SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.18 número2Infecção hospitalar em unidade de tratamento intensivo de um hospital universitário brasileiroConsumo alimentar e ingestão de ferro de gestantes e mulheres em idade reprodutiva índice de autoresíndice de assuntospesquisa de artigos
Home Pagelista alfabética de periódicos  

Serviços Personalizados

Artigo

Indicadores

Links relacionados

Compartilhar


Revista Latino-Americana de Enfermagem

versão impressa ISSN 0104-1169

Rev. Latino-Am. Enfermagem vol.18 no.2 Ribeirão Preto mar./abr. 2010

http://dx.doi.org/10.1590/S0104-11692010000200015 

ARTÍCULO ORIGINALE

 

Conceptos y sentimientos de enfermeros que actúan en la atención pre-hospitalaria sobre la práctica y la información profesional

 

 

Evânio Márcio RomanziniI; Lisnéia Fabiani BockII

IEnfermero, Pronto Atendimento Médico Cruzeiro do Sul, RS, Brasil, y Hospital Geral de Porto Alegre, RS, Brasil. Estudiante de pós-graduación, Programa de Pós-Graduação em Enfermagem em Cardiologia, Instituto de Cardiologia de Porto Alegre, RS, Brasil. E-mail: maromanzini@yahoo.com.br
IIEnfermera, Hospital Moinhos de Vento de Porto Alegre, RS, Brasil. Profesor, Centro Universitário Metodista do Sul - IPA, Brasil. Estudiante de doctorado, Programa de Pós-Graduação em Enfermagem, Universidade Federal de Santa Catarina, SC, Brasil. E-mail: ffabibock@hotmail.com

Correspondencia

 

 


RESUMEN

Este es estudio descriptivo, con abordaje cualitativo que tuvo como objetivo identificar los sentimientos resultantes de la actuación y formación de los enfermeros del servicio de atención pre-hospitalaria (APH) móvil de emergencia. Fueron entrevistados 9 enfermeros, en septiembre de 2007. Se utilizó la técnica de análisis de contenido de Bardin, que auxilió en la formación de seis categorías: “sentimientos despertados en el APH”, “experiencias provenientes en el día a día del trabajo”, “actividades del enfermero en el APH”, “preparación personal y profesional”, “reflexionando sobre la formación profesional”, y, “percepción del enfermero sobre el APH”. La importancia de este trabajo reside en la necesidad de contar con enfermeros con capacitación personal, profesional y emocional, también obtener el reconocimiento y valorización de la actuación de la enfermería en ese Servicio. Los resultados revelaron que los enfermeros del APH se sienten seguros, preparados y motivados para actuar, experimentan diversos sentimientos como compasión, gratitud, rabia, pena, tristeza, ansiedad, y consideran como incentivos el reconocimiento y la posibilidad de restaurar vidas.

Descriptores: Servicios Médicos de Urgencia; Enfermería de Urgencia; Grupo de Atención al Paciente; Primeros Auxilios; Socorro de Urgencia.


 

 

Introducción

A lo largo de la historia, la enfermería tuvo una participación expresiva en la prestación de socorro, en la atención inicial y en el rescate de enfermos y heridos en las guerras. En la sociedad moderna encontramos otras guerras no declaradas: las causadas por la violencia, las enfermedades cardiovasculares, las respiratorias y las metabólicas, son las principales responsables por la mortalidad proveniente de situaciones de urgencia/emergencia(1-3).

La atención pre-hospitalaria (APH) surge en Brasil, en la ciudad del Rio de Janeiro, en 1893, como medida de intervención por parte del Estado, a través del Sector de Salud y Seguridad Pública, como una forma de proporcionar atención precoz, rápida, y con transporte adecuado a un servicio de emergencia definitivo, que tiene como finalidad disminuir los riesgos, complicaciones, secuelas y aumentar la sobrevida de las víctimas. Existen hoy dos modelos de actuación de los servicios de APH: el Servicio de Atención Móvil de Urgencia (SAMU), de origen francés, con equipos compuestos por médicos especialistas en la área de emergencia, y el modelo americano que incluye los técnicos en emergencias médicas en el nivel básico, intermediario y paramédicos(2).

En Porto Alegre, el SAMU fue implantado a través de un término de cooperación con a Francia, en 1995, y utiliza un modelo mixto de actuación, con médico regulador que decide el envío de una unidad básica, compuesta por un técnico de enfermería, o soporte avanzado con enfermero y médico, o vehículo rápido con médico para dar apoyo a la unidad básica(2-4).

El APH comprende las acciones iniciales realizadas en corto espacio de tiempo por el equipo de rescate en el local donde ocurre el problema de salud, sea este traumático, clínico o psíquico. La remoción de las víctimas con seguridad y con soporte de vida hasta un centro de atención hospitalario de referencia, actualmente, es indispensable. El enfermero, por estar actuando en ese escenario, encuentra diversos desafíos relacionados a la operacionalización del servicio y su formación personal/profesional(3,5-6).

La existencia de lagunas en la formación de los enfermeros, aliadas a las dificultades presentadas por los académicos de enfermería (relación entre la teoría y la práctica en las situaciones que envuelven la fragilidad humana), la preparación personal, el perfil legal necesario para actuar en el APH y la necesidad de profesionales capacitados, motivaron a los investigadores a realizar este estudio(6-7).

La importancia de este estudio se encuentra en la posibilidad de ampliar el conocimiento acerca del papel que los enfermeros vienen desempeñando en el APH; también en analizar: el sentimiento proveniente de la práctica del Servicio, las atribuciones, competencias, las responsabilidades, y, la realidad de los enfermeros, con el intuito de buscar subsidios para permitir que la enfermería sea incluida, activamente, como componente multiprofesional en el proceso decisorio relativo a las preguntas del APH.

Como forma de conocer los sentimientos de los enfermeros, relacionados a la actuación y formación para la atención pre-hospitalaria, se colocaron como preguntas de esta investigación: “¿cuáles son los sentimientos de los enfermeros que actúan en el APH frente a su práctica y formación profesional? y ¿cuáles son las experiencias provenientes de la práctica?”

Con tales inquietudes, este estudio tuvo como objetivo identificar los sentimientos de los enfermeros que actúan en el APH, relacionados a la práctica y a la formación profesional.

 

Métodos

Se trata de un estudio cualitativo, descriptivo, realizado con enfermeros del servicio público de atención pre-hospitalaria de la ciudad de Porto Alegre, Servicio de Atención Móvil de Urgencia – SAMU, que aceptaron participar del estudio.

Del total de enfermeros existentes en el Servicio, 9 fueron entrevistados (56,2%), siendo la mayoría del sexo femenino (88,8%), con edad entre 41 y 45 años (33,3%) y tiempo de graduación entre 12 y 16 años (44,4%). Del total, 66,7% eran especialistas, siendo 22,2% en la área de urgencia y emergencia, 22,2% con maestría y 11,1% con doctorado. La mayoría tenía entre 5 y 7 años de actuación en el SAMU (66,6%) y fue unánime la aceptación de todos los enfermeros en participar del estudio.

Fueron excluidos los enfermeros que no estaban ejerciendo sus actividades en el período de septiembre de 2007, y los que todavía no habían realizado atención pre-hospitalaria. Las informaciones fueron obtenidas a través de entrevista donde las declaraciones fueron grabadas, atendiendo a un cuestionario con guión semiestructurado, elaborado por los investigadores con cinco preguntas relacionadas a la práctica y a la formación profesional, así como a las situaciones experimentadas en el día a día en el APH.

El estudio fue iniciado después haber sido aprobado por el Comité de Ética e Investigación de la Secretaría de Salud de Porto Alegre, y autorización de la Dirección del Hospital de Pronto-Socorro y Coordinación del SAMU. La entrevista fue individual en fechas aleatorias, en un ambiente tranquilo en las bases de atención, conforme disponibilidad de los participantes.

El anonimato de los participantes fue mantenido por la adopción de pseudónimos, utilizados en la comunicación entre los equipos. Ejemplo: Enfermero Alfa, Bravo, Charlie, Delta, Eco, Foxtrot, Golf, Hotel y India, de acuerdo con el orden cronológico de realización de las entrevistas. Todos los participantes firmaron y recibieron una copia del instrumento de investigación y del término de consentimiento libre y esclarecido (TCLE), de acuerdo con el Art. 25 de la Resolución 196/1996, del Consejo Nacional de Salud.

Fue utilizado el análisis de contenido propuesto por Bardin, orientado por los conceptos de la investigación cualitativa(8). Las entrevistas fueron transcritas en su totalidad, mantenido el lenguaje propio de los sujetos, incluyendo el tiempo de pausa, de silencio, los aspectos de comportamiento y las manifestaciones corporales demostradas por los entrevistados.

La elaboración de categorías para análisis de los contenidos permitió hacer relaciones entre las declaraciones, el pensamiento y el objeto, porque ellos están relacionados, tornando posible la construcción de un conocimiento intersubjetivo(9).

 

Resultados y discusión

A través de los datos obtenidos significativos y fieles y de la fundamentación teórica, se obtuvo la interpretación y propuestas a los objetivos del trabajo, siendo elaboradas seis categorías, relacionadas a la atención pre-hospitalaria.

Primera categoría: “sentimientos despertados en la atención pre-hospitalaria”

La presente categoría presenta los sentimientos despertados durante y después de la prestación del socorro y rescate del paciente. Los sentimientos son diversos y chocan emocionalmente a los profesionales debido a la violencia de algunas escenas, siendo siempre una novedad para el enfermero del APH.

Enfermero Bravo – Compasión, seguridad, de una cierta manera un orgullo personal, a veces indignación y por fin una gran satisfacción. Existe un reconocimiento por parte del paciente y de su familia, que tú no tienes en el día a día en el intra-hospitalario.

Enfermero Charlie - Cada escena, cada atención es diferente, ya sentí rabia, ya sentí pena [...], tristeza, da para sentir todas las emociones que existen y que tú puedes describir.

Enfermero Delta - Ansiedad, recelo, no sabes que vas a encontrar y después de actuar ver los resultados: algunas veces satisfacción, otras veces frustración, en verdad los sentimientos son diversos, [...] hay momentos en que estamos atendiendo situaciones entre policiales, fugitivos [...] surgen ambigüedades, tú no tienes como escapar de eso, puedo estar atendiendo alguien que podrá estar asaltando a mi familia en el futuro.

Los relatos de los enfermeros Bravo, Charlie y Delta demuestran la constante preocupación en prestar asistencia contemplando a la víctima como un todo, valorizando inclusive el contexto social en que ella se encuentra, siendo esa una característica fundamental de la Enfermería - tener empatía por las personas, buscando atenderlas de forma integral, mismo en las situaciones de emergencia, lo que es plenamente notado a través de los diversos sentimientos adquiridos y manifestados por los enfermeros del APH.

Segunda categoría: “experiencias provenientes en el día a día del trabajo”

Son consideradas positivas las atenciones de ocurrencias, donde el equipo del APH consigue rescatar, estabilizar la víctima y transportarla, ofreciendo soporte de vida, hasta a un hospital de referencia, inclusive si ella ya entró en paro cardio-respiratorio (PCR), por ejemplo, o con otros tipos de traumas graves. Los enfermeros consideraron positivo también las actitudes de reconocimiento y gratitud que reciben de las personas por el servicio prestado.

Las experiencias negativas están relacionadas a los constantes cambios de miembros de los equipos, a la preparación insuficiente de los médicos y de la enfermería recién ingresados en el APH, a la falta de preparación de las personas encontradas en la calle, a las ocurrencias donde hubo fallas en la comunicación y también cuando la unidad móvil llega al local de la ocurrencia y ya es muy tarde. Esto es, cuando ya no hay nada que hacer, cuando la víctima ya está muerta o es un niño.

Cuando la atención ocurre dentro de aquello que es estipulado, el equipo consigue trabajar integrado, no ocurren fallas significativas y la atención es realizada de forma adecuada, mismo que no haya suceso en la tarea de salvar la vida, es considerado positivo para el equipo, porque consiguió hacer lo que tenía que ser hecho de la mejor manera posible.

Enfermero Alfa - Ah yo creo que las positivas son de restaurar la vida [...], muchas veces no conseguimos [...]. Atendí una chica que había sido apuñalada en el abdomen .. ella era prostituta, tenía evisceración [...], estaba muy mal, pálida, había perdido mucha sangre. Después de tres días ella vino a agradecer y escribió una carta muy emocionada. Habíamos cambiado la vida de ella y ya tenía otra perspectiva de vida.

Enfermero Bravo - Fue una situación de un muchacho de 22 años que estaba durmiendo y cuando fue a darse vuelta no consiguió [...] entre rescatarlo y entregarlo en el Hospital de la PUC/RS, llevamos 25 minutos y cuando lo entregamos, el ya estaba con disfasia, se había vuelto midriático y pálido [...]. Hace algún tiempo, caminando, el fue a agradecer en la base. Tenemos la convicción, que si no fuese por la acción inmediata del pre-hospitalario ese chico hoy, ciertamente estaría pléjico y sin poder comunicarse.

Enfermero Golf - Acabé de llegar de una experiencia muy positiva. Fuimos a atender una PCR, un señor de 50 años tuvo un mal súbito, lo sacamos del automóvil y lo acostamos en el asfalto, estuvimos 50 minutos en maniobras de reanimación, revertimos y el paciente está bien, está vivo aquí en el Poli-trauma.

La presencia de enfermero en la atención de las ocurrencias proporciona mayor seguridad en la toma de decisiones y tranquilidad al equipo, además de tener iniciativa y satisfacción en ayudar, sin medir esfuerzos, actuando siempre en beneficio del paciente. El enfermero como miembro del equipo contribuye en la realización de las intervenciones y procedimientos durante la atención a fin de aumentar la sobrevivencia de las víctimas(10-11).

Los discursos de los enfermeros Alfa, Bravo y Golf revelan que ellos se sienten gratificados cuando consiguen restablecer o preservar la vida y la integridad de las víctimas. Motivo de satisfacción personal y profesional, principalmente cuando hay el reconocimiento manifestado por parte del propio paciente o de familiares y amigos.

Las dificultades apuntadas por los enfermeros son provenientes de la organización del APH, de la relación entre los miembros de los equipos, de la exposición desnecesaria a los riesgos de las escenas y de la relación con la población.

Enfermero Alfa - Un hecho negativo es cuando el equipo no está preparado, desde el equipo médico hasta el equipo de enfermería. En la municipalidad eso sucede mucho, porque entran muchos médicos nuevos y demoran a entrar en la rutina del APH.

Enfermero Bravo – Estábamos atendiendo una PCR en la vía pública, [...] el paciente en el suelo y el familiar pateó las espaldas del enfermero que estaba haciendo el masaje cardíaco [...], toda situación de urgencia en una familia, con un ente querido, genera un estrés, en que las personas actúan de manera que a veces no consiguen realmente controlar.

Enfermero Eco - Yo tuve una situación de tener que entrar en hueco bien largo, con un policial armado y no pudiendo decir no, porque tenía una población atrás. No nos dijeron que las personas ya estaban muertas, y nos expusieron sabiendo que no podríamos hacer nada. Ser expuesto desnecesariamente es muy malo.

Enfermero Golf - La primera ocurrencia que atendí fue una niña 16 años que se suicidó, entonces llegamos al local y no había nada más hacer [...] pienso que el equipo se desequilibró. Nosotros no conseguimos mantener la integridad del equipo en la escena, era el padre desesperado porque ella se había matado con la arma de él.

Las fallas de comunicación, atrasos en la atención, llegar muy tarde al local del accidente, víctima muerta, o cuando hay niños envueltos, son situaciones que pueden desestabilizar los equipos. Sin embargo, posibilitan momentos de reflexión y concientización, de que no todo puede ser perfecto, que existen fallas, y que deben servir de aprendizaje y para madurar personalmente y profesionalmente.

Tercera categoría: “actividades del enfermero en la atención pre-hospitalaria”

Identifica, a través de las declaraciones de los enfermeros del APH, las principales responsabilidades y atribuciones en la planificación, organización y prestación del Servicio.

Enfermero Eco - En la base el enfermero tienen la responsabilidad de verificar la ambulancia, es responsable por el material y por la asistencia en las ocurrencias [...] y también por la supervisión del chofer.

Enfermero Alfa - La coordinadora es la gerente, que hace la parte de planificación y acompañamiento. El enfermero está vinculado directo a las UTIs móviles [...] observando las ocurrencias [...]. Es el enfermero que organiza, hace plantón, hace el chek-list diario de los equipamientos y materiales que pasan por todas las bases.

Enfermero Hotel – Administrar un equipo de ciento y tantos funcionarios [...] El enfermero coordina a su base, va a contribuir con la coordinación de enfermería en términos de sugerencias a las preguntas que están surgiendo en el día a día [...].

La presencia de enfermero es de fundamental importancia en la asistencia directa a las víctimas, en la capacitación técnica de los equipos, en la elaboración de protocolos de atenciones y de material didáctico, y en la supervisión del personal. Proporciona atención más rápida, organizado, seguro y tranquilo, siendo considerado un punto de apoyo para los equipos(3-10).

Cuarta categoría: “preparación personal y profesional”

Se identificó como los enfermeros se sienten en relación a su preparación personal y profesional para actuar en el APH, considerando la reciente existencia del Servicio, la formación de los enfermeros y su tiempo de actuación en el SAMU de Porto Alegre. También, quedó evidente la preparación emocional para actuar en situaciones de estrés y presión psicológica, teniendo en consideración las peculiaridades del Servicio.

Enfermero Golf - Cuando entré en el SAMU, encontré bastantes dificultades [...], la atención en la calle es muy diferente [...], la gente tienen que lidiar con el paciente, con la población, con la situación de riesgo de la escena [...]. Tiene que haber una preparación más emocional que técnica [...] lidiar con situaciones que están en el límite la paciencia [...], las personas se meten [...] tratando de ayudar, muchas veces somos agredidos.

Enfermero Alfa - En mi graduación, yo no tuve nada relacionado con el pre-hospitalario [...] Cuando yo vine para el SAMU [...] tuve que incorporar todo aquí dentro del servicio mismo.

Estudios anteriores indican que existe poca atención de las escuelas formadoras, en lo que se refiere a la preparación para la actuación en la atención pre-hospitalaria(6-7,10).

Enfermero India - La facultad no nos prepara para la atención pre-hospitalaria [...]. Yo realmente llegué sin saber absolutamente nada, aprendí todo en el Servicio.

Enfermero Bravo -: Hoy yo me siento muy segura de todo aquello que hago, no tengo la menor duda de las actitudes que tomo.

Un estudio, realizado en el SAMU de Sao Paulo, analizó el conocimiento necesario que el enfermero necesita para actuar en el APH. Los resultados indicaron que los conocimientos preconizados en la Portería nº2048/02 del Ministerio de la Salud son básicos. Consideraron esenciales: actualizaciones teóricas, desarrollo de habilidades técnicas, toma de decisiones, prontitud, destreza y saber actuar en situaciones de alto estrés, o con población específica, lo que indica la necesidad de contar con programas específicos de capacitación para la atención pre-hospitalaria(12).

Quinta categoría: “reflexionando sobre la formación profesional”

A fin de ofrecer subsidios a la discusión sobre el perfil legal exigido para actuar en el APH y la formación de los enfermeros, se investigó lo que faltó o lo que podría haber sido diferente durante la formación de los enfermeros.

Enfermero Alfa - En mi formación académica no se hablaba en pre-hospitalario [...]. Somos entrenados para trabajar en el hospital, donde todo es más accesible, donde tienen profesionales a su alrededor y no para actuar solo en la calle [...]. Dentro de la disciplina de emergencia podría se extender un abanico para hablarse un poco sobre la atención de emergencia.

Enfermero Foxtrot - No era tan organizado como ahora, yo soy graduada hace doce años y el SAMU tiene once, entonces faltó un entrenamiento en esa área, un entrenamiento de observación, de actuación en esa área [...].

Enfermero India - Sobre trauma, no se aprende absolutamente nada en la facultad, nada. El pre-hospitalario es una área [...] que tú tienes que tener afinidad con la emoción fuerte, controlar la emoción. En el momento, tú tienes que actuar, sin tiempo para pensar.

Los cursos de enfermería todavía están buscando adaptarse a las necesidades del momento, de acuerdo con la evolución social ocurrida, a pesar de que algunos aspectos todavía necesiten ser repensados y reformulados(6,11).

Enfermero Hotel - No existe entrenamiento para los académicos de enfermería en la atención pre-hospitalaria. Pienso que es necesario, ya que el pre-hospitalario está ahí y vino para quedarse [...], hoy tienen SAMU en todas las capitales del Brasil y en las grandes ciudades.

La formación académica de los enfermeros es generalista y todavía no contempla la necesidad legal, exigida en el APH, que tiene un enfermero de enfrentar desafíos muchas veces mayores que los de la práctica intra-hospitalaria(6,12).

Enfermero Golf - Yo soy evaluadora de un programa de acreditación y pienso que la formación académica tienen que cambiar. Cobrar más en la postura del alumno delante del paciente [...], la postura está muy inadecuada [...], las personas subestiman las quejas de los pacientes [...] se refieren a las personas de una forma poco ética. El personal sale muy crudo de la facultad, sin embargo la gente nota que algunas personas son mejores en función de esta postura [...],los profesionales no pueden graduarse así con tanta facilidad [...] yo pienso que ellos tienen que sufrir más.

Los enfermeros han buscado formas para compensar esa laguna y complementar su formación, a través de cursos y entrenamientos como el Advanced Cardiac Life Suport (ACLS), Advanced Trauma Life Support (ATLS), Pre-hospital Trauma Life Support (PHTLS) y hasta mismo del Basic Life /Support (BLS), sin embargo, mismo así, no fueron considerados suficientes para las reales exigencias del APH, debido a las dificultades de recrear en el laboratorio las situaciones reales encontradas en la práctica del Servicio, como el difícil acceso al local donde se encuentran las víctimas y las atenciones en el interior de ambulancias(6,12).

Sexta categoría: “percepción del enfermero sobre el APH”

Son muchos los desafíos y dificultades encontradas por los enfermeros en el ingreso al APH, sin embargo mismo así ellos han conquistado su espacio, realizando con éxito la prestación del cuidado que es la principal función de la Enfermería.

Enfermero Golf -:Es muy bueno trabajar en el SAMU [...] es el lugar que me trae satisfacción [...], yo me quedo pensando que en corto tiempo voy a tener que salir, sin embargo yo no consigo ver otro lugar para trabajar fuera del pre-hospitalario. Es el lugar que más me agradó.

La motivación para realizar el trabajo con dedicación, con amor y con eficiencia viene de la satisfacción en pertenecer al SAMU y actuar en el APH, sentimientos que reflejan la valorización y reconocimiento que reciben.

Enfermero Charlie - El enfermero del pre-hospitalario es un “mega-enfermero”, tienen que dominar las patologías, las técnicas y protocolos para ser un buen enfermero.

Los relatos indican que el enfermero que actúa en el pre-hospitalario es un profesional diferenciado, poseedor de gran habilidad técnica, equilibrio emocional y preparación personal.

Enfermero Hotel - En el inicio tú te asustas, sin embargo en el momento que tú comienzas a envolverte con el pre-hospitalario es una cosa fascinante, tú acabas apasionando [...]. Acabas tomando conciencia de cómo está toda la red de atención.

La gran movilidad del servicio de APH proporciona al enfermero del SAMU la posibilidad de observar y evaluar la situación de salud del municipio.

Enfermero Bravo -: Yo espero que los enfermeros realmente asuman eso como una profesión independiente [...]. En la medida en que tú tienes el conocimiento, tú pasas a ser respetado, y a gustar más de lo que tú haces. Yo personalmente estoy realizada como enfermera.

Los cambios en la formación académica están surgiendo, a pesar de que con cierto atraso, en relación a las necesidades reales observadas y en el nivel profesional de los enfermeros que ya actúan en el APH.

 

Consideraciones finales

Los sentimientos relacionados al APH, evidenciados en este estudio, caracterizan el APH como un Servicio que exige capacidad profesional, conocimientos generales y específicos, dominio de técnicas, patologías, protocolos, capacidad de liderazgo, gerenciamiento y equilibrio emocional. Es el lugar donde los enfermeros entrevistados encontraron mayor satisfacción, realización personal y profesional, además de la valorización y reconocimiento por los pacientes/víctimas, familia, población y por el propio Servicio.

En cuanto a la formación profesional de los enfermeros, el estudio evidenció la necesidad de obtener una mayor exigencia de las escuelas formadoras en relación a la postura adecuada de los académicos delante de los pacientes y la necesidad de realizar prácticas de observación y actuación en el APH, durante la graduación.

El estudio realizado en Sao Paulo, en 2008, con enfermeros actuantes en el APH, con el objetivo de verificar la opinión de los mismos sobre el conocimiento teórico y habilidades de enfermería necesarios para el ejercicio en APH, comprueba la necesidad de adquirir habilidades y competencias específicas, reforzando la importancia de la capacitación en el área(12).

Eso nuevamente es evidenciado en esta investigación, realizada en Porto Alegre, donde los enfermeros relatan que la preparación para actuar en el APH es adquirida dentro del SAMU y a través de cursos, entrenamientos y del aprendizaje continuo en el Servicio. Ninguno de los enfermeros de esta investigación recibió preparación específica sobre APH durante la formación académica, sin embargo, consideran la experiencia previa, en el intra-hospitalario, como importante para el desempeño de la función.

El enfermero del APH, además de las atribuciones y responsabilidades específicas de asistencia y de todo lo que envuelve la asistencia, también contribuye en las acciones de planificación, organización y coordinación gerencial del SAMU.

Las experiencias positivas relatadas fueron consideradas relevantes en la medida en que sirven de estímulo para la adecuada prestación del Servicio. Ya las experiencias negativas, a pesar de que pueden desestabilizar los equipos, muchas veces sirven de base para entender la realidad de algunas poblaciones y motivan el trabajo de concientización y educación de las personas en la prevención de accidentes y daños a la salud.

Las mayores dificultades evidenciadas fueron relacionadas: al ingreso en el Servicio, a la preparación académica insuficiente, a las adversidades del escenario, a la exposición a los riesgos de las escenas y público y a la falta de apoyo psicológico.

Los enfermeros del APH vienen conquistando y preservando su espacio a través de la búsqueda de nuevos conocimientos, de la conducta que poseen y del trabajo que realizan. Las lagunas encontradas en esta investigación, así como la carencia de estudios publicados sobre la temática que envuelva la práctica y formación de los enfermeros en el APH, impiden agotar el asunto e indican la necesidad de: realizar nuevos estudios de revisión de literatura, reflexionar, y, estudiar relatos de experiencia e investigaciones de campo en el área. Cabe resaltar que debido a las limitaciones de este estudio, no se puede generalizar sus resultados a toda la categoría, sin embargo, es posible afirmar que esos resultados revelan la realidad de un servicio de una capital de Brasil. Se espera, con esta investigación, contribuir para el desarrollo científico de esa especialidad y ampliar las discusiones sobre la formación y la práctica profesional de los enfermeros de APH, posibilitando mejorías en el ambiente de trabajo y propiciando el desarrollo de una práctica saludable.

 

Referentes

 

1. Alcântara LM, Leite LJ, Erdman AL, Trevisan MA, Dantas CC. Enfermagem operativa: uma nova perspectiva para o cuidar em situações de "crash". Rev Latino-am Enfermagem. 2005 maio; 13(3):322-31.         [ Links ]

2. Martins PS, Prado ML. Enfermagem e serviço de atendimento pré-hospitalar: descaminhos e perspectivas. Rev Bras Enfermagem. 2003 agosto; 56(1):71-5.         [ Links ]

3. Ramos VO, Sanna MC. A inserção da enfermeira no atendimento pré-hospitalar: histórico e perspectivas atuais. Rev Bras Enfermagem. 2005 maio; 58(3):355-60.         [ Links ]

4. Lopes SLB, Fernandes RJ. Uma breve revisão do atendimento médico pré-hospitalar. Rev Medicina (Ribeirão Preto) 1999 outubro-dezembro; (32):381-7.         [ Links ]

5 Ministério da Saúde (BR). Portaria 2048, dispõe sobre o regulamento técnico dos sistemas estaduais de urgência e emergência. 2002. Diário Oficial da República Federativa do Brasil. Brasília: Imprensa Oficial; novembro 2002.         [ Links ]

6. Vargas D. Atendimento pré-hospitalar: a formação específica do enfermeiro na área e as dificuldades no início da carreira. Rev Paul Enferm 2006 março; 25(1):38-43.         [ Links ]

7. Esperidião E, Munari DB. Holismo só na teoria: a trama de sentimentos do acadêmico de enfermagem sobre sua formação. Rev Esc Enferm USP 2004 setembro-dezembro; 38(3):332-40.         [ Links ]

8. Bardin L. Análise de conteúdo. 7ª ed. Lisboa (Portugal): Edições 70; 1977.         [ Links ]

9. Souza AIJ, Erdmann AL. Contribuições para o conhecimento em enfermagem à luz da fenomenologia da percepção de Merleau-Ponty. Rev Gaúch Enferm 2006 junho; 27(2):166-75.         [ Links ]

10. Pereira WAP. Atendimento pré-hospitalar: caracterização das ocorrências de acidentes de trânsito. Acta Paul Enferm. 2006 maio; 19(3):279-83.         [ Links ]

11. Malvestio, MAA, Sousa, RMC. Análise do valor predeterminante dos procedimentos da fase pré-hospitalar na sobrevivência das vítimas de trauma. Rev Latino-am Enfermagem 2008 maio-junho; 16(3):432-8.         [ Links ]

12. Rosana CG, Ramos LH, Whitaker IY. Capacitação de enfermeiros em atendimento pré-hospitalar. Rev Latino-am Enfermagem. 2008 março-abril; 16(2):192-7.         [ Links ]

Correspondencia:
Lisnéia Fabiani Bock
Centro Universitário Metodista do Sul - IPA
Rua Cel. Joaquim Pedro Salgado, 80
Rio Branco
CEP:90420-060 Porto Alegre, RS, Brasil,
E- mail: ffabibock@hotmail.com

 

 

Recibido: 23.3.2009
Aceptado: 7.10.2009