PERCEPCIÓN DE CONFLICTOS SOCIO-AMBIENTALES EN ZONAS MINERAS: EL CASO DEL PROYECTO MIRADOR EN ECUADOR

LUIS SÁNCHEZ-VÁZQUEZ MARÍA GABRIELA ESPINOSA MARÍA BEATRIZ EGUIGUREN Acerca de los autores

Abstract

In order to analyse the socio-environmental conflicts it is essential to pay attention to people's perception, because environmental problems can lead to different forms of conflict according to local economic and socio-cultural context. The main objective of this research is to determine the perception of the public about the different socio-environmental conflicts in the area of influence of the Mirador Project, the first project of large-scale mining in Ecuador. To do so, a representative sample of the general population was used to analyse how socio-environmental conflicts were perceived. Furthermore, the arguments and reasons that led people to take extreme positions on mining were also analysed. In both cases, the opinions about perceived conflicts at the time of the investigation and expected threats with the start of mining phase were examined.

Keywords
Socio-environmental conflicts; Mining; Perceptions; Languages ​​of valuation

Resumo

Na análise dos conflitos socioambientais é essencial prestar atenção para a percepção das pessoas sobre eles, porque os problemas ambientais podem levar a diferentes formas de conflito de acordo com o contexto económico e sócio-cultural local. O principal objetivo desta pesquisa é conhecer a percepção do público sobre os diferentes conflitos socioambientais na área de influência direta do Projeto Mirador, o primeiro projeto de mineração em grande escala no Equador. Para fazer isso, uma amostra representativa da população geral foi utilizada para analisar como os conflito sócio-ambientais som percibidos, e ainda mais para as pessoas em posições extremas na mineração, para os argumentos e as razões que os levaram a tomar essa posição. Em ambos os casos, as opiniões sobre os conflitos percebidos no momento da investigação e as ameaças esperadas com o início da fase de mineração foram examinados.

Palavras-chave
Conflitos sócio-ambientais; Mineração; Percepções; Linguagens de valoração

Resumen

En el análisis de los conflictos socio-ambientales es indispensable prestar atención a la percepción de la población sobre ellos, ya que las problemáticas ambientales pueden derivar en diferentes formas de conflictividad según el contexto socio económico y cultural local. El objetivo principal de esta investigación es conocer la percepción de la población sobre los diferentes conflictos socio-ambientales en la zona directa de influencia del Proyecto Mirador, el primer proyecto de minería a gran escala en el Ecuador. Para ello, se trabajó con una muestra representativa de la población general analizando de qué manera percibían la conflictividad socio-ambiental; y adicionalmente con personas de posiciones extremas respecto a la minería, para conocer los argumentos y razones que les llevaron a asumir esa posición. En ambos casos, se pulsaron las opiniones sobre los conflictos percibidos en el momento de la investigación y las amenazas esperadas con el inicio de la fase extractiva.

Palabras clave
Conflictos socio-ambientales; Minería; Percepciones; Lenguajes de valoración

Introducción

La minería metálica a gran escala en Ecuador no tiene precedentes, sin embargo actualmente es una actividad económica por la que el gobierno nacional ha apostado decididamente, debido al gran potencial minero del país. Al igual que lo que ocurrió en su momento con la explotación petrolera, la minería es promovida ahora como un puntal de desarrollo, y fuente de importantes recursos económicos para el desarrollo nacional. Este planteamiento ha sido fuertemente cuestionado por organizaciones sociales, que proponen buscar otras opciones que superen la apropiación y mercantilización de los bienes de la naturaleza.

Los conflictos socio-ambientales asociados a la minería a gran escala constituyen una de las cuestiones fundamentales en el debate minero contemporáneo, y numerosos estudios muestran la creciente conflictividad asociada a los grandes proyectos mega-mineros, especialmente en Latinoamérica (MARTÍNEZ ALIER, 2001MARTÍNEZ ALIER, Joan. Mining conflicts, environmental justice, and valuation. Journal of Hazardous Materials, v. 86., n° 1-3, 153-170, September 2001., GUDYNAS 2009GUDYNAS, Eduardo. Diez tesis urgentes sobre el nuevo extractivismo. Contextos y demandas bajo el progresismo sudamericano actual". En: VARIOS AUTORES. Extractivismo, política y sociedad. Quito: CAAP y CLAES, 2009, p. 187-225., BEBBINGTON ET AL. 2010BEBBINGTON, Anthony et al. Federating and defending: water, territory and extraction in the Andes. En: BOELENS, R., ARMANDO, G., GETCHES, D. (Eds.) Out of the Mainstream. London: Earthscan, 2010, p. 307-327.). En el caso ecuatoriano, tanto desde el sector gubernamental como desde el empresarial, se presenta la opción de minería a gran escala de forma responsable, apoyándose en una supuesta disminución de los impactos ambientales en su proceso de explotación. Este proceso ha causado una importante polarización en el debate sobre las bondades de la minería a gran escala en el cantón El Pangui a través del Proyecto Mirador, y condiciona la percepción de los distintos aspectos de la minería (económicos, sociales y ambientales) en su población.

El enclave del Proyecto Mirador incluye territorio Shuar dentro de su zona de alcance. La nacionalidad indígena Shuar es una etnia de orígen milenario, conocidos también como Jíbaros, que han habitado tradicionalmente la región suro-oriental amazónica ecuatoriana, y por ello se consideran "dueños" legítimos de ese territorio. Las poblaciones Shuar han estado afectadas por este tipo de conflictos desde la ocupación de la zona a finales del siglo XIX por parte de misioneros católicos, colonos dedicados a la agricultura y ganadería, mineros artesanales, e incluso del ejército durante los conflictos entre Ecuador y Perú en el siglo XX (RADCLIFFE, 1998RADCLIFFE, Sarah A. Frontiers and popular nationhood: geographies of identity in the 1995 Ecuador-Peru border dispute. Political Geography, v. 17, nº 3, p. 273-293, 1998.; RUBENSTEIN, 2005RUBENSTEIN, Steven. La conversión de los Shuar, ICONOS v.22, p. 27-48, 2005.).

La presencia de los Shuar en el territorio y sus interacciones históricas con otros grupos poblacionales, condiciona de forma importante las percepciones y los lenguajes de valoración de los actores de los conflictos socioambientales que se presentan en El Pangui: tienen distintos intereses y apelan a distintos valores que son inconmensurables entre sí, como pueden ser los beneficios económicos, el desarrollo de la región, la sacralidad del territorio y los derechos indígenas. Entre todos los actores implicados hay diversidad de posiciones a favor y en contra de la minería, desde las resistencias locales de distintos colectivos con apoyo de organizaciones ecologistas ecuatorianas y extranjeras, hasta los colectivos o particulares que se están viendo beneficiados por la llegada de la minería, o al menos tienen esa expectativa (CHICAIZA, 2010CHICAIZA, Gloria. El Enclave Minero en la Cordillera del Cóndor. Quito: Acción Ecológica Ecuador, 2010.).

En este contexto, el objetivo principal de este artículo es dar a conocer la percepción de los habitantes de El Pangui con respecto a conflictos socio-ambientales que tienen lugar en su cantón a un nivel general, y específicamente los surgidos en torno al proyecto minero Mirador. Para ello, en primer lugar se expone el marco teórico del estudio, resaltando la importancia de las percepciones para el análisis de los conflictos ambientales. A continuación se realiza una aproximación al contexto minero ecuatoriano y en concreto de El Pangui, mediante un análisis de diversos estudios efectuados al respecto. Por último, se presenta la identificación de conflictos socio-ambientales en el cantón El Pangui en base a las percepciones locales, prestando especial atención a las posibles amenazas derivadas de la explotación minera, para finalizar con la discusión y conclusiones del trabajo.

Conflictos ambientales y ecológico distributivos

Para una primera aproximación al marco de interpretación de los conflictos ambientales, podemos citar a Santandreu y Gudynas (1998SANTANDREU, Alain; GUDYNAS, Eduardo. Ciudadanía en movimiento: participacion y conflictos ambientales. Montevideo: Ediciones Trilce, 1998.) que los definen como "un tipo particular de conflicto social donde la temática en disputa se refiere a aspectos ambientales o de calidad de vida de las personas". Pero a la hora de su análisis, es conveniente afinar la definición y hacer referencia al carácter limitado de los recursos y su distribución desigual, así como la asimetría entre los costes y beneficios. De este modo aparece la concepción de "conflictos ecológicos distributivos" o conflictos por la justicia ambiental (GUHA; MARTÍNEZ ALIER, 1997GUHA, Ramachandra; MARTÍNEZ ALIER, Joan. Varieties of environmentalism: essays North and South. London: Earthscan Publications. 1997./ MARTÍNEZ ALIER, 2004).

Este enfoque a la hora de aproximarse a los conflictos ambientales, también denominado "ecologismo de los pobres", ha sido apoyado desde distintas investigaciones que constatan la globalidad de la preocupación ambientalista que incluiría los nuevos ecologismos del sur; y la complejidad del fenómeno más allá de relaciones lineales y previsibles, ya que las relaciones sociedad-medio ambiente se desarrollan de una manera muy influida por los contextos sociales y culturales (ADEOLA, 1998ADEOLA, Francis. Cross-national environmentalism differentials: Empirical evidence from core and non-core nations. Society & Natural Resources, v. 11, p. 339-364, 1998., 2000; ACSELRAD, 2004ACSELRAD, Henri (Org). Conflitos ambientais no Brasil. Rio de Janeiro: Relume Dumará, 2004.).

En la misma línea, los sociólogos brasileños Alonso y Costa plantean una definición de los conflictos socio-ecológicos integrando los aspectos sociales y ambientales, en la que se tienen en cuenta las posiciones de dominación y poder (ALONSO; COSTA, 2002ALONSO, Angela; COSTA, Valeriano. Por uma sociologia dos Conflitos ambientais no Brasil . En: ALIMONDA, H. (ed). Ecología política. Nueva Naturaleza, sociedad y utopía. Buenos Aires: CLACSO, 2002., p. 58): "cuando se generan los conflictos por el control de bienes y recursos, la contaminación o, más globalmente, el poder de generar o imponer ciertas definiciones de realidad". De este modo, los conflictos socio-ambientales actuales son mucho más que meras disputas por la propiedad de un recurso. En ellos se encuentran enfrentadas cosmovisiones ambientales y de vida, normalmente bajo un contexto o lógica de dominación.

Desde este punto de vista, en el análisis de conflictos ambientales resulta prioritario distinguir entre problemáticas ambientales y sus posibles conflictos aparejados. Obviamente, los problemas ambientales pueden constituirse en factores desencadenantes de muchos de los conflictos sociales, pero en sí mismos no constituyen un conflicto. Es decir, para que se genere conflicto a partir de una determinada problemática, siempre entran en juego las percepciones y dinámicas sociales (ORTIZ-T et al, 2011ORTIZ-T., Pablo; et al. Mirar Los Conflictos Socioambientales: Una Relectura de Conceptos, Métodos y Contextos. Quito: Secretaría de Pueblos, Movimientos Sociales y Participación Ciudadana/ Abya-Yala, 2011.). Tal y como propone Homer-Dixon (1999), las variaciones (generalmente negativas) en el ambiente pueden dar lugar a conflictos sólo si van acompañadas de otras causas de corte social. El paso de las problemáticas ambientales a los conflictos depende de distintos procesos ocurridos en etapas intermedias, en las que se establecen dinámicas de relación multicausales, condicionadas por "efectos umbral" y "comportamientos caóticos" (HOMER-DIXON, 1999HOMER-DIXON, Thomas. Environment, Scarcity and Violence, Princeton: Princeton University Press, 1999., p. 3).

En cualquier caso, este autor deja claro que no existe un vínculo directo y lineal entre factores ambientales y conflictos, sino que están condicionados por factores sociales, institucionales, las relaciones de consumo de recursos entre la población y el medio y, a otro nivel, por las características propias del ecosistema. De este modo, serían estos efectos sociales los que desencadenarían los conflictos, y las causas ambientales directas pasarían a un nivel de causalidad secundario.

La importancia de la percepción en el análisis de los conflictos ambientales

Poner el enfoque en la satisfacción de las necesidades humanas resulta útil como marco analítico de los conflictos, ya que prioriza el estudio de las fuentes de la conflictividad y las raíces de los problemas para de esta forma evitar o prevenir la violencia. Diversos autores en esta línea de investigación han resaltado la importancia de la percepción de los conflictos, especialmente Marshall Rosenberg y Manfred Max-Neef. Para ellos, la percepción de los posibles conflictos está conformada por la cultura, la educación y las influencias sociales, y juega un papel clave a la hora de determinar las prioridades e incompatibilidades entre necesidades no satisfechas en un conflicto, que pueden derivar en violencia.

Dentro de este campo, el componente de la percepción ha sido un objeto de estudio tradicional y que continua centrando la atención de los investigadores, especialmente en los procesos de escalada violenta de los conflictos interpersonales (ROSENBERG, 2003ROSENBERG, Marshall. Nonviolent Communication: A Language of Life. Encinitas, CA: Puddledancer Press, 2003.; FISCHER, 2011FISCHER, Ilan. Several eyes for an eye: The impact of biased perceptions and noise on conflict escalation patterns. Peace and Conflict: Journal of Peace Psychology, v. 17, n° 1, 2011. ; WINSTOK, 2007WINSTOK, Zeev. Perceptions, emotions, and behavioral decisions in conflicts that escalate to violence. Motivation and Emotion, v. 31, p. 125-136, 2007.). Sin embargo conviene destacar que también está creciendo el número de investigaciones que resaltan la importancia de las percepciones en conflictos socio-ambientales. Este proceso se relaciona con la evidencia cada vez más palpable de la complejidad de los problemas ambientales y los conflictos derivados, lo que ha impulsado la búsqueda de nuevas aproximaciones metodológicas para la gestión de dichos conflictos centradas en "la importancia de las percepciones subjetivas y la realidad socialmente construida" (PAHL-WOSTL, 2007PAHL-WOSTL, Claudia. The implications of complexity for integrated resources management. Environmental Modelling & Software, v. 22, n° 5, p. 561-569, May 2007., p. 561).

Efectivamente, en los últimos años diversas investigaciones han puesto de manifiesto las relaciones conflictivas que pueden surgir a la hora de aplicar las políticas de conservación de la naturaleza frente a las percepciones, expectativas y actitudes de las comunidades locales, sacando a la luz fallos a la hora de entender las relaciones sociales y políticas de dichas comunidades e incluso sus propias cosmovisiones (FRAGA, 2006FRAGA, Julia. Local perspectives in conservation politics: the case of the Ría Lagartos Biosphere Reserve, Yucatán, México. Landscape and Urban Planning, v. 74, n 3-4, p. 285-295, February 2006.; OLTREMARIA; JACKSON, 2006OLTREMARIA, Juan V. y JACKSON, Royal G. Conflicts, Perceptions, and Expectations of Indigenous Communities Associated with Natural Areas in Chile. Natural Areas Journal, v. 26, n° 2, p. 215-220, 2006. ; LIU et al. 2010LIU, Jing et al. Environmental attitudes of stakeholders and their perceptions regarding protected area-community conflicts: A case study in China. Journal of Environmental Management, v. 91, n° 11, p. 2254-2262, November 2010.). Estos conflictos se vinculan con una disputa en torno de distintos sistemas de creencias y las percepciones de los actores locales en clave de los denominados lenguajes de valoración (MARTINEZ-ALIER, 2001MARTÍNEZ ALIER, Joan. Mining conflicts, environmental justice, and valuation. Journal of Hazardous Materials, v. 86., n° 1-3, 153-170, September 2001.). Es decir, los conflictos no se producen simplemente por discrepancias dentro de un sistema de interpretación homogéneo, sino que "existen percepciones culturales que se expresan en lenguajes de valoración diferentes (estético, moral, ambiental, económico, social, cultural, etc.) que no son comparables en una misma escala de valores" (WALTER, 2008WALTER, Mariana. Nuevos conflictos ambientales mineros en Argentina: el caso Esquel (2002-2003). Revista Iberoamericana de Economía Ecológica , v. 8, p. 15-28, 2008., p. 18).

Diversos autores señalan que el análisis del conflicto en términos de lenguaje de valoración permite abarcar las distintas dimensiones del conflicto y diferenciar entre las disputas que pueden ser resueltas con medidas técnicas o compensaciones económicas y las que no admiten este tipo de resolución. Los resultados sugieren que además de las condiciones materiales, los valores y las percepciones juegan un papel fundamental en el conflicto, y los esquemas de compensación técnicos o monetarios no son suficientes para resolverlo (AVCI et al. 2010AVCI, Duygu et al. Valuation languages in environmental conflicts: How stakeholders oppose or support gold mining at Mount Ida, Turkey. Ecological Economics, v. 70, n° 2, 15, p. 228-238, December, 2010.; MUNDA, 2008MUNDA, Giuseppe. Social Multi-criteria Evaluation for a Sustainable Economy, Heidelberg: Springer, 2008.). De esta forma, en un conflicto por minería a gran escala en un contexto intercultural como el que nos ocupa, la compañía normalmente argumenta en términos de ganancias económicas para la región, mientras que la oposición utiliza el discurso relativo a los riesgos para la salud y/ o en términos de infracción de los derechos indígenas al territorio según la Convención 169 de la OIT (RODRÍGUEZ, 2011RODRÍGUEZ, Gloria A. Proyectos y conflictos en relación con la consulta previa, Opinión Jurídica, edición especial, pp. 57-72, July-December 2011.).

Adicionalmente hay que destacar que con frecuencia las preocupaciones de los actores locales se relacionan con el apego de las comunidades a su entorno geográfico inmediato, también definido como "identidad de lugar" (place-identity). Ésta es una variable que debe entrar en la discusión a la hora de analizar los conflictos socio-ambientales y la percepción de las comunidades sobre los mismos (WESTER-HERBE, 2004). Desde la psicología ambiental, diversas investigaciones han sugerido que la "identidad de lugar" es vital para conformar la identidad de una persona, y por tanto su sistema de valores y necesidades (PROSHANSKY et al., 1983PROSHANSKY, Harold M., et al. Place-identity: Physical world socialization of the self. Journal of Environmental Psychology , v. 3, n°1, p. 57-83, 1983.; KORPELA, 1989KORPELA, Kalevi Mikael. Place-identity as a product of environmental self-regulation. Journal of Environmental Psychology, v. 9, n° 3, p. 241-256, September 1989.; DIXON; DURRHEIM, 2000DIXON, John; DURRHEIM, Kevin. Displacing place-identity: A discursive approach to locating self and other. British Journal of Social Psychology, v. 39, p. 27-44, 2000.).

Las condiciones que determinan la identidad de lugar también se relacionan de forma estrecha con los modos de vida tradicionales y de subsistencia, especialemente en los entornos rurales. De este modo, la conformación de identidades "ecologistas populares" o relacionadas con el llamado "ecologismo de los pobres" según la terminología de Martínez Alier (2004), tiene especial relevancia en la estructuración y vertebración de las resistencias locales en opsición a los grandes proyectos extractivos, que pueden concurrir en áreas de gran riqueza natural y cultural, incluyendo territorios de comunidades indígenas ancestrales como en el caso que nos ocupa.

En relación a esta cuestión, adquieren gran relevancia las experiencias históricas previas en conflictos similares. En el caso de los conflictos derivados de explotaciones mineras la extensa y bien documentada tradición de impactos sobre el ambiente y la salud de las comunidades afectadasi i Ver, por ejemplo, el capítulo 2 de McNeill (2003), en el que el autor hace un completo repaso a los principales proyectos mineros de la historia, y a sus impactos ambientales y sociales. condicionan las percepciones negativas de una parte de la población de una forma totalmente lógica y esperable, tal y como veremos a continuación para el caso que nos ocupa: el Proyecto Mirador en el Cantón El Pangui, Ecuador.

Metodología

El proceso de investigación se inició recabando información sobre el contexto de El Pangui tanto a través de fuentes académicas secundarias como de informes institucionales y publicaciones aparecidas en prensa. Posteriormente se pasó al levantamiento de información primaria a través técnicas cualitativas, con objeto de conocer de forma directa las percepciones de la población del cantón. Previamente al desarrollo de la fase de campo se generaron acercamientos con grupos focales de cada parroquia, para generar confianza y conocimiento mutuo. Tras este proceso de toma de contacto con actores claves se pasó a levantar la información mediante entrevistas en profundidad. El hecho de escoger las entrevistas como herramienta metodológica permitió tener una mayor interacción con las personas entrevistadas, y por tanto entender de forma descriptiva las percepciones y experiencias que se puedan generar de la comunidad y de esta forma aproximarse a una visión más ajustada de los diferentes argumentos.

La elección de los entrevistados se basó en dos componentes: seleccionar una muestra de población general de la comunidad para recabar información general sobre la percepción de los conflictos; e identificar personas con opiniones polarizadas en el tema de minería para obtener la información respecto a la conflictividad enfocada en dicho tema.

Para el primer componente se realizó una selección estratificada proporcionalmente al azar sistemática en base a datos del INEC del año 2010ii ii El censo poblacional y de vivienda realizado por el INEC en el año 2010 determinó que el cantón el Pangui cuenta con 8.619 habitantes. INEC (2010). , a partir de la cual se pudo establecer la muestra de personas a entrevistar, incluyendo a esto variables como: edad, educación, etnia, sexo, nacionalidad y ocupación. En el segundo componente se tomaron en cuenta personas que ya tenían una posición polarizada sobre la minería, es decir estaban o muy a favor o muy en contra, y de esa manera se pudo explorar cuáles fueron las razones o motivos que los llevaron a asumir esa posición.

El desarrollo de la fase de campo se realizó en cada una de las tres parroquias y la cabecera cantonal. Primero se trabajó en el área rural, seguidamente las comunidades shuar y culminando en el área urbana, siguiendo la misma metodología en cada una de ellas. Para efectuar el análisis de la percepción del conflicto, nos basamos en el análisis narrativo y secuencial de Fritz Schuetze según la revisión de Jovchelovitch y Bauer (2000JOVCHELOVITCH, Sandra; BAUER, Martin W. Narrative interviewing. En: BAUER, Martin W. and GASKELL, G., (eds.) Qualitative researching with text, image and sound : a practical handbook. London: SAGE, 2000, pp. 57-74.). Para ello se codificaron las informaciones por cada entrevista estableciendo las variables principales; y se compararon dichas variables y las relaciones entre ellas. En el desarrollo de la investigación convivió de manera continuada con diferentes actores sociales y completar el levantamiento de información mediante la observación participante, para de esta forma disponer de una visión más clara de las diferentes percepciones surgidas en relación a los conflictos socio-ambientales.

El contexto: la minería en América Latina y Ecuador

Los conflictos mineros en América Latina y específicamente en la región andina son un tema extensamente tratado y bien documentado en los últimos años (BEBBINGTON et al., 2010BEBBINGTON, Anthony et al. Federating and defending: water, territory and extraction in the Andes. En: BOELENS, R., ARMANDO, G., GETCHES, D. (Eds.) Out of the Mainstream. London: Earthscan, 2010, p. 307-327.; BEBBINGTON, 2009; GUDYNAS, 2009GUDYNAS, Eduardo. Diez tesis urgentes sobre el nuevo extractivismo. Contextos y demandas bajo el progresismo sudamericano actual". En: VARIOS AUTORES. Extractivismo, política y sociedad. Quito: CAAP y CLAES, 2009, p. 187-225.; URKIDI, 2008URKIDI, Leire. Movimientos anti-mineros: el caso de Pascua-Lama en Chile. Revista Iberoamericana de Economía Ecológica, v. 8, p. 63-77, 2008.; WALTER, 2008WALTER, Mariana. Nuevos conflictos ambientales mineros en Argentina: el caso Esquel (2002-2003). Revista Iberoamericana de Economía Ecológica , v. 8, p. 15-28, 2008.). Desde los años ochenta, diversas reformas normativas para rentabilizar la inversión en el sector en la región han favorecido el aumento de la promoción minera (URKIDI, 2008, p. 67). Tras muchas de estas reformas ha estado el Banco Mundial, que a través de diversos incentivos que reformularon la regulación y promoción de la actividad minera, a través reducciones fiscales a la inversión privada (MORGAN, 2002MORGAN, Peter G. Mineral title management: the key to attracting foreign mining investments in developing countries? Applied Earth Science, vol. 111, p. 165-170, 2002.).

Estas reformas tuvieron lugar principalmente en Chile, México, Argentina, Perú, Brasil y Venezuela, y llevaron a que la región experimentase el crecimiento más significativo del sector minero que ningún otro mercado emergente ha tenido en los últimos 10 años (WALTER, 2008WALTER, Mariana. Nuevos conflictos ambientales mineros en Argentina: el caso Esquel (2002-2003). Revista Iberoamericana de Economía Ecológica , v. 8, p. 15-28, 2008., p. 19). Sin embargo, el caso de Ecuador es en cierto modo particular dentro de la región por su tardía incorporación a esta dinámica. Y precisamente por eso, Ecuador es un país referencial a la hora de estudiar los conflictos mineros hoy en día, debido al proceso político de diversas reformas legales en torno a la minería que desembocaron en la nueva ley aprobada en julio de 2013.

En efecto, país ha vivido grandes cambios a partir de la nueva Constitución de la República del Ecuador en el año 2008, entre ellos el reconocimiento de la naturaleza como sujeto de derechos, lo que supone una serie de presupuestos de partida a nivel legal, pero también en relación a las expectativas y percepciones de la población local. Sin duda, la reciente aprobación de la nueva Ley de Minería ha provocado diferentes opiniones a nivel local como a nivel nacional, tanto para el Gobierno como para las comunidades, organizaciones ambientalistas y pro-mineras, y la sociedad civil en general.

Este marco legal regulador resulta de primordial importancia en cuanto a las garantías de respeto de la naturaleza y el posible conflicto de intereses con grandes proyectos extractivos, controversia que ha generado diversidad de debates en el país y que continúa siendo uno de los principales argumentos de colectivos ambientalistas e indígenas. Precisamente los movimientos de oposición al extractivismo muestran un carácter heterogéneo realmente interesante, donde se mezclan perfiles rurales y urbanos con una alta diversidad política y étnica (VELÁSQUEZ, 2012VELÁSQUEZ, Teresa A. The science of corporate social responsibility (CSR): Contamination and conflict in a mining project in the southern Ecuadorian Andes. Resources Policy, v. 37, n° 2, p. 233-240, June 2012. ).

La literatura científica reciente ha descrito detalladamente diversas dimensiones a los conflictos ambientales en torno a la minería en el particular contexto ecuatoriano. Se ha tenido en cuenta impacto ambiental de los proyectos, principalmente sobre los recursos hídricos (VELÁSQUEZ, 2012VELÁSQUEZ, Teresa A. The science of corporate social responsibility (CSR): Contamination and conflict in a mining project in the southern Ecuadorian Andes. Resources Policy, v. 37, n° 2, p. 233-240, June 2012. ; ACOSTA; MARTINEZ, 2010ACOSTA, Alberto; MARTÍNEZ, Esperanza (Eds.). Agua: un derecho humano fundamental, Quito: Abya-Yala, 2010.); pero también otras cuestiones a nivel de confrontación de discursos activistas, políticos y científicos en conflictos mineros (BUCHANAN, 2012).

En este contexto el Presidente de la República del Ecuador el 5 de marzo de 2012 firmó el convenio para la explotación de cobre a cielo abierto en la parroquia Tundayme del cantón El Pangui con la compañía Ecuacorriente (ECSA, S.A.), empresa canadiense en su origen y que en la actualidad es propiedad de las compañías de chinas Tongling Non- Ferrous Metals y China Railway Construction Corporation. De este modo se convirtió en el primer proyecto minero a gran escala en el país, hecho que generó gran incertidumbre en buena parte de los pobladores de todo el cantón El Pangui, e incluso en el resto del Ecuador.

El conflicto surgido en El Pangui a raíz de la puesta en marcha del Proyecto Mirador muestra a la perfección las características mencionadas. El caso ha sido recogido por la literatura científica a través de la obra de Ximena Warnaars (2010WARNAARS, Ximena. Territorial Transformation in El Pangui, Ecuador. Documento de Trabajo N° 60. Programa Dinámicas Territoriales Rurales, Santiago de Chile: Rimisp, 2010. , 2012a, 2012b), además de algunos estudios concretos sobre el impacto del proyecto desde la perspectiva de los Derechos Humanos (CEDUH et al., 2010).

Es importante resaltar que la zona en la cual se encuentra el Proyecto Mirador es una zona de alta diversidad biológica de flora y fauna, posee áreas protegidas por ser parte de la Cordillera del Cóndor lo que ha generado intensos debates sobre el desarrollo de la actividad minera a gran escala en esa localización. La enorme biodiversidad en la Cordillera del Cóndor ha sido destacada en estudios realizados por Conservación Internacional y el Missouri Botanical Garden (MBG), y aunque todos los estudios realizados destacan el interés científico de la zona, también subrayan lo incompleto de las evaluaciones realizadas hasta la fecha (CHICAIZA, 2010CHICAIZA, Gloria. El Enclave Minero en la Cordillera del Cóndor. Quito: Acción Ecológica Ecuador, 2010.). Adicionalmente, y como se resaltaba en la introducción, tanto en la Cordillera del Cóndor como en otros lugares del cantón se asientan distintas comunidades pertenecientes a la nacionalidad Shuar, con las implicaciones que ellos conlleva a la hora de percibir ciertos conflictos en torno a la relación entre hombre y naturaleza.

Resultados

Percepción de conflictos socio-ambientales en El Pangui

Durante los seis meses de trabajo de campo en el cantón el Pangui, se realizaron entrevistas en las tres parroquias del cantón: Pachicutza, El Guismi, y Tundayme; y en el municipio de El Pangui, cabecera cantonal. Al realizar el levantamiento de información en cada una de las parroquias del cantón con respecto a la percepción de la población sobre conflictos socioambientales, se pudieron obtener resultados interesantes tanto a nivel de calidad social y ambiental en general, como en relación a las amenazas esperadas con el comienzo de la fase extractiva del Proyecto Mirador. De acuerdo a la información obtenida, es evidente que existe una alta percepción de conflictividad de diversos aspectos sociales y ambientales de los habitantes de El Pangui, tanto en el momento del levantamiento de datos como a nivel de expectativas con la puesta en marcha del proyecto minero.

Cuadro 1
Conflictos socio-ambientales presentes vs. Amenazas esperadas por minería. Fuente: Elaboración propia.

A nivel social, los peligros derivados de la llegada de la minería en sus fases previas a la explotación son claramente las causas principales de división poblacional percibidas en cada una de las parroquias del cantón El Pangui. Otro factor relacionado y común a las tres parroquias y su cabecera cantonal es la migración. Este proceso migratorio relacionado con las fases iniciales del proyecto minero es percibido a su vez como factor generador de otras amenazas.

Los habitantes de todas las parroquias ven la migración de personas externas hacia el cantón el Pangui como una puerta hacia el aumento de la delincuencia, alcoholismo, drogadicción y de lugares de ocio que puedan ser foco de conflicto ya sean bares o prostíbulos. Además se señalaron otros posibles factores como el desempleo de habitantes locales frente a la contratación de foráneos; el aumento de la incidencia de diferentes enfermedades; mayor división de los grupos sociales locales por un aumento de las condiciones de desigualdad; y un posible aumento de hechos delictivos violentos como robos y matanzas. Estas percepciones se relacionan con las experiencias previas en contextos mineros en la región sur del Ecuador, especialmente los asentamientos de minería de oro artesanal de Nambija y Chinapintza, en la misma provincia de Zamora Chinchipe (SÁNCHEZ-VÁZQUEZ ET AL., 2016SÁNCHEZ-VÁZQUEZ, Luis; ESPINOSA, María Gabriela; EGUIGUREN, María Beatriz. "Golden reality" or the "reality of gold": Artisanal mining and socio-environmental conflict in Chinapintza, Ecuador. Extractive Industries and Society, January 2016 (in print).), que además convergen con cuestiones propias del imaginario anti-minero global (MARTÍNEZ-ALIER, 2001MARTÍNEZ ALIER, Joan. Mining conflicts, environmental justice, and valuation. Journal of Hazardous Materials, v. 86., n° 1-3, 153-170, September 2001.).

Como se puede observar en el cuadro resumen, en la parroquia de Tundayme se identificaron ciertas preocupaciones específicas relacionadas con el hecho de ser el territorio donde se localiza la mina y por tanto directamente afectado por el proceso extractivo, de una forma más acentuada que el resto de parroquias. Esto implica que se destacasen conflictos como la compra terrenos por la empresa ECSA, S.A. o la reubicación de las personas afectadas en el momento de realizar la investigación. También resulta llamativo que se incluyeran entre las problemáticas esperadas con la fase de explotación la apertura de un nuevo puente para permitir el paso de maquinaria pesada y comunicar la parroquia con el resto del cantón.

Otra situación a destacar es la aparición entre las preocupaciones sociales la forma de tenencia de tierras de las comunidades Shuar, que es a través de título global comunitario. Este hecho pone de manifiesto el choque de visiones y la incompatibilidad de los lenguajes de valoración de la empresa y dichas comunidades, a la hora de comprar tierras y ofrecer reubicaciones. Los pobladores Shuar, aunque quisieran vender su tierra a la empresa por una compensación económica, como era el caso de algunos de ellos, se veían impedidos por la propia ley indígena basada en su cosmovisión y su vinculación con el territorio. Hay que puntualizar que los conflictos que enfrentan los Shuar con respecto a la tenencia y uso de la tierra están a su vez estrechamente conectados con la fractura de una identidad colectiva en la que el entorno natural es mucho más que un recurso económico. En este sentido, es conveniente utilizar el concepto de "cosmografías" ("cosmographies"), definido por Paul Little como "las identidades colectivas e históricamente contingentes, ideologías y sistemas de conocimiento sobre el entorno desarrollados por un grupo social para establecer y mantener territorios humanos. Las cosmografías abarcan la relación simbólica y afectiva que un grupo mantiene con su entorno biofísico, lo que crea lazos de identidad entre un grupo social y un área geográfica" (2001:5).

Por supuesto, la cuestión de la cosmografía Shuar, la puesta en valor de su cosmovisión y el ejercicio de sus derechos colectivos indígenas es una cuestión compleja que no se da sin contradicciones, no solo en la cestión de la propiedad territorial sino también en relación a los elementos que se analizan más adelante. Las formas de resistencia y valoraciones en este sentido no fueron homogéneas dentro de las comunidades Shuar, pero sí podemos destacar que el hecho de poseer títulos comunitarios representaba un foco de conflictividad para algunos de ellos, ya fueran partidarios de la venta y reubicación o no.

En cuanto al aspecto ambiental, la población local obviamente también percibía conflictos que no son producto de la actividad minera, sino que estaban presentes desde hace algún tiempo o se estaban generando en la actualidad independientemente de la llegada del proyecto minero. Entre ellos se destacan principalmente el amontonamiento de basura; la quema de basura inorgánica; y la contaminación de agua por no contar con el servicio de recolección de basura. Esta situación es común a las tres parroquias y en la cabecera cantonal, específicamente en área rural y comunidades Shuar.

Adicionalmente, y como era de esperar, las localidades del cantón El Pangui se encuentran en un estado de alerta elevado en relación a las posibles amenazas ambientales que se pudieren generar por la explotación minera. En sus tres parroquias más la cabecera cantonal existe un claro consenso al señalar con gran énfasis la potencial amenaza de la contaminación de recursos naturales, tanto a nivel de fuentes de agua, como de aire y suelo, así como la destrucción y degradación de los bosques del entorno. Además, destacan la posibilidad de nuevas enfermedades o pestes para el ganado como otra fuente de conflicto relevante.

Los temores ante la puesta en marcha de la explotación

La explotación minera se ha convertido en los últimos años, por diversas razones ya comentadas, en el mayor temor o preocupación para los panguenses. Pero un hecho que destacaron muchos de los pobladores al ser preguntados por la razón principal fue la falta de información. En el momento de la investigación la mayoría de los pobladores no conocían los detalles del desempeño de la compañía minera ECSA S.A en sus diferentes fases, pese a que ya la compañía se encontraba en fase de construcción del campamento y otras infraestructuras, lo que contribuyó a generar estas condiciones de gran temor y preocupación.

La población del cantón El Pangui nunca se sintió lo suficientemente informada, sobre el proyecto, y los procesos informativos y de socialización birndados por la empresa, principalmente a través de los espacios de socialización y participación de los Estudios de Impacto Ambiental y las políticas de Responsabilidad Social Corporativa de la compañía. De hecho, estos espacios no contribuyeron a la generación de confianza sino que aumentaron las dudas y reticencias de la población (WARNAARS, 2012WARNAARS, Ximena. Why be poor when we can be rich? Constructing responsible mining in El Pangui, Ecuador, Resources Policy , Volume 37, Issue 2, Pages 223-232, June 2012.b). Este factor resultó clave en la conformación de la percepción sobre los conflictos asociados a la minería, y la generación de temores o miedos entre la población.

Los temores más sensibles para la población se evaluaron en función del inicio de la fase de explotación del Proyecto Mirador. Se pulsaron los miedos que causaban mayor preocupación para la población del cantón El Pangui en el momento del levantamiento de datos, y las razones que los llevaron a asumirlos.

Cuadro 2:
Temores de la población relacionados con la minería. Fuente: Elaboración propia.

Entre las posibles amenazas percibidas por la población que se podrían originar por la explotación de cobre, destacaron las relacionaban con el hecho de perder las condiciones adecuadas de su entorno con los impactos sociales y ambientales que se pudieran generar en dicho proceso.

La parroquia de Tundayme, ubicada en la zona de influencia directa de explotación, es por razones obvias donde los habitantes sienten mayor vulnerabilidad. En esta parroquia es donde se han originado los conflictos más acentuados en todo el cantón entre pobladores de diferentes posiciones respecto a la minería, pro y contra. Estos conflictos han desencadenado reacciones violentas por ambas partes, lo que ha generado gran temor entre la población y ha supuesto que la resolución violenta de los conflictos destaque como la principal preocupación de la parroquia.

Otro de los miedos más acusados de la población en Tundayme es el de perder sus propiedades y ser reubicados. La compañía minera ECSA, S. A. está aún inmersa en un proceso de adquisición de terrenos y negociación con los habitantes del sector para reubicarlos en parroquias cercanas e incluso en la cabecera cantonal. La población de la parroquia ofreció resistencias en distinto grado de intensidad a la hora de ser parte de este plan de reubicación, que todavía hoy sigue resultando uno de los conflictos más enconados en el cantón (WARNAARS, 2012WARNAARS, Ximena. Why be poor when we can be rich? Constructing responsible mining in El Pangui, Ecuador, Resources Policy , Volume 37, Issue 2, Pages 223-232, June 2012.). En especial los moradores del barrio San Marcos, en el que se han producido episodios violentos de resistencia anti minera, y que en la actualidad se encuentra prácticamente desalojado por completo.

No sólo los habitantes de esta parroquia, sino también algunos otros pertenecientes a la cabecera cantonal (tanto del área rural como de la urbana), demostraron una preocupación en especial por los impactos sociales y ambientales que se generaren en base a la actividad minera derivada del Proyecto Mirador y que pudieran afectar a las generaciones futuras. Este argumento se puso de manifiesto especialmente en pobladores con un alto vínculo con su territorio por razones laborales (agricultores o ganaderos); culturales (miembros de la nacionalidad Shuar); pero también por convicciones morales y visiones de respeto a la naturaleza.

Polarización entre pro y anti-mineros

Las razones o argumentos de aquellas personas con una posición polarizada con respecto a la minería en el cantón, variaron notablemente según el peso que se diera a los argumentos de corte económico, social o ambiental. Pero dichas posiciones también estuvieron influidas por razones de tipo cultural, de "cosmografía"o de apego al territorio, como se verá a continuación.

Las personas con una postura a favor de la minería sentían la seguridad de que la compañía minera cumpliría con sus obligaciones tanto a nivel social, de condiciones laborales, o de respeto ambiental. Pero principalmente priorizaron la cuestión de los beneficios socio- económicos para el cantón El Pangui. Este es un patrón que se repite con frecuencia al analizar la conflictividad socio-ambiental de los proyectos mineros a gran escala: el reparto de los beneficios económicos como factor clave en la generación y evolución de los conflictos (ARELLANO-YANGUAS, 2012ARELLANO-YANGUAS, Javier. ¿Minería sin fronteras? Conflicto y desarrollo en regiones mineras del Perú, Lima: Instituto de Estudios Peruanos y Pontificia Universidad Católica del Perú, 2012.).

En este análisis de las visiones pro-mineras, resulta sumamente esclarecedora la visión de los conflictos directamente aportada por la compañía ECSA S.A. A través de una de sus representantesiii iii Entrevista con Soraya Díaz, coordinadora de Proyectos Comunitarios en la empresa ECSA, S.A. en junio de 2012. , se manifestó que se iban a apoyar a los sectores directamente afectados; que se había socializado el proyecto, y que se brindó la información disponible al efecto (en contra de la percepción general de la población, como se apuntó anteriormente). Pero también se puso de manifiesto que eran conscientes de que en ciertos barrios no eran bienvenidos, y ese fue su argumento para justificar el no haber podido tener diálogos con la comunidad y explicarles más a fondo el proyecto minero.

Según esta representante, es cierto que se capacitó a los trabajadores de la empresa, y se resaltó la futura realización del proyecto comunitario de capacitación "Escuela de Cobre", centro de formación y capacitación para la población del cantón El Pangui. Este argumento se esgrime desde la empresa en contraposición a los reclamos desde el sector anti-minero que señala que la población local aún no cuenta con personas especializadas en el campo metalúrgico y de ingeniería extractiva, por ende las plazas de trabajo disponibles en la compañía minera no iban a poder ser ocupadas por los pobladores del cantón, sino que únicamente se podrían dedicar a lo que respecta a trabajo de mano de obra.

Cuadro 3
Argumentos a favor y en contra de la minería. Fuente: Elaboración propia.

Por último, desde la empresa se recalcó que el campamento estaba abierto a las personas que quisieran entrar y conocer el trabajo más de cerca, y que la empresa disponía de un plan de ayuda comunitario, con diferentes proyectos adaptados a los diferentes sectores poblacionales: niños, jóvenes, mujeres, adultos mayores.

Sin embargo, aquellas personas que formaron (y en muchos casos aún forman) parte de la oposición nos dieron otra visión totalmente distina. Todos ellos afirmaron que había existido una falta de acuerdo respecto al proyecto desde que la compañía minera ECSA S.A se encontraba en manos canadienses, aproximadamente unos 11 años antes de la presente investigación. Desde este sector se argumenta que ha existido un fenómeno de lucha constante, asumiendo esta posición desde que tuvieron conocimiento de explotación de minerales en el cantón, siendo las preocupaciones ambientales y sociales para los pobladores locales sus principales causas de defensa del territorio.

La resistencia anti-minera en el cantón ha experimentado una evolución evidente durante el periodo mencionado. En los inicios, varias organizaciones Shuar y otras organizaciones de la sociedad civil panguense participaron de un proceso multiparcial de resistencia que incluyó a las juntas parroquiales y organizaciones campesinas, y contó con apoyo de ONGs como Care o Arco Iris. Se realizaron diversos talleres y foros, y en el municipio de El Pangui se creó el Comité en Defensa de la Salud, la Naturaleza y de la Vida, creado en oposición a ECSA por "atentar contra sus formas de vida" (LATORRE, 2012LATORRE, Sara. El movimiento ecologista popular anti-minero en el Ecuador, Ecuador Debate, nº 87, 2012.). El citado Comité lideró la lucha anti-minera en el cantón hasta los episodios de violencia registrados en el año 2006, punto de inflexión que provocó la pérdida de participación progresiva de algunos de los líderes de la resistencia debido a diversas circunstacias, como agotamiento o criminalización de la protesta (WARNAARS, 2012WARNAARS, Ximena. Why be poor when we can be rich? Constructing responsible mining in El Pangui, Ecuador, Resources Policy , Volume 37, Issue 2, Pages 223-232, June 2012.). Después de un paréntesis reorganizativo, la lucha ha sido liderada por Cascomi (Comunidad Amazónica de Acción Social Cordillera del Cóndor) , una agrupación compuesta por campesinos mestizos y población Shuar que ha centrado sus reclamos en los conflictos territoriales, y la reivindicación de los derechos colectivos de las comunidades afectadas.

El proceso de resistencia se ha relacionado de este modo con la cosmografía indígena Shuar a través de nuevas e innovadoras expresiones de lo que se entiende como ecologismo popular o "ecologismo de los pobres" (MARTÍNEZ-ALIER, 2004MARTÍNEZ ALIER, Joan. El ecologismo de los pobres. Conflictos ambientales y lenguajes de valoración. Barcelona: Icaria, 2004.). Por un lado, los principios del indigenismo y los derechos colectivos sobre territorio ancestral, títulos globales y consulta previa, constituyen importantes elementos que determinan la forma que adopta la resistencia y negociación en el contexto del Proyecto Mirador. Consideramos que estos son proyectos políticos que también se suman a la construcción de distintos modelos de desarrollo y de visiones de la relación entre lo humano y la naturaleza, y que a su vez contienen la esencia de la noción de Sumak Kawsay incorporada en la Constitución de la República del Ecuador.

Bien es cierto que, como ya se ha apuntado, las posiciones dentro de las comunidades Shuar no se pueden considerar homogéneas. Por ejemplo, varios representantes de dicha nacionalidad mostraron posiciones favorables a la minería esgrimiendo principalmente argumentos económicos, e incluso la Federación Shuar de Zamora Chinchipe (FESZCH) se posicionó con una actitud pro-minera, con una participación activa en los episodios vilentos de 2006.

Sin embargo, en algunas de estas comunidades Shuar también se puso de manifiesto la especificidad de su cosmovisión en cuanto a la relación hombre-naturaleza y las posibles amenazas para las generaciones futuras, poniendo en valor la ya apuntada "cosmografía Shuar". Pero esta valoración de la calidad ambiental como un bien no reemplazable o compensable económicamente no se limitó a las comunidades indígenas, sino que fue argumentada por otros pobladores que expresaron su apego al territorio donde vivieron durante toda la vida, reflejando un fuerte sentimiento de "identidad de lugar", expresando su temor ante la amenaza de sus formas de vida tradicionales y explicitando así su condición de ecologistas populares.

Esta visión entraba en conflicto explícito con las valoraciones de los pobladores pro-mineros, que no sólo daban prioridad a las compensaciones económicas y las oportunidades de desarrollo para la región, sino que en relación al tema ambiental expresaron su confianza en las técnicas de mitigación de impacto ambiental y en la llamada "minería responsable" para realizar una explotación que no fuera dañina en exceso para el entorno o los pobladores. Como se puede ver, la población del cantón El Pangui ejemplifica de forma clara el "choque de lenguajes de valoración" (clashes of valuations), que llevan apareados los grandes proyectos extractivos planteados en territorios rurales e indígenas.

Discusión y conclusiones

Resulta evidente que la percepción de conflictividad socio-ambiental en el cantón El Pangui está claramente asociada a la minería a gran escala del Proyecto Mirador. El análisis efectuado en este trabajo resalta que la minería es el factor más sensible a la hora de percibir los conflictos socio-ambientales, por el miedo a sus impactos sociales y ambientales que se puedan generar en etapas posteriores. Pero si bien los impactos socio-ambientales de la minería a gran escala son la principal causa de conflictividad en El Pangui, no son la única fuente de desacuerdo entre los habitantes respecto a aspectos socio-ambientales. También la población del cantón en su mayoría es consciente de que existen conflictos pre-minería que se generaron por otros factores ajenos a la explotación minera, y les preocupan temas como la calidad del agua y del suelo, la ganadería y la agricultura, el manejo de los desechos sólidos, la cohesión social o la tenencia de la tierra.

Tanto desde el sector empresarial como desde el gubernamental se hace hincapié en la opción de ejecutar el proyecto de forma responsable, con distintos procesos de disminución de los impactos ambientales en su proceso de explotación. Esta opción de minería responsable ha sido bien recibida por ciertos pobladores del cantón, que ponen sus expectativas en la llegada de ingresos y desarrollo económico a su territorio. Pero el discurso de la minería responsable también ha causado gran incredulidad en buena parte de los habitantes de El Pangui, sobre todo en cuanto a las condiciones ambientales que generará este tipo de minería a gran escala en la zona a medio y largo plazo. La resistencia anti-minera en el cantón, una coalición inter-étnica que combina elementos de la cosmografía Shuar con la resistencia del ecologismo popular representada principalmente por agricultores y ganaderos locales, pone de manifiesto cómo la llegada del proyecto minero resulta una amenaza a su modo de vida tradicional.

Poner el enfoque en la percepción de los conflictos de la comunidad y los lenguajes de valoración que se contraponen en el caso del Proyecto Mirador, permite identificar los dos grupos de actores claramente diferenciados en cuanto a su posición respecto a la minería. En cierto modo, los argumentos de ambos grupos reproducen el esquema clásico de los conflictos mineros: mientras los pobladores a favor de la minería esgrimen argumentos como la creación de puestos de trabajo, las regalías económicas para inversiones en el cantón o la esperanza de desarrollo para la región; los anti-mineros recurren a una serie de valoraciones más amplias y complejas, que van desde la manipulación política y la división poblacional, a diferentes posiciones de conservación y protección ambiental. Y aunque algunos de estos argumentos enfrentados sí pueden ser comparables y entrar en discusión, por ejemplo a nivel económico; a la hora de valorar otras cuestiones de índole socio-cultural o económica entran en juego lógicas de valoración muy distintas, que pueden resultar inconmensurables.

En el caso que nos ocupa, la cuestión de la tenencia y posesión de la tierra según la cosmovisión y la cosmografía Shuar y sus propias leyes indígenas confrontan con los planes de compra de terrenos de la empresa minera y los partidarios de la minería. De igual manera, las visiones sobre el respeto y la conservación de la naturaleza de algunos representantes locales, no sólo de la nacionalidad Shuar, entra en fuerte conflicto con la posibilidad de la explotación, incluso con las visiones de una minería respetuosa con el ambiente.

Tanto el sector empresarial como las agencias gubernamentales implicadas en el desarrollo de proyectos con impactos ambientales altos y riesgos derivados, tienen cada vez más asumido que se deben tener en cuenta tanto la opinión como las preocupaciones de la población local para intentar mediar y reducir la intensidad de los conflictos derivados de dichos proyectos (SPADONI, 2013SPADONI, Eliana. El rol de la defensoría del pueblo en los conflictos ambientales: el caso de la cuenca matanza riachuelo, Ambiente & Sociedade, São Paulo v. XVI, n. 2, p. 47-62, April-June 2013.). Un paso más sería asumir que las percepciones condicionadas por la cultura y los distintos lenguajes de valoración empleados deben ser contemplados en las discusiones. Y aunque existen iniciativas que se ponen en marcha en este sentido, aún queda un largo camino por recorrer. Especialmente a la hora de valorar los riesgos ambientales vinculados a grandes proyectos extractivos, se deben tener en cuenta el análisis del proyecto en términos de la percepción de la población de los riesgos ambientales, pero también de las preferencias sobre los mecanismos de toma de decisiones, la confianza en expertos e instituciones y la sensación de justicia sobre la distribución de los costes y los beneficios (MURADIAN et al. 2003).

Como propone Mariana Walter a este respecto, se hace necesario "reflexionar sobre la necesidad de desarrollar mecanismos de evaluación y toma de decisiones más inclusivos y equilibrados en cuanto a la diversidad de actores, valores e intereses que contemplen la distribución del poder de decisión entre ellos." (WALTER, 2008WALTER, Mariana. Nuevos conflictos ambientales mineros en Argentina: el caso Esquel (2002-2003). Revista Iberoamericana de Economía Ecológica , v. 8, p. 15-28, 2008., p.27). Y en esta línea se deben plantear las propuestas de actuación desde la academia y los movimientos sociales, planteando un trabajo coordinado con objeto de monitorear y evaluar los conflictos socio-ambientales que se generen y facilitar el manejo no violento de los mismos.

Referencias bibliográficas

  • ACSELRAD, Henri (Org). Conflitos ambientais no Brasil. Rio de Janeiro: Relume Dumará, 2004.
  • ADEOLA, Francis. Cross-national environmentalism differentials: Empirical evidence from core and non-core nations. Society & Natural Resources, v. 11, p. 339-364, 1998.
  • ADEOLA, Francis. Cross-national environmental injustice and human rights issues. American Behavioural Scientist, v. 43, n° 4, p. 686-706, 2000.
  • ACOSTA, Alberto; MARTÍNEZ, Esperanza (Eds.). Agua: un derecho humano fundamental, Quito: Abya-Yala, 2010.
  • ALONSO, Angela; COSTA, Valeriano. Por uma sociologia dos Conflitos ambientais no Brasil . En: ALIMONDA, H. (ed). Ecología política. Nueva Naturaleza, sociedad y utopía. Buenos Aires: CLACSO, 2002.
  • ARELLANO-YANGUAS, Javier. ¿Minería sin fronteras? Conflicto y desarrollo en regiones mineras del Perú, Lima: Instituto de Estudios Peruanos y Pontificia Universidad Católica del Perú, 2012.
  • AVCI, Duygu et al. Valuation languages in environmental conflicts: How stakeholders oppose or support gold mining at Mount Ida, Turkey. Ecological Economics, v. 70, n° 2, 15, p. 228-238, December, 2010.
  • BEBBINGTON, Anthony et al. Federating and defending: water, territory and extraction in the Andes. En: BOELENS, R., ARMANDO, G., GETCHES, D. (Eds.) Out of the Mainstream. London: Earthscan, 2010, p. 307-327.
  • BEBBINGTON, Anthony. The New Extraction: Rewriting the Political Ecology of the Andes? NACLA Report on the Americas, v. 42, n°5, p. 12-20, 2009.
  • BUCHANAN, Karen S. Contested discourses, knowledge, and socio-environmental conflict in Ecuador. Environmental Science & Policy, v. 30, p. 19-25, June 2013.
  • CEDUH, FIDH; R&D. Large-Scale Mining in Ecuador and Human Rights Abuses: The case of Corriente Resources Inc., Comisión Eucuménica de Derechos Humanos (CEDUH), International Federation for Human Rights (FIDH) and Rights & Democracy (R&D), 2010.
  • CHICAIZA, Gloria. El Enclave Minero en la Cordillera del Cóndor. Quito: Acción Ecológica Ecuador, 2010.
  • DIXON, John; DURRHEIM, Kevin. Displacing place-identity: A discursive approach to locating self and other. British Journal of Social Psychology, v. 39, p. 27-44, 2000.
  • GUDYNAS, Eduardo. Diez tesis urgentes sobre el nuevo extractivismo. Contextos y demandas bajo el progresismo sudamericano actual". En: VARIOS AUTORES. Extractivismo, política y sociedad. Quito: CAAP y CLAES, 2009, p. 187-225.
  • GUHA, Ramachandra; MARTÍNEZ ALIER, Joan. Varieties of environmentalism: essays North and South. London: Earthscan Publications. 1997.
  • FISCHER, Ilan. Several eyes for an eye: The impact of biased perceptions and noise on conflict escalation patterns. Peace and Conflict: Journal of Peace Psychology, v. 17, n° 1, 2011.
  • FRAGA, Julia. Local perspectives in conservation politics: the case of the Ría Lagartos Biosphere Reserve, Yucatán, México. Landscape and Urban Planning, v. 74, n 3-4, p. 285-295, February 2006.
  • HOMER-DIXON, Thomas. Environment, Scarcity and Violence, Princeton: Princeton University Press, 1999.
  • INEC. Ecuador - VII Censo de Población y VI de Vivienda, 2010. Available in http://anda.inec.gob.ec/anda/index.php/catalog/270/overview consulted the 27/01/2015
    » http://anda.inec.gob.ec/anda/index.php/catalog/270/overview consulted the 27/01/2015
  • JOVCHELOVITCH, Sandra; BAUER, Martin W. Narrative interviewing. En: BAUER, Martin W. and GASKELL, G., (eds.) Qualitative researching with text, image and sound : a practical handbook. London: SAGE, 2000, pp. 57-74.
  • KORPELA, Kalevi Mikael. Place-identity as a product of environmental self-regulation. Journal of Environmental Psychology, v. 9, n° 3, p. 241-256, September 1989.
  • LATORRE, Sara. El movimiento ecologista popular anti-minero en el Ecuador, Ecuador Debate, nº 87, 2012.
  • LITTLE, Paul E. Amazonia: territorial struggles on perennial frontiers. Baltimore: Johns Hopkins University Press, 2001.
  • LIU, Jing et al. Environmental attitudes of stakeholders and their perceptions regarding protected area-community conflicts: A case study in China. Journal of Environmental Management, v. 91, n° 11, p. 2254-2262, November 2010.
  • MARTÍNEZ ALIER, Joan. Mining conflicts, environmental justice, and valuation. Journal of Hazardous Materials, v. 86., n° 1-3, 153-170, September 2001.
  • MARTÍNEZ ALIER, Joan. El ecologismo de los pobres. Conflictos ambientales y lenguajes de valoración. Barcelona: Icaria, 2004.
  • MAX-NEEF, Manfred. Desarrollo a Escala Humana, Barcelona: Icaria , 1994.
  • MCNEILL, John R. Algo nuevo bajo el sol: historia medioambiental del mundo en el siglo XX. Madrid: Alianza Editorial, 2003.
  • MORGAN, Peter G. Mineral title management: the key to attracting foreign mining investments in developing countries? Applied Earth Science, vol. 111, p. 165-170, 2002.
  • MUNDA, Giuseppe. Social Multi-criteria Evaluation for a Sustainable Economy, Heidelberg: Springer, 2008.
  • OLTREMARIA, Juan V. y JACKSON, Royal G. Conflicts, Perceptions, and Expectations of Indigenous Communities Associated with Natural Areas in Chile. Natural Areas Journal, v. 26, n° 2, p. 215-220, 2006.
  • ORTIZ-T., Pablo; et al. Mirar Los Conflictos Socioambientales: Una Relectura de Conceptos, Métodos y Contextos. Quito: Secretaría de Pueblos, Movimientos Sociales y Participación Ciudadana/ Abya-Yala, 2011.
  • PAHL-WOSTL, Claudia. The implications of complexity for integrated resources management. Environmental Modelling & Software, v. 22, n° 5, p. 561-569, May 2007.
  • PROSHANSKY, Harold M., et al. Place-identity: Physical world socialization of the self. Journal of Environmental Psychology , v. 3, n°1, p. 57-83, 1983.
  • RADCLIFFE, Sarah A. Frontiers and popular nationhood: geographies of identity in the 1995 Ecuador-Peru border dispute. Political Geography, v. 17, nº 3, p. 273-293, 1998.
  • RODRÍGUEZ, Gloria A. Proyectos y conflictos en relación con la consulta previa, Opinión Jurídica, edición especial, pp. 57-72, July-December 2011.
  • ROSENBERG, Marshall. Nonviolent Communication: A Language of Life. Encinitas, CA: Puddledancer Press, 2003.
  • RUBENSTEIN, Steven. La conversión de los Shuar, ICONOS v.22, p. 27-48, 2005.
  • SÁNCHEZ-VÁZQUEZ, Luis; ESPINOSA, María Gabriela; EGUIGUREN, María Beatriz. "Golden reality" or the "reality of gold": Artisanal mining and socio-environmental conflict in Chinapintza, Ecuador. Extractive Industries and Society, January 2016 (in print).
  • SANTANDREU, Alain; GUDYNAS, Eduardo. Ciudadanía en movimiento: participacion y conflictos ambientales. Montevideo: Ediciones Trilce, 1998.
  • SPADONI, Eliana. El rol de la defensoría del pueblo en los conflictos ambientales: el caso de la cuenca matanza riachuelo, Ambiente & Sociedade, São Paulo v. XVI, n. 2, p. 47-62, April-June 2013.
  • URKIDI, Leire. Movimientos anti-mineros: el caso de Pascua-Lama en Chile. Revista Iberoamericana de Economía Ecológica, v. 8, p. 63-77, 2008.
  • VELÁSQUEZ, Teresa A. The science of corporate social responsibility (CSR): Contamination and conflict in a mining project in the southern Ecuadorian Andes. Resources Policy, v. 37, n° 2, p. 233-240, June 2012.
  • WALTER, Mariana. Nuevos conflictos ambientales mineros en Argentina: el caso Esquel (2002-2003). Revista Iberoamericana de Economía Ecológica , v. 8, p. 15-28, 2008.
  • WARNAARS, Ximena. Territorial Transformation in El Pangui, Ecuador. Documento de Trabajo N° 60. Programa Dinámicas Territoriales Rurales, Santiago de Chile: Rimisp, 2010.
  • WARNAARS, Ximena. Sin fronteras: minerales, territorio y movimientos sociales en la Amazonía ecuatoriana, Revista THEOMAI: Estudios sobre Sociedad y Desarrollo, v. 25, p. 87-93, 2012.
  • WARNAARS, Ximena. Why be poor when we can be rich? Constructing responsible mining in El Pangui, Ecuador, Resources Policy , Volume 37, Issue 2, Pages 223-232, June 2012.
  • WINSTOK, Zeev. Perceptions, emotions, and behavioral decisions in conflicts that escalate to violence. Motivation and Emotion, v. 31, p. 125-136, 2007.

  • i
    Ver, por ejemplo, el capítulo 2 de McNeill (2003), en el que el autor hace un completo repaso a los principales proyectos mineros de la historia, y a sus impactos ambientales y sociales.
  • ii
    El censo poblacional y de vivienda realizado por el INEC en el año 2010 determinó que el cantón el Pangui cuenta con 8.619 habitantes. INEC (2010).
  • iii
    Entrevista con Soraya Díaz, coordinadora de Proyectos Comunitarios en la empresa ECSA, S.A. en junio de 2012.

Fechas de Publicación

  • Publicación en esta colección
    Apr-Jun 2016

Histórico

  • Recibido
    26 Mar 2014
  • Acepto
    17 Dic 2015
ANPPAS - Revista Ambiente e Sociedade Anppas / Revista Ambiente e Sociedade - São Paulo - SP - Brazil
E-mail: revistaambienteesociedade@gmail.com