logicas de Sigsmundo Storchenau.Bahia: Na Typogr. da Viuva Serva.. Por la introducción de ese libro se conoce el uso de su contenido en las clases de Salvador y otras ciudades:

Alguns annos de Leituras nas Cadeiras Publicas de Philosophia em diversas Provincias deste nosso Imperio, ensinando por diferentes Compendios a Logica, como se fosse por Genuense, Heinecio, Altieri, e Storchenau me subministrarão o conhecimento de que muito mais Aproveitavão os Alumnos, quando lhes explicava pelo Compendio de Storchenau. Isto me fez conceber a ideia de emprehender a traducção do mesmo Compendio [...] Lisongêo-me de apresentar aos meus patrícios hum Compendio, pelo qual, ate mesmo sem adjuntorio de Mestre, e unicamente com o auxilio de seus optimos Scholios, podem muito bem adquirir os precisos conhecimentos da Dialectica, e fica nesta parte da Philosophia tão amestrados, como quasquer outros que hajão frequentado as aulas publicas (Mercês, 1837Mercês, A. J. (1837). Instituiçoens Logicas de Sigsmundo Storchenau.Bahia: Na Typogr. da Viuva Serva., p. III).

Hay dos libros de fábulas que, aun no habiendo registros de que fueron utilizados en clases, eran usados para la educación de los niños en Portugal. El primero fue una edición latina de As fábulas de Esopo (Phaedri Aug. Liberti Fabularum Aesopiarum. Libri V. Ex recensione Petri Burmanni. Cum Notis Selectioribus), clásico muy difundido en Portugal entre los siglos XVIII y XIX. En Bahia fue impreso en el período colonial y anunciado en la Idade d’Ouronº 103, de 25 de diciembre de 1812, “Sahio á luz a nova Edição das Fabulas de Phedro; vende-se na Loja da Gazeta pelo preço de 800 réis encadernado, e 640 réis em Bruxura”. El único ejemplar localizado está en la sección de Obras Raras de la Biblioteca Nacional de Rio de Janeiro.

El segundo libro de fábulas impreso en Bahia son las Lições de Fenelon: historias, fabulas e contos, pelo author do Telemaco. La traducción de la obra de François de Salignac de La Mothe Fénelon (6 de agosto de 1651 - 7 de enero de 1715), hecha por José da Fonseca (1788-1866), fue impresa en París en la Tipografía de Pillet aîné, en 1840. Manoel Antonio da Silva Serva, aprovechando su éxito editorial, la reimprimió al año siguiente. El fabulario impreso en el Brasil del siglo XIX merece, sin embargo, un estudio más completo que excede las presentes líneas.

Treinta y dos años después de la publicación de la pequeña gramática francesa de Diogo Soares da Silva y Bivar, la Tipografía de Serva imprimió la Grammatica franceza de G. Hamoniére. No fue posible encontrar ejemplar y tenemos noticia de ella solo por un anuncio:

Sahio á luz a Grammatica Franceza de G. Hamoniére - dividida em 4 partes; das quaes a primeira trata da pronunciação; a segunda das varias partes da oração; a terceira da Sintaxe, e a quarta da Orthographia, Pontuação, e Prosodia, com um appendix que contém observações Suessas; seguida de um tratado de versificações; vai augmentada a dita grammatica com a conjugação dos verbos Irregulares e Defectivos que os Editores querendo tornal-a a mais interessante deliberarão ajuntar-lhes os ditos verbos. Ella vai bastantemente correta da imensidade de erros que tinha a impreça em Pariz. Vende se na loja da Gazeta á Santa Barbara e na rua nova do Commercio na loja de livros de Carlos Pogetti (Gazeta Commercial da Bahia, 1843Gazeta Commercial da Bahia. (1843, 27 de janeiro). n. 858., p. 4).

En 1843, Serva publicó Arte versificatoria, na qual se assignão as regras mais principaes para a composição dos versos latinos; escripta Por Joaquim José De Mendonça e Silveira. Inocêncio da Silva se refiere a una edición de 1772, hecha en Lisboa, ‘na Officina de Manuel Coelho Amado’, in-8º de VI-87, y otra de 1848, también lisboeta, impresa en la Typ. de Antônio José da Rocha, 88 páginas. Del autor, dice el bibliógrafo portugués: “Professor da língua latina no antigo Estabelecimento Régio de Belém. Achava-se afinal impossibilitado do exercício por moléstia que padecia, e de que faleceu entre os anos de 1823 e 1825” (Silva, 1860, IV, p. 106). No se pudo encontrar, sin embargo, la noticia de que este libro fue utilizado en las clases de Bahia.

Consideraciones finales

La Tipografía de Serva, no obstante, continuó como la principal productora de compendios para niños en los años de 1830, hasta 1846, cuando la tipografía fue extinguida. Tenemos la noticia, sorprendentemente, que se publicó entre 1843 y 1844, en la fase final de la tipografía, un número de libros didácticos en varios campos del conocimiento. Aparece en dos anuncios publicados en el Correio Mercantil las siguientes ofertas:

PUBLICAÇÕES LITTERARIAS

Achão se a reimprimir nos prelos da Typographia de Serva [...]Arte de Compor, Grammatica Portugueza por Pedro José de Figueredo, Os Accidentes da Infancia contendo 29 interessantes e instructivos artigos, Collecção de Compendios para uso das Aulas de primeiras letras, contendo, Cathecismo da doutrina Christãn, Elementos de Orthographia, e de Arithimetico[sic], Regras de Civilidade, e Maximas Moraes, Primeiros conhecimentos para uso dos meninos, que começão a ler, contendo 66 artigos interessantíssimos. [...] estão a se imprimir 1.000 exemplares de cada uma dessas obras. Manoel Antonio da Silva Serva (Correio Mercantil, 1843Correio Mercantil (Bahia). (1843, 24 de fevereiro). n. 45, p. 3. , p. 3).

LIVRARIA DE MANOEL ANTONIO DA SILVA SERVA

Grande porção se acha de livros abaixo mencionados á venda na loja da Gazeta a Santa Barbara [...] e todos impressos por conta do Editor, e proprietario da Livraria. Grammatica franceza de Harmioner: dita latina do Pereira: dita portugueza de Figueredo: [...] dita de compor: ortographia por Madureira; dita rezumida [...] compendio Arethimetico, ou taboada para menino: compendio Doutrinal ou cathecismo resumido: a fonte de Virtude: Cartilha: carta de A B C: [...] (Correio Mercantil, 1844Correio Mercantil (Bahia). (1844, 8 de janeiro). n. 5, p. 3., p. 3).

Las dos listas de libros anteriores causan asombro por más de una razón. En primer lugar, teniendo en cuenta que estos compendios incluso fueron reimpresos, indica que la Tipografía de Serva dominaba una parte significativa del mercado de libros didácticos en la provincia de Bahia, incluso 35 años después de la tipografía haber sido creada y cuando estaba a punto de ser extinguida, lo que ocurrió en 1846. Están en las listas de libros, de 1843 y 1844, el Arte da grammatica de Figueiredo, el Catecismo de Montpellier y la Ortografía Madureira, décadas después de que hayan sido impresos por la primera vez en Salvador. Incluso se puede decir que la Independencia del Brasil cambió el método de enseñanza pero no cambió los libros didácticos utilizados en los tiempos de la capitanía de Bahia. En segundo lugar, no conocemos ningún ejemplar de esos libros didácticos impresos con fechas de 1843 o 1844, aunque declaró el empresario que haría tirajes de mil ejemplares, que es bastante grande por aquel tiempo.

En reconocimiento por sus servicios como empresario y tipógrafo, Manoel Antonio da Silva Serva, hijo, recibió del gobierno imperial brasileño la condecoración de caballero de la Ordem da Rosa, en 4 de Diciembre de 1844 (Diario…, 1844Diario do Rio de Janeiro. (1844, 4 de dezembro). n. 6785, p. 1., p. 1). El trabajo de la primera tipografía de Bahia fue, no obstante, cerrado debido a la muerte del empresario en 10 de Septiembre de 1846. En 3 de Octubre de 1846, su madre y hermano llevaron a cabo la venta de la librería (APEB, s.n.Arquivo Público do Estado da Bahia (APEB).(s.n.). Seção judicial: escrituras. (Livro 286, fls. 74v e 75).). Era el fin de la Tipografía de Serva. Todos sus impresos son, hoy en día, tesoros bibliográficos e identificar con precisión sus libros didácticos es esencial para entender la historia de la educación en Brasil en la primera mitad del siglo XIX

Fue a través de los libros didácticos que legitimaron y se hacen públicos, a lo largo de la Edad Moderna y Contemporánea, los ideales y proyectos políticos de la civilización occidental. El modelo pedagógico luso-brasílico fue el uso emblemático de ella. A pesar de su importancia histórica y civilizatoria, los compendios didácticos brasileños son ignorados, por los historiadores, los bibliógrafos e incluso por los bibliófilos. Quizás, la razón de este último se encuentra en la inmensa dificultad de encontrar los antiguos libros didácticos en Brasil, lo que no permite organizar grandes colecciones, que posibiliten un estudio completo sobre este tema. Este es un desafío para los historiadores de la educación en Brasil.

Fuentes

  • Arquivo Histórico Ultramarino de Lisboa. (s.n.a). Breve Esbozo del Sistema Británico de Educación (Madeira, Cx. 22., Doc. 7323).
  • Arquivo Histórico Ultramarino de Lisboa. (1760a, 28 de março). Castro Almeida, Carta do desembargador Thomaz Roby de Barros de 28 de julho de 1759 Bahia.(Cx. 25, Doc.4824).
  • Arquivo Histórico Ultramarino de Lisboa. (1760b, 29 de março). Castro Almeida, Carta do desembargador Thomaz Roby de Barros para D. Thomaz de Miranda Bahia. (Cx. 25, Doc.4887).
  • Arquivo Histórico Ultramarino de Lisboa. (s.n.b). Relatório dos Progressos da Escola Lancasteriana (Madeira, Cx. 21., Doc. 702).
  • Arquivo Histórico Ultramarino de Lisboa. (s.n.). Relatório Progressos da Escola Lancasteriana na Madeira (Madeira, Cx. 21. Doc.702).
  • Arquivo Histórico Ultramarino de Lisboa. ([1816]). Requerimento de Diogo Soares da Silva BívarBahia. (Avulsos, Cx. 259, Doc. 18072).
  • Arquivo Nacional do Rio de Janeiro (s.n.). Manuscrito del documento traducido por Eusébio Vanério. (Códice 807, Vol.12, fls. 234-332).
  • Arquivo Público do Estado da Bahia (APEB).(1819-1820a). Secção colonial / provincial: correspondência do governo para diversas autoridades (Livro 172-E, fls. 200 e 315v).
  • Arquivo Público do Estado da Bahia (APEB).(1819-1820b). Secção colonial / provincial: correspondência do governo para diversas autoridades (Livro 172-E, fl. 321v).
  • Arquivo Público do Estado da Bahia (APEB).(1819-1820c). Secção colonial / provincial: correspondência do governo para diversas autoridades (Livro 172-E, fl. 62).
  • Arquivo Público do Estado da Bahia (APEB).(1819-1820d). Secção colonial / provincial: correspondência do governo para diversas autoridades (Livro 172-E, fls. 52 e 173).
  • Arquivo Público do Estado da Bahia (APEB).(1820-1821a). Secção colonial / provincial: correspondência do governo para diversas autoridades (Livro173, fl. 36).
  • Arquivo Público do Estado da Bahia (APEB).(1820-1821b). Secção colonial / provincial: correspondência do governo para diversas autoridades (Livro173, fl. 67).
  • Arquivo Público do Estado da Bahia (APEB).(s.n.). Seção judicial: escrituras (Livro 286, fls. 74v e 75).

Referencias

  • Almanach para a Cidade da Bahia Anno 1812 (1811). Bahia: Na Typ. de Manoel Antonio da Silva Serva.
  • Assunção, C. (2001). As classes de palavras: dos primórdios a Cunha & Cintra. In SEHL 2001: Estudios de historiografía lingüística: actas del3 o Congreso Internacional de la sociedad española de historiografía Lingüística(Tomo I).Vigo, ES.
  • Bittencourt, C. M. F. (2004). Autores e editores de compêndios e livros de leitura (1810-1910). Revista Educação e Pesquisa, 30(3), 475-491.
  • Bittencourt, C. M. F. (2008). Livro didático e saber escolar:1810-1910 Belo Horizonte, MG: Autêntica.
  • Brasil. (1828). Collecção das Leis e Decretos do Império do Brasil Rio de Janeiro, RJ: Typographia de Seignot-Plancher.
  • Castro, R. B. (1969). A primeira imprensa da Bahia e suas publicações: Tipografia de Manoel Antonio da Silva Serva (1811-1819) Salvador, BA: Departamento da Educação Superior e da Cultura.
  • Chartier, R. (2001). Cultura escrita, literatura e história: conversas de Roger Chartier com Carlos Aguirre Anaya, Jesús Anaya Rosique, Daniel Goldin e A. Saborit Porto Alegre, RS: ArtMed.
  • Chartier, R. (1990). História cultural: entre práticas e representações Lisboa, PT: Difel.
  • Chartier, R. (1991). O mundo como representação. Estudos Avançados, 5(11), 173-191.
  • Choppin, A. (2004). História dos livros e das edições didáticas: sobre o estado da arte. Educação e Pesquisa, 30(3), 549-566.
  • Choppin, A. (2009). O manual escolar: uma falsa evidência histórica. História da Educação, 13(27), 9-75. Recuperado de: https://dialnet.unirioja.es/descarga/articulo/4891665.pdf
    » https://dialnet.unirioja.es/descarga/articulo/4891665.pdf
  • Correio Mercantil (Bahia) (1843, 24 de fevereiro). n. 45, p. 3.
  • Correio Mercantil (Bahia) (1844, 8 de janeiro). n. 5, p. 3.
  • Diario das Cortes Geraes e Extraordinarias da Nação Portugueza: abril 5, 1821-junho 8 (1821). Lisboa, PT: Impressão Régia.
  • Diario do Rio de Janeiro (1844, 4 de dezembro). n. 6785, p. 1.
  • Diario Fluminense (1825, 18 de mayo). n. 109, p. 1.
  • Figueiredo, P. J. (1811). Aarte da grammatica portugueza ordenada em methodo breve, fácil e claro Bahia: Typographia de Manoel Antonio da Silva Serva.
  • Galvão, I. J. A. F. (1826). Introdução da Corografia Brasilica, e a parte della que trata da Bahia. Composta por um Presbitero Secular do Grã Priorado do Crato. E mandada imprimir para Instrucção da Mocidade Bahiense por um Professor da mesma Bahia: Typ. Nacional.
  • Gazeta Commercial da Bahia (1843, 27 de janeiro). n. 858.
  • Gazeta da Bahia (1831, 7 de abril). n. 31.
  • Gonçalves, M. F. (1992). Madureira Feijó, ortografista do século XVIII :para uma história da ortografia portuguesa Lisboa, PT: Ministério da Educação.
  • Gusmão, A. (1678).Escola de Bethlem, Jesus Nascido no Presepio Évora, PT: Officina da Universidade.
  • Idade d’Ouro do Brazil (1817, 17 de junho). n. 47, p. 4.
  • Idade d'Ourodo Brazil (1819, 6 de abril).
  • Lancaster, J. (1816). Manual of the System of the British and Foreign School Society of London, for teaching, reading, writing, arithmetic, and needle-work, in the elementary schools London, UK: Longman and Co.
  • Lima Junior, F. P., & Castro, D. B. (1977).Padre Mestre Con. D. or Antonio Joaquim das Mercês. (1786 - 1854) Mestre de Filosofia Salvador, BA: Mensageiro da Fé.
  • Magalhães, P. I. (2013). Ignacio José de Macedo: da Idade d’Ouro ao Velho Liberal do Douro (1774-1834). Revista do Instituto Geográfico e Histórico da Bahia, 108, 221-262.
  • Magalhães, P. I. (2016). A literatura nas sombras: as edições em português e os tradutores da Atalá de Chateaubriand na crise do Antigo Regime luso-brasílico (1810-1820). Literatura e Sociedade (USP), 23, 104-138. Recuperado de: http://dx.doi.org/10.11606/issn.2237-1184.v0i23p104-138
    » http://dx.doi.org/10.11606/issn.2237-1184.v0i23p104-138
  • Magalhães, P. I. (2017). Luzes e sombras: a censura de livros na Capitania da Bahia (1811-1821). Revista Complutense de Historia de América, 43, 203-236. Recuperado de: http://dx.doi.org/10.5209/RCHA.56732
    » http://dx.doi.org/10.5209/RCHA.56732
  • Magalhães, P. I. (2009). A palavra e o Império: a propósito de uma Arte da Grammatica impressa na Bahia em 1811. In Anais de História de Além-Mar (Vol. X, p. 231-250). Lisboa, PT. Recuperado de: http://run.unl.pt/bitstream/10362/15891/1/AHAM%20X%20(2009).pdf
    » http://run.unl.pt/bitstream/10362/15891/1/AHAM%20X%20(2009).pdf
  • Martens, C. (1832). Guide diplomatique, contenant un précis des droits et des devoirs, des ministres publics, agens diplomatiques et consulaires Leipzig, GER: F.A.Brockhaus.
  • Mercês, A. J. (1932). Carta escripta na Bahia, em 12 de Agosto de 1851, pelo Dr. Antonio Joaquim das Mercês. Revista do Instituto Geográfico e Histórico da Bahia,(53), 81-92.
  • Mercês, A. J. (1837). Instituiçoens Logicas de Sigsmundo StorchenauBahia: Na Typogr. da Viuva Serva.
  • Moraes, R. (1979). Livros e bibliotecas no Brasil Colonial São Paulo, SP: Secretaria da Cultura.
  • Munakata, K. (2012). O livro didático: alguns temas de pesquisa. Revista Brasileira de História da Educação,12(3), 178-197.
  • Paraíso, F. S. (1837). RegulamentoBahia: Typ. de G. J. Bizerra e C.a
  • Pessoa, F. (1913). Naufrágio de Bartolomeu. Teatro: Revista de Crítica, (1).
  • Rockwell, E. (2001). La lectura como práctica cultural: conceptos para el estudio de los libros escolares. Educação e Pesquisa, 27(1).
  • Serva, L. (2014). Um tipógrafo na Colônia São Paulo, SP: Publifolha.
  • Silva, I. F. (1860). Diccionario bibliographico portuguez Lisboa, PT: Imprensa Nacional.
  • Silva, L. D. V. (1828). Observações críticas sobre alguns artigos do ensaio estatístico do reino de Portugal e Algarves Lisboa, PT: Impressão Régia.
  • Vaconcelos, J. L. (1929). Opusculos IV. Coimbra, PT: Imprensa da Universidade.
  • Vater, J. S. (1847). Litteratur Der Grammatiken, Lexika Und Wörtersammlungen Aller Sprachen Der Erde.Berlin, GER: Nicolaischen Buchhandlung.
  • Vieira, A. (1748).Voz sagrada, política, rhetorica, e metrica Lisboa, PT: Francisco Luiz Ameno.

  • 5
    “Nenhum livro para crianças deve ser escrito para crianças” (Pessoa, 1913Pessoa, F. (1913). Naufrágio de Bartolomeu. Teatro: Revista de Crítica, (1).)
  • 3
    Como citar este artigo: Gonçalves Neto, W.Percursos e desafios da história da educação luso-brasileira. (2019). Revista Brasileira de História da Educação, 19. DOI: http://dx.doi.org/10.4025/rbhe.v19.2019.e076
  • 4
    Este artigo é publicado na modalidade Acesso Aberto sob a licença Creative Commons Atribuição 4.0 (CC-BY 4).

Apêndices

Evolución
de la Tipografía de Serva

Fechas de Publicación

  • Publicación en esta colección
    14 Nov 2019
  • Fecha del número
    2019

Histórico

  • Recibido
    14 Ene 2019
  • Acepto
    11 Jun 2019
Sociedade Brasileira de História da Educação Universidade Estadual de Maringá - Av. Colombo, 5790 - Zona 07 - Bloco 40, CEP: 87020-900, Maringá, PR, Brasil, Telefone: (44) 3011-4103 - Maringá - PR - Brazil
E-mail: rbhe.sbhe@gmail.com