SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.25Elaboração e validação de Lista de Verificação de Segurança na Prescrição de MedicamentosProtótipo de escala informatizada para busca ativa de potenciais doadores de órgãos índice de autoresíndice de assuntospesquisa de artigos
Home Pagelista alfabética de periódicos  

Serviços Personalizados

Journal

Artigo

Indicadores

Links relacionados

Compartilhar


Revista Latino-Americana de Enfermagem

versão impressa ISSN 0104-1169versão On-line ISSN 1518-8345

Rev. Latino-Am. Enfermagem vol.25  Ribeirão Preto  2017  Epub 12-Set-2017

http://dx.doi.org/10.1590/1518-8345.1891.2925 

Artículo Original

Binge drinking: estándar asociado al riesgo de problemas del uso de alcohol entre estudiantes universitarios1

André Bedendo2 

André Luiz Monezi Andrade3 

Emérita Sátiro Opaleye4 

Ana Regina Noto5 

2Estudiante de doctorado, Departamento de Psicobiologia, Universidade Federal de São Paulo, São Paulo, SP, Brasil. Becario de la Fundação de Amparo à Pesquisa do Estado de São Paulo (FAPESP), Brasil.

3PhD, Profesor Doctor, Departamento de Psicologia, Universidade Anhembi-Morumbi, São Paulo, SP, Brasil.

4PhD, Investigadora, Departamento de Psicobiologia, Universidade Federal de São Paulo, São Paulo, SP, Brasil.

5PhD, Profesor Adjunto, Departamento de Psicobiologia, Universidade Federal de São Paulo, São Paulo, SP, Brasil. Becaria del Conselho Nacional de Desenvolvimento Científico e Tecnológico (CNPq), Brasil.

RESUMEN

Objetivo:

evaluar problemas asociados al uso de alcohol entre estudiantes universitarios que relataron binge drinking en comparación a estudiantes que consumieron alcohol sin binge drinking.

Método:

estudio transversal entre estudiantes universitarios (N=2.408) que visitaron una página web sobre el uso de alcohol. En los análisis estadísticos, fueron incluidos modelos de regresión logística y linear.

Resultados:

el uso de alcohol, en los últimos tres meses, fue relatado por 89,2% de los estudiantes universitarios, y entre ellos 51,6% relataron uso binge. En comparación a estudiantes universitarios que no practicaron binge, los estudiantes que presentaron ese estándar tuvieron una mayor oportunidad de relatar todos los problemas evaluados, entre ellos: incapacidad de recordar lo que sucedió (aOR:5,4); problemas académicos (aOR:3,4); actuar por impulso y arrepentirse (aOR:2,9); involucrarse en peleas (aOR:2,6); manejar después de beber (aOR:2,6) y compartieron viaje con alguien que bebió (aOR:1,8). Estudiantes que consumieron alcohol dentro del estándar binge también presentaron una mayor puntuación en el Alcohol Use Disorders Identification Test (b=4,6; p<0,001), más consecuencias negativas (b=1,0; p<0,001) y menor percepción de la negatividad de las consecuencias (b=-0,5; p<0,01).

Conclusión:

la práctica de binge drinking estuvo asociada al aumento de las oportunidades de manifestación de problemas relacionados al alcohol. Las conclusiones de este estudio no pueden ser adaptadas a toda la realidad brasileña.

Descriptores: Consumo de Bebidas Alcohólicas; Consumo de Alcohol en la Universidad; Borrachera; Internet; Estudiantes; Universidades

Introducción

En Brasil, hay más de 7,3 millones de estudiantes universitarios1, que presentan una mayor frecuencia en el consumo de alcohol por año y por mes2-3 que la población general. Uno de los estándares de uso de alcohol especialmente comunes entre estudiantes universitarios es el binge drinking, definido como la ingestión de cinco o más dosis de alcohol en la misma ocasión3. El uso binge de alcohol ha sido asociado a varios riesgos y/o consecuencias negativas, como manejar bajo efecto del alcohol, problemas cardíacos, violencia, lesiones (caídas, envenenamientos, ahogamientos, accidentes de tránsito) y muerte4-5. Se estima que 76% del dinero gastado en Estados Unidos con salud, en relación al uso excesivo de alcohol, es resultante de binge drinking6. En Brasil, uno a cada cuatro estudiantes relató uso de alcohol con estándar binge durante los últimos 30 días, indicando un grupo específico de alumnos frecuentemente expuesto a los varios riesgos asociados3.

La evaluación de las consecuencias del consumo de alcohol debe considerar no sólo la frecuencia de uso, sino también el estándar binge, dado que ese es un estándar de uso asociado a problemas relacionados al uso de alcohol7. En Brasil, en un análisis con estudiantes universitarios, fue observado que la práctica de binge drinking estaba asociada a varias consecuencias negativas (manejar después beber, participación de accidentes de tránsito, perder actividades en la universidad, bajo desempeño escolar y participación en peleas o problemas con la ley)8. Aún así, en el análisis en cuestión, sólo fueron considerados estudiantes de algunos cursos del área de salud y de una sola institución pública de enseñanza universitaria; y los datos indican que la frecuencia de binge drinking varía de acuerdo con las áreas de estudio, el tipo de institución de enseñanza y la región del país3. De ese modo, aún son necesarios estudios brasileños comparando la práctica de binge y las consecuencias asociadas al uso de alcohol entre muestras de estudiantes universitarios de cursos de varias áreas de estudio, instituciones de enseñanza y regiones del país.

En el presente estudio, el objetivo fue evaluar las consecuencias y los problemas asociados al uso de alcohol entre estudiantes universitarios que relataron binge drinking en comparación con los estudiantes que no lo refieren. Las hipótesis del presente estudio fueron: estudiantes universitarios que consumen alcohol con práctica de binge presentan - 1) mayor puntuación en AUDIT, 2) mayor número de consecuencias negativas asociadas al uso de alcohol y 3) mayor oportunidad de relatar problemas o consecuencias asociadas al uso.

Método

El Centro de Integración Empresa-Escuela (CIEE) y la Universidad Federal de São Paulo (Unifesp) desarrollaron una página web interactiva, de acceso gratuito, sobre el consumo de alcohol entre estudiantes universitarios. La página puede ser visitada usando la dirección www.ciee.org.br/portal/estudantes/inicial_pesq.asp

El reclutamiento de participantes (previamente registrados en el CIEE) sucedió por correo electrónico, y la colecta de datos fue realizada entre octubre de 2014 y marzo de 2015. Sólo los estudiantes invitados tuvieron acceso al estudio. En total, 2,596 individuos visitaron la página y respondieron la encuesta. Los criterios de inclusión para este estudio fueron: tener entre 18 y 30 años de edad y estar matriculado en cualquier Institución de Enseñanza Universitaria (IES). Los participantes que no se encuadraron en estos criterios pudieron terminar la encuesta, pero sus datos no fueron considerados para los análisis (N=167). Para garantizar la veracidad de la respuesta de los participantes, fue inclusa una pregunta sobre el uso de una droga ficticia9, los universitarios que respondieron de forma positiva a la pregunta fueron excluidos de los análisis (N=21). La muestra final, evaluada en este estudio, fue de 2.408 estudiantes universitarios (N=2.408).

Instrumentos

Como estándar del uso de alcohol, fue utilizado el Alcohol Use Disorders Identification Test (AUDIT)10, previamente validado entre universitarios11 y en la población brasileña12, y adaptado para referirse a los últimos tres meses. A su vez, para las consecuencias del consumo de alcohol fueron utilizadas ocho preguntas con base en la escala Rutgers Alcohol Problem Index (RAPI)13, entre ellas preguntas sobre el comportamiento de manejar después de consumir bebidas alcohólicas, viajar con alguien que consumió alcohol, nausea o vómitos, comportamiento impulsivo, y una sobre la evaluación del participante sobre cuán negativas eran las consecuencias presentadas. En relación a los problemas asociados al uso de alcohol, fueron utilizadas las respuestas de las preguntas 4 a 10 del AUDIT.

Consideraciones éticas

Este estudio fue enviado y aprobado (CEP: 429.170) por el Comité de Ética en Investigación de la Universidad Federal de São Paulo (CAAE: 22423513.4.0000.5505). El Término de Consentimiento Libre y Explícito (TCLE) fue colocado a disposición en el área inicial de lo sitio web.

Análisis estadísticos

Los participantes fueron clasificados en tres grupos, de acuerdo con el perfil de consumo de alcohol en los últimos tres meses: sin consumo de alcohol, consumo de alcohol sin práctica de Binge (SB) y Consumo de alcohol con práctica de Binge (CB).

Fueron utilizadas pruebas estadísticas de qui-cuadrado y ANOVA de una vía. Modelos de regresión linear y logística fueron utilizados para comparación de los grupos de uso de alcohol con y sin práctica de binge. Los resultados primarios evaluados fueron: puntuación total en el AUDIT, número total de consecuencias asociadas al consumo de alcohol, problemas asociados al consumo de alcohol (preguntas 4 a 8 del AUDIT) y consecuencias del consumo de alcohol. Los resultados secundarios evaluados fueron: gasto financiero con bebidas alcohólicas (R$), número máximo de dosis consumidas por hora, y percepción sobre cuán negativas son las consecuencias para el participante. Todos los modelos de regresión fueron ajustados a sexo, edad, ingresos, tipo de institución, edad al inicio del consumo de alcohol y edad del primer episodio de embriaguez. El nivel mínimo de significado estadístico adoptado fue de 5%. Los análisis fueron realizados usando el software Stata, v.12.0.

Resultados

Más de la mitad de los estudiantes era del sexo masculino (55,2%), residente de las Regiones Sur y Sureste (54,2%), con ingresos familiares mensuales de 1 a 3 sueldos mínimos (56,3%) y edad promedio de 21,6 años (Desvío-Estándar-de de 0,06). Aproximadamente 85% de los estudiantes universitarios eran provenientes de instituciones privadas y frecuentaban la universidad hace por lo menos 2,4 años como promedio (de=0,02), siendo 54% alumnos de cursos de áreas humanas (Cuadro 1). Además, la frecuencia del consumo de alcohol en los últimos tres meses fue de 89,2%, y 51,6% de los estudiantes universitarios declararon uso en modo binge. Entre los estudiantes que consumieron bebidas alcohólicas, la mayoría consumió entre 1 y 4 dosis (65,6%). También se observó que la frecuencia de mujeres fue mayor en el grupo SB, mientras que los hombres fueron más frecuentes en el grupo CB (x2(2)=39,13; p<0,001). A su vez, los estudiantes de la Región Centro-Oeste relataron un uso menos frecuente de alcohol, con o sin modo binge (x2(4)=12,03; p=0,02), mientras que los estudiantes con ingresos familiares superiores a 10 sueldos mínimos fueron más prevalecientes en los grupos SB y CB (x2(8)=31,68; p<0,001).

La mayor parte de los estudiantes universitarios fue clasificada con Uso de Bajo Riesgo por el AUDIT (77,5%), y la frecuencia del Uso de Riesgo fue considerablemente superior en el grupo CB (31,3% - x2(3)=344,64; p<0,001). A su vez, estudiantes universitarios del grupo CB relataron consumir significativamente un mayor número máximo de dosis (F(1,2145)=518,71; p<0,001) y más gastos con bebidas alcohólicas (F(1,2145)=109,71; p<0,001) que el grupo SB (Tabla 2).

Tabla 1 Características sociales y demográficas entre individuos que no consumieron alcohol, consumieron sin binge y consumieron con binge, en los tres meses anteriores a la encuesta (N=2.408). São Paulo, SP, Brasil, 2014/2015 

Total (N=2.408) No bebió (N=261) Bebió sin binge (N=911) Bebió con binge (N=1.236) x 2 o F
Sexo - N (%)
Femenino 1.079 (44,8%) 125 (47,9%) 475 (52,1%) 479 (38,8%) 39,13*
Masculino 1.329 (55,2%) 136 (52,1%) 436 (47,9%) 757 (61,3%)
Edad - promedio (de) 21,6 (0,06) 21,6 (0,18) 21,6 (0,10) 21,7 (0,08) 0,37
Región - N (%)
Norte y Noreste 651 (27,1%) 70 (26,8%) 212 (23,3%) 369 (29,9%) 12,03
Centro-Oeste 226 (18,7%) 51 (19,5%) 174 (19,1%) 226 (18,3%)
Sur y Sureste 1.305 (54,2%) 140 (53,6%) 525 57,6%) 640 (51,8%)
Ingresos (R$) - N (%)
No sé 138 (5,7%) 17 (6,5%) 33 (3,6%) 88 (7,1%) 31,68*
1 a 3 sueldos mínimos 1.355 (56,3%) 157 (60,2%) 557 (61,1%) 641 (51,9%)
3 a 5 sueldos mínimos 435 (18,1%) 48 (18,4%) 153 (16,8%) 234 (18,9%)
5 a 10 sueldos mínimos 337 (14,0%) 27 (10,3%) 126 (13,8%) 184 (14,9%)
10 o más sueldos mínimos 143 (5,9%) 12 (4,6%) 42 (4,6%) 89 (7,2%)
Institución - N (%)
Privada 2.048 (85,1%) 227 (87,0%) 788 (86,5%) 1.033 (83,6%) 4,37
Pública 360 (15,0%) 34 (13,0%) 123 (13,5%) 203 (16,4%)
Área del curso - N (%)
Biológicas 157 (6,5%) 12 (4,6%) 57 (6,3%) 88 (7,1%) 3,75
Exactas 952 (39,5%) 98 (37,6%) 358 (39,3%) 496 (40,1%)
Humanas 1.299 (54,0%) 151 (57,9%) 496 (54,5%) 652 (52,8%)
Año del curso - promedio (de) 2,4 (0,02) 2,4 (0,07) 2,4 (0,03) 2,4 (0,03) 1,64

*p<0,001; †de: desvío-estándar; ‡p<0,01; sueldos mínimos en 2014, Brasil.

Tabla 2 Características del estándar de uso de alcohol entre individuos que consumieron alcohol sin binge y aquellos que consumieron con binge, en los tres meses anteriores a la encuesta (N=2.147). São Paulo, SP, Brasil, 2015 

Total (N=2.147) Bebió sin binge (N=911) Bebió con binge (N=1.236) X 2 o F
Edad en el primer uso de alcohol - promedio (de)* 16,1 (0,05) 16,6 (0,08) 15,7 (0,06) 66,8
Edad en la primer embriaguez - promedio (de)* 17,7 (0,05) 18,2 (0,08) 17,3 (0,07) 79,1
Puntuación AUDIT - promedio (de)* 5,1 (0,09) 2,2 (0,06) 7,3 (0,12) 1079,4
Zona de Riesgo AUDIT - N (%)
Bajo Riesgo 1.663 (77,5%) 883 (96,9%) 780 (63,1%) 344,6
Uso de Riesgo 415 (19,3%) 28 (3,1%) 387 (31,3%)
Uso Nocivo 41 (1,9%) 0 (0) 41 (3,3%)
Dependencia 28 (1,3%) 0 (0) 28 (2,3%)
Número máximo de dosis consumidas - promedio (de)* 6,5 (0,13) 3,4 (0,11) 8,9 (0,19) 518,7
Número máximo de dosis consumidas por hora - promedio (de)* 1,8 (0,03) 1,3 (0,04) 2,1 (0,05) 123,2
Gasto con bebidas alcohólicas - promedio (de)* 54,0 (1,62) 34,7 (1,60) 68,2 (2,47) 109,7

*de: desvío-estándar; †p<0,001.

Las consecuencias y problemas asociados al consumo de alcohol en los últimos tres meses están presentes en la Tabla 3. Todas las consecuencias y problemas exhibieron mayor prevalencia en el grupo CB. Aún así, el propio grupo evaluó las consecuencias, en promedio, como menos negativas (F(1, 2145)=6,40; p<0,01). La Tabla 4 presenta los modelos de regresión logística comparando los participantes de los grupos SB y CB, previendo las consecuencias y problemas asociados al uso de alcohol. Para todos los resultados evaluados, los modelos demostraron que estudiantes universitarios del grupo CB tuvieron más oportunidades de relatar alguna de las consecuencias o problemas asociados al uso de alcohol.

Tabla 3 Prevalencia de consecuencias y problemas asociados al uso de alcohol entre individuos que consumieron alcohol sin binge y aquellos que consumieron con binge, en los tres meses anteriores a la encuesta (N=2.147). São Paulo, SP, Brasil, 2015 

Total (N=2.147) Bebió sin binge (N=911) Bebió con binge (N=1.236) X 2 o F
Consecuencias del consumo de alcohol - N (%)
Manejó después de haber bebido 398 (18,5) 82 (9,0) 316 (25,6) 95,3*
Viajó con alguien que consumió bebidas 1.245 (58,0) 444 (48,7) 801 (64,8) 55,6*
Problemas académicos 232 (10,8) 40 (4,4) 192 (15,5) 67,6*
Problemas con novio/a o pariente cercano 402 (18,7) 114 (12,5) 288 (23,3) 40,1*
Nauseas o vómito 979 (45,6) 286 (31,4) 693 (56,1) 128,7*
Peleas 123 (5,7) 25 (2,7) 98 (7,9) 26,1*
Relaciones sexuales sin usar protección 444 (20,7) 127 (13,9) 317 (25,7) 43,8*
Actuó de modo impulsivo y se arrepintió 638 (29,7) 153 (16,8) 485 (39,2) 126,5*
Número de consecuencias asociadas al consumo de alcohol - promedio (de) 2,1 (0,04) 1,4 (0,05) 2,6 (0,05) 243,0*
Cuán negativas son las consecuencias para el participante - promedio (de) 3,7 (0,08) 3,9 (0,13) 3,5 (0,09) 6,4
Problemas asociados al uso de alcohol - N (%)
Pensó que no podría parar de beber 306 (14,3) 46 (5,1) 260 (21,0) 109,7*
No consiguió hacer lo que se esperaba 309 (14,4) 44 (4,8) 265 (21,4) 117,4*
Necesitó beber por la mañana para sentirse bien 94 (4,4) 13 (1,4) 81 (6,6) 32,9*
Se sintió culpado o tuvo remordimientos después de beber 563 (26,2) 141 (15,5) 422 (34,1) 94,4*
Fue incapaz de recordar lo que sucedió 463 (21,6) 67 (7,4) 396 (32,0) 188,9*
Alguna vez en la vida ya provocó heridas o daños 387 (18,0) 8 8 (9,7) 299 (24,2) 74,9*
Alguna vez en la vida alguien ya se preocupó con su hábito de consumo 344 (16,0) 66 (7,2) 278 (22,5) 90,6*

*p<0,001; †de: desvío-estándar; ‡p<0,01.

Tabla 4 Modelos de regresión logística adaptados* comparando estudiantes universitarios que consumieron alcohol sin binge (referencia) y aquellos que consumieron con binge, en los últimos tres meses (N=2.146). São Paulo, SP, Brasil, 2015 

Bebió con binge (N=1.236)
OR (IC 95%) aOR § (IC 95%)
Consecuencias del consumo de alcohol
Manejó después de haber bebido 3,5 (2,7-4,5) || 2,6 (2,0-3,5) ||
Viajó con alguien que consumió bebidas 1,9 (1,6-2,3) || 1,8 (1,5-2,2) ||
Problemas académicos 4,0 (2,8-5,7) || 3,4 (2,4-4,9) ||
Problemas con novio/a o pariente cercano 2,1 (1,7-2,7) || 1,9 (1,4-2,4) ||
Nauseas o vómito 2,8 (2,3-3,3) || 2,8 (2,3-3,3) ||
Peleas 3,1 (2,0-4,8) || 2,6 (1,6-4,1) ||
Relaciones sexuales sin usar protección 2,1 (1,7-2,7) || 1,8 (1,5-2,3) ||
Actuó de modo impulsivo y se arrepintió 3,2 (2,6-3,9) || 2,9 (2,3-3,6) ||
Problemas asociados al uso de alcohol
Pensó que no podría parar de beber 5,0 (3,6-6,9) || 4,6 (3,3-6,5) ||
No consiguió hacer lo que se esperaba 5,4 (3,9-7,5) || 4,7 (3,4-6,7) ||
Necesitó beber por la mañana para sentirse bien 4,8 (2,7-8,8) || 5,0 (2,7-9,1) ||
Se sintió culpado o tuvo remordimientos después de beber 2,8 (2,3-3,5) || 2,6 (2,1-3,2) ||
Fue incapaz de recordar lo que sucedió 5,9 (4,5-7,8) || 5,4 (4,1-7,2) ||
Alguna vez en la vida ya provocó heridas o daños 3,0 (2,3-3,9) || 2,4 (1,8-3,2) ||
Alguna vez en la vida alguien ya se preocupó con su hábito de consumo 3,7 (2,8-4,9) || 3,0 (2,2-4,1) ||

*Ajustado a sexo, edad, ingresos, institución, edad al primer uso de alcohol y edad de la primera embriaguez; †OR: Odds Ratio; ‡IC 95%: intervalo de confianza de 95%; §aOR: Odds Ratio adaptado; || p<0,001.

Los modelos de regresión linear presentados en la Tabla 5 indican que, en comparación al grupo SB, los estudiantes universitarios CB tuvieron una puntuación promedio de 4,60 en AUDIT; una consecuencia negativa adicional; consumo máximo de dosis aproximadamente 0,65 superior en dosis por hora y gasto financiero de R$ 29,68 a más. Aunque el grupo CB haya presentado más consecuencias negativas, este presentó una mejor percepción sobre la negatividad de las consecuencias, en promedio 0,45 puntos abajo del grupo SB.

Tabla 5 Modelos de regresión linear adaptados* comparando estudiantes universitarios que consumieron alcohol sin binge (referencia) y aquellos que consumieron con binge, en los últimos tres meses (N=2.146). São Paulo, SP, Brasil, 2015 

b Error-estándar b β valor p IC 95% inferior IC 95% superior R 2
Puntuación AUDIT 4,60 0,16 0,53 0,000 4,29 4,90 0,38
Número de consecuencias asociadas al consumo de alcohol 1,01 0,08 0,27 0,000 0,85 1,16 0,15
Cuán negativas son las consecuencias para el participante -0,45 0,16 -0,06 0,005 -0,75 -0,14 0,01
Número máximo de dosis consumidas por hora 0,65 0,07 0,20 0,000 0,51 0,79 0,08
Gasto con bebidas alcohólicas (R$) 29,68 3,30 0,20 0,000 23,21 36,16 0,07

*Adaptado a sexo, edad, ingresos, institución, edad al primer uso de alcohol y edad de la primera embriaguez; †IC 95%: intervalo de confianza de 95%.

Discusión

El presente estudio indicó que, en la muestra de estudiantes universitarios brasileños, que visitaron una página sobre el uso de alcohol, los individuos que relataron consumo de alcohol con modo binge en los últimos tres meses presentaron un mayor número de consecuencias negativas asociadas al uso, así como una mayor incidencia de problemas asociados al uso y mayores gastos financieros con bebidas. Sin embargo, esos estudiantes notaron las consecuencias relatadas por ellos como algo no tan negativo. Los resultados corroboran las tres hipótesis iniciales propuestas: estudiantes universitarios que consumen alcohol con práctica de binge presentarían mayor puntuación en AUDIT, mayor número de consecuencias negativas asociadas al uso de alcohol y mayor oportunidad de relatar problemas o consecuencias asociadas al uso.

En relación al uso de alcohol en los últimos tres meses, el presente estudio observó una frecuencia de 89,2%, superior al uso en la vida (86,2%), relatado en la principal referencia nacional sobre el tema: I Análisis Nacional Sobre Uso de Alcohol, Tabaco y Otras Drogas entre Estudiantes Universitarios de las 27 Capitales Brasileñas. La frecuencia del modo de uso binge para este estudio en los últimos tres meses (51,6%) también fue superior a la observada durante el año en el Análisis (43,7%)3. Datos de encuestas norteamericanas indican prevalencia del modo binge durante las dos últimas semanas (35%), sin grandes alteraciones desde el inicio de los años 199014. A su vez, la comparación directa entre los datos de este trabajo con los de otros estudios presenta limitaciones, dado que fueron usados métodos diferentes de colecta de datos, además de referirse a datos de frecuencia con intervalos temporales diferentes. Además, en este estudio, la colecta de informaciones fue realizada por Internet, mientras que el Análisis fue realizado con base en la aplicación colectiva de encuesta impresa, en salón de clases. El uso de Internet para ese tipo de procedimiento puede atenuar la vergüenza en temas como uso de drogas15, reflejando posiblemente mayor frecuencia de relato del uso de alcohol. Otro aspecto relevante: durante el reclutamiento, los participantes eran invitados a realizar una encuesta para conocer más sus hábitos actuales de consumo de alcohol. De ese modo, como mencionamos anteriormente, es posible que esa muestra presente subrepresentación de estudiantes universitarios que no consumen bebidas alcohólicas.

La frecuencia de hombres fue mayor en el Grupo CB, mientras que las mujeres fueron más prevalecientes en el grupo SB. Estos datos sugieren que las mujeres no se abstienen del uso de alcohol, sino que practican con una menor frecuencia el consumo en modo binge en comparación a los hombres. Ese dato corrobora algunas descubiertas donde el modo binge drinking entre hombres es mayor que entre mujeres14,16. El mismo dato es parecido a los de estudios internacionales que indican mayor prevalencia de binge entre hombres17. En el presente estudio, las Regiones de Norte y Noreste presentaron mayor frecuencia del uso de alcohol en modo binge, dato parecido al observado en el Análisis Nacional3. A su vez, los ingresos familiares variables de 10 sueldos mínimos o más fueron asociados al consumo de alcohol con y sin binge. En estudio anterior, realizado entre estudiantes de educación media de escuelas de São Paulo, fue constatada una mayor frecuencia en el uso de alcohol, inclusive binge drinking, entre clases socioeconómicas más altas18.

La frecuencia del comportamiento de viajar con alguien que haya consumido bebidas alcohólicas fue aproximadamente tres veces superior al comportamiento de beber y manejar. En 2008, fue publicada la Ley Seca, actualizada en 2012, definiendo penalidades para las personas que manejasen bajo influencia del alcohol. Aún con la reducción de 45% de adultos que manejaban después de cometer binge, entre 2007 y 201319, 60,2 de los conductores eran conductores que fueron pasajeros de conductores que también consumieron bebidas alcohólicas20. Entre los estudiantes de 11 a 21 años de edad, el 8% relató beber y conducir, mientras que el 32% viajo, en los últimos 12 meses, con alguien que había consumido bebidas alcohólicas, mientras que el 16,6% afirmó haber cogido el coche con conductor que había bebido demasiado para manejar con seguridad21. Esos datos sugieren que, aún con la reducción en el comportamiento de beber y manejar, a frecuencia de individuos que se colocan en riesgo de accidentes de tránsito aún es alta, dado que, aún sin manejar un vehículo después de beber, muchos viajan con alguien que consumió bebidas alcohólicas.

La práctica de binge fue asociada a mayores oportunidades de relatar cualquier una de las consecuencias o problemas evaluados en el presente estudio. En las ocasiones en que más consumieron alcohol, estudiantes universitarios del grupo CB presentaron un consumo promedio de 2,1 dosis/hora, durante un promedio de 5,2 horas. Tales datos sugieren que esos estudiantes universitarios presentaron señales relevantes de embriaguez. En ese sentido, es razonable pensar que el grupo correspondiente presente mayores oportunidades de participar de comportamientos de riesgo. El uso de binge está asociado a problemas cognitivos, fisiológicos, sociales y académicos a corto y largo plazo. Por ejemplo, la práctica de binge por estudiantes universitarios ya fue asociada a mayores oportunidades de vivir más problemas durante el período de la universidad, o abuso y dependencia de alcohol después de 10 años22. Además, ese modo de uso está asociado a muchas otras consecuencias negativas agudas5.

Aunque los universitarios del grupo CB presenten más consecuencias asociadas al uso de alcohol, estos evaluaron como menos negativas las consecuencias vividas. Sería esperable que, cuanto mayor el número de consecuencias vividas, sería la percepción del impacto negativo de estas. Sin embargo, aunque pocos estudios analicen la percepción sobre las consecuencias del consumo de alcohol, una menor evaluación negativa de consecuencias comportamentales/físicas realizada por estudiantes ya fue previamente asociada a un mayor número de problemas relacionados al consumo de alcohol23. Otro estudio también indicó que estudiantes universitarios que consumen alcohol excesivamente tienden a percibir algunas consecuencias (resaca, desmayos, vómitos, pérdida de clase o trabajo), y clasificarlas como experiencias más positivas que negativas24. Así, las consecuencias tradicionalmente clasificadas como negativas por investigadores pueden asumir carácter positivo entre algunos estudiantes, actuando de modo a reforzar el comportamiento del uso de alcohol25.

Entre las limitaciones de este estudio, destacamos que, por tratarse de un estudio transversal, sus resultados no permiten afirmar relación de causalidad. Aunque los resultados sean provenientes de una gran muestra nacional, y con distribución de instituciones públicas y privadas muy parecidas con los datos provenientes del Censo de la Educación Universitaria1, los resultados de este estudio no son representativos de la población de estudiantes universitarios brasileños, dado que esto no fue delineado para obtener muestreo representativo de esa población. Otra limitación es la tasa reducida de respuesta de los estudiantes de la Región Sur, característica de la base de datos de correos electrónicos del propio CIEE y resultante de la descentralización de algunas sucursales regionales de la empresa. Debido a las características de la invitación para acceso a la página web, posiblemente existe una subrepresentación de estudiantes universitarios que no consumen bebidas alcohólicas.

Conclusión

Entre los participantes del estudio, fue observado el relato de consumo de alcohol en modo binge en parte considerable de la muestra. En comparación al uso de alcohol sin práctica de binge, la variable binge drinking fue considerablemente asociada a la mayor oportunidad de relatar varios problemas y consecuencias negativas del consumo de alcohol. Esos resultados sugieren un grupo de riesgo específico para problemas asociados al uso de alcohol. Buscando reducir el impacto de los problemas asociados a ese consumo, las informaciones del presente estudio deben ser consideradas en futuras políticas públicas o institucionales concentradas en estudiantes universitarios brasileños.

Agradecimientos

Al Centro de Integração Empresa-Escola (CIEE), Brasil, por el desarrollo del sitio y proveer los e-mails para el reclutamiento de participantes.

REFERENCIAS

1 INEP. Censo da educação superior 2013: resumo técnico. [Internet]. Brasília: Instituto Nacional de Estudos e Pesquisas Educacionais Anísio Teixeira; 2015. [Acesso 12 jan 2015]. Disponível em: https://goo.gl/mXBprDLinks ]

2 Carlini EA, Galduróz JC, Noto AR, Carlini CM, Oliveira LG, Nappo SA. II Levantamento domiciliar sobre o uso de drogas psicotrópicas no Brasil: estudo envolvendo as 108 maiores cidades do país [Internet]. São Paulo: SENAD; 2006. [Acesso 12 jan 2015]. Disponível em: https://goo.gl/5MifrbLinks ]

3 Andrade A, Duarte P, Oliveira L. I Levantamento Nacional sobre o Uso de Álcool, Tabaco e Outras Drogas entre Universitários das 27 Capitais Brasileiras [Internet]. Brasília: SENAD; 2010. [Acesso 12 jan 2015]. Disponível em: https://goo.gl/XMoVz7Links ]

4 Rehm J, Baliunas D, Borges GL, Graham K, Irving H, Kehoe T, et al. The relation between different dimensions of alcohol consumption and burden of disease: an overview. Addiction. [Internet]. 2010 [cited Jan 17, 2016];105(5):817-43. Available from: https://goo.gl/d9jsAiLinks ]

5 White A, Hingson R. The burden of alcohol use: excessive alcohol consumption and related consequences among college students. Alcohol Res : current reviews. [Internet]. 2013 [cited Feb 19, 2017];35(2):201-18. Available from: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24881329Links ]

6 Bouchery EE, Harwood HJ, Sacks JJ, Simon CJ, Brewer RD. Economic costs of excessive alcohol consumption in the U.S., 2006. Am J Prev Med. [Internet]. 2011 [cited Aug 28, 2016];41(5):516-24. Available from: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22011424Links ]

7 Laranjeira R, Pinsky I, Sanches M, Zaleski M, Caetano R. Alcohol use patterns among Brazilian adults. Rev Bras Psiquiatria. [Internet]. 2010 [cited Aug 19, 2016];32(3):231-41. Available from: https://goo.gl/55sHg4Links ]

8 Nunes JM, Campolina LR, Vieira MA, Caldeira AP. Consumo de bebidas alcoólicas e prática do binge drinking entre acadêmicos da área da saúde. Rev Psiq Clín. [Internet]. 2012 [cited Aug 18, 2016];39(3):94-9. Available from: http://ref.scielo.org/6ys2jhLinks ]

9 Bedendo A, Noto AR. Sports practices related to alcohol and tobacco use among high school students. Rev Bras Psiquiatria. [Internet]. 2015 [cited Aug 26, 2016];37:99-105. Available from: http://ref.scielo.org/4whn4sLinks ]

10 Babor TF, Higgins-Biddle JC, Saunders JB, Monteiro MG. AUDIT - The Alcohol Use Disorders Identification Test.[Internet]. 2nd ed. Geneva: World Health Organization; 2001. [cited July 12, 2016]. Available from: https://goo.gl/3ptfFJLinks ]

11 Kokotailo PK, Egan J, Gangnon R, Brown D, Mundt M, Fleming M. Validity of the alcohol use disorders identification test in college students. Alcoholism Clin Exp Res. [Internet]. 2004 [cited July 11, 2016];28(6):914-20. Available from: https://goo.gl/P8Kc3eLinks ]

12 Méndez E. Uma Versão Brasileira do AUDIT (Alcohol Use Disorders Identification Test). [Internet]. Pelotas: Universidade Federal de Pelotas; 1999. [Acesso 16 julho 2016]. Disponível em: https://goo.gl/cYEQbyLinks ]

13 White HR, Labouvie EW. Towards the assessment of adolescent problem drinking. J Stud Alcohol. [Internet]. 1989 [cited July 11, 2016];50(1):30-7. Available from: https://goo.gl/aCCyN4Links ]

14 Johnston LD, O’Malley PM, Bachman JG, Schulenberg JE, Miech RA. Monitoring the Future national survey results on drug use, 1975-2014: Volume 2, College students and adults ages 19-55. [Internet]. Ann Arbor: Institute for Social Research, editor: The University of Michigan; 2015. [cited july 18, 2016]. Available from: https://goo.gl/OzbtweLinks ]

15 Taylor CB, Luce KH. Computer and Internet-Based Psychotherapy Interventions. Curr Directions Psychol Sci. [Internet]. 2003 [cited July 19, 2016];12(1):18-22. Available from: https://goo.gl/hiHy0ELinks ]

16 Tavolacci MP, Boerg E, Richard L, Meyrignac G, Dechelotte P, Ladner J. Prevalence of binge drinking and associated behaviours among 3286 college students in France. BMC Public Health. [Internet]. 2016 [cited July 18, 2016];16:178. Available from: https://goo.gl/tWSMMbLinks ]

17 Labrie JW, Lac A, Kenney SR, Mirza T. Protective behavioral strategies mediate the effect of drinking motives on alcohol use among heavy drinking college students: gender and race differences. Addictive Behav. [Internet]. 2011 [cited May 13, 2016];36(4):354-61. Available from: https://goo.gl/UP8VBJLinks ]

18 Locatelli D, Sanchez Z, Opaleye E, Carlini C, Noto AR. Socioeconomic influences on alcohol use patterns among private school students in São Paulo. Rev Bras Psiquiatria. [Internet]. 2012 [cited May 19, 2016];34(2):193-200. Available from: http://ref.scielo.org/pgcv93Links ]

19 Malta DC, Berna RTI, da Silva MMA, Claro RM, da Silva Júnior JB, dos Reis AAC. Consumo de bebidas alcoólicas e direção de veículos, balanço da lei seca, Brasil 2007 a 2013. Rev Saúde Pública. [Internet]. 2014 [Acesso 18 maio 2016];48(4):692-966. Disponível em: https://goo.gl/4klyJXLinks ]

20 Pechansky F, Duarte PCAV, De Boni R. Uso de bebidas alcoólicas e outras drogas nas rodovias brasileiras e outros estudos [Internet]. Porto Alegre: SENAD; 2010. [Acesso 17 maio 2016]. Disponível em: https://goo.gl/xcsnF0Links ]

21 Vieira DL, Ribeiro M, Romano M, Laranjeira RR. Álcool e adolescentes: estudo para implementar políticas municipais. Rev Saúde Pública. [Internet]. 2007 [Acesso 14 maio 2016];41(3):396. Disponível em: http://ref.scielo.org/wjhsmrLinks ]

22 Jennison KM. The short-term effects and unintended long-term consequences of binge drinking in college: a 10-year follow-up study. Am J Drug Alcohol Abuse. [Internet]. 2004 [cited May 17, 2016];30(3):659-84. Available from: https://goo.gl/uW2YaULinks ]

23 Patrick ME, Maggs JL. College students’ evaluations of alcohol consequences as positive and negative. Addictive Behav. [Internet]. 2011 [cited May 19, 2016];36(12):1148-53. Available from: https://goo.gl/k69NXWLinks ]

24 Mallett KA, Bachrach RL, Turrisi R. Are all negative consequences truly negative? Assessing variations among college students’ perceptions of alcohol related consequences. Addictive Beh. [Internet]. 2008 [cited Aug 19, 2016];33(10):1375-81. Available from: https://goo.gl/DeKp5rLinks ]

25 Mallett KA, Varvil-Weld L, Borsari B, Read JP, Neighbors C, White HR. An update of research examining college student alcohol-related consequences: new perspectives and implications for interventions. Alcoholism, Clin Exp Res. [Internet]. 2013 [cited May 18, 2016];37(5):709-16. Available from: https://goo.gl/JHI4ksLinks ]

1Apoyo financiero de la Coordenação de Aperfeiçoamento de Pessoal de Nível Superior (CAPES), Brasil y de la Associação Fundo de Incentivo à Pesquisa (AFIP), Brasil.

Recibido: 11 de Octubre de 2016; Aprobado: 27 de Mayo de 2017

Correspondencia: Ana Regina Noto Universidade Federal de São Paulo. Departamento de Psicobiologia Rua Botucatu, 862 Vila Clementino CEP: 04023-062, São Paulo, SP, Brasil E-mail: arnpsicobio@gmail.com

Creative Commons License This is an open-access article distributed under the terms of the Creative Commons Attribution License