SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.45The movements of basic education teachers in the constitution of gender policies at schoolThe scientific production on permanence and dropout in higher education in Brazil author indexsubject indexarticles search
Home Pagealphabetic serial listing  

Services on Demand

Journal

Article

Indicators

Related links

Share


Educação e Pesquisa

Print version ISSN 1517-9702On-line version ISSN 1678-4634

Educ. Pesqui. vol.45  São Paulo  2019  Epub Sep 26, 2019

https://doi.org/10.1590/s1678-4634201945197601 

SECCIÓN: ARTÍCULOS

Análisis de textos argumentativos elaborados por estudiantes chilenos de pedagogía

Ivonne Fuentes Román1 
http://orcid.org/0000-0003-2569-5999

Maritza Farlora Zapata1 
http://orcid.org/0000-0001-5973-0364

1- Universidad de Playa Ancha, Valparaíso, Chile. Contactos: ifuentes@upla.cl; maritza.farlora@upla.cl.


Resumen

En el marco del discurso académico, esta investigación contribuye al estudio de la argumentación como un género discursivo y una modalidad de pensamiento de extendido uso en las prácticas discursivas de estudiantes de educación superior. El objetivo del estudio es analizar las dimensiones pragmático-dialógicas y discursivo–textuales de escritos argumentativos producidos por estudiantes chilenos de primer año de Pedagogía. Se revisó la coherencia global a partir de la relación entre tesis y argumentos propuestos, y el uso de conectores prototípicos de esta modalidad discursiva. El corpus, compuesto por 217 textos de alumnos de primer año académico, se analizó cuantitativamente utilizando el software libre Antconc para la determinación de frecuencias de empleo de rasgos prototípicos. Posteriormente se analizó una selección aleatoria del corpus desde su valoración discursiva y pragmática de uso. Los resultados describen las opciones textuales, la estructura, tipos de argumentos y la pertinencia pragmática de los textos, dando cuenta de las prácticas anómalas más extendidas, manifestación de falencias en la escritura con fines argumentativos. Se considera que una aproximación desde la argumentación a los discursos académicos escritos por futuros educadores permite aportar de manera sistemática y transversal a su formación, que no sólo es relevante para mejorar la calidad de sus comunicaciones escritas, sino que es valiosa en tanto colabora con el desarrollo de habilidades de pensamiento crítico, consideradas centrales para el aprendizaje de las disciplinas científicas (ARCHILA, 2012) y el ejercicio docente (DOMINGO; GÓMEZ, 2014).

Palabras-clave: Argumentación; Escritura académica; Competencia discursiva

Abstract

Within the framework of academic discourse, this research contributes to the study of argumentation as a discursive genre and a modality of thought widely used in the discursive practices of higher education students. The aim of the study is to analyse the pragmatic-dialogical and discursive-textual dimensions of argumentative writings produced by Chilean students of the first year of Pedagogy. The global coherence was reviewed by relating the theses with the arguments proposed and considering the use of prototypical connectors of this discursive modality. The corpus, made up of 217 texts of first-year students, was analysed quantitatively using the free software Antconc to determine the frequency of use of prototypical features. Subsequently, a random selection of the corpus was analysed in terms of its discursive and pragmatic assessment of use. The results describe the textual options, the structure, types of arguments and the pragmatic relevance of the texts, giving account of the most widespread anomalous practices revealing flaws in writing for argumentative purposes. It is considered that an argumentation-focussed approach to academic discourse written by future educators contributes in a systematic and transversal way to their training, which is not only relevant to improve the quality of their written communications, but is valuable in that it collaborates with the development of critical thinking skills, considered central to the learning of scientific disciplines (ARCHILA, 2012) and teaching (DOMINGO, GÓMEZ, 2014).

Key words: Argumentation; Academic writing; Discursive competence

Introducción

Existe acuerdo general respecto de que la formación académica universitaria requiere que los estudiantes desarrollen ciertas habilidades de pensamiento asociadas con producir y no solo con reproducir el conocimiento. De esta manera se evidencia la necesidad de que los centros formadores incorporen, a nivel secundario y universitario, una formación con mayor focalización en el desarrollo de un pensar analítico y crítico.

Desde esta perspectiva, la argumentación se constituye como el mecanismo discursivo que vehicula la construcción del conocimiento en todas las disciplinas, útil para desarrollar contenidos disciplinares en la ejecución de tareas pertinentes para diversas asignaturas, en las que es fundamental el razonamiento reflexivo y crítico ( LARRAÍN; FREIRE; OLIVOS, 2014 ) y el desarrollo de habilidades argumentativas ( ARCHILA, 2012 , CHIARO; AQUINO, 2017 ).

Igual de relevante se considera en la formación de educadores, pues actualmente se entiende el ejercicio docente como una práctica que requiere de una reflexión continua ( PERRENOUD, 2004 ; SCHÖN, 1992 ) que se debe adquirir durante la formación profesional a través de una reflexión sistemática del quehacer educativo. ( PÉREZ GÓMEZ, 2010 ; ALVARADO et al., 2012 ).

Sin embargo, aún es incipiente la relación establecida entre la reflexión argumentativa y las prácticas discursivas implicadas en su desarrollo. Es preciso indagar respecto de las habilidades de argumentación de los estudiantes que ingresan a carreras pedagógicas, específicamente en las falencias que se evidencian en la construcción de sus escritos, entendiendo que parte de la alfabetización académica que deben desarrollar durante su formación debe permitirles responder a interrogantes, problematizar fenómenos y otorgar fundamentos en formatos argumentativos apropiados a su formación pedagógica, además de sus especializaciones disciplinares ( BAÑALES et al., 2015 ). Especialmente relevante resulta obtener un perfil del desempeño escrito de los estudiantes universitarios que comienzan su formación, que caracterice a nivel discursivo y pragmático esta práctica comunicativa con un alto nivel de elaboración.

El presente estudio busca describir las formas discursivas empleadas en la elaboración de textos argumentativos de alumnos de primer año que ingresan a carreras del ámbito pedagógico, de una universidad pública de la región de Valparaíso. Para ello se considera la presencia de rasgos lingüísticos prototípicos de esta modalidad, y se revisan además a nivel discursivo los tipos de argumentos empleados y la pertinencia dialógica que adquieren los usos lingüísticos, es decir, la pertinencia pragmática de los mismos.

Los resultados se plantean como antecedentes que permiten identificar las principales falencias en la escritura de aprendices en la formación universitaria de pregrado, desde su capacidad para comunicar con fundamentos un punto de vista frente a una problemática. Esta práctica escritural se concibe como esencial para la construcción de conocimiento en el espacio de formación universitaria, y parte de la cultura escrita especializada en que debe alfabetizarse a quienes ingresan a la universidad ( CARLINO, 2013 ).

Argumentación en el contexto universitario

En lo referido a los estudios sobre descripción de las prácticas de escritura desarrolladas por estudiantes al inicio de su formación universitaria, los investigadores en diversos contextos concuerdan en señalar que la escritura se entiende como una habilidad general que es exigida como condición para construir y dar cuenta de los aprendizajes, pero que no es enseñada en la universidad ( RUSSELL, 2002 ; URIBE ALVAREZ; CAMARGO MARTÍNEZ, 2011 ).

En nuestro país, los alumnos que ingresan a la universidad traen una formación que asocia la argumentación con géneros orales, como debates y disertaciones, cuyo foco es el empleo de unos procedimientos discursivos para disputar la victoria de la discusión, con escasa formación en la competencia argumentativa escrita, la que desde nuestra perspectiva se entiende como configurada por diversas habilidades de índole cognitiva, epistémica, lingüística y pragmática ( MÜLLER, 2015 ).

Como contraparte, la formación universitaria suele incorporar la escritura de trabajos y pruebas de desarrollo o tipo ensayo, que implican en su elaboración la capacidad de analizar, relacionar y fundamentar perspectivas ( FARLORA, 2015 ), es decir, el espacio académico utiliza para evaluar aprendizajes, prácticas discursivas que, si no son enseñadas ni antes ni durante la formación profesional de los estudiantes, resultan ser un escollo difícil de superar.

Igualmente, argumentar en la comunicación escrita demanda manejar la relación entre determinadas opciones lingüísticas y procedimientos discursivos empleados para lograr cumplir con los propósitos comunicativos, con una fuerte carga dialógica. A este respecto, estudios desarrollados sobre la habilidad del escritor para reconocer el valor del lector en la escritura argumentativa, señalan que lo menos logrado por estudiantes universitarios chilenos refiere al uso de la contraargumentación, dimensión que remite a argumentar en función de la presencia virtual del punto de vista opuesto al propio, al momento de la escritura ( MANZI; FLOTTS, 2012 ).

Dimensiones de la argumentación

Pragmático-dialógica

La argumentación se entiende como la construcción de relaciones intersubjetivas a través del acto de enunciación cuya intencionalidad siempre está presente con sus respectivas marcas discursivas. En este contexto, el acto discursivo requiere del hablante cierta pericia en el manejo de mecanismos lingüísticos que garanticen la comprensión del sentido de su argumentación; los conectores son de gran importancia, pues refieren a “[…] la pretensión argumentativa básica de una determinada parte del discurso” ( DOMÍNGUEZ, 2007 , p. 25). Del mismo modo el uso de pronombres personales de primera persona y las desinencias verbales también son relevantes en el estudio de esta dimensión, pues permiten reconocer la autoría del texto y el grado de compromiso de quien escribe con su posición argumental. Así, lo pragmático o dialógico se entiende como el marco o situación en que se presenta la argumentación como parte de la interacción humana. Para esto se consideran tanto el componente situacional como los sujetos que argumentan, los cuales discuten o comparten un conocimiento del universo discursivo, sea esta una conversación, una disputa, un alegato, etc. ( VAN EEMEREN; GROOTENDORST, 2002 ).

La argumentación como forma interactiva de proceder se basa en una serie de procedimientos dialécticos a través del empleo de esquemas argumentativos no falaces (el Ethos). La importancia del análisis de argumentos en esta dimensión, requiere considerar ciertos estándares de evaluación que recaen sobre la lógica formal, deductiva, inductiva y factual ( BIRO; SIEGEL, 2014 ). En este último sentido es que parece fundamental la construcción de la argumentación considerando la representación del otro, lo que debe evidenciarse en la estructuración y organización argumental, dando cabida a la contraargumentación o a la presentación de distintas posiciones argumentales para validar la propia, presentando las debilidades del pensamiento opuesto.

Pensamiento crítico reflexivo y argumentación

Se reconoce el pensamiento crítico como la encarnación de la racionalidad, de ahí su conexión directa con la argumentación. Claramente, el vínculo entre pensamiento crítico y argumentación se sustenta en la construcción de un entramado de razones que fundamentan un juicio. El pensamiento crítico es un pensamiento basado en principios, al emitir un juicio, el pensador crítico busca las razones que le permitan fundamentar lo sostenido; evaluar los argumentos y realizar juicios sobre la base de razones, entendiendo y ajustándose a los principios que gobiernan la evaluación de la fuerza de esas razones ( SIEGEL, 2013 ). En este sentido, la argumentación requiere del desarrollo del pensamiento crítico para transitar desde la evaluación del argumento contrario y así validar el propio a través de razonamientos lógicos y factuales en una interacción dinámica que queda plasmada en el discurso.

Dimensión discursivo-textual

Se entiende el texto argumentativo como un “[…] tipo textual en el que dominan secuencias que se esfuerzan en aportar razones y argumentos que defienden una determinada opinión del locutor y que están destinadas a convencer al destinatario sobre el acierto de esa opinión” ( DOMÍNGUEZ, 2007 , p. 21). Se considera, desde una perspectiva analítica, el contenido y el análisis lógico de los argumentos en la proposición (el Logos) a través del uso de una serie de estrategias argumentativas que responden al recurso retórico que busca incidir en el receptor y lograr su adhesión (el Pathos) ( MARTÍNEZ SOLIS, 2007 ).

Otro componente esencial para la argumentación refiere a los denominados marcadores del discurso (MD), piezas indispensables para conducir al lector a las inferencias que se intencionan desde la escritura, puesto que cumplen un papel muy importante en la relación de los enunciados y de las secuencias textuales entre sí. En otras palabras, los MD, indiscutiblemente son parte de un repertorio del que tanto escritor como lector disponen y ocupan estratégicamente, si son conscientes de su valor de uso, para relacionar los diversos enunciados y secuencias textuales con un propósito que se sitúa en la elaboración del discurso desde la intencionalidad comunicativa. Así, se reconocen como propios del discurso argumentativo los marcadores que señalan instrucciones pragmáticas de tipo argumentativo -tanto conectores como operadores-, es decir que operan funcionalmente como enfocados al lector o auditor.

Por la tendencia a su caracterización en torno a la función comunicativa o cohesiva, se han elaborado distintas clasificaciones de los MD ( LOUWERSE; MITCHELL, 2003 ; ZORRAQUINO; PORTOLÉS, 1999 ; PORTOLÉS, 2001 ; DOMÍNGUEZ, 2007 ), denominándolos también conectores ( PÉREZ; VEGA, 2001 ; CALSAMIGLIA; TUSÓN, 2002 ).

Con un mayor énfasis en la estructura textual, Domínguez (2007) plantea la incorporación de los conectores como un tipo de marcadores del discurso que operan hacia la coherencia desde la cohesión textual, es decir desde la relación cohesiva con el enunciado que le antecede; en casos excepcionales podrían establecer cohesión con el contexto extraverbal presente en el decurso comunicativo. Desde ahí, se reserva el término conector para los marcadores que establecen relaciones argumentativas entre dos o más enunciados.

Para los efectos de esta investigación, se establecerá la clasificación de Zorraquino y Portolés (1999) en consonancia con la propuesta de Domínguez (2007) , distinguiendo cuatro grupos de marcadores discursivos:

Tabla 1 Marcadores discursivos 

Marcadores discursivos Definición Clasificación
Estructuradores de información Carecen de significado argumentativo, su función es la organización informativa de los discursos. Ordenadores: su función es asociar segmentos del discurso como partes de un único comentario, basados en una numeración, de acuerdo con el espacio o con el tiempo. Comentadores: introducen un nuevo comentario relacionado o no con el tema principal. Digresores: introducen un comentario que viene a ser tema lateral en relación con el tema principal del discurso, puede ser considerado pertinente o bien puede relacionarse poco o nada con lo expuesto anteriormente.
Reformuladores Presentan con una expresión más clara el segmento del discurso en el cual se encuentran. Explicativos: presentan el segmento de manera distinta. Rectificadores: el segundo segmento corrige o mejora el primero. De distanciamiento: aseguran que el primer segmento no es pertinente. Recapitulativos: presentan el segundo segmento como una conclusión de los segmentos anteriores.
Conectores Vinculan semántica y pragmáticamente un segmento del discurso con otro anterior para servir de guía de las inferencias entre los segmentos conectados. Aditivos: unen dos segmentos con igual orientación argumentativa. Consecutivos: presentan un segmento como consecuencia del anterior. Contraargumentativos: vinculan dos segmentos del discurso, el segundo elimina o tiene menos fuerza frente a la conclusión desprendida del primero. Suavizan la fuerza argumentativa del segmento anterior. Presentan un contraste o contradicción entre segmentos subordinados. Introducen conclusiones contrarias o eliminan ciertas conclusiones.
Operadores argumentativos Condicionan las posibilidades argumentativas del segmento. Refuerzo argumentativo: refuerzan el segmento en que se encuentran frente a otros posibles argumentos. Concreción: presentan un segmento como ejemplificación de algo más general.

Fuente: Elaborado por los autores para este estudio.

En este contexto, reconocer el uso de los conectores o MD empleados por los estudiantes para la elaboración de sus textos resulta relevante por cuanto evidencia una forma de uso que implica mayor o menor apropiación de este tipo textual en la escritura en contextos académicos.

Metodología

La investigación llevada a cabo tiene un carácter analítico-descriptivo que considera los textos desde sus dimensiones pragmático-dialógica y discursivo-textual a través de los rasgos lingüísticos, estructura y estrategias argumentativas. En consonancia con esta perspectiva, se consideró la recopilación de la escritura obtenida en un contexto real de aula, en el marco de una asignatura referida al desarrollo de habilidades de comprensión y escritura académicas con el propósito de describir las formas discursivas empleadas en la elaboración de textos argumentativos, de alumnos de primer año que ingresan a carreras del ámbito pedagógico, de una universidad pública de la región de Valparaíso. La práctica argumentativa se elicitó a partir de la presentación de tres situaciones polémicas de carácter social.

Los rasgos lingüísticos propios del discurso argumentativo se identificaron con el software Antconc en los textos obtenidos producto de la práctica de escritura. En un segundo nivel de análisis se consideraron uno a uno los escritos con presencia de rasgos argumentativos, los que se revisaron en razón de los tipos de argumentos empleados, la coherencia establecida, y la pertinencia dialógica que adquirieron los usos lingüísticos, es decir, la pertinencia pragmática de los mismos. Una revisión del funcionamiento de dichos rasgos en los discursos permitió acceder a frecuencias y descripción de patrones de funcionamiento erróneo con el fin de describir y analizar la escritura argumentativa de los estudiantes de primer año de Pedagogía.

Corpus

El corpus total refiere a 217 textos, escritos por alumnos de primer año de carreras de Pedagogía de una universidad pública a mediados de su primer semestre académico, los que fueron transcritos a formato word y txt para su análisis con el software libre Antconc, programa de ayuda para el análisis de corpus, que permitió identificar frecuencias de aparición de conectores argumentativos y mediante la herramienta Concordance se tuvo acceso al contexto de aparición del patrón lingüístico buscado, para cada uno de los textos y para el total del corpus.

La tarea asignada a los estudiantes refiere a la exposición de tres casos problemáticos, de los cuales se debía escoger uno y desarrollar un texto argumentativo evidenciando un punto de vista propio. Se les recordó a través de un recuadro que los textos argumentativos tipo ensayo se estructuran en torno a una tesis, argumentos de respaldo, contraargumentos, y una conclusión. Las situaciones o casos planteados se presentaron de la siguiente manera:

Caso 1: En la ciudad de Valparaíso existe una gran cantidad de perros vagos, lo que ha sobrepasado el promedio manejable y se ha convertido en un problema medioambiental. Tanto la estética de la ciudad como la salud pública se ven afectadas por la falta de control sobre la proliferación de perros vagabundos que está a las puertas de convertirse en una plaga ¿Qué opinión te merece este dilema entre el derecho y el bienestar de las personas y el derecho de los animales como seres vivos?

Caso 2: La universidad se declara como una instancia democrática, inclusiva y pluralista, lo que significa que abre sus puertas a todos los estudiantes que postulan sin distingo. En este contexto ingresa a una carrera de Pedagogía el estudiante Juan Pérez. Poco tiempo después de su incorporación se presenta como Juana Pérez, pues se trata de una persona que ha optado por vivir asumiendo la identidad sexual que le acomoda. Juana continúa sin dificultad sus estudios hasta el final de su carrera; cuando debe realizar su práctica profesional en una escuela municipalizada, es rechazada por su apariencia que no concuerda con el sexo declarado en la documentación, lo que la obliga a presentarse vestido de hombre tal como lo señala su cédula de identidad ¿Qué opinión te merece la problemática planteada, en tanto la escuela decida de manera contraria a lo propugnado durante la formación universitaria? ¿Debiera tomar la universidad un rol más activo frente a esta temática?

Caso 3: En la universidad hay dos estudiantes que mantuvieron una relación sentimental durante un año, pero rompieron debido a una serie de episodios de violencia. Los padres de la estudiante han puesto una orden de alejamiento para proteger la integridad de su hija, sin embargo, ambos son compañeros de curso y comparten las mismas asignaturas ¿Qué opinión te merece esta situación? ¿Cómo debe actuar la universidad frente a este caso para resguardar el derecho a la educación de todos sus estudiantes, sin desestimar la seguridad e integridad de los mismos?

Para efectos del análisis manual se consideraron del total de textos aquellos que presentaron rasgos lingüísticos argumentativos, definidos como tales en el marco teórico y que corresponden a uso de conectores relacionados con la tesis planteada, inscripción del autor en el escrito y tipos de argumentos usados.

El primer análisis arrojó que un 78% de los textos de la muestra con un total de 169 documentos presenta rasgos argumentativos y un 22%, es decir 48 textos del total, no utiliza rasgos lingüísticos asociados a la argumentación. Como muestra el siguiente cuadro:

Tabla 2 Conformación de corpus de estudio 

Textos totales Textos con rasgos argumentativos Textos sin rasgos argumentativos
217 169 48
100% 78% 22%

Fuente: Elaborado por los autores para este estudio.

Procedimientos de análisis

Para efectos del análisis se definieron dos dimensiones: pragmático-dialógica, y discursivo-textual, que permiten explicar la práctica discursiva en estudio.

La dimensión pragmático–dialógica refiere a la capacidad del escritor para establecer un marco de situación o contexto que lo posicione en el tema elegido, visualizando que esta toma de posición es opuesta o se sitúa como contraparte de otra visión sobre el tema, con la que establece un diálogo confrontacional. Las categorías de análisis elaboradas para esta dimensión corresponden a la presencia discursiva del enunciador identificada a través de marcas lingüísticas tales como pronombres y desinencias de 1° persona singular y plural, dado que su uso se interpreta como consciencia de una autoría frente a lo argumentado, y por tanto, como un discurso que reconoce la existencia del otro. Del mismo modo, las marcas lingüísticas que introducen otros puntos de vista o una contraargumentación también se consideran en este aspecto dado que permiten identificar la representación dialógica del discurso argumentativo.

La dimensión discursivo–textual permite identificar la presencia sostenida de un propósito comunicativo global en el enunciador, que se fundamenta en la elección de argumentos que avalan la posición elegida. En esta lógica, se recoge también las principales prácticas falaces empleadas por los estudiantes.

Se utilizó el software Antconc para el reconocimiento de los rasgos lingüísticos -que se muestran en el extremo derecho de la tabla-, que evidencian textualmente las dimensiones enunciadas:

Tabla 3 Instrumento de análisis de rasgos lingüísticos 

Dimensión Descripción Rasgos Lingüísticos
Pragmático-dialógica Construcción del marco de situación de la argumentación como una práctica comunicativa dialógica que se evidencia en el empleo de procedimientos dialécticos que definen el grado de compromiso de quien escribe con lo expuesto. Uso de pronombres personales: yo, nosotros. Desinencias 1° persona singular y 1° persona plural.
Discursivo-textual Revisión del tránsito entre la tesis planteada y los argumentos expuestos para la consecución del propósito comunicativo global, considerando las estrategias a nivel textual que se evidencian a través del uso de conectores y marcadores discursivos y su pertinencia funcional. Tipos de argumentos: por negación, emotivo, causal, por generalización, por analogía, por ejemplificación. Coherencia entre tesis y argumentos. Falacias argumentativas: generalización apresurada, petición de principios, falsa analogía, causa falta, ad populum. Conectores argumentativos: Sin embargo, pues, por lo tanto, por tanto, pues, por ejemplo, por ende, esto es, incluso.

Fuente: Elaborado por los autores para este estudio.

Análisis de resultados

Una aproximación global a los textos refiere que los marcadores propios de la argumentación se emplean con escasa variedad, y, desde una perspectiva funcional, no son utilizados con el propósito retórico que les permite ser eficaces comunicativamente. De igual manera, se percibe escasa apropiación de una escritura en que el enunciador se compromete con el punto de vista adoptado frente a la problemática definida.

Dimensión discursivo-textual

El análisis de los marcadores discursivos y conectores argumentativos presentes en los textos producidos por los estudiantes se muestran ordenados desde mayor a menor porcentaje de ocurrencia respecto del total de rasgos lingüísticos argumentativos con un total de 442 ocurrencias (ZORRAQUINO, 1999; DOMÍNGUEZ, 2007 ). Se describe el tipo de funcionamiento más recurrente del rasgo en el corpus, una clasificación de índole formal junto con una ejemplificación para cada caso.

Tabla 4 Rasgos lingüísticos argumentativos corpus escritura primer año 

Rasgo lingüístico y porcentaje de ocurrencia Descripción funcional Clasificación Ejemplo de uso
Sin embargo (15%) Introduce una contrargumentación Contraargumentación restrictiva refutativa. “Las personas tienen derecho a un mejor bienestar, sin embargo estos animales no tienen la culpa” (Corpus escrito Texto argumentativo: TA), cast. 29)*.
Pues (14%) Introduce una justificación o argumento a partir de la explicación. Funciona como reformulador Operador argumentativo. Introduce explicación. “[…] algo más importante también es el bienestar de los caninos, pues estos no eligen estar en las calles” (Corpus TA, cast 13).
Por lo tanto (11%) Funciona como conector conclusivo Permite enlazar los enunciados que acompañan la tesis reforzándola a través de la garantía. “[…] no influye en su desempeño laboral, por tanto debiesen permitirle presentarse como mujer, si a esta le acomoda” (Corpus TA, eba 3).
Incluso (8%) Funciona como conector aditivo Argumentativo de refuerzo. “Desde tiempos remotos los perros son un gran ejemplo de los beneficios que nacen al relacionarse afectivamente con un ser animal, incluso los caninos son especialmente considerados como ’el mejor amigo del hombre’” (Corpus TA, mus 6).
Esto es (7%) Funciona como reformulador Categoriza lo planteado a través de la reformulación. “Que serían bien recibidos y aceptados, esto es sello y todos deberíamos respetarlo” (Corpus TA, his 26).
Por ende (6%) Funciona como conector inclusivo Permite concluir construyendo el entimema. “Todos los animales son seres vivos, por ende, nosotros no tenemos el derecho a matarlos” (Corpus TA, bio 3).
Por ejemplo (5%) Introduce un argumento de ejemplificación Operador argumentativo de concreción. “Pueden obtener muchas cosas buenas de esto como por ejemplo, unos alumnos más abiertos a la diversidad” (Corpus TA, Inglés 21).

* El corpus de textos elaborados por los estudiantes de donde se extrajeron los ejemplos se explica de la siguiente manera: TA corresponde a Texto Argumentativo, la carrera de los estudiantes cast para Pedagogía en Castellano, eba para Pedagogía en Educación Básica, mus para Pedagogía en Música, bio para Pedagogía en Biología, inglés (en realidad debería decir ing) para Pedagogía en Inglés, bas para pedagogía en educación básica sede San Felipe, epa para educación Parvularia, efi para Pedagogía en Educación Física, eba vesp para Pedagogía en Educación Básica vespertina y el número corresponde a su ubicación en el corpus.

Fuente: Elaborado por los autores para este estudio.

La tabla precedente ilustra el funcionamiento y clasificación de los rasgos lingüísticos con mayor recurrencia en el corpus; resultados a los que se ha accedido con el análisis de Antconc. Como se comentó en el apartado metodológico, no es posible afirmar que sólo un análisis cuantitativo de rasgos sea suficiente para una descripción acabada. Así, un acercamiento al funcionamiento de estos en cada uno de los textos, en consonancia con los argumentos conectados entre sí, aporta que el uso de reformuladores se emplea con un sentido más próximo a una secuencia discursiva descriptiva, apoyado a través de la escritura impersonal que evidencia la falta de compromiso. Además, se comprueba que el uso de conectores argumentativos por sí solos no son indicadores de presencia de argumentatividad; debido a que, en los textos en estudio, la construcción de argumentos en función de una tesis no siempre se realiza con conectores y cuando se emplean, no se ocupan de manera adecuada, sin establecer una relación directa y válida entre la tesis y sus argumentos.

A continuación, se presentan ejemplos prototípicos de los textos analizados de manera cualitativa, en lo referido a la estructura retórica, ejemplo de construcción y los tipos de argumentos empleados.

La tabla 5 refiere a construcciones en que la estructura es argumentativa, y evidencia las distintas movidas retóricas empleadas en la construcción argumental. El cuadro presenta ejemplos del corpus en que efectivamente los estudiantes manejan la tipología textual y su construcción retórica, es decir, cuentan con un grado de conciencia, respecto de los elementos prototípicamente argumentativos. Sin embargo, tal como se observa en los ejemplos, una parte importante de la construcción colinda con las falacias, como es el caso de la incorporación del contraargumento que se plantea como ejemplo y que se reconoce como una falacia ad populum . En este contexto, es importante aclarar que la inclusión de elementos propios de la construcción retórica en los textos se presenta de manera aislada, es decir, no se establecen como el desarrollo de un texto completo, ni responden a la generalidad de las producciones, es decir, coocurren con manifestaciones discursivas erróneas o falaces, que se explicitan en la tabla 6 , que expone tipos de errores en la elaboración de argumentos, presentes en los escritos analizados, producto del análisis de la función discursiva y su ejecución.

Tabla 5 Ejemplos prototípicos de estructura retórica en el corpus escritura primer año 

Estructura Ejemplo Explicación
Presentación de un macro argumento. “En Valparaíso el tema de los perros vagos siempre ha sido un problema que a la comunidad le ha afectado, ataques, rabia, pulgas, garrapatas y sarna son algunas patologías que traen los pobres perros callejeros. Pero el verdadero problema somos nosotros, ¿por qué nosotros? El perro en la ciudad es prácticamente un animal doméstico, no un animal callejero, si ellos están en las calles deambulando y proliferando, es por el mal cuidado y el abandono de ellos. Por eso somos los principales culpables de su futura plaga… En síntesis, el pobre perro callejero no tiene conciencia de lo que hace, pero el ser humano sí y el principal problema somos nosotros, no ellos” (Corpus TA, bas 7). Se aprecia una construcción argumental que da cuenta de una estructura prototípica en la cual se presenta una tesis, argumentos y luego una conclusión que reformula la tesis con el fin de reforzarla.
Introducción de un argumento o un dato. “Con respecto al papel que juega en la problemática la escuela, es necesario que mantenga el respeto por la decisión que la persona ha tomado, puesto que también podría tomarse como discriminación el no aceptar la elección de vida de ésta […]”(Corpus TA, bas 3). Se introduce un argumento o dato a partir de un enunciado hipotético que tiene una garantía implícita. Lo que implica que la argumentación mantiene su formulación en el plano hipotético respecto de lo que podría suceder de no cumplirse con la tesis propuesta.
Acompaña la opinión, tesis o conclusión. “[…] no influye en su desempeño laboral, por tanto debiesen permitirle presentarse como mujer, si a este le acomoda”. “El dilema real existe ante el inminente ataque de los perros, (…), la gente pierde la paciencia ante tales actos. Por consiguiente, la presión del pueblo se hace evidente ante el gobierno que precariamente ha respondido” (Corpus TA, cast 21). En estos casos los conectores permiten enlazar los enunciados que acompañan a la tesis reforzándola a través de la garantía. En el primer caso se presentan los argumentos formulados hipotéticamente desde lo que debería permitirse. En el segundo caso, es un ejemplo concreto de conexión entre argumentos que apoyan una tesis.
Sugiere la regla general. “Nadie puede negar la gran problemática existente no solo en Valparaíso, sino en todo el país respecto a los perros vagos” (Corpus TA, epa 10). En el siguiente ejemplo la garantía está explícita al señalar una regla general. Sin embargo, al analizar el contenido del texto, se puede señalar que aún cuando responde con la redacción de una regla general, no es tal y se transforma en una falacia.
Introduce la modalidad o calificador. “Claramente las personas tienen derecho a un mejor bienestar” (Corpus TA, cast 29). De forma explícita se presenta un modalizador o calificador que en este caso refuerza la idea enunciada y sirve para respaldar la tesis.
Menciona la fuente o autoridad. “Un estudio publicado exponía que el setenta por ciento de los perros que se encuentran en la calle son mascotas abandonadas, con el registro de tenencia responsable se podría abordar de manera más prolija la problemática” (Corpus TA, efi 24). En el ejemplo se explicita que hay una fuente de autoridad que permite sustentar el argumento a través de un respaldo específico, pero no se explicita cuál y pierde su validez.
Aporta una reserva. “[…] la universidad, debiese tomar un rol más activo como “formador de formadores”, no obstante, es una tarea conjunta que permite aclarar temas, conocer y aceptarnos” (Corpus TA, hist 29). En el siguiente ejemplo, el conector permite introducir una reserva a la tesis planteada, estableciendo restricciones que no se especifican, pues señala la responsabilidad que le cabe a la universidad sin señalar con quiénes comparte la tarea.
Proporciona un refuerzo para la justificación. “La gente ve la realidad de los perros callejeros como una situación dañina para ellos y para los mismos perros, y de hecho, no se necesita ser un experto para ver que los problemas de la salud, como la rabia o la tiña, son reflejo de aquello” (Corpus TA, cast 30). En este ejemplo se presenta una garantía como un refuerzo para la tesis planteada que se basa en el sentido común.
Agrega un contraargumento. “Pero ¿cuál tiene una apertura de mundo más amplia? La primera respuesta que podría servir es de la transgénero pues se distingue en ella una aceptación de sus pares transgéneros y por ende, que ella aceptaría a toda gama semejante. Por el contrario, las personas que rechazan a esta persona para trabajar, podríamos decir que tienen una cosmovisión de mundo más retrógrada […]” (Corpus TA, cast 2). A través del conector se introduce un argumento contrario con el fin de darle mayor fuerza a la tesis planteada, estableciendo que aquellos que no comparten la tesis son retrógrados. Podría decirse que el peso del argumento lo sitúa entre los argumentos ad populum.

Fuente: Elaborado por los autores para este estudio.

Tabla 6 Tipos de argumentos y error en corpus escritura primer año 

Tipos de Argumento Función discursiva Problema o error Ejemplo
Por negación Contrargumentativa en tanto desde la dicotomía se presenta el argumento opuesto. Se realiza una generalización apresurada a partir de la negación que lo vuelve un argumento polarizado. “Aunque suceden estos casos del que participa un agresor y una víctima en un hecho de violencia, no cabe duda que la opinión social puede diferir de la ley o los derechos, por mucho que las masas de personas piensen que los agresores no merecen respeto, las leyes y derechos constitucionales los defienden sea cual sea su condición, a todas las personas por igual” (Corpus TA, eba 209).
Ad populum Apela desde la construcción emotiva a lograr la adhesión del lector. Uso de recursos hiperbólicos con el fin de otorgar mayor énfasis desde el impacto emotivo del receptor descansando el peso del argumento. en el impacto que causa en el receptor. “Esta problemática se ha salido de control por la gran cantidad de perros abandonados en condiciones paupérrimas y con enfermedades, provocando de esta manera un serio problema medioambiental donde no solo afecta la estética de la ciudad, sino que puede llegar a afectar la salud de las personas” (Corpus TA, eba 2).
Causal Establece una relación causal de los argumentos que permite justificar la tesis, o bien que una causa puede ayudar a explicar la tesis y así fundamentarla. Corresponde a aquellos casos en que se relacionan en un argumento una causa y una consecuencia que no son vinculables. En este ejemplo el argumento se construye a través de una relación causal que no contribuye a sostener la tesis. “Una de las principales razones es el abandono de estos fieles animales, puede ser por la falta de ética y criterio de los individuos ‘responsables’ de estos” (Corpus TA, eba 4).
Por generalización Permite presentar puntos de vista particulares como generales para establecer la validación de la tesis. Corresponde a aquellos casos en que se levanta un argumento por generalización sin la suficiente evidencia para sostenerlo. En este caso se presenta una polarización de ideas que no permite un punto medio. “Entonces, ¿qué es más factible, crear una conciencia en los humanos o acriminarnos frente a los perros?” (Corpus TA, eba 221).
Por analogía Comparar un elemento con otro para darle más énfasis y fundamento a la tesis. En este caso se presentan argumentos con elementos que no son susceptibles de ser comparados. “Tanto el perro como el ser humano tienen el mismo derecho a nacer, crecer, vivir y morir por las condiciones naturales de cada ser vivo, el estar rodeado de un entorno libre y en las condiciones necesarias para desarrollar todo tipo de habilidades que poseen” (Corpus TA, eba 12).
Por ejemplificación Fundamenta la tesis a través de ejemplos particulares que tienden a la generalización. En este caso se presenta como generalización el aspecto desaseado de un lugar asociado como única causa a los perros vagos. “Es un hecho que la falta de salubridad que existe en las calles de la ciudad lo aportan enormemente los perros vagos, quienes se adueñan de plazas y terrenos públicos dejando el lugar con muy poco atractivo además de sucio y maloliente, dejando en juego la salud de los ciudadanos” (Corpus TA, eba 13).

Fuente: Elaborado por los autores para este estudio.

Los ejemplos expuestos evidencian los errores o problemas más frecuentes en los textos del corpus. Claramente, la generalización constituye una de las formas de validar la tesis, sin embargo, en la mayoría de los casos referidos, dicha generalización es arbitraria o carece de fuerza. En este mismo sentido, las analogías presentadas fallan en cuanto que aquello que se compara pertenece a ámbitos distintos o bien fuerza un paralelo que no es susceptible de comparación. Por su parte, la irrefutabilidad de una postura planteada no permite reconocer al otro, no da pie al cuestionamiento y aparece en gran parte del corpus introducida a través de una negación que radicaliza la posición e impide la visualización de otra perspectiva. Finalmente, la argumentación causal, forma parte de lo analizado, pero en su mayoría de ocurrencias, tal como en el ejemplo presentado, la relación causa-consecuencia no es vinculable a la tesis planteada, dado que no sirve para fundamentarla.

Una vez descritos tanto los rasgos lingüísticos, la estructuración retórica y los tipos de errores frecuentes en los textos escritos por alumnos de primer año de la universidad, el gráfico 1 evidencia la distribución del empleo de rasgos lingüísticos por disciplina, los que se distribuyen en 169 textos, respecto de un total de 442 ocurrencias.

Fuente: Elaborado por los autores para este estudio.

Gráfico 1 Porcentaje de uso de rasgos prototípicos de la argumentación por carrera 

Un dato importante de la muestra analizada es que un 22% de los escritos no incorpora rasgos propios de la dimensión discursiva pertinente para desarrollar reflexión sobre un tema; igualmente, al desplegar los datos que emergen del 78% restante en relación con las carreras de pertenencia, se visualiza una distribución que pone en primer lugar una disciplina artística (21%), a la que secundan, en orden decreciente disciplinas del área de Humanidades (Pedagogía en Historia 17%, Pedagogía en Castellano 16% y Pedagogía en Inglés 12%); Educación (Educación Básica 8%, y Educación Diferencial y Educación Parvularia con un 7%), las áreas de Ciencias del Deporte y Ciencias se ubican en los percentiles más bajos. Los resultados presentados indican que la formación escolar en escritura no es suficiente, o no cubre lo referido a la escritura de opinión; de igual manera, la adscripción a una determinada área del saber indica una pequeña tendencia hacia un mejor desempeño de los estudiantes del área humanista, aun cuando, como ya se comentó antes, es preciso evaluar el valor funcional de los rasgos lingüísticos en uso.

Dimensión pragmático-dialógica

Construcción del marco de situación

En el análisis de la construcción del sujeto enunciativo, se parte por analizar la inscripción del yo en el discurso, en tanto la representación del emisor en el texto. De acuerdo a este punto, a modo de ejemplo, se presentan tres fragmentos de textos que permiten visualizar cómo se inscribe el autor en su producción o cómo se neutraliza dando paso al uso impersonal.

En la Tabla 7 presentamos algunos ejemplos de inscripción del yo en el corpus estudiado, que presentan escasa ocurrencia y que se aprecian a partir del uso de pronombres personales de primera persona y desinencias verbales.

Tabla 7 Ejemplos de inscripción del autor en los textos producidos por estudiantes 

Inscripción del autor a través de la 1° persona singular Inscripción del autor a través de la 1° persona plural Neutralización del autor a través de la 3° persona
“Ciertamente para mí el tema de la cacería canina no tiene lugar en mi criterio como ser vivo e inteligente que pisa la tierra, el abandono de los animales no es culpa de ellos mismos, sino que de sus dueños quienes no tomaron responsablemente la tenencia de una mascota” (Corpus TA, eba vesp 14) “El perro es el mejor amigo del hombre, el nunca te abandonará, es por ello que no puedo entender cómo pueden existir personas inescrupulosas que son capaces de abandonar a un amigo” (Corpus TA, eba vesp 14). “Ciertamente la problemática que afecta hoy en día a nuestra ciudad pasa por todo el sistema en el cual se sigue, es decir, no solo es una cuestión de abandono que por cierto deja mucho que desear, sino que también las autoridades no han creado un plan de prevención hacia la reproducción masiva de los perros vagos de Valparaíso” (Corpus TA, eba 13). “Si nos dirigimos a los inicios de la vida de estos perros, muchos nacen o comienzan a crecer dentro de un hogar, cuyas familias los cuidan y les dan un techo, pero llega un momento en que el animal se vuelve un problema para el ser humano, le hace perder mucho tiempo, gasto, espacio, y un sin fin de cosas más, las que hacen que la persona tome la cruel decisión de dejar al perro en el abandono” (Corpus TA, eba 214). “Estos animales están en las calles gracias a la mala actitud del ser humano, los olvidamos como si fuera un juguete viejo o algo que ya pasó de moda; al mirarlos nos recuerda n día a día que ellos viven en esos lugares y condiciones gracias a uno como nosotros , si los habitantes de este puerto reclaman por la supuesta plaga de perros, deben darse cuenta que la solución está en nuestras manos” (Corpus TA, eba 5). “Actualmente, la población de perros vagabundos ha avanzado excesivamente, lo que es molesto tanto como para seres humanos, como para los animales, esto es producido principalmente por el descuido tanto de los dueños como por la despreocupación que presenta la Municipalidad. Para ello, es necesario crear conciencia y cultura en la comunidad, y verlo más allá de un tema estético y superficial. Hay que darle importancia desde la perspectiva sanitaria y tomar en cuenta, que los perros son seres vivos y por tanto tienen derechos . Para solucionar esto, es necesario darle la importancia y el respeto que el caso merece, para ello es fundamental que la municipalidad y la comunidad se comprometan y actúen por un bien común, con el fin de ayudar, salvar y evitar a que se repita esta situación. Unas de las iniciativas para dar fin a este dilema es que la gente deje de abandonar a sus animales, que si llegan a adquirir una mascota, sean capaces de realizar una tenencia responsable. Otra iniciativa primordial, es que la Municipalidad, implemente un servicio de veterinario gratuito, para que así las personas puedan tratar a sus perros enfermos, y también puedan esterilizarlos con el fin de no tener mascotas indeseadas, las cuales luego abandonarán ” (Corpus TA, cast 6).

Fuente: Elaborado por los autores para este estudio.

La mayoría de los textos, tal como lo referimos en el Gráfico 2 , no evidencian marcas de sí mismo en su escrito, aproximándose más a una estructura descriptiva y/o expositiva que a la argumentación, usando la tercera persona singular y la construcción impersonal con se, tal como se esboza en la tabla precedente.

Fuente: Elaborado por los autores para este estudio.

Gráfico 2 Inscripción del autor en el texto 

De acuerdo a esta concepción es interesante observar en el gráfico 2 que la mayoría de los estudiantes no deja marcas en el texto como emisor del mismo, presentando una estructura más próxima a la descripción y al texto expositivo que a la argumentación, usando la tercera persona singular y la construcción impersonal con se.

El 30% señalado en el gráfico corresponde a aquellos textos construidos en primera persona, lo que implica un compromiso con la postura presentada, sin embargo, la falta de la contraargumentación limita su carácter dialógico y el desarrollo del pensamiento crítico, tal como lo señalamos más arriba. Finalmente, el alto porcentaje de textos construidos en tercera persona, también evidencian la distancia con la construcción argumentativa dialógica que deje en evidencia el compromiso de quien escribe con lo referido.

Conclusiones

El análisis de la argumentación construida por estudiantes universitarios de primer año da cuenta de su falta de dominio respecto de la estructura textual y de la función pragmática de los mismos. Si bien se puede reflexionar respecto de un temprano diagnóstico, es necesario establecer un nuevo estudio para constatar si se adquiere mayor experticia con el transcurso de su formación profesional que le permita desarrollar con mejor éxito esta práctica discursiva. Principalmente la preocupación dice relación con que se trata de estudiantes de Pedagogía, que tendrán la responsabilidad de desarrollar competencias de pensamiento crítico y argumentación en estudiantes de enseñanza básica y media. Por tal razón, se reconoce la importancia de incorporar la escritura académica enfocada en la reflexión y fundamentación de opinión en la formación de los estudiantes de Pedagogía desde las distintas áreas disciplinares, una vez que la producción argumentativa es esencial para el desarrollo de pensamiento crítico y está directamente vinculada al ejercicio profesional de la docencia.

Si bien existe un uso de conectores propios de la argumentación, la forma de construir los textos es poco consistente con el género. Tal como se señala en el análisis de resultados, el uso de dichos conectores es muy bajo. Por otro lado, el análisis permite constatar que los textos elaborados se aproximan a la descripción o al esquema de resolución de problemas más que a la argumentación. En aquellos casos en que se construye un texto argumentativo propiamente, su sustento es débil y solo se queda en la superficie con argumentos que responden a generalizaciones apresuradas y ejemplificaciones concretas que se conectan con un carácter volitivo o deóntico. La falta de inscripción de la primera persona en el discurso lo aleja del texto argumentativo, estableciendo una distancia discursiva que no permite identificar el compromiso con la posición presentada.

La función discursiva que considera el uso de conector como contraargumentativo es la más común, aunque con poca frecuencia en los textos, y su valor argumentativo es de contraargumentación restrictiva refutativa, en la mayoría de los casos y solo en un porcentaje menor con un valor argumentativo de contrariedad o de contraargumentación excluyente.

El análisis también permite rescatar conectores cuya función discursiva es de operador argumentativo de refuerzo con un valor argumentativo de adición gradativa en tanto enfatiza la fuerza del argumento a través de la adición realizada con un conector gradativo tal como es más , más aún , o adición probatoria como es el caso del uso del conector de hecho que también funciona como refuerzo, sumando al primer argumento el refuerzo de un argumento por ejemplificación que enfatice el carácter del primero aportando una prueba de hecho, según afirma Domínguez (2007) .

Hay dos casos interesantes cuya función discursiva es de reformulador de distanciamiento con un valor argumentativo de contraargumentación restrictiva, pero en ambos casos, la construcción argumentativa lleva a la irrefutabilidad desde una perspectiva que es cuestionable y que en rigor no acepta la relación que se establece a partir del reformulador. Aun así, es destacable que la construcción de la argumentación desde esta perspectiva permite incorporar al discurso la voz disidente con las restricciones que le merecen la distancia desde el propio punto de vista.

Cabe señalar que en la revisión y análisis de los textos se encontraron veinte textos que desde la perspectiva de su función discursiva presentaban reformuladores explicativos y de rectificación que escapan a la clasificación de valor argumentativo propuesto por Domínguez (2007) , pues se trata de usos enmarcados en una estructura más bien explicativa o descriptiva, ajena al compromiso que trae consigo la argumentación.

Frente a este panorama podemos señalar que, si bien, los estudiantes de primer año conocen el género argumentativo y se aprecian rasgos argumentativos en sus textos en un 78% del total, el uso no responde a un texto coherente desde la propuesta de una tesis y los argumentos que la sostienen. En general, se trata en estos casos de producciones escritas que aun cuando utilizan marcas propias de la argumentación se aproximan más a la elaboración de textos descriptivos o expositivos sin plantear una posición específica que sostengan a través de determinados argumentos. La precariedad o simplificación de la argumentación construida da cuenta, además, del escaso desarrollo de pensamiento crítico reflexivo, por lo cual frente a la tarea asignada les fue difícil plantear una postura, desarrollar los fundamentos que permitieran sostener dicha posición y, sobre todo, reconocer otras perspectivas o posiciones, estableciendo discrepancias o validando la propia perspectiva a partir de la crítica hacia la posición ajena o contraria. Si bien se trata de alumnos de primer año universitario, se espera que el cuestionamiento y la forma de análisis de las situaciones problemáticas en que se pide una definición de opinión, sean respaldadas de forma coherente y suficiente.

Referencias

ALVARADO, Macarena et al. La evaluación docente y sus instrumentos: discriminación del desempeño docente y asociación con los resultados de los estudiantes. [S. l.]: PNUD, 2012. Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo – PNUD. Disponible en: <www.educarchile.cl/UserFiles/P0001/File/CR_Articulos/EvaluacionDocenteFinal.PDF>. Acceso en: 13 mar 2017. [ Links ]

ARCHILA, Pablo. La investigación en argumentación y sus implicaciones en la formación inicial de profesores de ciencias. Revista Eureka sobre Enseñanza y Divulgación de las Ciencias , Cádiz, v. 9, n. 3, p. 361-375, 2012. [ Links ]

BAÑALES, Gerardo et al. La enseñanza de la argumentación escrita en la universidad: una experiencia de intervención con estudiantes de lingüística aplicada. Revista Mexicana de Investigación Educativa , Ciudad de México, v. 20, n. 66, p. 879-910, 2015. [ Links ]

BIRO, Jhon; SIEGEL, Harvey. Consideraciones en torno a la pragma-dialéctica. Logos , La Serena, v. 24, n. 2, p. 193-201, 2014. [ Links ]

CALSAMIGLIA, Helena; TUSÓN, Amparo. Las cosas del decir: manual de análisis del discurso. Barcelona: Ariel, 2002. [ Links ]

CARLINO, Paula. Alfabetización académica diez años después. Revista Mexicana de Investigación Educativa , Ciudad de México, v. 18, n. 57. p. 355-381, 2013. [ Links ]

CHIARO, Sylvia; AQUINO, Kátia Aparecida. Argumentação na sala de aula e seu potencial metacognitivo como caminho para um enfoque CTS no ensino de química: uma proposta analítica. Educação e Pesquisa , São Paulo, v. 43, n. 2, p. 411-426, 2017. Disponible en: < http://dx.doi.org/10.1590/s1517-9702201704158018> . Acceso en: 07 agto. 2017. [ Links ]

DOMINGO, Ángeles; GÓMEZ, María Victoria. La práctica reflexiva : bases, modelos e instrumentos. Madrid: Narcea, 2014. [ Links ]

DOMÍNGUEZ, María Noemí. Conectores discursivos en textos argumentativos breves . Madrid: Arco, 2007. [ Links ]

FARLORA, Maritza. Descripción funcional del género académico didáctico con función evaluativa Prueba Tipo Ensayo: explorando el discurso de Historia y Psicología. In: PARODI, Giovanni; BURDILES, Gina (Ed.). Leer y escribir en contextos académicos y profesionales: géneros, corpus y métodos. Santiago de Chile: Ariel, 2015. p. 257-290. [ Links ]

LARRAÍN, Antonia; FREIRE, Paulina; OLIVOS, Trinidad. Habilidades de argumentación escrita: una propuesta de medición para estudiantes de quinto básico. Revista Psicoperspectivas , Valparaíso, v. 13, n. 1, p. 94-107, 2014. [ Links ]

LOUWERSE, Max; MITCHELL, Heather. Towards a taxonomy of a set of discourse markers in dialog: a theoretical and computational linguistic account. Discourse Processes , v. 35, p. 199-239, 2003. [ Links ]

MANZI, Jorge; FLOTTS, Paulina. Medición de habilidades de comunicación escrita en estudiantes universitarios: la experiencia UC. Santiago de Chile: Centro de Medición MIDE-UC: Pontificia Universidad Católica, 2012. Disponible en: < http://mideuc.cl/wp-content/uploads/2011/07/PPTSeminarioEscritura> . Acceso en: 28 oct. 2017. [ Links ]

MARTÍNEZ SOLIS, María Cristina. La orientación social de la argumentación en el discurso: una propuesta integrativa. In: MARAFIOTTI, Roberto (Org.). Parlamentos: teoría de la argumentación y debate parlamentario. Buenos Aires: Biblos, 2007. p. 197-214. [ Links ]

MÜLLER, Mirza. Can we learn through disagreements? A sociocultural perspective on argumentative interactions in a pedagogical setting in higher education. Teaching Innovations , Lausanne, v. 28, n. 3, p. 145-166, 2015. [ Links ]

PÉREZ, Mónica; VEGA, Olly. Técnicas argumentativas . Santiago de Chile: Universidad Católica de Chile, 2001. [ Links ]

PÉREZ GÓMEZ, Ángel. Aprender a educar. Nuevos desafíos para la formación de docentes. Revista Interuniversitaria de Formación del Profesorado , Murcia, v. 24, n. 2, p. 37-60, 2010. [ Links ]

PERRENOUD, Philippe. Desarrollar a práctica reflexiva en el oficio de enseñar: profesionalización y razón pedagógica. Barcelona: Grao, 2004. [ Links ]

PORTOLÉS, José. Marcadores del discurso . Barcelona: Ariel, 2001. [ Links ]

RUSSELL, David. Writing in the academic disciplines, second edition: a curricular history. Southern Illinois: University Press, 2002. [ Links ]

SCHÖN, Donald. La formación de profesionales reflexivos: hacia un nuevo diseño de la enseñanza y el aprendizaje de las profesiones. Barcelona: Paidós, 1992. [ Links ]

SIEGEL, Harvey. El pensamiento crítico como un ideal eduacional. Logos , La Serena, v. 23, n. 2, p. 272-292, 2013. [ Links ]

URIBE-ÁLVAREZ, Graciela; CAMARGO-MARTINEZ, Zahira. Prácticas de lectura y escritura académicas en la universidad colombiana. Magis , Bogotá, v. 3, n. 6, p. 317-341, 2011. Disponible en: < http://revistas.javeriana.edu.co/index.php/MAGIS/article/view/3543> . Acceso en: 28 oct. 2017. [ Links ]

VAN EEMEREN, Franz; GROOTENDORST, Rob. Argumentación, comunicación y falacias: una perspectiva pragma-dialéctica. Santiago de Chile: Universidad Católica de Chile, 2002. [ Links ]

ZORRAQUINO, María Antonia; PORTOLÉS, José. Los marcadores del discurso. In: BOSQUE, Ignacio; DEMONTE, Violeta (Ed.). Gramática descriptiva de la lengua española . Madrid: Espasa-Calpe, 1999. p. 4051-4213. [ Links ]

Recibido: 04 de Mayo de 2018; Revisado: 05 de Noviembre de 2018; Aprobado: 18 de Diciembre de 2018

Ivonne Fuentes Román es doctora y magíster en Lingüística, académica universitaria de pre y posgrado, actualmente decana (S) de la Facultad de Humanidades de la Universidad de Playa Ancha. Especialista en producción y comprensión de textos, forma parte de equipos de investigación en calidad de investigadora principal y coinvestigadora, con financiamientos internos y externos asociados a estas líneas de estudio, además de ser consultora experta para el Sistema de Evaluación Docente a nivel nacional.

Maritza Farlora Zapata es doctora en Lingüística por la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso (Chile), académica universitaria licenciada en Literatura y Lingüística, profesora de castellano por la misma institución. Realiza docencia universitaria en formación inicial y posgrado, ha enfocado su carrera profesional en la docencia e investigación sobre el desarrollo de las habilidades de comprensión y escritura de los estudiantes que ingresan a la universidad.

Creative Commons License  This is an Open Access article distributed under the terms of the Creative Commons Attribution Non-Commercial License, which permits unrestricted non-commercial use, distribution, and reproduction in any medium, provided the original work is properly cited.